No Stalingrad on the Dnieper, Douglas E. Nash

Portada

The Korsun-Shevchenkovsky Operation. January to February 1944

“No Stalingrad on the Dnieper” fue el trabajo realizado por Nash para la obtención del grado de Master of Military Art and Science en la Faculty of the U.S. Army Command and General Staff College, presentado en 1995, y se ocupa de la operación de cerco de Korsun-Shevchenkovsky o bolsa de Cherkassy, como la llamaron los alemanes. Probablemente este trabajo fue el germen del celebérrimo Hell’s Gate, publicado en 2002 por RZM, y que pronto se convirtió en un clásico sobre la bolsa de Korsun. En unas 160 paginas a doble espacio, Nash cuenta desde una aproximación muy academicista los prolegómenos, desarrollo y consecuencias de la batalla.

El título del trabajo es un guiño que el autor dedica a una afirmación que en su día hizo el gran historiador John Erickson, en la que sostenía que la bolsa de Korsun fue un Stalingrado en el Dnieper. Nash dedica las primeras 50 páginas a hablar de la doctrina de los contendientes, analizando distintos apartados teóricos, verbigracia, el liderazgo, la estructura de fuerzas de los oponentes, incluso armas usadas, y terminando con las respectivas doctrinas de cerco. Las 40 páginas siguientes las dedica a poner la batalla en contexto: los planes del Stavka, la situación alemana, el tiempo o los planes de engaño. Y las 50 páginas restantes las dedica a contar la batalla y sus consecuencias. Sigue leyendo

Operation Barbarrosa, Chistian Hartmann

Hitler entendió a Clausewitz a su manera: “La política es la continuación de la guerra por otros medios”.

 Christian Hartmann

Hay miles de libros publicados sobre la Operación Barbarroja. No hay otra campaña de la Segunda Guerra Mundial que haya estado y esté tan sujeta a cambios interpretativos como ésta. Son pocos los libros que tratan la campaña desde una perspectiva amplia, integrando las múltiples aspectos de la misma: militar, político, humanitario, barbarie, prisioneros de guerra, (Thunder in the East, de Evan Mawsdey es uno de ellos) y son pocos los libros dedicados plenamente a la interpretación de los hechos, siendo mayoría los relatos positivistas, necesarios también , qué duda cabe. Sigue leyendo

War for Oil. The Nazi Quest for an oil empire, Dietrich Eichholtz

“De las 3,7 toneladas que Alemania consumió en 1934, el país tuvo que importar del 65 al 70% … casi exclusivamente del Norte y Sur de América… Aunque Alemania otra vez se quería convertir en una superpotencia , su nivel de motorización era tan bajo que el consumo per cápita era de 40 litros, en comparación con los 85 de Francia, 144 en Gran Bretaña y 600 en los Estados Unidos”.

En un corto pero instructivo y meticuloso libro Eichholtz desgrana los planes orquestados desde las más altas instancias del Tercer Reich para resolver el problema del suministro del petróleo en Alemania, explicado en orden cronológico, partiendo desde el Plan de los Cuatro años, dirigido por Göring , en otoño del 36, hasta el primer trimestre del 43, cuando cualquier atisbo de sueño imperial (véase Cáucaso o Medio Oriente) se desvanece tras los desastres en Rusia y África.

El petróleo es un problema para las aspiraciones nazis a dirigir un nuevo orden mundial, y este sentir es común a la clase política dirigente y a los dirigentes alemanes de las grandes empresas y bancos. Deutsche Bank, IG Farben, Dresdner Bank y las grandes empresas petrolíferas alemanas son cómplices, incluso a veces van por delante en las decisiones, de los mandos nazis, que ven que ni una gran ampliación de la infraestructura para producir combustible sintético va a poder, ni de lejos, cumplir con los futuros requerimientos. Primero Austria, luego Rumanía y Polonia, son meras fuentes de petróleo que van a ser tratadas como colonias sin la más mínima contemplación ni miramiento por el futuro del país. Lo importante es el petróleo, y Alemania. Sigue leyendo

Supervivientes de Stalingrado, Reinhold Busch

“Aunque no hay paz en la tierra y la gente se deleita con la guerra, esta tarde leí en la historia de la Navidad las lacónicas palabras “¡no temas!”, y este será mi eslogan de Navidad este año”. (p259)

Reinhold Busch es un médico de Metz nacido en 1942 que lleva investigando los servicios de salud de la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial desde 1995. Aquí ha reunido 39 testimonios de soldados que sufrieron el cerco del 6º Ejército alemán en sus propias carnes, y sobrevivieron para poder contarlo. Sigue leyendo

El Verano de los Gigantes, Antonio Muñoz

2014 es el año del centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, y siguen publicándose libros sobre el tema. Sin duda esta efeméride está haciendo mucho por refrescar la historia de la Gran Guerra en España, que suele quedar relegada a un segundo lugar en los anaqueles de las librerías, tras la Segunda Guerra Mundial.

Este es el segundo libro de Antonio Muñoz, que ya escribió “Derrota en el Rin”, aquí reseñado. “El verano de los gigantes” es un libro muy bien estructurado que trata fundamentalmente tres aspectos, divididos en sendas partes: 1) La parte diplomática desde el asesinato del archiduque Francisco Fernando y su esposa, herederos del imperio austrohúngaro, hasta el comienzo de la guerra. 2) La guerra en el oeste hasta llegar al Marne y 3) La batalla por el Marne. De esta forma, el libro combina parte política y diplomática con historia militar pura y dura, desarrollada en las dos partes finales. Sigue leyendo

THE KORSUN POCKET, Niklas Zetterling & Anders Frankson

The encirclement and breakout of a german army in the East, 1944

En octubre de 1943 los soviéticos ya tenían varias cabezas de puente bien asentadas en la orilla oeste del Dnieper. Podría haber sido una barrera defensiva formidable. Pero la premura con la que los alemanes se retiraron detrás del río, la convirtió más en una estampida que en una preparación ordenada. En los meses que siguieron, el Ejército Rojo fue ampliando en anchura y profundidad sus asentamientos en la orilla oeste. En 1944 tan sólo quedaba un tramo de río en manos alemanas, entre Kanev y Cherkassy, que Hitler se negó a abandonar porque pensaba lanzar en un futuro una ofensiva desde allí para recuperar Kiev… De esta forma se formó  una protuberancia en el frente, ocupada por el XI y el XXXXII Cuerpos de Ejército alemanes. Al igual que en Kursk, pero con los papeles cambiados, esta anormalidad del frente invitaba a ser atacada desde los flancos para ser cortada por la base. Esto es lo que hicieron el primer y segundo Frentes Ucranianos, que a finales de enero embolsaron a unos 59.000 soldados alemanes.

Zetterling y Frankson han dedicado 300 páginas de texto a contar la batalla, desde el punto de vista alemán. Para ello los autores se han basado casi exclusivamente en fuentes primarias del BA-MA, los archivos militares del Archivo federal alemán, integradas por diarios de divisiones, cuerpos, ejércitos y grupos de ejército. Para no hacer la lectura muy farragosa, los autores han intercalado entre el leitmotiv del libro historias personales de soldados alemanes, especialmente las peripecias de Anton Meiser, que dejó escritas sus memorias de guerra en un libro, Die Hölle von Tscherkassy. A pesar de la sobriedad del estilo de los autores, expertos consumados en el análisis estadístico de las batallas, en la historia se respira una gran épica. No en vano, los alemanes reunieron la flor y nata de su ejército para tratar de salvar a los desgraciados que se quedaron encerrados en la bolsa. Más de la mitad de los carros alemanes que participaron en la operación de socorro eran Panther o Tiger, confluyeron unas 7 u 8 divisiones panzer, casi todas ellas diezmadas, pero con los míticos carros entre sus filas. La premura del tiempo, el actor no invitado pero presente sempiternamente, el barro, provocado por la alternancia de heladas por la noche  y altas temperatura por el día, el suministro de los cercados por aire, como en Stalingrado, la falta de gasolina y la resistencia soviética, son ingredientes que, agregados y mezclados, crean una historia fascinante. Sigue leyendo

Thunder in the East, Evan Mawdsley

Thunder in the East: The Nazi-Soviet War 1941-1945

Leyendo Thunder in the East me he acordado mucho del gran maestro de la síntesis que para mí, en el tema que nos ocupa, es Sebastian Haffner.

Thunder in the East es un trabajo que resume la guerra Germano-Soviética entre los años 1941-1945 en 400 páginas, con vocación didáctica, sintetizadora, y partiendo desde una base documental mayoritariamente soviética. No es un resumen en la línea de Ziemke, donde los movimientos de tropas son los protagonistas, sino que se parte desde una postura de, diría, análisis a posteriori. Es el libro de los por qués del frente ruso. Para explicar esto, nada mejor que un ejemplo: A la batalla de Kursk dedica Mawdsley dos párrafos; y al análisis y consecuencias de la batalla en sí ( posibilidades estratégicas abiertas y cerradas, desmontaje de mitos, causas directas e indirectas del devenir final de la ofensiva germana) por lo menos tres páginas.
Sigue leyendo

Kiev 1941, David Stahel

Segundo libro de Stahel, otra vez centrado en Barbarroja, donde el autor se plantea como objetivos tratar de forma intensiva la batalla de Kiev y trazar el curso de la debacle de la Wehrmacht en el verano-otoño de 1941, hasta el comienzo de Tifón.

Otra vez, como en su anterior libro, Stahel comienza fuerte, con una deliciosa introducción, analizando la bibliografía en torno a la batalla de Kiev, y en general en torno a Barbarroja.  Un par de capítulos analizan la situación internacional, para poner en contexto la situación, con datos aplastantes como por ejemplo la capacidad de reponer bajas de los soviéticos (40 nuevos ejércitos en sólo seis meses!), o la edad media de las poblaciones rusa y alemana: el 45 % en Rusia era menor de 20 años, y el 33% en Alemania.   Sigue leyendo

Die Herrschaft der Wehrmacht, Dieter Pohl

Deutsche Militärbesatzung und einheimische Bevölkerung in der Sowjetunion 1941-1944

Hace un tiempo, navegando por Youtube, me topé con un documental publicado por la cuenta Chronoshistory . La colección de vídeos que estos señores tienen compartidos en la red son un tesoro, un regalo para los sentidos. El vídeo en cuestión se titulaba Der Charkow-Prozeß  – Deutsche vor einem sowjetischen Militärgericht(1). En la segunda parte del documental los realizadores entrevistan brevemente a Andreas Hillgruber. La tercera pregunta que le hacen es algo así como: Señor Hillgruber, los rusos afirman en el proceso que la Wehrmacht participó en la campaña de exterminio contra los judíos y los rusos, ¿que opina usted de eso?. El historiador, usando un tono pausado, pero sin dudar, contestó: La implicación de los dirigentes de la Wehrmacht y del Heer (Heeresführung) en la guerra de exterminio ideológico-racial en el Este es mucho mayor de lo que hasta ahora se ha sostenido desde la Investigación… Los estados mayores de los Ejércitos desplegados en el Este tuvieron mucha responsabilidad en esto…”(2). Se aprecia a un Hillgruber ya mayor. Por tanto, esa entrevista sólo se puede haber realizado en los años 80, teniendo en cuenta que el ínclito historiador murió en 1989(3). Sigue leyendo

Heydrich. El verdugo de Hitler, Robert Gerwarth

La pregunta sobre el hombre en la historia, es la pregunta sobre la historia en sí.
Theodor Schieder, biógrafo de Federico el Grande.(1)

¿Cómo escribir la biografía de un personaje tan luctuoso, sin correr el peligro de no querer empatizar con él? ¿Cómo escribirla corriendo el peligro de empatizar demasiado, hasta verlo con la mirada indulgente?

Estas son preguntas que Robert Gerwarth se plantea al comienzo del libro (p11), consciente de la dificultad de la disciplina, y de su personaje en general. El historiador militar Bernhardt Kroener, autor de la monumental biografía del Generaloberst Friedrich Fromm(2), cita en un artículo sobre la evolución de la biografía como disciplina histórica al historiador Ulrich Rauff: “El cielo ha sembrado la discordia entre los historiadores y los biógrafos”(3). Kroener explica que escribir una biografía como trabajo acreditativo de acceso a la docencia universitaria, no hace tanto, equivalía a un “suicidio académico”(4). Han sido muchos años de panegíricos y hagiografías, lejos de toda disciplina histórica, los que han pavimentado el camino hacia el prejuicio. Sigue leyendo