Tiburones de Acero, VV.AA.

Autores: J. Ángel del Río Pellón, Luis Miguel Pérez Adán

La guerra submarina en el Levante español (1914-1918)

“…puesto que Inglaterra actúa sin el menor respeto por el derecho internacional… Debemos emplear el submarino y hacerlo según su naturaleza… un submarino no puede respetar la tripulación de un buque; debe sepultarla con el barco”

Almirante Ingenohl

En 1914, el control de los mares pertenecía a Gran Bretaña y por tanto se permitía “hacer y deshacer” en los mares y océanos del Planeta a su antojo, como tal, emplearía la estrategia de bloquear maritimamente a su enemigo: Alemania.
Alemania, antes de terminar el año 1914, “descubrió” o se dio cuenta del verdadero potencial del arma submarina. El 5 de septiembre, Otto Hersing, con un U-21 hundió el crucero británico HMS Pathfinder, primer buque de guerra destruido por un submarino. El día 22 de septiembre, el comandante Otto Weddingen, con un U-9 de 250 t  y armado con tres tubos lanzatorpedos destruyó a los cruceros británicos: Cressy, Abukir y Hogue. El 20 de octubre, el comandante Feldkirchener, con un  U-17 hundió el primer mercante inglés: SS Glitra de 866 t. No sería hasta mediados de 1915, cuando el Estado alemán se planteó la guerra submarina indiscriminada con el fin de pagar con la misma moneda a los británicos que estaban estrangulando a Alemania con el bloqueo marítimo. En abril de 1915, Alemania toma la decisión de enviar un submarino al Mediterráneo en ayuda de sus aliados los turcos tras la amenaza de las armadas de Gran Bretaña y Francia en las inmediaciones de la Península de Gallipoli, el encargado sería el comandante (teniente de navío) Otto Hersing que con su sumergible U-21 en los Dardanelos hundiría a los acorazados británicos: Triumph y Majestic.
Vistos los éxitos conseguidos por Hersing y, teniendo en cuenta que el Mediterráneo ofrecía muy buenas condiciones para los U- Boote, el Alto Mando Alemán decidió enviar sumergibles de las clases UB y UC, al Adriático vía ferrocarril y después otros más grandes de la clase U-33, U-34, U-35, U-38 y U-39. Entre los meses de agosto y noviembre de 1915, entraría los primeros submarinos alemanes a través del estrecho de Gibraltar adentrandose en el Mediterráneo y utilizando el mismo como centro de operaciones. España era país neutral en la contienda y sus aguas neutrales alcanzaban la distancia de tres millas, sabiendo esto los barcos de los países beligerantes y neutrales utilizarían dichas aguas para evitar los submarinos de la Kaiserlicher Marine; sin embargo los submarinos del Káiser en su guerra contra el bloqueo que le imponían los británicos y su propio bloqueo a los ingleses y aliados no respetarían siempre las aguas neutrales aprovechando cualquier ocasión que se le presentara o incluso buscándola. Un centro de operaciones del Mediterráneo se encontraba en las costas españolas del Levante español y en particular en una zona muy “fructífera” que iba desde el Cabo de la Nao al Cabo de Gata pasando por su epicentro: Cabo de Palos y las Islas Hormigas…,  un verdadero cazadero.

Bien, llegado aquí, la obra que os estoy reseñando nos ilustra todos aquellos sucesos bélicos sobre los submarinos alemanes en su lucha contra los aliados. Una de sus primeras capturas y hundimientos fue el vapor británico Cornubia de 1736 t que navegaba de Alejandría a Glasgow con un cargamento de maíz… sería hundido a 75 millas de Cabo de Palos, por el teniente de navío Walter Forstmann un “as” del arma submarina (segundo máximo de todos los tiempos). Otro “as”  (número 1) que operaba por la zona era: Lothar Eugen Georg von Arnauld de la Periére, el cual llegaría a conocer las aguas (zona) como la palma de su mano.
Arnauld, en la visita que efectuó con el submarino U-35 a Cartagena en 1916 y, en el breve recorrido y estancia que realizó por la Ciudad Departamental, pudo escribir en el reverso de una tarjeta de un hotel:

“No somos dueños de los mares, pero paseamos por ellos”

  • 1.”Un U-35 llega a la ciudad de Cartagena”,
  • 2.”Incautación de numeroso material Top Secret en cala Salitrona (Cartagena) “
  • 3.”El hundimiento del ‘San Fulgencio’ pudo haber arrastrado a España a la guerra…”
  • Además otros casos más representaban y prestaban un clima tenso y en algunos momentos una clara violación de la supuesta neutralidad.

    Los autores son: José Ángel del Río Pellón,  Licenciado en Ciencias Náuticas, Oficial de la Marina Mercante española, etc. Luis Miguel Pérez Adán, Licenciado en Geografía e Historia y alférez reservista del Ejército de Tierra, etc.
    Los autores intentan o nos quieren mostrar una historia real, cercana en el tiempo y espacio geográfico como lo es el Levante español, donde a lo mejor algunos de nosotros vivimos…, cerca de playas, calas, cabos, puertos o ciudades que conozcamos… y es que la Primera Guerra Mundial verdaderamente fue mundial  -también tocaría al Levante Español-.

    La obra que os reseño tiene 473 páginas que nos muestran una: introducción, una bibliografía (con fuentes oficiales, trabajos individuales, artículos y una dirección de Internet), 11 apéndices, uno nos enseña las posiciones geográficas de ataques y hundimientos otro los buques hundidos en las proximidades de Cabo de Palos por los U-Boote o relacionados con estos en la Gran Guerra. Por otro lado, hay un total de 9 capítulos con  68 subcapítulos; notas y referencias (contabilizo 207); y por último fotografías, ilustraciones, croquis, mapas, etc. con un máximo de 158; además para la elaboración de la obra se han consultado archivos como: El Viso del Marqués, Ministerio de Asuntos Exteriores, Real Academia de la Historia, etc.

    Concluyendo. Una obra que recomiendo por lo bien elaborada y documentada que se encuentra. Todos aquellos que nos atrae la historia de la Primera Guerra Mundial disfrutaremos con la publicación; y los que se acerquen por primera vez, posiblemente se sorprenda con un libro de las presentes características que se centra en una zona: el Levante español,

    ¡Os deseo que disfrutéis de su lectura, fotografías y mapas!

    ¡Saludos desde la Ciudad Milenaria y Departamental!

    JF

    Idioma: Español.
    ISBN: 978-84-936502-6-1
    Edición: Primera.
    Plaza: Cartagena.
    Editorial: Grupo Editorial Áglaya
    Año: 2010
    Autores: Ángel del Río Pellón, Luis Miguel Pérez Adán

    26 pensamientos en “Tiburones de Acero, VV.AA.

    1. Un pequeño apunte, JF: Este von Arnauld de la Periére debía ser originario de una familia hugonote de los que tuvieron que huir de Francia cuando la revocación del Edicto de Nantes por Luis XIV. Curiosamente, creo que uno de los primeros oficiales del Grossdeustchland que cruzó el Mosa en mayo de 1940 también era hugonote. En Berlin (en la Pariserplatz) hay una bonita iglesia de los hugonotes franceses.
      Veo que estás cada vez más interesado con la guerra submarina durante la Gran Guerra. Desgraciadamente, no puedo recomendarte nada. Supongo que sobre el cantón cartagenero habrás leído la famosa novela de Sender.

      Saludos

    2. Toda la costa murciana es un cementerio de pecios aliados, aunque suelen estar a cierta profundidad y por tanto no son facilmente accesibles. Sobre la cuestión de la intensidad y consecuencias de la guerra submarina alemana en la PGM precisamente en esa embocadura natural de las rutas marítimas que es la salida del mar de Alboran entre Cartagena y Orán habían salido algunos artículos en revistas y foros digitales, pero no una obra completa y exhaustiva. El próximo mes adquiriré mi ejemplar, el tema me interesa bastante.

    3. Y sobre el comentario anterior, en la PGM hubo una cantidad nada despreciable de oficiales alemanes con apellidos de hugonotes franceses, por ejemplo, el general Francois que dirigió uno de los flancos del VIII ejército alemán en la crucial batalla de Tannenberg en agosto de 1914.

    4. Gracias por los comentarios.

      Los antepasados de von Arnauld habian emigrado a Alemania en época de los hugonetes es verdad, pero podía haber quedado ahí… El tatarabuelo de von Arnauld fue oficial en el ejército francés en tiempo de Luis XIV, sin embargo tuvo desavencias con el duque de Borbón, más tarde ofrecería sus servicios a Federíco el Grande, desde aquella época la estirpe de los von Arnauld quedaría arraigada con Prusia, Alemania. Es cierto, Leiva, cada vez (hace ya un tiempo) me interesa más la guerra submarina en la PGM. Gracias por tus interés en la recomendaciones sobre obras… y hablando de recomendaciones tuyas, sabes que he comprado: “Años de vertigo” empezaré a leerlo en breve, pero me voy a coger la licencia de leer el último capitulo (año 1914) y después sigo con los otros. Ahh, Sender, magnifico… en la Red hay un artículo muy interesante en pdf de Geoffrey Ribbans “Mister Witt en el Cantón”.
      Es verdad von Scheer, pero mejor que la costa murciana, diremos costa cartagenera (no se nos vayan ha enfandar los cartageneros), que actualmente va desde la Manga del Mar Menor hasta el linde del actual término municipal de Mazarrón cuya ciudad costera es el Puerto de Mazarrón. La costa murciana llamada Costa Calida, en su conjunto nos abarca desde más allá de San Pedro del Pinatar tocando la provincia de Alicante hasta más allá de la ciudad de Aguilas, tocando ya la provincia de Almeria. Si, es así como dices, pero uno de los famosos cazaderos de los submarinos alemanes en la PGM en la zona, fue el de las Islas Hormigas las cuales se encuentran muy cerca de Cabo de Palos, es una zona magnifica, allí tuvieron mucho éxito el “arma submarina alemana”. Por otro lado, aprovecho para comentar que todo aquél que nos gusta el submarinismo como es el caso de un servidor, hay que decir que es una una zona muy atractiva, muy rica… Pecios, por supuesto hay muchos en la costa, ver uno de la PGM sería toda una pasada… fíjate si hay pecios antiguos, que en zona de la costa del Puerto de Mazarrón se encontró un barco fenicio…

      Saludos.

    5. Hola, JF. El último capítulo de Años de vértigo te gustará mucho. Pero no trata sobre el asesinato de Francisco Fernando, sino de… Es como una recapitulación de todo el libro, no en vano es el año en que todo acabó.
      Por cierto, mi abuelo materno era de Mazarrón, aunque de joven emigró a Barcelona.

    6. Soy un gran aficionado de libros de la lucha submarina, tanto de la PGM como de la segunda. Tengo algunas joyitas como Submarinos!! de Spiess, los lobos y el almirante o ataudes de acero. Una buena reseña para este magnífico libro que devoré nada más salió.

    7. Gracias Kaiser por tu comentarios. En español hay poquitos libros sobre la PGM en el “palo” aquí tratado, pero hay buenas obras, esperemos que se añadan más.
      ¡Hombre Leiva! cuanto me alegro, conozco la zona costera y es de lo mejorcito que hay de la Costa Calida con magnificas calas y playas, Bolnuevo es un ejemplo… al final podemos tener algo en común… Es verdad mucha gente de la zona emigró a la Ciudad Condal.

      Un saludo.

    8. Bueno, JF, no puedes disimular tu atracción por el tema ¿eh?
      Buena reseña, en concreto,la introducción. Lo cierto es que es admirable que cada vez se hagan en España obras más especializadas sobre temas tan específicos.

      ¿Qué pasó con el San Fulgencio? ¿cómo se justificó Alemania?
      Gracias.

    9. Gracias Tasos, es verdad, no puedo esconderlo… me encanta la historia de la PGM y en particular, en nuestra querida España..
      La guerra total submarina por parte de Alemania pilló al San Fulgencio en el puerto de Newcastle donde cargó carbón para la Compañia General de Carbones de Barcelona, sin embargo, en el trayecto del mismo, el joven comandante alemán Valentiner, muy estricto en las ordenes echaría a pique el barco cartagenero “San Fulgencio”. El hundimiento del barco pudo haber arrastrado a España a la Gran Guerra del lado de la Entente, su artífice el conde de Romanones, enemigo de la política de Alemania… En cuanto a Alemania se justificó en su política de atacar o destruir todo aquello que directa o indirectamente atentaba contra los intereses de Alemania (así de sencillo). El Gobierno Imperial Alemán se mantenía en afirmar su decisión de: “para la defensa de su vida”.

      Saludos.

    10. Hasta ahora el mejor libro que he leido sobre este tema es sin lugar a dudas y con mucha diferencia Cazadores de Barcos, publicado por el Ministerio de Defensa Español. Es una completa enciclopedia sobre el tema, con más de 800 páginas al ridiculo precio de 18 eurazos.
      Este tambien lo he leido, pero le queda muy de lejos al que os cuento.

    11. Von Scheer, si que existe una obra completa y bastante exhaustiva sobre el tema. Yo la he leido hace dos años y es un trabajo impresionante, solo que no ha debido tener la publicidad adecuada. Como ya he dicho en mi mensaje anterior se llama Cazadores de Barcos, y te garantizo que leidos ambos, le da mil vueltas en todos los sentidos a Tiburones de Acero. Yo hasta el momento no he leido nada mejor sobre este tema que Cazadores de Barcos. Es un trabajo impresionante EN MAYÚSCULAS.

    12. El de “Cazadores de Barcos” también lo conozco y como dices es un trabajo con mayúsculas, pero es más a nivel general sobre España y se centra sobre todo en las costas de Galicia, pues su subtitulo es: “Historia de los submarinos alemanes en las costas de Galicia durante la Primera Guerra Mundial”, eso también hay que decirlo… Creo que no es apropiado hacer comparaciones… por eso de que las comparaciones son odiosas. El reseñado aquí, por un servidor, “Tiburones de acero” se centra particularmente y sobre todo, en una parte del territorio español como el Levante, siendo Cartagena su punto neurálgico, en este aspecto es único con muchos más detalles e información que la obra “Cazadores de Barcos”. Es como el que también reseñé “La guerra secreta del Mediterrani” (en catalán) que se centra sobre todo en las costas de Tarragona, en ese aspecto también es único.

      Un saludo.

    13. Pues yo lo siento, pero desde luego el otro me parece de lo mejorcito que se ha hecho hasta ahora. Tiburones de Acero cuenta en trescientas y pico páginas lo que perfectamente podria haberse contado en cincuenta. Pero claro, asi no seria un libro, sino un folleto. Yo tambien lo he leido y eso es honestamente lo que pienso.
      Si bien es cierto, ahi no te quito tu parte de razón, que esta centrado en un area muy pero que muy especifica y eso le permite explayarse más en detalles y anecdotas concretas.
      A mi este me ha desilusionado mucho, que quieres que te diga, hasta la narración me parece muy floja.

    14. Por cierto, ni soy gallego ni conozco a los autores de ninguno de los dos libros, solo manifiesto mi opinión como lector de ambos trabajos y como profesor universitario de historia comtemporánea.

    15. Interesante libro y buena reseña. Me pregunto si dice algo de Juan March, que según parece cobraba de los alemanes por decirles qué barcos partían del puerto. LLegó a dejar que hundieran los suyos para cobrar el seguro, he oído decir.

    16. Acabo de leerme Tiburones de Acero y debo decir que no me ha gustado. Mal redactado, aburrido, repetitivo. No se, no ha sido de mi gusto para nada. Y lo peor la redacción, parece un libro escrito por un bachiller.

    17. Tienen razón algunas opiniones por aquí cuando dicen que esta muy mal redactado y que la información es repetitiva. Podría decir lo mismo en 100 paginas o incluso menos.

    18. Pues yo lo he leído y me ha encantado. Muy documentado, con episodios ineditos como las actuvidades de Canaris, el verdadero propósito del viaje del submarino U-35, el hallazgo de explosivos y otro material secreto en Cala Salitrona… Y que decir de los apendices.
      Se ve que se lo han trabajado a base de bien

    19. Tampoco estoy de acuerdo con LMSG sobre el libro CAZADORES DE BARCOS. Un tocho de ¡casi 1.000 pagina! sin apenas fotos, tedioso y tan pedante que pone notas en alemán. Y además con cantidad de errores de concepto. ¡Prácticamente infumable!

    20. Pues acabo de leerlo y la verdad es que tiene razón la gente por aquí. Podría decir lo mismo en 75 o 100 paginas, y al autor alguien tendría que enseñarle a escribir. De pena, vamos.

    21. Esta bie que se critique la “ortografía y la forma de elaborar el escrito”, pero creo que aquí, en Novilis no es lo más importante… Donde nos encontramos lo que hay que -criticar o alabar- es la Historia que nos muestran sus autores en sus obras.
      Con respecto a la obra presente, es una de las mejores por documentación e historia de la “historia de la Primera Guerra Mundial en España”, concretamente en el Levante Español y en su punto neurálgico: Cartagena.

    22. La verdad no contaba yo con opinar en este espacio. Me vais a perdonar pero tengo que desahogar el cabreo que tengo por haberlo comprado pensando que era otra cosa. Comparto la opinión de casi todos los comentaristas. Malo como el hambre. Es cierto, es un trabajo que carece de síntesis y que dice en 300 paginas lo que podría decir perfectamente en 50. No se han equivocado para nada los que avisaron de este extremo. Y también tienen razón cuando dicen que la redacción es patética. Esto no es un trabajo de historia, es un conjunto de documentos desplegados haciendo bulto. Desde luego el autor ha debido tener sus buenos contactos a la hora de que le publicaran el trabajo, porque no vale nada. A mi me daría hasta vergüenza.

    23. El “conjunto de documentos” que muestra es de lo mejorcito que hasta el momento se ha publicado en cuanto a la PGM en la zona del Levante español (Cartagena). No hace falta que entremos en “contactos”, pues entonces ya pasamos a otro nivel…,y aquí en Novilis, creo que no es el lugar más apropido para ello. Y no es autor sino autores, que entre otras cosas son: Licenciados en Geografía e Historia (uno de ellos) e historiador especializado en la guerra submarina de las dos últimas guerras mundiales. Bueno, si ello no sirve para escribir un libro…

    24. Como le plazca JM. Si usted ha pagado con gusto el precio que le han puesto, estupendo. Yo sigo repitiendo lo mismo que he dicho. No deja de ser curioso que una más que considerable cantidad de opiniones coincidan en afirmar las mismas cosas. Entre ellas las de un profesor universitario de historia. Algo de cierto habrá, no cree usted?
      El próximo escríbalo mejor, JM. Se lo ruego. Nos ahorraremos muchos comentarios escritor y lectores cabreados.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *