Amberes, Pablo Gil Cuevas

amberes 1944. la campaña del estuario del escalda-pablo gil cuevas-9788492714759

La Campaña del Estuario del Escalda, 1944

Es verano de 1944 , los aliados han desembarcado en las playas de Normandía y, después de unos 40 o 50 días de dura batalla comienzan a avanzar hacia el este. Son muchos hombres, y muchos medios motorizados, que tienen que ser avituallados debidamente en su camino hacia Alemania. La gran mayoría de los puertos franceses han sido convertidos en fortalezas por los alemanes o simplemente destruidos o inhabilitados para su uso, factor este que hace imprescindibles los milagrosos puertos Mulberry para la descarga de las miles de toneladas de suministros y hombres. Tras la rotura del de la playa Omaha sólo quedó el Mulberry de Arromanches. Así pues, los aliados ya estaban en Bélgica cuando aún dependían de los suministros del puerto Mulberry de Arromanches que, una vez desembarcados tenían que recorrer cientos de km por las Red Ball Express, el sistema de carreteras de sentido único que abastecían el frente. El puerto de Amberes constituyó una excepción: no había sido destruido ni inhabilitado. Sólo en 1938 había gestionado más de 60 millones de toneladas de mercancía y 12000 barcos. Se trataba del segundo puerto por tráfico de toda Europa, y uno de los mayores del mundo.

El 4 de septiembre Amberes cayó en manos aliadas, con sus puertos intactos, pero sin embargo el norte y sur del estuario del Escalda estaban en manos alemanas, y esto era un detalle importante, ya que los alemanes estaban con ello en condiciones de hundir cualquier nave que intentase entrar o salir del puerto. Explica el autor que Montgomery eligió desarrollar Market-Garden antes que intentar despejar el estuario del Escalda. La apertura del estuario eliminaría cientos de km de transporte de suministros por tierra, pero la gloria de los paracas estaba al alcance de los deditos de Monty. Tuvo que fracasar Market Garden, para descubrir la necesidad de abrir a los transportes aliados el puerto de Amberes. Esta vez sí se convirtió en la prioridad.

Pablo Cuevas se ocupa de documentar y explicar a nivel táctico las batallas que se sucedieron a un lado y otro del estuario del Escalda, una serie de batallas que han quedado para la mayoría de los aficionados en el olvido o desconocimiento, pero que dan fe de la dureza y del camino de obstáculos con que se encontraron los aliados hasta llegar a Berlín. Las batallas entre canales , molinos de viento, suelo pólder, islas ganadas al mar o corredores de tierra, libradas entre formaciones a veces ad hoc alemanas y una pléyade de divisiones de distintas nacionalidades,  americanos, polacos, canadienses y británicos, son el punto fuerte de la historia de Cuevas, que combina, según me parece ver, lo exhaustivo con una prosa ligera que no da tiempo al aburrimiento.

Si no hablo de las fotos, entonces no estaría hablando de este libro: Se puede decir que es un libro al 50 % de texto y al 50 % de fotos. El libro está jalonado por cientos de fotografías, por cierto, muchas de ellas mostrando la asombrosa variedad de artefactos, automóviles o carros de combate que actuaron en las batallas, y que para mí son una muestra del mastodóntico esfuerzo investigador de un bando y otro. El esfuerzo del autor por documentar cada una de las fotografías me ha parecido de resaltar. Lo mismo me ha pasado con los mapas que, según se dice en el libro, también son factura del autor: son muy funcionales, y se nota que están diseñados para el libro. En consecuencia, son muy útiles, que es lo que se le pide a un mapa. Tengo que reconocer que no me esperaba tanto de un pequeño libro de 127 páginas, que está muy bien documentado, que se lee muy amena y rápidamente, y que viene a cubrir un aspecto de la historia de la 2GM, que duró 3 meses y fue obnubilado por la Operación Market Garden, que un servidor no conocía.

DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 128 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: ALMENA EDICIONES
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788492714759

9 pensamientos en “Amberes, Pablo Gil Cuevas

  1. El libro tal y como comentas parece que tiene muy buena pinta, no sé si Montgomery esta vez decidió que podía arriesgar un poco más de lo habitual en él y de esta manera acceder al corazón de Alemania rápidamente, creo que tal vez los Aliados confiaban en exceso en su capacidad logística muy superior a la germana en esos momentos para poderse permitir el lujo de no asegurar con éxito el Estuario del Escalda y con ello la capacidad de disponer de un puerto básico a la hora de mantener el flujo logístico acorde al objetivo estratégico marcado.

    Un saludo.

  2. Tiene alguna fotografia tremenda del impacto de las V2 sobre Amberes, al final del libro.

    En otro orden de cosas, se agradecen los mapas detallados, se puede seguir la progresión de la campaña en sus diferentes fases. Curiosamente, la resistencia más eficaz de los alemanes se produjo en la parte sur del Escalda, y menos exitosamente en la norte, que a primera vista reunía mejores condiciones geográficas de defensa.

  3. Pues ayer me lo leí de un tirón, desde luego la reseña le hace honor al libro, pequeño pero con un gran contenido. Desde luego es una batalla curiosa, yo desconocía que Amberes pudiera estar inoperativa sin lograr tomar el estuario del Escalda, no sé por qué Montogmery no le dio prioridad a su toma, se necesitaba un puerto como el de la ciudad belga para seguir manteniendo la gigantesca logística de los Aliados, me imagino que siempre se piensa en dar el golpe definitivo que acabé con la resistencia, aun que sea a costa de dejar algunos cabos sueltos en la retaguardia. Al final vemos que Monty tuvo que girar atrás y decidirse por finalizar esa cuenta pendiente que quedaba con los alemanes en Amberes. El libro lo recomiendo totalmente.

  4. Es una operación olvidada y la culpa del retraso en la toma del estuario del Escalda se la da Rick Atksinson a Montgomery que estaba obsesionado por su teoría del empuje único a través del norte del Ruhr. Atkinson critica acerbamente a Montgomery por dejar atrás el Escalda y llevar a cabo la alocada operación Market Garden. Hay que pensar que los aliados venían de la cabalgada por Francia y pensaban que los alemanes estaban acabados con lo que esperaban acabar la guerra en la Navidad de 1944. No se si el libro lo cuenta pero la operación de ocupación del estuario del Escalda fue llevada a cabo por tropas canadienses.

  5. Así es vincent, la tarea de conquistar el estuario del Escalda correspondió al 2º Cuerpo de ejército canadiense, unidad que formaba parte del 2ª Ejército canadiense y a su vez del 21 º Grupo de Ejércitos al mando de Montgomery.

    Un saludo..

  6. A veces tengo la impresión que se da la culpa a Montgomery de todos los errores aliados desde 1944 (o a los británicos en general). Libros como ése me hacen creer que es cierta tal presunción.
    Parece decir que, de haber tomado Amberes antes, se hubiera acortado la guerra…

  7. Tampoco eso Roger, creo que Montgomery fue un gran militar, creo que no hay duda sobre su valía, seguramente él pensó que podía acortar la guerra y conseguir llegar antes a Alemania y dar el golpe de gracia a Hitler y a los suyos, pero Market-Garden no salió tan bien como él esperaba y dejar atrás un puerto como el de Amberes necesitando la logística que hacía falta para mover a los Aliados tampoco parece que fue una muy buena decisión, pero a pesar de esto sus logros en el campo de batalla durante la IIGM están más que acreditados.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *