TED KENNEDY, SCENES OF AN EPIC LIFE

TED KENNEDY, SCENES OF AN EPIC LIFE, de los galardonados fotógrafos y redactores de The Boston Globe

El trabajo continúa, la causa permanece, la esperanza sigue viva y el sueño nunca morirá” Senador Edward M. Kennedy

Cuando Ted Kennedy falleció el pasado año 2009, tal hecho luctuoso supuso el ocaso final de la familia más importante de los Estados Unidos del s. XX. Cierto es que hay muchos más Kennedys, pero ¿se pueden igualar a ese hombre y a sus hermanos? No, o al menos eso creo yo.

Debido a tal acontecimiento muchas editoriales y periódicos han sacado a la luz gran número de obras dedicadas a su larga, prolífica y memorable vida. Mi hermana se ha preocupado de adquirir en mercados extranjeros alguno de estos trabajos por su admiración por este senador y su familia. He escogido este libro en particular, de entro otros que componen su particular biblioteca, porque hace méritos a su título tras las introducciones al mismo que corren a nombre del senador John Ferry y del veterano periodista del Boston Globe, Martin F. Nolan.

Junto a pequeñas presentaciones y apuntes, asistimos a una magnífica exposición fotográfica que se divide de la siguiente manera:

1.- The Early Years. At Home with the Kennedys.

Aquí enlazamos las raíces irlandesas y católicas de los Kennedy, centrándose en el patriarca, Joe, y en la matriarca, Rose Fitzgerald, a partir de los cuales crece el árbol de la gran familia y pronto empezamos con el joven Edward “Ted” Kennedy y sus vacaciones en Palm Beach o sus estancias en Londres e, incluso, el nacimiento de su amor por el mar, junto a unos hermanos que combaten en la II Guerra Mundial y el comienzo de las desgracias familiares como la de Rosemary o Kathleen.

2.- The 1950s. From Harvard to the Altar.

El título del capítulo lo dice todo, sin embargo, en medio nos topamos con los inicios de Ted en la política a la sombra de sus hermanos Jack y Bobby. Es un capítulo corto y centrado en los matrimonios.

3.- The 1960s. Birth and Death in Camelot

El nacimiento es el del primer hijo de Ted y Joan, Edward M. Jr., a lo que sigue la campaña de senador, finalizando con la muerte de JFK, o así habría terminado yo abriendo un nuevo capítulo. Sin embargo, esa década dio mucho de sí, como su accidente de avión, la continuación fulgurante de su carrera política hasta el escándalo de Chappaquiddick, el asesinato de Bobby y de Martin Luther King, la guerra de Vietnam y el fallecimiento del patriarca.

4.- The 1970s. Down but not Out.

Aún no está vencido, sigue vivo y coleando y comienza dos carreras: una siempre la ha defendido hasta el día de su muerte y Obama, uno de sus protegidos, es uno de los principales valedores para la instauración de una Seguridad Social que ampare a todos los ciudadanos. La otra carrera, fue la presidencial, la cual no tuvo mucho éxito.

5.- The 1980s. Unleashing the Liberal Lion.

Los ´80 supone el resurgimiento del senador y la recuperación del terreno perdido, así como nuevos acontecimientos familiares como la graduación de su sobrino John John, la boda de Kara …

6.- The 1990s. Uncle Ted meets his Match.

De nuevo la desgracia se ceba con los Kennedy: la muerte de JFK Jr., la de Jacqueline Kennedy Onassis, la de la matriarca … Pero también acontece la boda con Vicky y el nacimiento de sus nietos.

7.- Twenty-first Century. The Lion in Winter.

Irrumpe Al Qaeda en nuestro mundo con el ataque al World Trade Center, Bush, la Guerra de Afganistán e Irak, Obama y sus últimas apariciones en público a pesar de su terrible enfermedad.

8.- Fame, Friends, Photo Ops, se centra en fotografías variadas y bibliografía, junto a fondos empleados.

Un gran álbum fotográfico que repasa la vida de un gran hombre.

Lengua: INGLÉS
ISBN: 978-1-4391-3806-9
Nº Edición: Primera
Año de edición: 2009
Editorial: SIMON & SCHUSTER
Plaza edición: New York
Páginas: 201

13 pensamientos en “TED KENNEDY, SCENES OF AN EPIC LIFE

  1. A mi me recuerdan un poco a una especie de familia feudal actual, los veo un poco y salvando las distancias una típica familia feudal o casi una familia real de una corte medieval, con su señor a la cabeza y toda la familia perfectamente colocada alrededor. Más o menos, no se si me he explicado bien…

  2. Muy buena la frase que abre la reseña, Javier. Entiendo que es de Ted.
    LA verdad es que es una familia poderosa pero marcada eternamente por la desgracia. Padre, hermano, hijo… es como una especie de maldición.
    Por cierto, ¿quien dirias vosotros que fue el autor del asesinato de JFK?
    Yo me mojo: la MAFIA.

  3. Ah, la Famiglia…

    No hace mucho leía CÓMO SE HACE UN CRIMEN DE ESTADO. CRÓNICA NEGRA DE LA HISTORIA – Kris Hollington, donde justificaba su teoría sobre el asesinato de J.F.K: No hay más leña que la que arde.

    Respecto a los Kennedy. ¡ Que familia!. Ted nunca fué santo de mi devoción. Un tanto copión, ya sabeís, y mezclado en asuntos raros, justificaba la otra cara de la maldición de los Kennedy: Conducir borracho con tu amante siempre favorece bastante a las maldiciones.

  4. Bueno, si no era un santo, la verdad. Pero siempre será el más humano de todos los Kennedy, porque los otros hermanos murieron en circunstancias tragicas, jovenes y admirados, y Ted murió viejo y con una larga vida a sus espaldas. Tuvo que tomar la rienda de su familia siendo muy joven y rodeado de dolor. Bajo a los infiernos (el accidente de automovil, el alcoholismo,, desgracias familiares varias) y resurgió de sus cenizas gracias a su segunda mujer, que le dio la estabilidad que necesitaba.
    A parte del lado oscuro que toda familia tiene, yo solo expreso mi admiración hacia una persona que supo aunar esfuerzos y tratar con sus «enemigos» para beneficiar al ciudadano, algo que en este país no sucederá nunca.

  5. Eyyy, que yo tengo a la familia en un pedestal. No se, es algo tan irracional como lo que sienten los americanos por ellos, pero conecto con esa imagen de «Camelot». Pocas personas habrán representado tan bien una época como J.F.K la suya. ( Aunque tenga más que ver con su martirio que con un contenido real y sólido).

    Aunque Bobbie nunca me ha provocado mucha simpatía.

  6. Bueno, hasta cierto punto es normal que un país que tiene «poca historia» acabase generando algún tipo de familia o estirpe que dominase o representara algún tipo de élite, lo que en otros tiempos sería un poco una familia con algún título nobiliario y cerca del poder de la corte, como ya apuntaba Antonio al que entiendo lo que intenta explicar. Sería un poco como los Grandes de España, por ejemplo un tipo a la casa de Alba de siglos pasados pero hoy en día, con las riendas del poder y en la nación más «poderosa» del mundo, aunque esto último es un topicazo y siempre matizable claro.

  7. Hombre, es que la dinastia era única. Papa embajador, el primer hijo, héroe de guerra, el segundo presidente, el tercero candidato, el otro decano de los democrátas…No se yo si hay otro caso parecido en los EEUU ( Aparte de los Bushes, claro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *