¡Submarino…!, Edward L. Beach

Qué mejor lectura para el verano que un buen libro de Submarinos!!. De los submarinos americanos en el Pacífico. De sus increibles hazañas y aventuras, muchas de ellas tan arriesgadas que resultaban mortales para sus protagonistas. Hay infinidad de libros, documentales, películas, historias y todo tipo de historiografía sobre los famosos U-Boot y sus cazas de lobos, sin embargo hay otra parte bajo el agua, bajo las aguas del Pacífico donde se utilizó el arma submarina con gran éxito y donde los hombres que las dirigían protagonizaron increibles batallas e incursiones para inflingir el máximo daño al enemigo.

Esta historia está contada por el 2º comandante del submarino Trigger y pone de manifiesto lo más destacado de la guerra bajo el agua contra Japón. Una guerra disputada en la infinidad del océano Pacífico. Los comandantes de los submarinos eran personas distintas, estaban rodeados de un halo especial por que sabían que sus misiones eran distintas. La agresividad y determinación que arrojaban los comandantes de los submarinos era de otra naturaleza. La naturaleza de regresar a la base pero sin un solo torpedo en las cámaras, eso era una máxima para mantener la obsesión por cobrar todas las piezas posibles, todo lo que no fuera eso era casi como un deshonor.

Una agresividad y determinación que se mostraba en el infinito campo de batalla del Océano. Como la de enfrentarse a un destructor japonés con el periscopio arriba, cual presa atrae a su víctima, controlando en todo momento la velocidad y el rumbo, el animal grande que quiere embestir al pequeño, al escurridizo submarino que con esta arriesgadísima maniobra y en el último segundo cuando ya es tarde para cualquier intento de esquivo lanza sus torpedos y hace un blanco perfecto. Esta manera de jugársela es lo que hace que los hombres del arma submarina tengan ese áurea distinta.

Pero no todo es así de perfecto. Hay muchas maniobras que fallan, hay muchos torpedos que no detonan. Ese es el gran caballo de batalla de los submarinos americanos en los primeros años de la guerra. Los torpedos, necesitaban lanzar gran cantidad de torpedos para asegurarse un blanco y a veces incluso sucumbían bajo el fuego de sus propios torpedos por fallos técnicos. Al final y después de muchas pruebas, ensayos y errores consiguieron mejorar los torpedos.

Ataques y persecuciones son narradas con todo detalle, con todo el agobio y tensión. Las pérdidas de submarinos fue considerable, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los tripulantes de un submarino morian, a no ser que el submarino fuese puesto fuera de combate en la superficie. En ese caso la tripulación perecería en gran porcentaje en los campos de trabajo japoneses.

Entre las muchas batallas e historias que narra el libro me ha gustado especialmente una batalla librada exclusivamente con medios técnicos. Una batalla electrónica en toda regla en los años 40 y bajo el mar, solo con radares y sonar. Un submarino americano acabó con 3 submarinos japoneses sin siquiera haber visto su silueta, toda una batalla de caza, del juego del gato y el raton que resultó con este sorprendente botín. Otras batallas de toda índole se narran en el libro que es un no parar de acción, aventura y tensión. Desde luego una más que recomendable lectura ahora para el verano, a pie de playa, oteando el orizonte e intentando visualizar un periscopio en la lejanía, al levantar la vista del libro.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Encuadernación en tela
ISBN: 9788426110312
Nº Edición:5ª
Año de edición:1991
Plaza edición: BARCELONA

11 pensamientos en “¡Submarino…!, Edward L. Beach

  1. Un libro muy recomendable y a un precio igualmente recomendable. Yo lo compré hace años pero ahora lo vuelvo a ver disponible, sin duda una muy buena noticia que la editorial los haya rescatado, de las profundidades!!.

  2. Desde luego que es una muy buena noticia, al igual que el reflote de los libros de Luís de la Sierra que son de la misma editorial. Este de Submarino yo lo compré hace poco aunque aun no he podido leerlo, espero hacerlo en breve, más ganas me han entrado al leer la reseña.

