1849, Soldados Españoles en Italia, Joaquín Mañes

Algo más de ocho mil soldados españoles estuvieron en Italia desde finales de mayo de 1849 hasta principios del año siguiente, formando parte de la coalición de los países católicos de Europa que se convocaron en la conferencia de Gaeta para restituir al Papa Pío IX en su poder temporal en la jefatura de los Estados Pontificios, de la que había sido arrojado por los revolucionarios de Garibaldi y Mazzini.

La expedición española  dio pruebas y dejó constancia de sus cualidades militares, pese a que no participó en ningún combate pero supuso, por otra parte, un tremendo esfuerzo logístico para una España que, no hacía mucho, acababa de salir de una guerra fratricida que la dejó exangüe.

Italia supuso una aventura personal para figuras como Fernando Fernández de Córdoba y Valcárcel, general en jefe de la expedición, y del literato y político  Francisco Martínez de la Rosa, en su condición de máximo representante de la diplomacia española en Gaeta, ciudad costera perteneciente al entonces Reino de Nápoles-Dos Sicilias, cuyo embajador español era a la sazón el Duque de Rivas, también político y literato de renombre. Una época  convulsa  para  Europa que un año antes, en 1848, había conocido “la primavera de los pueblos”, una explosión revolucionaria que se extendió por todo el continente, reclamando libertad y democracia.

Fue la última gran aventura para el Ejército español, pues la guerra de África de 1860 no exigió el ímprobo esfuerzo de tanta distancia para el traslado de tropas, y la intervención en Cochinchina, en 1858, fue realizada por un contingente mucho más reducido. Un epílogo en sí para marcar el inicio de una agonía nacional que se perpetuó por más de un siglo.

ISBN: 978-84-939039-2-3 E.A.N.: 978849390392  -3
Autor     : MAÑES POSTIGO, J.
Editorial : MAGASE
Colección: ENSAYO
Precio    :      18€

11 pensamientos en “1849, Soldados Españoles en Italia, Joaquín Mañes

  1. ¡¡ Mi eterno agradecimiento a Novilis y el precio del libro es de 18 euros!! Buenas vacaciones y un fuerte abrazo a todos los foristas.

  2. Interesante reseña. Desconocía dicha expedición. Sí había leido el libro de Luis Alejandre Sintes sobre la expedición a la Cochinchina: un pequeño contingente de tropas españolas procedente de Filipinas se embarcó en una operación militar que supuso el inicio de la dominación colonial francesa sobre Indochina. Muy recomendable. Realmente, como bien señalas Javi, dichas aventuras marcaron “el canto del cisne” de la otrora poderosa España.

  3. Sobre el mismo tema tiene publicados el Ministerio de Defensa un par de libros recientes muy interesantes. Pueden consultar el Centro de Publicaciones del Ministerio. DIARIO DE OPERACIONES DEL CUERPO EXPEDICIONARIO A LOS ESTADOS PONTIFICIOS (1849-50)y EXPEDICIÓN A LOS ESTADOS DE LA IGLESIA (1849-1850).

  4. Yo acabo de leerlo y hay que decir que es una mezcla de historia y novela al estilo de los Episodios nacionales de Galdos. Es interesante porque narra una operación incruenta que tuvo como fin el reponer al Papa Pío IX en el solio pontificio del que le habían desposeído Mazzini y Garibaldi, en dicha operación la España de la época estuvo coaligada con Francia, Austria y el Reino de Nápoles. Todo muy bien explicado y narrado con los personajes que construye Mañes para desarrollar la acción dramática.
    Un punto a favor es el magnífico retrato ecuestre de la portada debido a la mano prodigiosa de nuestro mejor pintor de escenas militares.

  5. Y con especial buena mano para los caballos como me he dado cuenta viendo los originales de sus lienzos en diferentes exposiciones por toda España.

  6. Pues lamento decir que esa magnífica portada me parece equivocada.

    El Papa había huído a Gaeta (Reino de Nápoles y las Dos Sicilias) el 24 de noviembre de 1848 y no volvió a Roma hasta abril de 1850.

    La expedición española desembarcó en Gaeta el 27 de mayo de 1849 y comenzó su regreso a España en diciembre del mismo año.

    Imposible por tanto que la escolta prestada a Pío IX tuviese lugar en la Ciudad Eterna (estaba ocupada por el Ejército Francés) como lo ha pintado Ferrer-Dalmau. Los españoles estaban en Velletri, cerca de Roma, pero el Papa no. Debió ser o en Gaeta o en Nápoles (el Papa en septiembre de 1849, se alojó en el Palacio de Pórtici, cerca de Nápoles).

    Ello evidentemente no desmerece la calidad pictórica del cuadro de don Augusto.

  7. Totalmente de acuerdo, Esquire, y así lo aprecié en un primer momento, pero la obra en sí es muy bella, de una gran plasticidad y gozando, además, con la generosa autorización de Augusto Ferrer Dalmau, pues…

    Un cordial saludo.

  8. La sección de lanceros que muestra el cuadro de Ferrer Dalmau, estaba compuesta por 46 hombres del España 9º de Lanceros y fue a Italia con la primera expedición -llegó el 28 de mayo de 1849- a Gaeta. Era la única caballería que acudió y su misíón fue prestar escolta al General en Jefe, don Fernando Fernández de Córdoba.

    En 1849 (al menos sobre el papel) ya no se usaba el casco que Augusto le ha pintado a los lanceros y que por cierto no llevaba plumero. Ese casco es de 1843, cuando toda la caballería vestía de amarillo y no existían Institutos.

    Luego, desde 1847, los lanceros llevaban morrión.

    La obra será muy bella, que lo es, pero harto inexacta.

Responder a Historicus Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *