La Gran Impostura, Thierry Meyssan

“Septiembre parece anunciar mucha sangre,sudor y lágrimas” (Thierry Meyssan/Winston Churchill)

“Sólo un misil del ejército de Estados Unidos de América que emita un código amigo pude entrar en el espacio aéreo del Pentágono sin que se desencadene la descarga de contramisales.”

“Pilotos profesionales entrevistados confirman que entre ellos pocos son capaces de planear una operación así”.(Meyssan dudando de como pilotos no profesionales, entrenados en avionetas en Florida pudieron maniobrar un Boeing 767 de cuarenta y siete metros de envergadura (ancho) para que chocase  contra una Torre de sesenta metros de anchura, a una velocidad de 700km/h y con escasa maniobrabilidad.

“El World Trade Center pudo ser un escudo humano de la Torre 7”, edificio vecino que se derrumbó por efecto dominó y que Meyssan asegura que se trata de una base secreta de la C.I.A.

“¡El FBI afirma haber descubierto el pasaporte intacto de Mohammed Atta entre las humeantes ruinas del World Trade Center!”

“Relanzan de nuevo la indústria farmacéutica encargándole millones de dosis contra el ántrax. Y luego nada. Quedan sólo las 5 cartas que contenían una forma militarizada de ántrax que había sido producida en los laboratorios del ejército estadounidense”.

“J.F.Kennedy resiste ante los generales Walker, Lemnitzer y sus amigos y rechaza comprometer más a Estados Unidos en una guerra…Es asesinado el 22 de noviembre de 1963.”

Con Kennedy termina Meyssan su libro, ¿como lo enlaza con los atentados del 11-S? El autor mantiene la teoría de que, al igual que Kennedy en su día, George W. Bush es “víctima” de un golpe de estado, de un acoso interno por parte del Estado Mayor. El fin justifica los medios, y a finales de los 50 y principios de los 60 la obsesión era el comunismo. Meyssan se apoya en el expediente desclasificado “Northwood”. Éste consístia en declararle la guerra a Fidel Castro orquestando una serie de atentados falsos, provocando eso sí el menor número de víctimas inocentes. En el caso de Bush, la obsesión es el dinero y derrotar al eje del mal,Irak/Irán/Corea del Norte, y mantener así el control del orden mundial.

He husmeado un poco por internet y he comprobado que Meyssan no deja indiferente a nadie. Tiene a la par denfensores acérrimos que lo clasifican como el “profeta de la verdad” y que “casualmente” son de origen árabe, y después están los que se oponen totalmente a la “locura” de Meyssan que encadena suposición tras suposición sin contrastarlas o en muchos casos apoyándose en una serie de entrevistas, manifestaciones… por parte de gente implicada, como el propio Bush, su segundo, Dick Cheney, el secretario de defensa, Donald Rumsfeld…Así el autor adjunta una extensa documentación al final del libro, y aunque es totalmente veraz, tampoco esclarece o confirma del todo muchas de las teorías que propone.

Pero que queréis que os diga, yo no sé si es el resfriado interminable que arrastro desde hace semanas y que me embota todos los sentidos o que uno es testigo, a diario, de la oscuridad con la que se envuelve la política mundial, pero he de reconocer que a mí me ha parecido muy entretenido el libro de Meyssan. Quizás me convierta en el único que se encuentre en medio de las dos corrientes de opinión que generó en su día el libro. Pienso que cada parecer tiene su punto de razón. Las confabulaciones que propone Meyssan y que se encadenan sin fin las veo en ocasiones improbables. Personalmente me parece dífcil de aceptar que una serie de militares piensen en atentar contra su propia gente,contra sus compatriotas.

Mucho menos creo que se esconda un golpe de estado en el atentado del World Trade Center y el Pentágono.

Como el libro lo terminó en el 2002 y no ha habido una nueva reedición, por desgracia los atentados del 2004 en Madrid y en el 2007 en Londres desmontan muchas de las teorías conspiratorias del autor. Como mínimo la del golpe de estado, y es que esta bastante claro que las víctimas de Madrid y Londres, fueron victimas de un ataque terrorista islámico y no de una oscura acción interna por parte de militares del propio país.

Por otro lado creo que las dudas que plasma el autor en el libro, podemos considerarlas como dudas muy razonables. ¿Como se explica que un Boeing 767 se estrelle de forma horizontal contra una de las alas del Pentágono sin que quede afectado el mobiliario urbano? ¿Cómo se pudo recuperar, totalmente intacto,  de los escombros el pasaporte de Mohamed Atta? ¿Como pudieron estrellar con tanta precisión un avión de una envergadura (ancho) de 47 metros contra Torres que medían 60 metros? Lo he comentado con un amigo que es piloto y a día de hoy me sigue asegurando que él, ni con todos los años de experiencia que tiene, esta seguro de poder conseguirlo. Las dudas crecen cuando encima la experiencia de los pilotos suicida consistían en horas de vuelo en avioneta en Florida y simuladores de vuelos comerciales. Lo que si tengo claro es que servicios de inteligencia como la C.I.A, la D.I.A, la N.S.A o el propio F.B.I, con el personal y el presupuesto que manejan hicieron mucho el ridículo, por desgracia, los días, semanas y meses antes del 11 de septiembre del 2001.

L.S.V

  • Tapa blanda: 240 páginas
  • Editor: La Esfera; Edición: 13 (2 de mayo de 2002)
  • Colección: Actualidad
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8497340582
  • ISBN-13: 978-8497340588

9 pensamientos en “La Gran Impostura, Thierry Meyssan

  1. Tanto en el 11-S como en el 11-M hay muchos misterios sin resolver. Por ejemplo en el 11-M aparecieron una serie de pruebas por arte de magia, como la furgoneta que contenia ropa con restos de ADN, eso si la furgoneta limpisima sin una huella dactilar.

  2. Si solrac67 lo del 11-M también tiene tela,y sobretodo la gran desgracia es no haber tenido ni un solo indicio que hubiese evitado la masacre.
    A toro pasado es fácil opinar,pero la función primordial,y por la que pagamos los ciudadanos a los servicios de inteligencia, es nuestra seguridad y evitar atentados.

    Por cierto,ya oigo rumores de que a Estados Unidos y compañía no les iria mal una guerra con Corea del Norte para reactivar la economía.

  3. Este libro tuvo una repercusion enorme en su momento, y la verdad que es curioso que muchos temas de los que trata no se hayan resuelto aun.

  4. Ostras no, las torres gemelas tenían una altura de unos 540 metros.Cuando el autor, y yo en la reseña habló de la dificultad extrema de estrellar un avión de 47 metros de anchura contra una torre de 60 metros,me refiero evidentemente a la anchura de la torre,nunca a la altura,que por supuesto 60 metros de altura no son ni un tercio de altura de las torres.

    Lo siento si no me he explicado bien en la reseña.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *