Trafalgar, Benito Pérez Galdós

“Trafalgar” es el primero de la serie “Los episodios nacionales” que narra de manera novelada hechos importantes de la historia de España de ese siglo tan desastroso que resultó ser el XIX. En primera persona, desde el punto de vista de un muchacho gaditano de catorce años que por circunstancias de la vida termina sirviendo de paje de don Alonso, un viejo hombre de mar antiguo oficial de la Armada Española y de la esposa de éste, doña Paca. El muchacho se enamorará de la hija de ambos, pero su amor no será correspondido pues ella se enamora de un joven oficial de buena familia.

Junto con un amigo de don Alonso, un antiguo marinero raso también anciano, don Marcial, entre los cuatro protagonizarán al principio de la novela momentos cómicos impagables. Ambos abuelos viven de los recuerdos, rememorando viejas guerras y repitiendo una y otra vez las mismas batallitas. Por el contrario doña Paca es una mujer realista, abomina la guerra y todo lo que representa y se pasa la vida discutiendo con los ancianos. Un momento particular es este en el que el autor hace alarde de su maestría y sentido del humor:

“ Muy enfrascados estaban ellos en su conferencia, cuando sintieron los pasos de Doña Francisca que volvía de la novena.

«¡Qué viene! -exclamó Marcial con terror.

Y al punto guardaron los planos, disimulando su excitación, y pusiéronse a hablar de cosas indiferentes. Pero yo, bien porque la sangre juvenil no podía aplacarse fácilmente, bien porque no observé a tiempo la entrada de mi ama, seguí en medio del cuarto demostrando mi enajenación con frases como éstas, pronunciadas con el mayor desparpajo: ¡la mura a estribor!… ¡orza!… ¡la andanada de sotavento!… ¡fuego!… ¡bum, bum!… Ella se llegó a mí [53] furiosa, y sin previo aviso me descargó en la popa la andanada de su mano derecha con tan buena puntería, que me hizo ver las estrellas.

Maravillosa forma de aludir a lo que todos conocemos como “colleja”.

Ante las noticias de la inminente batalla, que los ancianos ansían con gran intensidad pues piensan que puede ser el desquite de combates como San Vicente o Finisterre, se escapan como si fueran críos que salen de casa a hurtadillas a jugar y viajan a Cádiz para embarcarse en el Santísima Trinidad para ser testigos de primer orden en el combate. Aquí comienza una parte bien diferenciada de libro, pues hasta ahora se había centrado en la vida del muchacho y posteriormente en episodios concretos de su relación con sus valedores y su hija. Ahora comienza la narración de la batalla como tal, poniendo en boca de los marineros y oficiales españoles del Santísima Trinidad las controvertidas maniobras del Almirante Villeneuve. Al ser una narración en primera persona, al principio sólo tenemos conocimiento de lo que sucede en el propio navío y en los cercanos. Para dar a conocer la batalla al completo el autor se vale de lo que el protagonista oye contar a otros supervivientes españoles de otros buques tanto de la parte central de la línea como de la retaguardia, aquí concretamente es especialmente destacable la brillante narración de la muerte de Churruca. Impresionante. A continuación el muchacho junto con su amo son transferidos al Santa Ana donde presencian la recuperación del navío por la marinería española y su posterior naufragio.

El libro es breve y se hace aún más breve gracias a la enorme categoría literaria y el ingenio de Pérez Galdós, que ha hecho de un episodio histórico una gran novela de época y aventuras, sin descuidar la veracidad en lo sucedido ni caer en el patriotismo barato, pues, al igual que los pueblos gaditanos de la costa con los naúfragos ingleses, él sabe valorar el buen hacer y la caballerosidad de los marineros y oficiales enemigos. En cambio es muy crítico con el gobierno español por su dejadez hacia la Armada.

No os lo perdáis.

Editorial: ALIANZA EDITORIAL
Formato: 11.0×18.0 cm
Nº páginas: 168 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
ISBN: 9788420672663
Colección: EL LIBRO DE BOLSILLO
Nº Edición:1ª
Año de edición:2003
Plaza edición: MADRID

6 pensamientos en “Trafalgar, Benito Pérez Galdós

  1. Grande grande amigo Teiter!!. Un libro imprescindible para leer sobre cualquier aspecto de Trafalgar, un clásico. Es obvio que ha sido una de las fuentes de inspiración por ejemplo de Pérz-Reverte y su Cabo Trafalgar.

  2. Felicidades teiter,son libros que hay que leer sí o sí.Es historia dentro de la historia.Yo tengo los 5 primeros capítulos en casa de una colección muy chula que hicieron en el diario El Mundo hace un par de años. Un dia me los leo del tirón los 5.

    Saludos teiter.

    P.D:Cabo Trafalgar de Reverte me agobió por la forma de narrarla,con tanta expresión callejera de la época y tanto término marítimo,la verdad es que no la disfrute mucho.

  3. Hermosa reseña, Teiter, de una obra casi imprescindible de un admirable y prolífico autor.

    La trama está bien construída pero no olvidemos que no deja de ser una ficción novelesca bastante bien documentada aunque hay algún patinazo como el de la captura del Mejicano(112 cañones) en Cabo San Vicente o la versión tradicional de como dos navíos españoles se destruyen en 1801 cerca del Estrecho por una artimaña inglesa… No es un ensayo histórico.

    Galdós recoge aquí con destreza literaria el catastrofismo historiográfico que ve Trafalgar como el fin del imperio español.Y esa es la idea que quedó en el subconsciente de muchos españolitos.

  4. Gracias compañeros.

    Tasos, respecto a los deslices históricos que comete, ten en cuenta que Fdez Duro, que es el que más hace porque se conozca la historia de manera más fidedigna, publicó su obra posteriormente a este «Trafalgar».

  5. Sí es cierto, teiter, el estudio de Duro es de los más serio y riguroso. Don Benito seguramente no quería detenerse en esas minucias.
    Los estudios de su época se centraban en debatir y refutar teorías y versiones de autores de las tres naciones implicadas.

Responder a Navegante Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *