Exploradores españoles en América, Charles F. Lummis


Desde que se tiene conciencia de estado, de institución, de empresa, etc., entre otras cosas las reglas son las que manda, las que llevan la batuta o el bastón de mando podríamos decir. La excepción se puede contar con los dedos de una mano, son las que menos, y muchas veces las menospreciadas o ‘estigmatizadas’. La persona que entra en esa tesitura muchas veces se le tilda porque sale de los cánones de la mayoría; sin embargo hay otras (muy pocas) que esa excepción sale airosa, libre y triunfante. Bueno, pues os reseño una publicación que está escrita por un hombre que verdaderamente fue una excepción a la regla, y más en su tiempo, en su época y en su cultura.

Qué gran sorpresa y alegría me llevé a ver la obra: “Exploradores españoles en América” de Charles F. Lummis, (1854-1928). Sí, el famoso hispanista e hispanófilo estadounidense (habrá gente que no conozca su obra, ahora tiene una oportunidad con uno de sus libros). Un servidor tiene como preferencia (junto a la Gran Guerra) en sus gustos históricos, la época del Imperio español, y dentro de ésa época, entran las gestas, hazañas y exploraciones de los exploradores españoles de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Dicho esto, me sentí muy contento, pues estamos hablando de un autor estadounidense de los siglos XIX-XX; y encima tratando un tema nada ‘anglosajón’. Me dije, Lummis, ¡no puede ser!, pues sí  ¿sería una traducción de su obra: The Spanish Pioneers? todo apunta a que sí. En un principio, en el año 1914, la obra de Lummis, fue traducida del inglés al español gracias al Sr. Juan Cebrián, ingeniero que trabajó en los EE.UU., en época de desarrollo del ferrocarril en el Oeste americano. Ahora, después de tantos años una editorial española se ha decidido a publicar (reeditar) una obra que parecía arrinconada y olvidada en el tiempo.
 
¡No me lo puedo creer!
 
El hispanista estadounidense Charles F. Lummis, con su obra reconoce y hace justicia al descubrimiento, gesta y hazañas de los españoles en América; tantas veces silenciado, despreciado, ignorado e incluso eliminado por la ‘Leyenda Negra’, tópicos, complejos, etc., anglosajones (sobretodo inglés) hacia lo español.
 
El mismo Lummis, en su prefacio de su obra reconoce lo siguiente:
 
” Porque creo que todo joven norteamericano ama la justicia y admira el heroísmo tanto como yo, me he decidido a escribir este libro. La razón de que no hayamos hecho justicia a los exploradores españoles es sencillamente porque hemos sido mal informados. Su historia no tiene paralelo y sin embargo nuestros libros de texto no han reconocido la verdad, si bien ahora ya no se atreven a discutirla. […] En este país de hombres libres y valientes, el prejuicio de raza, la más supina de todas las ignorancias humanas, debe desaparecer. […] Los hechos que levanta a la humanidad no provienen de una sola raza. […] Amamos la valentía, y la exploración de las Américas por los españoles fue la más grande, la más larga y la más maravillosa serie de valientes proezas que registra la historia. En mi juventud no le era posible a un muchacho anglosajón aprender  esa verdad y aún hoy es sumamente difícil, dado que sea posible. Convencido de que es inútil la tarea de buscar, en uno o en todos los libros de texto ingleses, un relato exacto de los héroes españoles del Nuevo Mundo, me propuse que ningún otro joven americano amante del heroísmo y la justicia tuviese necesidad de andar a tientas en la oscuridad como a mi me ha sucedido […]”
 
Charles F. Lummis
Los Ángeles, 1916.
 
Llegado aquí, hay que reconocer la gran ‘gesta’, honradez y nobleza de este autor, Lummis, ¡un gran hombre de la erudición!
 
La obra se compone de un prefacio (no tiene desperdicio como habéis comprobado) y tres capítulos principales, los cuales da énfasis a la historia de aquellos hombres que fueron descubridores, exploradores, conquistadores y colonizadores como: Hernán Cortés, Pizarro, Hernando de Soto, Cabeza de Vaca, Vázquez de Coronado…
 
Los capítulos o apartados son:
 
1) “Los exploradores españoles del siglo XVI”. Los temas de este capítulo, son un bosquejo breve de ejemplos y detalles elegidos entre numerosos hechos heroicos, peligros, alguna conquista y exploración, Consta de ocho subcapítulos.
 
2) “Los primeros caminantes de América”. Es una exposición breve pero más concienzuda de lo que fueron las conquistas, exploración y fortaleza de los españoles. Consta de nueve subcapítulos.
 
3) “Exploradores ejemplares”. Se centra en dar una idea de lo que era realmente una conquista española. Se refiere a superlativo heroísmo y sufrimiento. Consta el apartado de nueve subcapítulos.
 
La publicación es de 218 páginas, es una reedición escrita -con información, con conceptos de la época de finales del siglo XIX principios del XX, e ideas del propio Lummis-; no por ello deja de ser completa, y lo más interesante: va al quid de la cuestión. Además la obra no es parcial, por qué digo esto, pues porque Lummis, era estadounidense, de antepasados anglosajones, se crió y estudió en un ambiente anglosajón y a pesar de ello muestra en su obra una ‘claridad’ en la exposición de los hechos hacia lo español, que ya quisieran incluso algunos autores y publicaciones anglosajonas actuales.
 
Como muestra unos ejemplos:
 
” […] Los españoles no exterminaron a ninguna nación aborigen -como exterminaron docenas de ellas nuestros antepasados los ingleses- […]”.
Página 40.
 
” […] Entre el Cabo de Hornos y el Polo Norte no había ni una mala casucha inglesa ni un solo hijo de Inglaterra […] España […] Se desangró por una conquista tan enorme que ni aún hoy podría nación alguna dar hombres o dinero necesario para poner la empresa al nivel del progreso mundial […]”.
Página 68.
 
” […] Casi un siglo antes de que los Padres Peregrinos estableciesen su […] comunidad en la costa de Massachussets; setenta y cinco años antes de establecerse el primer poblado inglés en el Nuevo Mundo, y más de una generación antes de que hubiese un colono de raza caucásica de cualquier nación dentro del área que hoy ocupa los Estados Unidos, Cabeza de Vaca y sus desarrapados acompañantes atravesaron penosamente este país desconocido […] “.
Página 79.
 
” […] Los argonautas de California 1849, que atravesaron las extensas llanuras con más que notable movimiento de población que refiere la historia. Pero aún esa aventura fue mezquina en cuanto a superficie, penalidades, peligros y fortaleza, comparada con los viajes de los exploradores españoles […]”.
Páginas 89, 90.
 
” […] Apenas han transcurrido diez años desde que se puso fin a las guerra y hostilidades indias […] ”
Página 120.
 
* Interesante ‘apunte’ el de la pág.120. Apenas diez años trascurrieron desde que, Lummis, escribió su obra: cuándo los EE.UU., habían acabado con las Naciones Indias del territorio que iba conquistando en la configuración de lo que serían los Estados de la propia nación.
 
” […] Nos hemos acostumbrado a considerar a los españoles como los únicos que iban en busca del oro […] Los españoles hallaron oro, lo que es un pecado grave para ciertos  ‘historiadores’, incapaces de considerar lo que hubieran hecho los ingleses si hubiesen hallado oro en América desde el principio […].
Página 137.
 
Concluyendo:
 
Considero que la obra de Lummis es excelente, una ‘joya’, rescatada del olvido del tiempo, y por lo tanto es una publicación que debe de estar en la biblioteca de tú casa.
 
Lummis, el gran hispanista e hispanófilo, -la excepción a la regla-, sí, todo un caballero estadounidense de la erudición, sin prejuicios, sin complejos hacia lo español y amante de la verdad. Escribió e investigó (también reconoce la figura de A. F. Bandelier, un importante historiador especializado en la América española que le influyó a la hora de escribir su obra) en una época difícil y de un tema nada popular en el ‘mundo anglosajón’ como: descubrimientos, exploraciones, conquistas y colonizaciones de los españoles en América y en particular en lo después serian los Estados Unidos.
 
Todo un logro, una ‘gesta’ de un gran hombre de la erudición, sí, -la excepción a la regla- en su  sociedad, en su cultura, en su país y también en la erudición.
 
Debemos de estar de enhorabuena por la reedición de una publicación de las presentes características.
 
Qué disfrutéis de su lectura.
 
Idioma: Español.
ISBN: 9788495643100.
Plaza: Pamplona (Navarra).
Año: 2009.
Edición Primera.
Editorial: Laocoonte.
Autor: Charles F. Lummis.

36 pensamientos en “Exploradores españoles en América, Charles F. Lummis

  1. Es muy interesante tu reseña JF. Yo creo que el gran desconocimiento, de todos, sea efectivamente todo lo que toca a los Estados Unidos y no solo en la parte temprana de los descubrimientos y exploraciones sino por ejemplo en la guerra de la independecia y la aportación española a su causa.

  2. ¡Enhorabuena, JF! Estupenda reseña o más bien recensión, dado el grado de detalle. Desde luego es un agradabilísimo descubrimiento, al menos para mí. Es meritorio y sorprendente el trabajo de Lummis porque la Guerra del 98 estaba muy cercana y desde luego lo español no pintaba bien por quellos lares. Me haré seguramente con él. ¿Observas algo negativo o que te desagrade en el libro?
    ¿Tiene más obras de interés este estudioso?
    Gracias y un saludo.