  3. Se sabe de algún enfrentamiento entre submarinos americanos y alemanes?, hay alguna referencia a esto o a al arma submarina alemana en el libro?. Sería interesante ver cual era superior en una batalla como la que has contado entre el submarino americano y los 3 japos.

  4. El autor hace algunos comentarios poco halagadores sobre la valía de los alemanes, poniendo algunos ejemplos de sus actuaciones, por ejemplo frente a las cargas de profundidad, pero también me hizo gracia que cuando los submarinos alemanes estaban por la costa de América los submarinos americanos pasaban a toda pastilla para centrarse en los japoneses.

    Es un libro muy ameno que te sumerge mucho en ese mundo de guerra submarina y con muchos relatos de las distintas actuaciones de los barcos mas afamados de la armada en ese conflicto que seguro os hará recordar películas como, DAS BOOT, DUELO EN EL ATLANTICO, EL ULTIMO TORPEDO etc.

  5. Sería interesante ver un duelo entre un U-Boot tipo VII C alemán y un Clase S americano o un Tipo XXI alemán y un Clase Gato. Todos tiene cosas mejores y peores que su contrincante pero sería interesante verlos en acción unos contra otros. La verdadera prueba de fuego la profundidad, ver cual desciende más, 180 m, 200m, 210m apostaría por los alemanes en ese duelo.

  6. A juzgar por la reseña, muy completa, de Shangri_la, el libro valdría la pena, pero me causa extrañeza lo del comentario poco halagador sobre la valía de los alemanes (¿o quiere decir valor?). Recordemos que un soldado puede retirarse, un aviador puede intentar volver a su base, pero un submarinista, ¿puede tratar de nadar cien o doscientos metros hacia la superficie? y eso Beach lo debió saber muy bien. Durante la guerra murieron 3.200 submarinistas norteamericanos, el arma submarina alemana perdió más de 30.000 hombres, ¿porque los norteamericanos eran mejores, o porque las condiciones eran muy distintas?.
    De todos modos, a juzgar por la reseña, habría que leerlo…

  7. Creo recordar que la comparación que hace en el libro entre los alemanes y los americanos es referente al aguante cuando eran atacados con cargas de profundidad. Hace constar que los alemanes sucumbían antes, que eran más vulnerables y las naves americanas aguantaban mucho más. Pero claro, era igual la marina japonesa que la inglesa?, habían desarrollado las mismas técnicas y sobre todo tecnológicamente hablando con el sonar y el radar?.

  8. Bueno lo de ver quien aguanta más profundo es muy relativo. Los tipo VII C se supone que su profundida máxima de ruptura garantizada era de 90m y hubieron casos que descendieron hasta los 250m en plena acción como el U331. Los Gato igual, el Puffer aguantó 38h a 180m durante un ataque con cargas.
    Es curioso que Beach se queje de los submarinos alemanes cuando los actuales, incluidos los nucleares son herencia directa del Tipo XXI alemán.

  9. Bueno, si no se trata del personal, sino del equipo, es diferente. Aunque no creo que se puedan hacer comparaciones entre un submarino alemán en el Atlántico, enfrentándose a británicos y norteamericanos y un submarino norteamericano enfrentándose a los japoneses en el Pacífico.
    Ahora, Beach es norteamericano, pertenece a esa nación que enfrenta todas las guerras respaldada por su ingente material (calidad reconocida, aparte) y aún así, siempre les costó mucho esfuerzo ganar a enmigos en evidente inferioridad de medios (se las han arreglado muy bien para perder, también).
    Busquen y lean (los que no lo han hecho) “Los lobos y el almirante” de Wolfgang Frank.

  10. Cuando leí la reseña ya sabía yo que la conversación acabaría girando entorno a los U-Boot, y es que hay temas que no se pueden esquivar por más que uno quiera. Solo es un apunte. Saludos y mis agradecimientos por los comentarios tan interesantes.

  11. El otro día leía que no se puede aprender si no se sitúan los conocimientos en un contexto. Pues yo leí este libro hace siglos sin contexto alguno. Que experiencia tan curiosa afrontar así un clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *