USS Reina Mercedes (IX-25), Lambert M. Surhone.

¡Buf! Me da hasta vergüenza hablar de esto, aunque lo hago más bien para que no haya más incautos como yo que acabaran con el culo y el bolsillo quemados, porque el librito en cuestión (como todos los de esta serie) cuesta un ojo de la cara y solo ofrece un cuenco vacío.

Durante un tiempo estuve investigando sobre el destino de aquellos buques españoles capturados y/o reflotados que acabaron portando las siglas USS tras aquel aciago año de 1898. Tarea que, aviso, no es nada fácil, más bien ardua y tediosa. Estuve embarcado en post de la vida del USS Reina Mercedes, queriendo llegar al detalle y, justo entonces, hallé la portada del libro que ilustra el encabezamiento de este artículo. En ningún portal donde se lo ofrecía a la venta se mostraba la más mínima información sobre su contenido; sí sus medidas y lo que más me llamó la atención: que superaba el centenar de páginas. Me sorprendió dicho dato, sobre todo tras solo encontrar vagas referencias aquí y allá sobre un periodo posterior a que acabara cortando el paso en Santiago de Cuba.

Reconozco que hasta me llegó a emocionar. Estaba cansado de buscar y este libro, a pesar de que me mosqueaba bastante con su referencia a los artículos de la Wikipedia que porta cuan medalla carmesí en la portada, me atraía como un maldito canto de sirena cruel y hambrienta. Aquel centenar de páginas me susurraban sobre casi seis décadas de servicio en la US Navy de nuestro crucerso y que podrían estar cargadas de datos y anécdotas, de historias y noticias.

Ya os he dicho que es carísimo este libro, ¿no? Y eso que me molesté en buscar un sitio donde lo vendieran más barato… aún así no me compensa por la inutilidad del mismo. Al fin encontré el punto matriz de publicación resultando que, como todos sus hermanos de la larga serie, es de publicación bajo demanda. Esto quiere decir que el archivo lo tiene la imprenta y si hay una petición pues lo fabrican, dando igual que sea de un ejemplar como mil.

Dios mío, cómo me sigue doliendo el bolsillo, sobre todo al recordar cuando abrí el paquete en el que venía y me encontré con el resultado de mi compulsiva compra. Sí, amigos, sí, el USS Reina Mercedes referenciado en portada y contraportada, lo tenía entre las manos, pero sobre el mismo, en su interior, ¡no se trata más allá de dos páginas y media! Y encima, ¿qué es? Un copia-pega del artículo en inglés de la Wikipedia. ¿El resto? ¿Noticias del Reina quizás? ¡No, para nada! Más artículos recogidos de esta enciclopedia de Internet que poco tienen que ver con el objeto y el título. Qué es un crucero, alta y baja de buques en la Marina de los Estados Unidos, referencias a buques que ni son de la categoría del supuesto objeto de estudio (¡hasta hay un dique flotante!) , organigrama… Por dos miserables hojas y media he pagado un precio de oro. Por algo que no ha sido otra cosa que hacerse con escritos publicados, pegarlos en una página de Word y cobrar por un trabajo que solo ha costado el tiempo de maquetación.

Estos individuos que ponen su nombre a este libro, lo hacen en otros cientos de volúmenes dedicados a toda la LOB de la USN, personalidades, etc. y, supongo bien, con todo aquello que se les cruce por el camino.

Me hubiera gustado cargar con más mala baba mis dardos, pero no es menos cierto que la vergüenza perjudica la atención y la puntería (y sobre todo al cometer el grave error de no investigarles antes de desembolsar).

La moraleja es bien simple y fácil de captar: no seáis tan mentecatos como yo.

Considerad esta parte de la cartografía como de bajíos peligrosos ante una costa estéril.

Lengua: INGLÉS
ISBN: 978-613-2-37184-3
Año de edición: 2011
Editorial: Schaltungsdienst Lange o.H.G.
Plaza edición: Berlín
Líneas: 112

11 pensamientos en “USS Reina Mercedes (IX-25), Lambert M. Surhone.

  1. Lamento la mala experiencia.

    El desguace del Reina Mercedes fue gestión de José María de Areilza cuando era embajador en USA. Se enteró de la existencia del buque e hizo las gestiones con su gran amigo el almirante Carney, jefe de la Navy. Está todo relatado en su libro de memorias “Memorias Exteriores 1947-1964” Ed Planeta Espejo de España pag 94 y ss

    saludos

  2. Mejor que al reciclaje o el cash converter,haría algo mejor.Por mucho que te duela el dinero gastado yo lo enviaba por correo a la propia editorial.En la primera página en blanco que tenga el libro te desahogas y les podrías decir algo como “es de tan bajo nive el libro que no merece estar ni un segundo más en tu casa”.Es solo una idea.
    De todas formas,por lo que explicas del contenido y lo que te ha costado,no sé si estamos hablando entre 20 o 40 euros???,está claro que es publicidad engañosa y que se podría denunciar,pero claro como esta la justícia española (que se lo digan a los pobres padres de Marta Del Castillo) cualquier pierde el tiempo por un libro,que además es una bazofia.

    Gracias por hacerlo público en Novilis,y que al menos los demás no caigamos en el enredo.Al menos,no sé si te consuela,pero has hecho una buena obra publicando este artículo para los novisleños!!!

    Saludos,

    Xavi

  3. Pues muchas gracias por prevenirnos, Javier, y siento el chasco; yo creo que a muchos nos ha pasado algo parecido en alguna ocasión, en mayor o menor medida.
    Siempre se aprende de los errores.

  4. Sí, sería interesante tu propuesta, Xavi, pero gastarme dinero en mandarlo de vuelta… Con denunciarlo aquí me quedo más tranquilo.

    Muy bueno, Verdoy, me pillé en la biblioteca “Así los he visto”. Buscaré ese otro también.

    Y pensar que con lo que gasté podría haberme suscrito por un año a una revista…

    Aprendiendo, Tasos.

    Un saludo!

  5. Pues sí que es una mala experiencia, Javier.

    Creo que todos los compradores “compulsivos” de libros, hemos sufrido alguna vez un chasco en alguna de nuestras adquisiciones vía Internet, cuando el contenido no se ajustaba a lo esperado.

    Es más común hoy en día, debido a la generalización de las compras por Internet, cuando se adquieren productos sólo por la vista. A mí me pasó algo parecido con un libro de importación de un sitio tipo Amazon, pero aunque el precio que pagué fue bajo, la rabia fue haber desperdiciado dinero en los costes de envío del mismo.

    Mi regla de oro es, para compras superiores a 25-30 euros, comprar siempre en librerías físicas, después de ojear y hojear el producto deseado.

    En mi caso, lo que más rabia me da, es recibir un libro con “desperfectos”, sabiendo que su devolución es engorrosa, y que en tienda lo habría descartado por otro.

    Con todo, se agradece el “aviso” de Javier. Un saludo

  6. I was taken in on another such “book”, proporting to be about the Imperial Japanese Army’s Type 2 halftrack Ho-Ha. I read the description closely, but it was just a general statement about the vehicle, a recapitulation of what little is generally known.

    I took the bait and bought the book, only to find that it was a “print on demand” compilation of everything that Wikipedia had on the Imperial Army, with (as in your case) the book’s on line description being the only text on the Ho Ha vehicle.

    I returned it at once, and wrote a scathing review on Amazon.com, hoping to deter others from being made part of this fraud attempt. However, with an infinite number of topics to choose from, I don’t think that we have seen the last of these “books”.

  7. One other detail to add here. The booklet that I bought is no longer listed for sale on Amazon.com. Since it is (or was) a print on demand item, it is likely that one negative opinion (and mine was scathing) was enough to get it pulled.

    My book was allegedly under the “authorship” of Lambert M. Surhone and Mariam T. Tennoe, and the editorship of one Susan F. Henssonow. All three of these names are pretty bogus looking (as far as US naming conventions are concerned, and one of them is held in common with the “author” of your book.

    Doing a name search on amazon.com for Lambert M. Surhone, I turned up a number of other titles, most of which were listed as “unavailable”. All are paperback, and all are likely of the same crap nature. Buyer beware!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *