Operación Tifón, David Stahel

La marcha de Hitler sobre Moscú, octubre de 1941

-¡Nos estamos helando! ¡Vamos a atacar!
-Señor, atacar… ¿adónde?
-¡Donde sea, necesitamos alojamiento!

Noche del 16-17 de octubre de 1941, en algún lugar del frente.

El 2 de octubre de 1941 comenzó la operación Tifón, la supuesta acometida final nazi para hacerse con Moscú. El 22 de junio de 1941 los alemanes habían invadido la Unión Soviética consiguiendo espectaculares victorias, que sin embargo no les habían llevado a quebrar al régimen comunista. En agosto el ejército alemán estaba exhausto y necesitaba un descanso. Después de dos meses con el Grupo de Ejércitos Centro parado y tratando de recomponerse mientras el énfasis de las operaciones se desplazaban hacia el sur, Kiev, en octubre Bock cuenta con la más formidable concentración de tropas alemanas que se habían visto hasta el momento: Es el momento decisivo para tomar Moscú, antes de que llegue el frío, y con ella, doblegar de una vez por todas al régimen Stalinista. Sigue leyendo

Hitler’s Italian Allies, MacGregor Knox

Royal Armed Forces, Fascist Regime, and the War of 1940-1943

“Mentalidad localista, frágiles tradiciones militares, falta de habilidades técnicas claves, dependencia energética y de materias primas, la torpeza del régimen para movilizar los recursos del país, la incompetencia y  venalidad de la industria, las deficiencias en la cultura militar, que hacían difícil pensar, y mucho menos prepararse para la guerra moderna, miopía estratégica , disipación de esfuerzo, pasividad, inefectividad logística…”

Desde que estoy interesado en la Segunda Guerra Mundial  he venido escuchando el mantra de la absoluta ineficacia italiana en la guerra. Muchas veces me pregunté si no se trataría de un tópico, y con el tiempo mi punto de vista personal, alimentado por las lecturas, no pudo deshacer esa imagen, sencillamente porque pienso que no es una imagen que esté lejos de la realidad. Sigue leyendo

Albert Speer, Magnus Brechtken

Albert Speer: Eine deutsche Karriere. Magnus Brechtken.

La biografía de Magnus Brechtken es una enmienda a la totalidad de los escritos de Albert Speer. El mundo académico no ha frecuentado el género biográfico, quizás porque durante un tiempo ha sido visto como un género menor. Brechtken ha realizado una inmersión en fuentes primarias de muy diversa índole y una recopilación de los artículos y trabajos varios generados fundamentalmente por el mundo académico alemán en los últimos años en torno a la figura de Albert Speer o en torno a aspectos relacionados con alguna de sus múltiples esferas de poder, añadiendo material propio y mucha perspicacia para parir una obra inmensa. Son 583 páginas de texto, y de ahí hasta la página 912 son notas al pie y bibliografía. Es una demostración de un conocimiento profundísimo de las fuentes de todo tipo como pocas veces he visto. Sigue leyendo

Operación Barbarroja, Chistian Hartmann

LA GUERRA ALEMANA EN EL ESTE 1941-1945

Hitler entendió a Clausewitz a su manera: “La política es la continuación de la guerra por otros medios”.

 Christian Hartmann

Hay miles de libros publicados sobre la Operación Barbarroja. No hay otra campaña de la Segunda Guerra Mundial que haya estado y esté tan sujeta a cambios interpretativos como ésta. Son pocos los libros que tratan la campaña desde una perspectiva amplia, integrando las múltiples aspectos de la misma: militar, político, humanitario, barbarie, prisioneros de guerra, (Thunder in the East, de Evan Mawsdey es uno de ellos) y son pocos los libros dedicados plenamente a la interpretación de los hechos, siendo mayoría los relatos positivistas, necesarios también , qué duda cabe. Sigue leyendo

At War’s Summit, Alexander Statiev

The Red Army and the Struggle for the Caucasus Mountains in World War II

Hay dos fechas en la guerra en el Este que, desde las conocí, las he seguido con mucha atención y he divagado mentalmente no pocas veces en torno a ellas. Una es el 13 de noviembre de 1941, la reunión de Halder con los Jefes de Estado Mayor de los Ejércitos implicados en Tifón, la ofensiva alemana sobre Moscú, entre otros. La operación está parada, y allí la gente trata de buscar soluciones. Está más o menos bien documentada (Klink, Reinhardt o Stahel, por ejemplo) y creo que la escena sería un cuadro resumido de lo que estaba pasando en Rusia en aquél momento, la impotencia de los alemanes ante el reto, un hueso demasiado grande para colar por su garganta, de conquistar Moscú. Esta conferencia está tratada de forma muy detenida por mi amigo José Luis en este hilo.

Klaus Reinhardt diría en conclusión sobre ella que “la reanudación de la ofensiva contra Moscú ya no traería consigo una situación estable duradera en el Este (lasting settlement of the situation in the East), sino que más bien sería una cuestión de mejora de la situación operacional”. José Luis, en el post citado encima, arroja dos lúcidas reflexiones: “A mi juicio, la conferencia de Orsha es una clara muestra del reconocimiento del cuerpo de oficiales de EMG con servicio en campaña del fracaso estratégico final de la Operación Barbarroja a finales de octubre-principios de noviembre de 1941…. Pero sobre todo, la conferencia de Orsha muestra el grado de alejamiento que existía entre el Jefe del EMG del OKH y la realidad que embargaba a los comandantes de campo que combatían la campaña”. Sigue leyendo

No Stalingrad on the Dnieper, Douglas E. Nash

Portada

The Korsun-Shevchenkovsky Operation. January to February 1944

“No Stalingrad on the Dnieper” fue el trabajo realizado por Nash para la obtención del grado de Master of Military Art and Science en la Faculty of the U.S. Army Command and General Staff College, presentado en 1995, y se ocupa de la operación de cerco de Korsun-Shevchenkovsky o bolsa de Cherkassy, como la llamaron los alemanes. Probablemente este trabajo fue el germen del celebérrimo Hell’s Gate, publicado en 2002 por RZM, y que pronto se convirtió en un clásico sobre la bolsa de Korsun. En unas 160 paginas a doble espacio, Nash cuenta desde una aproximación muy academicista los prolegómenos, desarrollo y consecuencias de la batalla.

El título del trabajo es un guiño que el autor dedica a una afirmación que en su día hizo el gran historiador John Erickson, en la que sostenía que la bolsa de Korsun fue un Stalingrado en el Dnieper. Nash dedica las primeras 50 páginas a hablar de la doctrina de los contendientes, analizando distintos apartados teóricos, verbigracia, el liderazgo, la estructura de fuerzas de los oponentes, incluso armas usadas, y terminando con las respectivas doctrinas de cerco. Las 40 páginas siguientes las dedica a poner la batalla en contexto: los planes del Stavka, la situación alemana, el tiempo o los planes de engaño. Y las 50 páginas restantes las dedica a contar la batalla y sus consecuencias. Sigue leyendo

War for Oil. The Nazi Quest for an oil empire, Dietrich Eichholtz

“De las 3,7 toneladas que Alemania consumió en 1934, el país tuvo que importar del 65 al 70% … casi exclusivamente del Norte y Sur de América… Aunque Alemania otra vez se quería convertir en una superpotencia , su nivel de motorización era tan bajo que el consumo per cápita era de 40 litros, en comparación con los 85 de Francia, 144 en Gran Bretaña y 600 en los Estados Unidos”.

En un corto pero instructivo y meticuloso libro Eichholtz desgrana los planes orquestados desde las más altas instancias del Tercer Reich para resolver el problema del suministro del petróleo en Alemania, explicado en orden cronológico, partiendo desde el Plan de los Cuatro años, dirigido por Göring , en otoño del 36, hasta el primer trimestre del 43, cuando cualquier atisbo de sueño imperial (véase Cáucaso o Medio Oriente) se desvanece tras los desastres en Rusia y África.

El petróleo es un problema para las aspiraciones nazis a dirigir un nuevo orden mundial, y este sentir es común a la clase política dirigente y a los dirigentes alemanes de las grandes empresas y bancos. Deutsche Bank, IG Farben, Dresdner Bank y las grandes empresas petrolíferas alemanas son cómplices, incluso a veces van por delante en las decisiones, de los mandos nazis, que ven que ni una gran ampliación de la infraestructura para producir combustible sintético va a poder, ni de lejos, cumplir con los futuros requerimientos. Primero Austria, luego Rumanía y Polonia, son meras fuentes de petróleo que van a ser tratadas como colonias sin la más mínima contemplación ni miramiento por el futuro del país. Lo importante es el petróleo, y Alemania. Sigue leyendo

Supervivientes de Stalingrado, Reinhold Busch

“Aunque no hay paz en la tierra y la gente se deleita con la guerra, esta tarde leí en la historia de la Navidad las lacónicas palabras “¡no temas!”, y este será mi eslogan de Navidad este año”. (p259)

Reinhold Busch es un médico de Metz nacido en 1942 que lleva investigando los servicios de salud de la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial desde 1995. Aquí ha reunido 39 testimonios de soldados que sufrieron el cerco del 6º Ejército alemán en sus propias carnes, y sobrevivieron para poder contarlo. Sigue leyendo

El Verano de los Gigantes, Antonio Muñoz

2014 es el año del centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, y siguen publicándose libros sobre el tema. Sin duda esta efeméride está haciendo mucho por refrescar la historia de la Gran Guerra en España, que suele quedar relegada a un segundo lugar en los anaqueles de las librerías, tras la Segunda Guerra Mundial.

Este es el segundo libro de Antonio Muñoz, que ya escribió “Derrota en el Rin”, aquí reseñado. “El verano de los gigantes” es un libro muy bien estructurado que trata fundamentalmente tres aspectos, divididos en sendas partes: 1) La parte diplomática desde el asesinato del archiduque Francisco Fernando y su esposa, herederos del imperio austrohúngaro, hasta el comienzo de la guerra. 2) La guerra en el oeste hasta llegar al Marne y 3) La batalla por el Marne. De esta forma, el libro combina parte política y diplomática con historia militar pura y dura, desarrollada en las dos partes finales. Sigue leyendo

THE KORSUN POCKET, Niklas Zetterling & Anders Frankson

The encirclement and breakout of a german army in the East, 1944

En octubre de 1943 los soviéticos ya tenían varias cabezas de puente bien asentadas en la orilla oeste del Dnieper. Podría haber sido una barrera defensiva formidable. Pero la premura con la que los alemanes se retiraron detrás del río, la convirtió más en una estampida que en una preparación ordenada. En los meses que siguieron, el Ejército Rojo fue ampliando en anchura y profundidad sus asentamientos en la orilla oeste. En 1944 tan sólo quedaba un tramo de río en manos alemanas, entre Kanev y Cherkassy, que Hitler se negó a abandonar porque pensaba lanzar en un futuro una ofensiva desde allí para recuperar Kiev… De esta forma se formó  una protuberancia en el frente, ocupada por el XI y el XXXXII Cuerpos de Ejército alemanes. Al igual que en Kursk, pero con los papeles cambiados, esta anormalidad del frente invitaba a ser atacada desde los flancos para ser cortada por la base. Esto es lo que hicieron el primer y segundo Frentes Ucranianos, que a finales de enero embolsaron a unos 59.000 soldados alemanes.

Zetterling y Frankson han dedicado 300 páginas de texto a contar la batalla, desde el punto de vista alemán. Para ello los autores se han basado casi exclusivamente en fuentes primarias del BA-MA, los archivos militares del Archivo federal alemán, integradas por diarios de divisiones, cuerpos, ejércitos y grupos de ejército. Para no hacer la lectura muy farragosa, los autores han intercalado entre el leitmotiv del libro historias personales de soldados alemanes, especialmente las peripecias de Anton Meiser, que dejó escritas sus memorias de guerra en un libro, Die Hölle von Tscherkassy. A pesar de la sobriedad del estilo de los autores, expertos consumados en el análisis estadístico de las batallas, en la historia se respira una gran épica. No en vano, los alemanes reunieron la flor y nata de su ejército para tratar de salvar a los desgraciados que se quedaron encerrados en la bolsa. Más de la mitad de los carros alemanes que participaron en la operación de socorro eran Panther o Tiger, confluyeron unas 7 u 8 divisiones panzer, casi todas ellas diezmadas, pero con los míticos carros entre sus filas. La premura del tiempo, el actor no invitado pero presente sempiternamente, el barro, provocado por la alternancia de heladas por la noche  y altas temperatura por el día, el suministro de los cercados por aire, como en Stalingrado, la falta de gasolina y la resistencia soviética, son ingredientes que, agregados y mezclados, crean una historia fascinante. Sigue leyendo