  3. Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Efectivamente, el desconocimiento es el que impera en el gran público. Es verdad, las exploraciones y descubrimientos en los EE.UU., a manos de los españoles, cómo por la aportación militar y económica españolas a la causa de la independencia de las 13 colonias (embrión de lo que serían los verdaderos Estados Unidos de Norteamérica) de Gran Bretaña es poco conocido por desgracia. Pongo un simple ejemplo: La Batalla de Little Big Horn, bien, algunas publicaciones, por no decir casi todas dan por realidad lo siguiente: “Cuando ocurrió la batalla de Little Big Horn el enfrentamiento de blancos y pieles rojas tenía un par de siglos”, -la violencia estalló cuando los colonos invadieron las tierras de los indios-. La batalla fue en 1876, un par de siglos antes nos lleva a 1676. Bien que nos dice eso, pues, lo de siempre en obras anglosajonas, qué nos quieren enseñar historia “su historia” y se olvidan de lo más importante:- la historia existía incluso antes que ellos- (lo más gracioso, es que las obras las traducen las editoriales al español, y un gran publico profano muchas veces, se lo cree). Estas obras (autores) se olvidan que los españoles, muchos, pero muchos años antes que los ingleses (anglosajones) y sus colonos, como muy bien dice Lummis, los españoles ya habían: contactado, comerciado, relacionado e incluso batallado contra los pieles rojas. Los españoles habían puesto pié en lo que ahora son los EE.UU., en fechas tan tempranas como 1513, cuando los ingleses estaban tan ricamente en su Inglaterra.
    Como digo en la reseña, Lummis, tiene conceptos de su época. Lo que observo es, que cuando habla de los indios los cataloga como ‘salvajes’… pero hay que tener en cuenta, su época, a pesar de eso Lummis también era: indigenista.
    Por desgracia aquí en España, no hay nada o casi nada de Lummis, en algunos sitios se puede conseguir la obra de los Exploradores Españoles del s. XVI, de fecha 1926.
    Espero, Tasos, que te pueda ayudar a saber más de la obra de Lummis los siguientes enlaces:

    http://autry.iii.com/search/o=ocn166532558

    http://www.genordell.com/stores/spirit/CFLummis.htm

    Un saludo.

  4. Muchas gracias JF.
    Lo del desconocimiento en EEUU. sobre “los otros” sigue siendo muy general, muchos se creen en un “planeta americano”.

    Lo de las traducciones es a veces lastimoso, dicen amén a todo. Si se trabajase más en serio pondrían sin mucho esfuerzo notas del traductor o del editor aclarando algunos detalles o interpretaciones como sí hacen en algunas obras. Saludos.

  5. Hola a todos. Me permito recomendaros, del mismo tema, los Naufragios de Cabeza de Vaca, que están en diversas ediciones, por ejemplo en Letras Hispánicas, de Cátedra.

  6. Hombre, es que ayer era un día muy propicio por eso del 10% de descuento para este y otros tres libretes que han caído. Pero me parece que hasta el verano no habrá lectura… mis multiples obligaciones. Y sin ser compulsivo, uno compra más rápido que lee ¿no se si le pasa a alguien más? 😉
    Gracias lei, además si es de Cátedra seguro que está muy bien anotado y editado. Saludos

  7. Este lei soy yo, que a veces tecleo tan rápido que el nick no entra. En cuanto a lo de comprar más rápido que leer, yo también tengo esa enfermedad incurable. Aquí en casa compramos como desaforados todo tipo de libros, grandes y pequeños, cuadrados y redondos, en esperanto y volapuk. Uno no fuma y salvo alguna botella de Chateau Neuf du Pape casi no tiene vicios confesables, así que si hay que gastarse los maravedís pues que sea en libros.

  8. Una buena recomendación Leiva… Lo de Cabeza de Vaca, su experiencia que se convertiría en una especie de aventura y calvario de la exploración de América del Norte (por cierto el primer hombre blanco junto a sus compañeros que caminó por un extenso territorio de lo que ahora son los EE.UU.) Menos mal que a Cabeza de Vaca le gustaba escribir… y escribió su “Relación” entre 1537 y 1540. El texto se imprimiría en 1542. Los hijos de la Gran Bretaña, tuvieron que esperar a 1851, para tener una traducción completa de la obra de Cabeza de Vaca.
    Gracias a historiadores como Lummis, los ingleses (anglosajones en general) se enteraron de que su “América” era descubierta, explorada y conquistada mucho antes que ellos.

    Un saludo.

  9. Es de lo más interesante que la gente no sea capaz de ver lo que tiene frente a sus ojos. Si uno habla de la presencia hispánica en los EE.UU. lo normal es que se piense uno está hablando de portoriqueños, de los chicanos, de los inmigrantes cubanos. Al aclarar que nos estamos refiriendo a una presencia más antigua, de cuatros siglos, nos quedan mirando con cara de duda.
    ¿Por qué?, si basta con mirar el mapa y detenerse un poco a pensar que si hay una gran extensión de territorio norteamericano cuya toponimia no es anglosajona tiene que ser por algo, no por capricho de quienes bautizan las ciudades o hacen los mapas. Así, San Francisco, San Diego, Sacramento, Los Ángeles, Las Vegas, Santa Fe, Trinidad. Si miramos bien, hasta en Utah encontramos un rio San Juan y en Kansas un pueblo llamado Alta Vista, clara e inequívoca señal de la presencia hispánica en América del Norte.
    Ponce de Leon, Cabeza de Vaca, DeSoto, Coronado, son nombres ligados a la historia de ese continente que muchas veces y desgraciadamente reniega de su pasado.

  10. Ahí has dado en el clavo, Ulises. Sí es una evidencia, pero si no se lo han contado nunca o no se han molestado en razonarlo, qué podemos esperar. Y encima esas indagaciones no dan dolares 😉

    Aunque alguno está aportando su trabajo, como es el caso de Thomas Chávez en “España y la independencia de EEUU.”, editorial Taurus, 2006. El autor es un estadounidense hispano genuino y autóctono.

  11. Efectivamente, eso es así. El problema entre otras cosas es lo “anglosajón”, el querer reinventar la historia y contarnos su historia a su gusto. Hay que luchar contra ello, con la misma historia en la mano que a muchos no les gusta, ésa es la ‘mejor medicina’, y más sabiendo que Lummis hay bien pocos.

    ¡Saludos!

  12. Tengo en mis manos el libro “Los exploradores españoles del siglo XVI” de Ch. F. Lummis editado por la Casa Editorial Araluce de 1916.
    Y, francamente, fue una gozada el leerlo hace muchos años (casi 50).
    Pensando en recomendar su lectura, me puse a ver si había sido publicado más recientemente, porque pensaba que era inexplicable que en una época en la que parece que está de moda la novela histórica no lo hubiese visto por los escaparates de las librerías, y me tropecé con esta entrada a vuestro blog.
    No me pude resistir a hacer el comentario y decir que… No apreciamos nuestras cosas.

  13. Gracias Carlos. Es así, no se aprecia lo nuestro, bueno, no por todos afortunadamente… El problema, o mejor dicho, unos de los problemas es la propia división que arrastramos hace muchísimos años de todo aquello que no comulgue con unas ideas políticas, culturales, etc.; sin embargo existe una minoría (antes y ahora) de personas que nos sentimos impelidos a mostrar y declarar sin ningún tipo de complejo o prejuicio las hazañas, hechos, y gestas de los españoles, de España, de su Historia a través de los siglos, por encima de políticas o imposiciones culturales como puede ser una de ella la anglosajona que -lleva muchos años intentando contarnos la Historia a su manera-, sobre todo en lo tocante a la Historia de España y de los españoles en el mundo. Por eso, el caso de Lummis, es de los pocos se podria decir, único y encima de otra época, cosa que tiene más merito y, a muchos tiene que hacerle que sienta como mínimo vergüenza y al mismo tiempo admiración.

    Un saludo.

  14. ja! Lummis, era un historiador xenófobo, este libro es una tipica actirud “eurocentrista”, y pues como ya saben, la Arqueologia y la etnohistoria han destruido esas creencias absolutistas y homogenizadoras.

    pd.: Una menera mas mentada y estudiada para comprender mejor la tematica de los españoles en Latinoamerica son los libros de Waldeomar Espinoza Soriano. Pero lo dudo que lo conoscan, porque aqui solo se ufanan por leer a un historiador por el simple hecho de ser estadounidense.

  15. Para comprender la temática de los españoles en Latinoamérica hay unas cuantas publicaciones en América y en Europa (España concretamente), sin embargo de los españoles en los EE.UU. hay muchos menos… Lummis [sin entrar en más detalles (mi intención no es polemizar), era un hombre de su época y de su cultura con lo que eso conllevaba…], es uno de los pocos angloamericanos que el en el siglo XIX reconoce sin ningún tipo de prejuicios el valor y gestas de los españoles en América del Norte (EE. UU. en particular) Actualmente en el mundo anglosajón (algunos autores) y en pleno siglo XXi todavía hay prejuicios hacia lo español y las gestas de los españoles en en la Historia. Su obra entre otros cosas lo reconoce, asi de sencillo y al mismo tiempo mostrando una honradez y nobleza que muchos otros no sabían que era eso, pues como decia antes estaban llenos de prejuicios hacia lo español… Y en cuanto a leer le diré que un servidor lee a historiadores estadounidenses, no por ser estadounidenses sino por ser historiadores al igual que lo hago si es de España, Chile o Venezuela por poner un ejemplo…

  16. Hace pocos dias compré el libro de Charles F Lummis
    “Los exploradores del siglo XVI. Vindicación de la acción colonizadora española en América”. Colección Austral. Espasa Calpe. y “Banderas Lejanas” de Fernand Martinez Lainez y Carlos Canales Torres.EDAF. No se los pierdan porque son una maravilla y desmontan todas las farsas de la Leyenda Negra y de los anti-España que nos acechan y rodean en nuestra gloriosa España.Hay mucha más bibliografia que deberiamos poner en conocimiento de los analfabetos e indigentes intelectuales que nos malgobiernan.

  17. Acabo de leer el libro Los exploradores españoles del siglo XVI de Charles L. Lummis. Desde Argentina y desde pleno siglo XXI no puedo compartir los elogios y vindicaciones que hacen los españoles , en general , al texto. Por supuesto y quien tiene capacidad para tomar distancia , la conquista española ha sido un hito en la historia.Tengo en mi familia ascendencia española de parte de madre y aunque no he viajado a España me rodean muchas personas que si lo han hecho e inclusive han vivido en nuestra madre patria.No se puede cambiar la historia y todas las interpretaciones son subjetivas. Pero a medida que recorria el libro me presentaba el autor una romantica gesta en donde los españoles , cual peliculas de vaqueros , eran los buenos , cultos y cristianos que iniciaron una mision cuasi sacra de expandir la ¨civilizacion¨a este lado del mundo. De hecho yo soy ese resultado. En Argentina la mayoria de la poblacion es descendiente de europeos pero principalmente , obvio , de españoles. Pero el libro carga con numerosas inexactitudes historicas , producto quizas de su parcialidad respecto del lado triunfador de la conquista.No es que los indios fueran atrasados , esto es solo la medida que toma el hombre europeao respecto de las demas culturas. Cada pueblo se atiene a sus tradiciones y el destino se forja por la suma de voluntades. Pero nadie juzgaria una hazaña heroica si alguien invadiese su casa y obligara a abrazar otra religion , otras costumbres y usufructuara sus bienes en nombre solamente de una idea o creencia considerada unicamente por el usurpador como superior. Lo que esta muy claro es que la superioridad estuvo marcada por la fuerza , la ambicion y codicia y por vanagloria. No tengo sangre india , solamente ascendencia europea , pero no necesito que me invadan y sometan en carne propia para ponerme siquiera unos instantes en el lugar de las victimas , que tenian sus tierras , sus creencias y leyes y organizacion social y economica propia , mejor o peor que otras de acuerdo a sus propios terminos.No es coincidencia que quienes ven las gestas de conquistas y guerras consideren justas las hazañas. Es la simple proyeccion de ese ego ambicioso que los hacer dar loas a cualquier aventura temeraria que se arrogue los derechos por la fuerza. Cualquier discusion termina a balazos cuando a quien no le resulten los argumentos del contrario opte por hacer valer sus convicciones por la fuerza.Por desgracia es una constante de la humanidad , la historia es basicamente la historia militar y todo lo que deriva de ella es a posteriori.No me cierro a que todo tenga muchas aristas y que la mia sea la sobresaliente. La historia marca los hechos y quien sabe si Hitler hubiera alcanzado la bomba atomica(se llama ucronia) no se hubiera impuesto a la voluntad del resto y todos harian loas de su inteligencia , capacidad y valentia y vivieramos en un mundo monocromatico. Quizas ocurra en un futuro , es muy propio de los seres humanos proyectar sus ideas a la escala de sus ambiciones.Fui educado en la fe catolica pero con el correr de los años solo me queda una reducida fe personal. Son tan copiosas y tan flagrantes las contradicciones entre el espiritu y la letra de los hechos que creo sinceramente que todo se resume en un partido de futbol. Que entre agua a mi molino y que se seque el vecino.
    Que muera el torero y que viva el toro.

  18. Estoy completamente de acuerdo con la vindicación que hace Hetor Micer de su historia. Intervenciones como la de Mundo Hispánico (mundo al que yo, siendo español, no me considero vinculado de ninguna manera) no son propias de un foro serio que trata de historia.

  19. No me siento vinculado con la idea de una España esencial, eterna, cerrada a cualquier crítica y con ínfulas de grandeza basadas en el pasado, un pasado que fue mucho más rico y complejo que el que imaginan los patriotas de salón que para nuestra desgracia tanto abundan.
    Además, una de las características que más me gustan del carácter español es que no se fía de los demagogos que utilizan tantas mayúsculas para expresar sus ideas, quizás porque carecen de ellas. Y la referencia a los analfabetos intelectuales y demás es lamentable. Si se es filofascista hay que decirlo bien claro, es así de sencillo y no echarle la culpa a la gente letrada, que bastante tiene con aguantar cosas así.
    No es que yo no sienta respeto por la historia de España. Creo que con los comentarios que he hecho, así como las reseñas, ya lo he demostrado sobradamente (y si no se entiende así, me importa más bien poco); lo que me escama es esa prepotencia, basada además en títulos secundarios, divulgativos en el mejor de los casos, que tienen más fotos que texto y que pueden servir quizás de entretenimiento para una tarde, pero que no tienen ni la complejidad ni la factura que merece un tema así. La conquista de América tiene sus luces y sombras, y las otras naciones que participaron en ella lo hicieron igual o peor que España, como seres humanos en su contexto histórico. Pero eso es una cosa bien diferente que suponer que encima toda Hispanoamérica tiene que estar feliz con su pasado y que cualquier idea en sentido contrario es propia de traidores, rojos, vendepatrias o cosas así (la retórica, como la tontería, es infinita). Las palabras son palabras, nada más: “labor colonizadora” suena muy bien; saqueo y conquista, ya no suenan tan bien.

  20. Entendido,solo era para entenderlo mejor. Una cosa que no entiendo muy bien, tal vez puedas explicarmelo, en el primer parrafo dices que nuestra historia es mucho mas rica que lo que los “amateurs” imaginan. Pero si se engrandece nuestro pasado, ya es demasiado… No se si me explico bien.

    “labor colonizadora” suena muy bien; saqueo y conquista, ya no suenan tan bien.”

    Tal vez, en la epoca de esas conquistas, esas frases sean sinonimas…

    “y las otras naciones que participaron en ella lo hicieron igual o peor que España”

    Cada uno tiene sus ideas y opiniones, y espero que entiendas que no estoy de acuerdo con esta frase. Para mi, la conquista española no tiene parangon en la epoca.

    Sin ser un patriota de salon eh 🙂

  21. Desde luego la terminología de “Mundo Hispano” es partidista, obsoleta y tiene cierto tufillo… ¿fascistoide?

    No se pueden equiparar a Lummis, que desmitifica y contrarresta la visión anglocéntrica de la Hª de América de un modo quizá un tanto romántico, con “Banderas lejanas”, que es actual y divulgadora y no se ahorra críticas a la actuación española en Norteamérica cuando procede.

    Me parece acertada y razonable la argumentación de Hetor Micer.

    Pienso que no hay que confundir la visión de Mundo Hispano con una moderna visión panhispanista que implica relaciones, en un plano de igualdad, lingüísticas, culturales, sociales, históricas, comerciales, políticas, etc.
    Por ejemplo, sería más adecuado hablar de “Hermana patria” más que de Madre patria(hermana mayor, si se quiere), de naciones hermanas de ambos lados del Atlántico, y dejarnos de falso paternalismo y trasnochados imperialismos. Redundaría en beneficio de todos, creo yo.

    Saludos

  22. Permitanme , por favor , hacer un nuevo comentario. Argentina es un pais que luego de independizarse de España tuvo un derrotero pro europeo.Nuestros patriotas , con una gran variedad de principios , aspiraban a un modelo europeo de educacion , costumbres y economia.Excepto Sarmiento que fijo en parte su mirada al naciente imperio (democracia) americano todos menospreciaban en diferente medida al habitante originario. Se lo fue exterminando , por salvaje , con grandes campañas de conquista , similares a las originales de los españoles. Un real y verdadero genocidio. Como argentino descendiente de europeos pertenezco y estoy medianamente integrado a mi sociedad actual. Pero mi inteligencia , que dicho sea de paso ha sido gestada por la cultura y educacion europeizante , no me ha cegado a la comprension.Los aborigenes , ahora llamados algo mas dignamente ¨originarios¨mantienen la segregacion racial atavica ya sembrada por los españoles.El hecho de nacer escapa a todo fundamento. Nada es mas ciego que fiscalizar a tus congeneres por su nacimiento. No niego , aunque no comparto , que las condiciones socioculturales hagan que mayormente germinen cualidades y aptitudes que son utiles y determinantes para desenvolverse en esta sociedad tecnificada y predeterminada que hoy impera y quizas por muchas decadas mas , pero es absolutamente injusto segun esas propias valoraciones culturales que nos enseñan en la escuela desde hace un tiempo ya largo que nos consideremos con derechos. El derecho es producto de la razon y de la conciencia , no de la fuerza. La fuerza es el derecho de los impotentes mentales. La fuerza es lo que nos ubica en el limite de nuestras propias existencias.La defensa y el ataque son solo variaciones del concepto de fuerza. Aqui en Argentina la sociedad es variopinta. No escasean personas que se rigen por ese ¨derecho¨de la fuerza , como blason monarquico. Los argumentos son copiosos y van desde la necesidad de preservarse hasta la Darwiniana mentalidad de la supervivencia del mas fuerte. No menosprecio la fuerza , es lo que nos impulsa a vivir.Solo que creo y una creencia no es mas que eso , que debe subordinarse a la inteligencia. Y entiendo la inteligencia como un organo de la especie que deberia velar por la justicia en el sentido mas universal.Quizas sea romantico.No me considero a mi mismo gestor de ninguna transformacion social o cultural como para iniciar una gesta virtual. Pero este mismo foro es una manera que el ser humano desarrollo para intercambiar conocimientos , opiniones y puntos de vista y hay que usarlo.España ya tiene su lugar en la historia , para bien o para mal o para juicio de quien la estudie , pero España no es un lugar donde nazcan seres humanos distintos.Disculpenme , por favor , la digresion , pero la historia no pasa por España. España es un jalon en la historia.Nuestras vidas son paginas en la historia y la historia continuara tras nuestra partida.El tiempo es la historia y el tiempo nos devora como nos ilustra el genial cuadro de Goya.Sin pretensiones de originalidad postulo que creer es apostar y apostar nos retrotrae a jugar , a la nada rigurosa infancia , en donde ser significa ganar.Tengo 45 años y pienso que madurar es negar la importancia de la infancia , en lo personal , en lo nacional , en lo humano.Vivimos aun , me parece , en la infancia de la humanidad.Necesitamos ganar y ganar significa que otros pierdan.No se nos ocurre pensar en que ganemos todos.Que ganemos todos no tiene valor aun.Ortega y Gasset decia que el desarrollo de la humanidad se debia a tan solo un puñado de hombres.¿Sera infantil pensar que ese puñado creciera hasta cubrir a toda la humanidad? Un abrazo desde el tercer mundo

  23. Dejémonos de Imperios, nacional-socialismos, fascismos, populismos y otras historias… el Tema es el que es y la reseña está clara… Hay que tener cuidado, pues la Leyenda Negra y la hispanófobia está al orden del día, de hecho se arrastra desde el siglo XVI por desgracia.

    Los españoles hicieron en América lo que hicieron (de todo) pero no más que otras naciones, incluso en algunos casos menos aunque parezca mentira…

    Lo fuertemente hispanofóbico e indianista se arrastra por desgracia (en América y Europa sobre todo) desde por lo menos el Siglo XVI.

    Con un simple ejemplo de una obra (anglosajona) tenemos más que suficiente.

    “Ninguna perspectiva que pueda sacar de la Conquista (española) puede hacerla parecer de otra manera que amargamente triste y desesperadamente innoble… los asesinatos y las desolaciones (de los españoles en Indias) excenden de aquellas de las más inhumanas tiranías de la Historia, no han sido superadas desde entonces”

    “The Indians of the Americans”, John Collier

  24. Hola Hector. La verdad que tienes parte de razon en lo que dices, pero te falta un detalle importante. Cuando dices que los argentinos ( ya independizados ) hicieron limpieza de indigenas y mestizos, muy importantes estos ultimos, pues fueron el resultado del mestizaje de los españoles con los indigenas. Y ahi esta la diferencia crucial del colonialismo español con el ingles y con la actuacion del recien formado pais Argentina. Los españoles ( tus antepasados, no los mios, pues los mios se quedaron en España ) se mezclaron, solo date un paseo por el resto de Latinoamerica y veras que TODOS ( unso cuantos ) son mestizos…no puede haber genocidio y esclavitud y a la vez mestizaje, es fisicamente imposible. No se puede esclavizar a un indio con ser “subhumano” por tener piel oscura cuando tu hijo y tu sobrino son asi tambien !! eso si…se le puede explotar….igual que se hacia con el pobre campesino español en aquella epoca, pero eran LIBRES Y HUMANOS. Saludos.

  25. Cuando digo ” se puede explotar ” no me refiero a que me parezca bien, aclaro.

    Cuando digo que ” tu hijo y tu sobrino tambien son de piel oscura “, me refiero evidentemente a que los españoles nada mas llegar a tierras americanas se casaban con indias o ya mestizas , por tanto el concepto de esclavitud como trato a un animal subhumano no fue posible ni probable. En camvbio un ingles trataba a un indio o mas tarde a un negro como un animal subhumano y desprovisto de alma, al cual por supuesto no habia que convertir al protestantismo, pues carecia de alma. Un ingles no posia casarse con una india o negra, bajo pena de muerte y como siempre la pura logica : busca mestizos norteamericanos en EEUU y Canada, veras poquitos….Los españoles no causaron ningun genocidio en America, si asi fuera, entonces ahora desde Mexico hasta tierra de fuego quien habitaria ?? Solo los argentinos ( bien blanquitos ) ? pues ellos fueron el unico resultado de algun genocidio en Centroamerica y Sudamenrica.

  26. hola a todos, he llegado a esta web a traves de informarme del ingeniero Juan Cebrian y ha sido muy interesante todo lo que he leido.Yo puedo indicaros algunos libros bastante interesantes referentes a la exploracion española en estados unidos, incluso canada donde la isla de vancouver fue española durante 50 años. Estos son los siguientes libros : +Las raices hispanas en estados unidos de David Arias. coleccion mafre 1492. +La huella de españa y de la cultura hispana en los estados unidos de Borja Cardelus. Libro muy bueno y entretenido. +Diego de borica y Retegui,gobernador de California de alaveses en la historia. +El final del descubrimiento de ameria.California, Canada y Alaska.De Francisco Fuster Ruiz de la universidad de Murcia. Hay alguno mas como Amerikanuak aunque ya no es de los primeros expoloradores, sino de los vascos que ivan de pastores a estados unidos que resulta curioso. El comentario no esta muy bien estructurado pero espero que os valga alguna informacion. A mi es un tema que tambien me gusta y me interesa. Hasta otra ocasion.

  27. Uno de los mejores libros que he leido nunca sobre la tan desconocida historia de España y su influencia en América. Lo que más pena me da es que en los planes de estudio de nuestro país no se incluya ni un 10% (siendo bastante generoso) de las grandezas que se nombran en el libro.

    Por eso, cada vez que veo a alguien minimamente interesado en la historia de España y de toda América o Filipinas y demás territorios con fuerte influencia española le hablo de todos esos personajes tan desconocidos y de sus hazañas.

    Es de vergüenza que héroes como don Blas de Lezo y Olavarrieta, Bernardo de Gálvez o Javier Balmis entre muchos miles más ni se nombren en nuestros libros de enseñanza ni se fomente su conocimiento a nivel institucional

    Muy buen blog y mejor reseña.

  28. Luismi, muchas gracias.
    Me alegro mucho que te haya gustado la obra.
    Sí, un magnifico libro de un autor excelente.
    La Verdad (histórica en este caso), siempre es una, aunque duela, moleste y algunos o mejor dicho muchos traten de ahogarla, esconderla, eliminarla… Siempre habrá personas (por muy pocas que sean) honradas y con principios que luchen por ella, Lummis era uno de ellos…

    ¡Saludos!

  29. Este libro me lo apunto

    Y si, va siendo hora de dar al César lo que es del César. Mi santa hermana me contó el otro día, tras volver a casa desde tierras británicas, que le dio por visitar un museo, y que le contaron que los españoles sólo buscaron oro y explotar a los indígenas, mientras los ingleses trataban de llevar la educación, la religión y la libertad a todos esos pueblos….

    Saludos

  30. Hola:

    Desgraciadamente es la mala información la que prolifera (incluso en España), respecto a lo que hicieron esos héroes en América y que tan INJUSTAMENTE se les está siendo valorado actualmente (SOBRE TODO POR EL MUNDO ANGLOSAJÓN).Gracias a éste historiador (CHARLES F.LUMMIS)y a sus libros me he enterado de la auténtica realidad y la grandeza de éstos hombres.GRACIAS POR SIEMPRE CHARLES.
    NOTA: Este libro (Exploradores españoles del siglo XVI)y algún otro como el de (Naufragios) de Cabeza de Vaca, debieran ser de obligada lectura en todos los colegios de España y América.

  31. No puedo estar más de acuerdo con este último comentario: nunca había leído una reivindicación tan atinada de la tenacidad de los españoles en América, de sus exploraciones y de su obra civilizadora. Por casualidad , y sin conocer a este autor, compre una edición se 1922 de la obra de Lummis este verano en Santander y, aún habiendo leído previamente a H Thomas, la obra de Lummis me parece especialmente lúcida, por lo que ha sido una gran y grata sorpresa y un placer su lectura .
    Saludos

  32. Leo apenas ahora estos comentarios y, claro, el artículo que los motiva. Inclusive con respecto a aquellos sobre los que opino diferente, me llama la atención su altura. Y los acabo de leer, porque reorganizando mi biblioteca volví a tomar el libro de Lummis editado por Araluce. Por lo que le falta la portadilla y algunas páginas de la introducción, no puedo decir de qué año la edición, pero presumo por su estado que es la de 1926. Lo había leído hace años, cuando estuve dedicado a ese tema en particular, con entusiasmo y sorpresa. Naturalmente, yo sigo en esas lecturas históricas el postulado de que hay que estudiar previamente al historiador. Y también tengo la convicción filosófica, de que no se pueden juzgar hechos históricos del siglo XVI, o de cualquier época, con los valores y los conceptos de finales del siglo XX y ahora, del XXI. Eso no quita al juzgamiento retrospectivo, ni a la investigación de lo que en verdad ocurrió y su por qué, ni a rectificaciones o derrumbamientos de mitos o por lo menos al develamiento de mucha mitología histórica. Inclusive, que las maestras en la escuela nos hubieran enseñado esa historia patria casi como historia sagrada. Ya el tiempo, la edad y el estudio, nos llevan a situar las cosas en su verdadero sitio. Y eso lo hemos hecho, gracias a la emoción, al amor a la historia, al respeto al pasado, a hacer parte de esa historia, que esos maestros “idealistas” o románticos, nos trasmitieron con fervor. Hoy no se enseña, hace años que no, y la ignorancia de los nuevos profesionales es abismal. Y entonces, parten de los prejuicios o los sesgos que ahora imperan. Aquí en Colombia y hasta en pueblos pequeños, les ha dado por quitar estatuas y hasta cambiar nombres. Es desconcertante contemplar a mestizos abjurando de su ascendencia o de los nombres destacados de los conquistadores, pero sin hacer nada por la población indígena. Pura retórica política arrastrada por unos cuantos tópicos mentirosos, o por lo menos, relativos. Pero para qué contar, son altas fiebres que espero pasajeras, aunque la calentura es tan vieja como la conquista. Antes de la Revolución Francesa o de la Declaración de los Derechos del Hombre por la ONU, las Leyes de Indias son ejemplo admirable de humanidad y de respeto y protección por los seres humanos y de sus derechos. Se dieron “Juicios de Residencia”. El historiador colombiano, que fue ministro de relaciones exteriores, Indalecio Liévano Aguirre, destaca y puntualiza este aspecto, en el comienzo de su gran libro “Las grandes conflictos sociales y económicos de nuestra historia”. Querría decir más, pero no quiero extenderme. Muy bien el recuerdo de Lummis. No hay que olvidar que su mentalidad muy siglo XIX, está mediada por esa concepción sobre lo “salvaje”, hegeliana también, que ha incitado mucha literatura. Su aporte de dar otra mirada, desde su mundo y formación, es admirable y novedosa. Hasta dentro de su contexto. Gracias por recordarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *