Tempestad sobre Vietnam, José Miguel Romaña Arteaga

“Con esta guerra he de llegar hasta el fin”.
J.F.Kennedy

La guerra de Vietnam. Esta es LA guerra para los que crecimos en los 80. Es cierto que entonces se estaba produciendo la guerra Iran-Irak, pero de esa no se hacían películas, y la cantidad de títulos que se estrenaron en aquellos años hacía que la guerra de Vietnam estuviese siempre presente en el horizonte de cualquier chaval, como algo normal y casi cotidiano. Aunque, naturalmente, como una guerra que se concentraba en patrullas de americanos buscando en la selva oscura y pegajosa a unos orientales vestidos de negro, que aparecían y desaparecían a su antojo.

Luego, naturalmente, cada uno se tomaría o no el esfuerzo de profundizar más allá de la pantalla. Y yo lo hice, pero con dificultades. Había muy poco publicado en España, y a pesar del boom de la literatura militar que se ha producido desde finales de los 90, lo cierto es que el material sobre la guerra de Vietnam sigue siendo muy escaso. Más aún, está casi todo concentrado en los soldados de leva que combatieron como infantería contra el Viet-Cong en Vietnam del Sur. Pero hubo otra guerra, una guerra librada en el cielo de Vietnam del Norte, por oficiales de carrera y en modernos reactores. Y de esa guerra trata este libro, de las ofensivas aéreas norteamericanas contra Vietnam del Norte, que trataron de doblegar al enemigo comunista mediante el peso de su poder tecnológico e industrial.

Así que es muy bien recibida esta publicación, que recomiendo absolutamente, en la medida que proporciona mucha información de interés sobre el conflicto. Ahora bien, a pesar de recomendarla, también quiero describirla con cierta atención para que nadie se llame a engaño.

Lo primero es que el libro está prologado por Vicente Talón, lo que aparte de una recomendación inmejorable, también supone una interesante reflexión. Talón defiende una vez más una tesis que apoya solidamente en sus conocimientos y experiencia: El poder aéreo, por sí solo, es incapaz de ganar un conflicto. Igualmente señala con extrañeza como la guerra de Vietnam fue un tema absolutamente ignorado en la España de la época, donde jamás despertó el interés popular.

Después, en cuanto al libro propiamente dicho, hay que aclarar dos cosas:

1- Que el autor está decididamente en contra de la intervención americana en Vietnam, contra la que no se ahorra comentarios negativos de todo tipo.
2- Que el libro carece de una estructura sólida. Se construye como una acumulación de datos, no necesariamente organizados cronológicamente, y que en ocasiones resultan un poco caóticos. Creo que el autor debería haberse esforzado más por mantener una línea temporal en lugar de suplir esa falta incluyendo una tabla cronológica al final del libro (Algo que a mí, personalmente, no me gusta en absoluto, ni en este ni en ningún libro).

En cuanto a lo primero, a veces el libro resulta un poco contradictorio, pero es una contradicción necesaria, si el autor considera convincente la versión de Vietnam del Norte, pero a la vez resulta fundamental dar la versión americana para mantener la coherencia narrativa. Aunque está en contra de la intervención estadounidense, las fuentes que usa son casi todas occidentales, y el libro se cuenta desde el punto de vista de los EEUU, aunque  el autor se identifica claramente con el otro bando. Sus puntos de vista personales son claros, combativos y muy tajantes.

En cuanto a lo segundo, lo cierto es que el contenido es muy interesante, y una aportación valiosa a la bibliografía en castellano, como señala Vicente Talón. Pero no es menos cierto que los datos se amontonan desorganizadamente, y que por ejemplo el autor pierde bastante tiempo explicando algunos puntos bastante superficiales sobre el armamento de Vietnam del Norte, y luego no se concentra en exponer adecuadamente muchas de las tácticas de los americanos, de las que nos habla como si realmente supiésemos en que consistían. ( Yo que ya había oído hablar de los “Comadreja Salvaje” en la guerra del golfo podía defenderme, pero no veo que explique correctamente lo que es un misil anti-radiación, y sin embargo si hace una descripción bastante pormenorizada del armamento nordvietnamita, y no presupone que ya sepamos que es un misil SAM).

Otra cuestión que he visto que se la ha criticado es la profusión de citas literales, algunas muy extensas, que van salpicando el texto sin cesar. Lo cierto es que aunque le hacen perder calidad como obra de creación propia, no se la quitan en ningún caso como obra de consulta. Es una cuestión de estilo, y el autor ha preferido dejar hablar a sus fuentes en muchas ocasiones. Esto, si por un lado ayuda a crear esa sensación un poco desorganizada de la obra, nos permite tener acceso a materiales que de otro modo nunca habríamos podido leer en nuestro idioma.

En resumen, un libro al que no tengo criticas que hacerle, solo precisiones que me parecen importantes al salirse un poco de lo normal en estas publicaciones. De todas formas me parece bastante recomendable para los que tenemos interés en este conflicto y no tenemos las ganas ni el tiempo de esforzarnos por leer sobre el tema en inglés.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788496364288
Colección:
Nº Edición:1ª Inédita
Año de edición:2005
Plaza edición: BARCELONA

 

 

17 pensamientos en “Tempestad sobre Vietnam, José Miguel Romaña Arteaga

  1. Muy interesante reseña estimado Urogallo. Estoy contigo en todo; en lo de la guerra Irán-Irak en los telediarios día tras día mientras comíamos, era ya parte del menú. Estoy contigo respecto al poco interés que siempre ha suscitado la guerra de Vietnam y el poco material bibliográfico que existe, al menos en castellano. La verdad, desconocía por completo este título de Inédtia, y si encima trata sobre otro aspecto como es la guerra aérea y no las ya machacadas patrullas selváticas mejor que mejor.

  2. “Talón defiende una vez más una tesis que apoya solidamente en sus conocimientos y experiencia: El poder aéreo, por sí solo, es incapaz de ganar un conflicto”

    Esto me ha llamado la atención, al final la historia ha demostrado que solo con el poder aereo si se puede ganar un conflicto, la guerra de los Balcanes. El libro es de 2005 asi que a la hora de realizar esa tesis tendría que haberlo tenido en cuenta, no?.
    El poder aereo es quién decide las guerras, y no me refiero a cantidad sino a calidad y sino que se lo pregunten a Israel en la guerra de los 6 días en la desventaja numércia que tenían pero la enorme ventaja técnica de la que hicieron gala barriendo el poder aereo enemigo en cuestión de horas.

  3. Bueno Tornado, Talón si tiene en cuenta ( Aunque solo sea mencionándolo) el conflicto de los Balcanes.

    Pero lo verdaderamente curioso es que a mí la impresión que me queda cuando cierro el libro es que el poder aéreo si gana guerras. El autor le pone tantos “peros” a la dirección militar americana durante la administración de Jhonsson que es imposible considerarlo como un ejercicio valido del poder aéreo.

    En cambio, bajo la administración Nixon, y con grandes formaciones mejor estudiadas, y el apoyo de los B-52, el poder aereo detiene la gran ofensiva de Giap aplastándola desde el cielo, y a la vez arrasa las líneas de comunicación y la industria de Vietnam del Norte.

    De hecho, si no hubiese sido por que el congreso le negó los fondos a Ford, el propio autor reconoce que es muy dificil que Vietnam del Norte hubiese podido lanzar su ofensiva de 1975.

    Así que parece que la tesis del libro es más bien favorable al poder aéreo ( Por mucho que critique desde un punto de vista moral su empleo, que no fué en absoluto indiscriminado, y no tuvo nada que ver con el bombardeo constante de civiles al estilo de la S.G.M).

    El caso de Israel es interesantísimo, pero hay que tener en cuenta que utilizó su poder aéreo para hacer mucho más sencilla su campaña terrestre. Creo que Talón se refiere a un empleo estricto del poder aéreo, sin componente terrestre simultaneo o posterior.

  4. Por lo que se desprende de la reseña solo se centra en la campaña aerea, desde esta óptica habla de los portaaviones y de su uso como arma estratégica de largo alcance?

  5. Por supuestísimo, la Yankee Station no deja de surgir en el relato, ya que con bastante lógica el gobierno americano primó las bases seguras, y ninguna base más segura que una en alta mar.

  6. Este título parece bastante diferente de “La Guerra de Vietnam, Una historia oral” de C. G. Appy basado más en los testimonios directos de los veteranos de dicha guerra. Este puede ser un buen complemento para los que hemos leído el libro al que hago referencia para tener una visión más general y completa del conflicto, por un lado los testimonios de los soldados y por otro el estudio más técnico y datado de la campaña aereas, tanto las específicas como las de bombardeo estratégico, digo yo…. Por cierto, alguien sabe si se encuentra en edición de bolsillo?.

  7. Este creo que todavía no, pero es que Inédita tiene una politica erratica respecto a lo que publica en bolsillo y lo que no. Yo ya he visto de saldo la tapa dura, de todas formas.

    Mmmmmmm….Yo creo que el de “Historia oral” es muy superior a este, más que nada por que “tempestad sobre vietnam” dedica mucho espacio ( demasiado en mi opinión) a un análisis político del conflicto, que no aporta demasiado a la bibliografía disponible.

  8. Existe otro interesante libro en castellano para completar otra parte de la visión de este conflicto. Esta fue quizás la primera guerra televisada y seguramente la que más se trató desde el punto de vista periodístico. Esta es la visión de este otro libro, a parte de los testimonios directos de veteranos o la visión más global y política del conflico quizás sea un buen complemento la de los periodistas que lo cubrieron. EN PRIMERA LINEA: CRONICA DE LA GUERRA DE VIETNAM
    de JONATHAN SCHELL
    Un libro en el que no hay batallas ni sangre ni balas y si muchas horas de viaje, de crónicas, reuniones y despachos. Una visión alejada de la guerra, fría en si misma, aburrida y lejana que tenía que ser cubierta sobre el terreno.
    Es un libro editado en 2006 y a mi me gustó.

  9. Muy interesantes todos estos libros que mencionais. Si hay poco estudio y ensayo, novelas ambientadas en Vietnam ya no digamos, casi ninguna por no decir ninguna.

  10. Bueno, posiblemente no publicadas en castellano, pero si que deben existir novelas con esa ambientación. Yo recuerdo una novela negra donde se investigaba las muertes de antiguas ratas de tunel.

    Y la enorme cantidad de películas sobre el tema parece indicar también un buen número de novelas previas.

  11. Con respecto a la guerra del Vietnam publicaron hace años en 20 fasciculos
    “Nam: crónica de la guerra de Vietnam -1965-1975” de Planeta Agostini.
    Encuadernados son 2 volúmenes bastante completos y a mi parecer muy interesantes , además publicaron como complemento una serie de libros en gran formato y de 69 páginas cada uno de diferentes autores en total unos 23 tomos.

  12. Ufffff….NAM. Un clásico como la copa de un pino. No solo los fascículos eran GE-NI-A-LES, si no que los libros de testimonio eran para caerse de culo.

    Una joya entre joyas, un estoque entre guadañas.

  13. Jolines, mira que desde jovencito he estado siempre atento al tema de las colecciones y los fascículos y es que ni me suena estos que comentáis, pero ni de lejos……..

  14. Yo igual, siempre pendiente de las colecciones desde hace un porrón de años y no esto no lo he oído jamás de los jamases, habrá que investigar sobre esta joyita……

  15. Es bastante vieja, yo supe de ella por primera vez en 1995, cuando un amigo me prestó la suya, que había recopilado su padre. Luego la he visto más veces, y creo que debió publicarse en los 80.

    Como os decía, son dos tomos muy gruesos que abarcan el conflicto, las tácticas, la moral…Y luego varios tomos sueltos con testimonios. Por ejemplo, de un piloto de Huey, de uno de Phamtom…etc.

    http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-52460027-dossier-de-nam-testimonios-guerra-de-vietnam-ilustrado-_JM

  16. Uff, lo tengo en el trastero profundo ó en lo profundo del trastero pero cualquier día me lo encuentro buscando otro y lo retomo. Cuando lo compré me echó para atrás que solo contemplaba la guerra aérea pero ahora es precisamente por eso por lo que me interesaría localizarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *