Tercios de España, VVAA

La Infantería Legendaria

No cabe duda de que los españoles aspiran al dominio universal, y que los únicos obstáculos que han encontrado hasta ahora son la distancia entre sus dominios y la escasez de gente.

 

Esta aparentemente resignada reflexión del Cardenal Richelieu a su Monarca, Luis XIII de Francia, surge a causa del adjetivo calificativo “católico” que añadían a sus títulos, bajo autorización pontificia, los reyes de España ya desde tiempos de Isabel y Fernando, pero el término no sólo aludía a la firmeza religiosa sino que implicaba la acepción de “universal” y ese significado molestaba e inquietaba bastante a las restantes potencias europeas.

¿Y con qué maquinaria bélica se hacía respetar el Rey Católico durante los siglos XVI y XVII?

> Para los europeos de su tiempo no hubo sombra de duda: durante más de ciento cincuenta años, entre 1534 y finales del siglo XVII, los tercios españoles fueron las mejores unidades militares del mundo. Tres siglos después de su desaparición, todavía los especialistas de hoy comparan los tercios de infantería española con las legiones romanas y las falanges macedónicas. (pág. 9)

 

Aunque como sostienen los autores del libro:

> Los tercios (sobre todo españoles e italianos, en este orden) representaban la fuerza de choque, la columna principal del edificio militar de España y sus aliados. Ninguna tropa los inquietaba, porque estaban seguros de vencerla, y ese exceso de confianza en sí mismos degeneraba a veces en prepotencia y era causa de descalabro. (pág. 169)

 

Pero, sin duda, las condiciones y los escenarios de la lucha, por ejemplo en Flandes,  eran más que especiales como bien afirma el cronista y combatiente inglés Sir Roger Williams:

Hemos de confesar que Alejandro, César, Escipión y Aníbal fueron los guerreros más valerosos y famosos que jamás hayan existido; sin embargo, tened por seguro… que nunca habrían conquistado  naciones con tanta facilidad si éstas se hubiesen fortificado como lo han sido desde entonces las de Alemania, Francia y los Países Bajos… (pág. 177)

 

Pues sí, pese a mis recelos iniciales, debo confesar que este volumen me ha gustado por lo divulgador y pedagógico que es. Abarca toda la historia de los tercios. Trata de definirlos y aclara su génesis; estudia su naturaleza; describe los hombres, el espíritu, la vida cotidiana y los haberes tanto materiales como anímicos; nos acerca a las armas y al combate en tierra o embarcados… Todo esto comprendería un primer bloque, a mi parecer, ya que luego vienen una serie de capítulos que nos mostrarán los hechos más notables, la historia lineal de los tercios y un muy provechoso elenco de soldados y maestres y comandantes destacados (desde Francisco de Aldana, Julián Romero, Juan del Águila o Farnesio… hasta Cervantes, Carlos Coloma, Spínola, Alonso de Contreras o el mismo Cardenal-Infante…).

El curioso capítulo 13 responde a una serie de preguntas sobre los tercios. A esto sigue un glosario. Predomina, en la relación que se adjunta, la bibliografía secundaria, aunque sospecho que en el fondo es mucho más amplia de lo que se muestra, dado lo frecuente de las citas a lo largo del texto.

Martínez Laínez, afanado periodista y escritor, comparte autoría con el general de infantería Sánchez de Toca y Catalá, coautor también de Historia de la Infantería Española. Por esta colaboración la obra gana en fluidez expositiva, rigor y solidez.

Este es uno de los primeros libros de Edaf de esa serie dedicada a la historia militar de España, y quizás por eso los desplegables y demás aparato infográfico, que no el aparato gráfico, no alcanzan la calidad y la elaboración de los de las publicaciones posteriores que tanto gustan. Pero pese a esta minucia no dejo de recomendarlo como una completa aproximación al tema de los tercios. El ejemplar que poseo es de la séptima edición, comento a modo de detalle, y me tocó en un sorteo de una revista de Historia.

Saludos y provechosas lecturas.

Título: Tercios de España
Autores: Fernando Martínez Laínez y José María Sánchez de Toca
ISBN: 978-84-414-1847-9
Editorial: EDAF
Colección: No Ficción. Crónicas de la Historia

47 pensamientos en “Tercios de España, VVAA

  1. Completamente de acuerdo contigo amigo Tasos. Yo soy fiel a Edaf desde el inicio de la serie. Estas propuestas de editoriales españolas tenemos que apoyarlas, merecen mucho la pena.

  2. Bueno siento disentir un poco. Yo vi el libro y lo estuve ojeando y reojeando y me pareció bastante superficial y con un apartado gráfico e informativo muy similar al que se puede uno encontrar en internet en varias páginas sobre el tema. Y eso que yo no soy un experto, pero esperaba algo más. Igual estuve equivocado pero es la percepción que me trasmitió el libro.

  3. Porque los libros de EDAF sobre estos temas o de esta serie se parecen tanto a los libros de historia del colegio????? Para mi es un imporatnte punto en contra….

    Porque no cuidan un poco la presentacion y ha hacen mas “profesional” o de mejor calidad? …. en cuanto a lo dicho sobre que se puede encontrar mucha informacion por internet es totalmente cierto… igual que las imagenes…

    Por eso no he comprado ningun libro de estos, aunque seguro lo hicieorn con mucho cariño y sinceridad…

  4. Antes de nada quiero enmendar dos faltas; “¿Y con qué maquinaria bélica…” > fallo ortográfico; y “Escipión” que no Escisión > errata mecanográfica.

    Gracias a todos.

    Luismi y Aurelius; este libro es claramente de divulgación, ya comento que es una buena aproximación al tema, un buen comienzo, después uno puede profundizar todo lo que quiera. Yo primero leí el de Albi, pero si me apetece consultar un detalle antes acudo a éste que reseño que a aquel porque éste es más manual y recurrente.

    En la Red encuentras de todo, desde luego que sí, pero a mí me gusta tocar el papel, e incluso marcar a veces con lápiz o subrayar un dato o una afirmación que me llama la atención, leer aquí, allá o acullá sin depender de una pantalla, etc.
    Saludos.

  5. No hay problema Tasos, erratas corregidas. A mi el libro me parece bien como divulgación de nuestra historia. Es cierto eso que comenta Aurelius que se parece un poco a un libro de texto de instituto, aunque ya me gustaría que en los institutos se estudiase esto. Pero bueno, como introducción al tema están bien y son asequibles.

  6. Siempre he ojeado los libros de Edaf pero nunca he comprado ninguno.Quizás a los expertos en la materia les tira para atrás la presentación o que no profundiza en el tema.Yo creo que Edaf esta haciendo un trabajo excelente con esta serie de libros para acercarlos al gran público de una manera atractiva.Y repito no he comprado ninguno, y no por ganas sino por acumulación de libros pendientes.
    Banderas Lejanas,El Gran Capitán,Tercios de España…creo que es una buena manera de acercar nuestra historia a casi todos los públicos.
    Buena reseña Tasos.

  7. Gracias Tasos, por traernos un libro (aunque sea de divulgación o como trampolín para profundizar en el tema) que nos hable de los Tercios de España, la elite de los ejércitos en su momento a nivel mundial… A si es Javi, a mi también me gustaría que en los institutos se estudiase… sin embargo lo que se estudia sobre todo en algunas “autonomías” es la historia de la “deconstrucción”.

    Un saludo.

  8. Creo que es muy positivo que se debata sobre este tema, me gusta mucho. Las editoriales españolas deberían tomar nota que los lectores, además de textos divulgativos e introductorios también pedimos libros más especializados y “profundos”. Yo ahora estoy (entre otros) con el de Banderas Lejanas, y lo que me está descubriendo me deja con la boca abierta. Buen trabajo Edaf y a por el siguiente nivel.

  9. Javi, gracias pero que conste que el error fue mío ¡ehh!

    Sí, este libro es de iniciación, pero siempre sacas cosas en limpio y he leído varios sobre el tema. EDAF a cada entrega mejora. Cada vez se parecen menos a los libros de instituto. Y no siempre hay que comprarlos, se pueden sacar prestados de las bibilotecas, tras solicitarlos.

    Antes no había de estas cosas, ahora sí y van creciendo en complejidad. Primero hay que hacer afición y después ya se profundizará más y más…

  10. De todos los de esta ‘colección’ de EDAF cuál me recomendaríais? He oido hablar bien de Banderas lejanas y Las reglas del viento

  11. Yo el de Banderas Lejanas lo estoy disfrutando mucho y te lo recomiendo. Ni te imaginas lo que anduvimos los españoles por Norteamérica y desconocemos. Hay historias fantásticas para hacer cien películas. Animo directores del cine español ¡

  12. Este libro ya es antiguo, yo lo leí hace algunos años junto con el de Albi (que es mucho mejor). Edad, y hablo como impresor, tiene un defecto que me hace repeler un poco sus libros y es que imprime en papel couché brillo; este satinado no me gusta por el tacto y porque en mi memoria lectora me gustan mas los libros impresos en papel offset crudo donde yo puedo subrayar y anotar sin parecerme que estoy destrozando un producto caro, es tan solo una manía personal. De todas maneras es un libro que reúne una amplia introducción sobre el mundo histórico, militar, organizativo, literario y épico del “universo tercios”. En la bibliografía hay libros más clásicos y sesudos sobre el tema como son “El crisol español” de Quatrefages, “la revolución española” de Geoffrey Parker, la biografía del Duque de Alba de Maltby o el recientemente glosado aquí de Braudel sobre el Mediterráneo. Uno de los coautores del libro, Fernando Martínez, tiene otro excelente sobre el camino español que es una interesante mezcla entre libro de historia y libro de viajes. Este último también está publicado en EDAF.

  13. Un pequeño apunte: los libros de texto actuales son mejores que los de antes. De todas formas, tienen sus limitaciones, porque se ven obligados a plasmar determinados contenidos, actividades y un esquema acordado previamente por el programa educativo. Imaginaos si los autores de este de los Tercios tuvieran que hacer ejercicios de comprensión lectora o cosas así. Lo que sí puedo asegurar es que la gente que trabaja en el libro de texto es de la más profesional del mundo del libro, tanto los autores como profesionales de la corrección, editores y cartógrafos, ilustradores, fotógrafos y demás. Se cuida mucho la edición, porque es un libro pedagógico y los errores son fundamentales. Aún así, siempre hay errores, porque errar es de humanos.
    No estoy de acuerdo con la afirmación de que en determinadas autonomías se manipula la historia que se enseña en clase. En absoluto.
    Sobre la infantería española del siglo XVI se han dicho unas exageraciones terribles. Eso no es ápice para valorar su efectividad, claro. Que se la comparara con las legiones romanas o las falanges es un recurso literario clásico: se comparó también a los suizos, los lansquenetes y toda formación capaz de vencer en un campo de batalla con rotundidad. Lo curioso es que la infantería española se impuso en el Renacimiento con dos características principales: era una infantería que procedía de la costumbre castellana de formar milicias concejiles (no había desdoro en servir en la infantería, algo que también practicaban los alemanes), y en las batallas de Nápoles se usaron tácticas defensivas (fosos, trincheras, arcabuces) que Gonzalo de Córdoba copió de los condottieros italianos (Bartolomé d’Alviano, Prospero Colonna, etc.).
    No he leído ninguno de los libros a los que se hace referencia, salvo el de Parker, que trata esencialmente de la logística del Imperio, aunque me gustaría leer el de Quatrefages. Unas conferencia suyas en la Casa de Velázquez son muy interesantes. Hace un tiempo adquirí un libro italiano de Piero Pieri titulado La crisi militare itaiana del Rinascimento que es una joya auténtica. NO se pueden explicar más cosas sobre un asunto con mayor solvencia y erudición. Vicent, que trabaja en las artes gráficas, podrá valorarlo si le digo que es una edición de Riccardo Ricciardi Editori, Napoli, 1934, en hueco. Ya no se hacen libros así.

  14. Pues no estarás de acuerdo, pero hay otra gente que como “ciutadans” tampoco estamos de acuerdo entre otras muchas cosas más.

    Davout, si quieres disfrutar con un libro parecido a Banderas Lejanas y de bueno él, pero a un grado superior por su documentación… te recomiendo “El Gran Norte de México” reseñado por un servidor aquí en Novilis, verás todo aquello que hicieron los españoles en zona muy extensas de lo que son ahora los EE.UU.

    Un saludo.

  15. Buemo, JF, yo no hablo desde mis ideas políticas o haciéndome eco de ideas políticas, sino como alguien que trabaja en el mundo del libro de texto desde hace algo menos de veinte años. No niego que existan en otros campos de la sociedad tergiversaciones y exageraciones nacionalistas (desde todos los puntos de vista, porque igual de tontín me parece el nacionalismo de unos como de otros). Igual ocurre en todos los países, por desgracia. Pero este no es el caso en la enseñanza (ni en la del territorio MEC ni en ninguna otra). Sin embargo, por la experiencia que tengo en estos temas que comienzan y no acaban, por favor, no discutamos ahora de esto en Novilis, porque no sacaremos nada en claro y a la gente que consulta el foro creo que le importa un pito el asunto; lo que quiere es que se le hable del libro de los Tercios.

    Un saludo afectuoso

  16. Casio Querea; de momento he leído este y “Rincones de historia española” y ambos me han gustado. Tengo en lista de espera otros cuatro de esta serie y todavía caerá el último “La empresa de América”. Si puedo ya iré comentando.

    Vicent; con un lápiz de punta gruesa y blanda se puede marcar y señalar en estos libros y borrando apenas se nota.

    Leiva; de acuerdo contigo sobre la calidad de los libros de textos actuales, yo también los manejo pero como usuario. Este que se reseña tiene un aire a libro de texto pero muy lejano, no veo tanto la similitud que decía Aurelius. Ya sólo la cantidad de citas de autores y tratadistas de la época lo difieren bastante.

    Poniéndonos pedagógicos este libro de los tercios sería válido tanto para un nivel inicial como para uno intermedio.

  17. Bueno, cada uno tiene sus manías. Yo mantengo mis libros inmaculados. Tomo nota JF de “El Gran Norte de México”, he visto tu reseña y me ha convencido. Además ya el título del libro me parece genial.

  18. Gracias Davout. Espero que disfrutes con su lectura. “El Gran Norte de México” es un magnifico libro, creo que es una obra excelente.

    Saludos.

  19. Excelente y muy didáctica reseña, Tasos, sobre los Tercios españoles.Uno de los mejores cuerpos de la Historia militar española, sin duda alguna. Eran una gran fuerza de choque de amplia autonomía, gran capacidad de maniobra basada en la acertada combinación entre armas blancas y de fuego. Fueron reconocidos como la mejor infantería del mundo. Todos se rindieron a sus pies: no sólo los comentaristas de la época, sino también las tropas enemigas y todos los historiadores posteriores. Sus eficaces tácticas fueron imitadas, incluso, por los famosos «grupos de combate» alemanes de la Segunda Guerra Mundial. Siempre fue un tema que me interesó pero, uno lleva poco tiempo en este gran mundo de las reseñas y no soy muy dado a los ensayos. Felicidades.

  20. Welcome to Novilis, Conrad. I hope this blog be useful to you. Thanks for your interest in the spanish military history and our shared past. Sorry, but my english is so so…

    Muchas gracias, vecino Galaico. Con obras como esta yo creo que se va abriendo el apetito para luego meterse con bocados más contundentes.
    A mí también me llama la atención esa afirmación final que señala dra.

  21. Ah, Galaico, fíjate si se estarán rindiendo a sus pies que hasta la editorial Osprey parece anunciar para 2012 un MAA sobre The Spanish Tercios, y sospecho que el dibujante será un conocido ilustrador español; según el foro y el blog de dicha editora y la página de ese ilustrador…¿¿¿ :O ???

  22. Por curiosidad, Tasos, el tema de los alemanes lo leí en la web sobre Historia de National Geographic (historiang.com). También viene una información muy completa sobre los Tercios en mundohistoria.org. El tema de las tácticas lo dejaré entre interrogantes. Habvría que preguntárselo a los de National Geographic. Saludos.

  23. Por cierto, para los que anden de vez en cuando por el Foro Militar General, el usuario Tercioidiaquez, que anima el hilo sobre los tercios, pues sera uno de los dos autores de ese libro de Osprey que anuncia Tasos.

  24. Pues la verdad que no lo se. Aqui te dejo lo que ha escrito el señor este.

    “Bueno, pues una exclusiva mundial para el FMG Laughing
    Estoy coescribiendo un libro para la serie “Men at arms” de la editorial Osprey, que Dios mediante, saldrá publicado en el verano del 2012, y que tendrá por título (provisional): “The spanish Tercios, 1.536-1.704”.
    Tengo que agradecer a la editorial el poder escribir esto, para cubrir, en mi opinión, un hueco en el marco histórico de los libros publicados por Osprey. Mas todavía, porque cuando me puse en contacto con ellos, les comenté que en mi opinión, los temas “españoles”, no estaban correctamente tratados (basta con ver por ejemplo el dedicado al asedio de Malta).
    La extensión de estos libros, no permite entrar en detalle, y hay que dar una visión mas general de lo que a mí me gustaría, pero es el formato estandar.
    La idea principal, es sobre todo, orientarlo al mundo anglosajón, y que en el resto del mundo sepan quienes eran esta gente, por lo que habrá cosas, que el “aficionado” español, ya conozca, aunque honestamente, creo que vamos a poder aportar alguna “conclusión” bastante interesante y que hasta ahora, ha sido poco tratada.
    Así que nada, ahí estamos liados…”

    Y a mi pregunta sobre el coautor:

    “El coautor es mi familia, fue asesor histórico en Alatriste (pero él no tuvo culpa de los fallos… Mr. Green ). “

  25. Buenas tardes.
    Acabo de descubrir esta página y aprovecho para saludar a todos los participantes y especialmente a DRA (que ya nos conocemos del FMG).
    Como ya ha comentado soy uno de los dos autores del libro de Osprey, “The spanish Tercios, 1.536-1.704” que (Dios mediante) saldrá publicado en Agosto del año que viene.
    El libro ya se encuentra terminado y enviado, a la espera de la revisión por parte de la editorial para corregir dudas, especialmente por parte del dibujante, al que hay que mandarle todas las instrucciones para dibujar las láminas, que ha sido posiblemente la tarea mas ardua de todas, pues hay que considerar que no se puede dejar nada a la interpretación, con lo que el aporte de fotos y dibujos explicativos para las 8 láminas ha sido muy, muy extenso, quizás demasiado.
    El dibujante no es español, prefiero no decir su nombre, porque la editorial no lo ha anunciado, eso si, decir que en palabras del editor, es el dibujante que mas tiempo lleva con ellos y el de mas confianza.
    Francamente, esperamos que el libro guste a los aficionados, y creo que en el extranjero va a ser así, porque ya sabemos, que para bien o para mal, los ospreys se convierten en referencia. En España veremos lo que opina la gente, porque obviamente la gente conoce mejor el tema que fuera. De todos modos, el formato de la serie Men At Arms, debe ceñirse al aspecto exterior (uniformes, armas etc…) aunque no hemos podido dejar de añadir cosas tales como el concepto del honor, las tácticas de combate etc… y personalmente creo que no hay un libro que reuna todo lo que hemos contado, aunque obviamente, hubieramos podido escribir sin ningún problema, 3 veces mas de lo publicado.
    Me ha llamado la atención el comentario sobre las tácticas copiadas por los alemanes.
    Personalmente no creo que copiaran las tácticas, pero si, yo he puesto como ejemplo en la época moderna a los “kampfgruppen” alemanes, de la misma manera que se formaban escuadrones por parte de soldados de distintos Tercios.
    Sin mas, saludar a todos, y para cualquier duda que se pueda contestar sobre el tema, aquí estamos.

  26. Bienvenido, Tercio, y gracias por las aclaraciones.

    Me alegra ese título que anuncias; lo cierto es que ya era hora de que Osprey empezase a dar cancha a la historia militar española, y si es con autor patrio, mucho mejor.
    ¡A esperar toca con impaciencia!

  27. Lamento discernir pero no creo en absoluto que los tercios españoles puedan considerarse el mejor ejército que ha existido, como se menciona repetidamente en todo foro, página en general de producción nacional que trate del asunto del los ejército en la historia. Los tercios fueron un grupo de infantería mas, con sus aciertos y errores como tantos otros ejércitos y no favorece en nada a España esa manía chauvinista y fanfarrona profundamente alejada de la realidad que acaba desenvocando en el camino de las mentiras. También fueron temibles los ejércitos romano y griego en su momento y también les tocaría el turno a los franceses, ingleses etc… todo español se considera en la santa obligación de decir que los tercios fueron lo mejor de lo mejor por muy falsa que sea esta afirmación o por muy poco conocimiento que se tenga de historia. En cuanto un español tiene la oportunidad de salir de su “zona de fustración” se acaba pasando al otro extremo y en vez de reivindicar que España en su momento tuvo un buen ejército (no ahora precisamente) lo cuál es lógico y tiene todo el derecho a decirlo, va y dice,y a voz y en coros, que España tuvo “el mejor ejército de Europa”. Pues va a ser que no. España tuvo un buen ejército cuando le tocó ser un imperio, al igual que otros países cuando les tocó también. Además, los tercios son uno de los ejercitos más sobrevalorados, inflados de tópicos y rodeados de bulos patrioteros de la historia militar occidental. En en eso si que es buena España,en inventarse una realidad paralela. Ejércitos impresionantes por otros motivos que no se dan en el caso español son el romano, el ruso (extraordinario antes y después) el francés, el estadounidense y un largo etc. También se habla de los mercenarios españoles de antaño como si fueran únicos, pero lo cierto es que los mejores mercenarios no pueden ser identificados ya que existieron verdades élites en dicho ámbito práticamente en todos los países. Pero es que en eso los españoles si que son muy buenos, en construir una fama y un prestigio que no han podido forjar en la realidad, en el lugar y en el hecho en si mismo. De modo que todo acaba en fantasía patriótica. La falta de honestidad parece ser un defecto tan frecuente en este país como la misma envidia.
    Una pena.

  28. Si,una pena. Solo nos queda el Real Madrid y sus copas de Europa que ganó Franco en una época en que los equipos no se la tomaban en serio. Una pena

  29. Pues visto desde fuera de mi zona de frustración creo que combinar lo mejor de la falange macedónica y la legión romana, innovando definitivamente con el imperio del arma de fuego en el campo de batalla, introduciendo la primera profesionalización de la tropa, creando una normativa y reglamentos de milicia modernos, estableciendo rutas logísticas terrestres inverosímiles para su época(camino español) y marítimas (sistema de convoyes atlánticos copiado por los aliados en la segunda guerra mundial), conquista de un continente con un puñado de frustrados mediocres, y aguantándolo durante más de 400 años…. y el hecho secundario de ganar todas las batallas durante casi 150 años, efectivamente lo hace un ejército más del montón, como la flota británica del siglo XVIII, que fue una flota más del montón, o el ejército de Napoleón, que fue otro ejercitucho del montón. Ciertamente habrá que quedarse con las copas de Europa, que remedio.

  30. Los españoles no somos demasiado benevolentes con nuestra historia ni con nuestro ejército; habría que ver las películas que hubieran hecho en Hollywood si ellos hubieran descubierto el Pacífico, descubierto América, circunvalado el mundo por primera vez, mantenido un imperio en Europa durante 150 años o haber tenido a Blas de Lezo como Almirante.
    Decir “el mejor de la historia” es una expresión contaminada por el fútbol que cada 15 años descubre al “mejor futbolista del mundo” o “al mejor equipo de la historia” y no es algo riguroso sino algo forofo y sensacionalista digno de groupies. Pero que no caigamos en ese forofismo no quita para pensar que los españoles valoramos en poco nuestra historia militar, en general, y que algún valor militar deberían tener unas formaciones y unas tácticas que permitieron luchar y vencer en muchos casos a potentes enemigos mas habitados como eran la Francia o la Inglaterra de la época. En manuales extranjeros de historia militar siempre salen el Gran Capitán, el Duque de Alba o los Tercios de Flandes como hitos militares de su época.
    Como se decía a la puerta del oráculo de Delfos: “nada en exceso”.

  31. Hola, Miguel Ángel Baute y a los demás;

    lo cierto es que me has hecho releer la reseña y los comentarios anteriores por si me había o nos habíamos dejado llevar por el entusiasmo y, sinceramente, no percibo excesos de ningún tipo; cuando se alude a la excelencia de los Tercios es dentro de su contexto de los siglos XVI y XVII. Me extrañó el comentario, sobre todo porque tan improductivo me parece el chovinismo umbilical como el papanatismo, y de si algo de eso “pecamos” en España, más bien es de lo segundo, esto es, de ser unos pánfilos que sólo admiramos lo de fuera e ignoramos lo dentro; lo ideal sería un equilibrio lleno de rigor.

    ¡¡Qué labia , Verdoy, qué labia!! 😉

    Oye, Viçent, ¿cuántos partidos balompédicos del siglo tenemos por año? 😉

  32. Me temo que si se es poco objetivo y se deja llevar por sentimientos que parcializan la realidad de poco o nada sirve hacer comentarios en contra, siempre serán derribados por otros motivos poco históricos. España tiene una buena historia militar pero ni mejor ni peor que el resto de Europa, esto no es ser pánfilo, ni siquiera amable con la vecindad europea, es la realidad simplemente. Me parece correcto estar orgulloso de la propia historia castrense y sus logros, pero el exceso en este caso consiste en pretender ser los mejores de la clase, y mire usted, cuando a cada país europeo le ha tocado su momento de gloria han sido los mejores, en unidades militares dignas de mención y en todo lo demás. La humildad en reconocer esto nos lleva a la autocrítica que también es necesaria. Los complejos de inferioridad no son deseables y España no tiene motivos para tenerlos, estamos de acuerdo en eso; pero si bien dichos complejos provocan una verdadera desconexión de la realidad, la autocomplacencia y el egocentrismo tienen el mismo efecto.
    Los comentarios despectivos del señor Verdoy además de descalificarse a si mismo con su sárcasmo fuera de lugar, claro indicio de incapacidad para dialogar sobre asuntos de este tipo resultan irrespetuosos. Por cierto, llevamos años publicando trabajos de historia en la Universidad de Las Palmas, y mucho me temo que los aliados no copiaron nada a los tercios a pesar de que efectivamente se ha afirmado este extremo en cierto medio de comunicación, el sistema de convoyes atlántico es por si mismo una conclusión de estrategia militar en materia de transportes a la que se llega fácilmente debido a las circunstancias de ese momento.
    Todo el mundo ha copiado de todo el mundo en materia militar, los europeos han aprendido de este modo (el más antiguo, la imitación) los unos de los otros desde siempre, y por tanto, también los españoles se llevaron muchas enseñanzas a casa procedentes de otros países, lo cual, repito, no tiene nada de malo, todos lo han hecho. Algunos de los trabajos que hemos hecho han contado con analistas militares, uno de los cuales (no cito su nombre porque no me ha dado permiso para ello) ve también objeciones al texto en cuestión. No digo esto porque pretenda saber más que ustedes en absoluto sino para que entiendan que somos personas interesadas en el asunto y con cierto conocimiento, que no más ni más extenso.
    Pero queda claro que los comentarios burlones y provocadores de las personas “Vicent” y Verdoy” me han dejado claro que he cometido un error al entrar en este foro.
    Sin más,les agradezco la atención prestada.

  33. En lo que me toca le diré que siento su reacción y le pido disculpas porque nadie es prescindible en este foro ya todos aprendemos de todos. Y si a Ud. mi tono sarcástico le desagrada a mi también me desagradan sus adjetivos (chauvinista, fanfarrona,falta de honestidad, envidia) referidos a personas que no comparten su interpretación de los hechos. Si se lee los siguientes comentarios míos verá que hay un tono normal y mas racional con autocrítica en los siguientes comentarios en un foro que, creo, es honesto y en el que se aprende mucho. Como, por ejemplo, que no se escribe chauvinista sino chovinista o que no se escribe desenvocando sino desembocando. Son cosas que se aprenden en este foro y que yo aprendo gracias a mi compañeros de foro (eh, Leiva).
    Creo, finalmente, que es importante aprender y escuchar para poder enseñar. Y en este foro se aprende y se enseña.

  34. Sr Baute, si usted cree que mis comentarios han sido provocativos le pido disculpas. Solo son una respuesta a sus comentarios, que también a mi me han parecido provocativos. Máxime cuando en este blog no se peca de ningún tipo de chovinismo, ni de entusiasmo exacerbado, ni de patrioterismo, como usted dice. No es grato que a esta comunidad de gente interesada por la Historia Militar con mayúsculas se la califique de esa manera, de entrada y sin conocimiento.

    Pues fíjese hasta qué punto el sistema de convoyes en el Atlántico es por si mismo una conclusión de estrategia militar en materia de transportes a la que se llega fácilmente debido a las circunstancias de ese momento, que los norteamericanos se negaron a utilizar el sistema, desquciando a sus primos británicos y provocando los “segundos tiempos felices”, perdiendo tal cantidad de barcos frente a la costa norteamericana, que tuvieron que hacer finalmente caso a sus primos britones y asumir esa “conclusión estratégica” muchos meses después y con una pérdida de tonelaje enorme.

    No se hasta qué punto conoce a la comunidad de este foro, pero los adejtivos calificativos que utiliza están fuera de lugar aquí.

    saludos

  35. Hombre, Sr. Baute, no sé en otros foros pero aquí creo que hay bastante comedimiento, respeto y educación aunque a veces pueda escaparse algún comentario un tanto acalorado en medio de alguna controversia o diferencia de opinión, y si no fuese así ¡menudos tostones seríamos!

    No se moleste ni se enoje, hombre, y siga aportando sus pareceres que todo enriquece.

    Volviendo al tema de esta entrada, considero que la mayor carencia de los ejércitos de tierra de la Monarquía Hispánica era el arma de caballería, institución que se dejó demasiado de lado en favor de la infantería, aunque en un escenario como Flandes no era el más propicio para el arma ecustre; la combinación de las dos armas hubiera favorecido determinados encuentros sobre todo en el siglo XVII.

  36. Pido disculpas yo también si he podido ofender a alguien, mi intención era referirme a ciertos sentimientos generales y colectivos no a personas en concreto.

    Respecto a la corrección de faltas de ortografía, mi teclado tiene problemas con ciertas teclas y estoy en proceso de cambiarlo por uno nuevo, pero agradezco igualmente la corrección.

    Sigo considerando en todo caso que las dudas de los norteamericanos en la segunda guerra mundial no prueban que se copiara el sistema de convoyes de los españoles por parte de los aliados, son dos asuntos distintos. Aunque los españoles empezaron a utilizar el sistema desde principios del siglo XVI ¿debe considerarse un invento español? Ya se utilizaban convoyes marinos en la liga Hanseática a principios del siglo XIV y hablo de un ejempo más cercano.Existen antecedentes más antiguos. En fin, creo que no debe tratarse el asunto como el caso de la introducción de la artillería naval (Rochela, 1372),si bien su famoso primer antececente no marítimo aunque ocurre en España se debe a Mohamed IV de Granada. Pero su empleo naval aparece de mano españolas, en principio.
    No es así en el caso de la utilización de los convoyes marítimos en mi opinión.

  37. Buenos días, si los norteamericanos no implantaron el sistema de convoyes hasta después de sufrir grandes pérdidas de tonelaje, y pese a la insistencia de sus primos británicos, quizás no se trate de “una conclusión de estrategia militar en materia de transportes a la que se llega fácilmente debido a las circunstancias de ese momento”.

    Por supuesto, y ahí le tengo que dar la razón, nihil novum sub sole, que decían los romanos. Nada surge ex novo. Dicen los expertos que en las grandes innovaciones solo hay un 2% de aportación novedosa.

    Sin embargo, eso no nos debe frenar a la hora de reconocer los méritos de nuestros antepasados a la hora de establecer un sistema de convoyes atlántico. Convendrá conmigo en que hay un salto cualitativo entre las flotas de indias, que debían hacer una travesía atlántica de miles de millas con los barcos ingleses, franceses, holandeses, todos juntos, por separado, o el que tocara en cada momento, acechando a lo largo de miles de kilómetros, comparado con una flota de de panzudas urcas hanseáticas que solo tenían que hacer frente a una distancia de 500km en un tranquilo y enclavado y rodeado de tierra por todas partes, mar Báltico.

    No me negará que los requisitos de organización y defensa de una flota de Indias y de una Hanseatica dista un universo.

    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *