Stopped at Stalingrad, Joel S.A. Hayward

The Luftwaffe and Hitler’s defeat in the East. 1942-1943

Robert M. Citino (Death of the Werhmacht )califica “Stopped at Stalingrad” como uno de los 10 mejores libros sobre el Ostfront que ha leído. Joel Hayward realiza un espléndido análisis de la campaña alemana en el Sur de Rusia durante 1942, desde la entrada en Crimea a finales de 1941 hasta la rendición de Stalingrado en Febrero del 43, poniendo especial énfasis en las operaciones de la Luftwaffe. Digo esto porque las operaciones en tierra son las que van marcando todo el argumento del libro y son analizadas no de pasada.

No muchos historiadores se han fijado en el trabajo de La Luftwaffe a lo largo de la guerra en el este.

Yo dividiría el libro en tres partes: La campaña de Crimea, la campaña del Cáucaso y Stalingrado.

Las primeras 120 páginas del libro se dedican a Crimea. Dudo que haya una cuenta ( quizás la historia oficial alemana, del MGFA) en inglés de la campaña de Crimea que supere a esta de Hayward. Para la Luftwaffe, la campaña de Crimea fue una campaña de “vacas gordas”. En el libro se cuentan capítulos algo conocidos como el asedio a Sevastapol y la organización de las fuerzas aéreas participantes en el mismo, pero también complementados con el seguimiento de los diarios de los protagonistas que comandaban estas unidades: Pflugbeil, Richthoffen, Wild… sin dejar de lado la descripción de la campaña en tierra. También se tratan en profundidad otros aspectos como la formación de cuerpos especiales aéreos en Crimea, como puedan ser el Sonderstab Krim o el Fliegerführer Süd, que sustituyera al primero como fuerza aérea específica en Crimea. Son fuerzas que, aunque con pocos efectivos a su disposición, influyeron decisivamente en el desarrollo de las operaciones, como por ejemplo impidiendo el libre movimiento de la flota marítima rusa en el Mar negro, bajo órdenes de Oktyabrskii, verbigracia, impidiendo el aprovisionamiento de Sevastapol por mar en los últimos días del asedio. También presta atención el señor Hayward a Admiral Schwarze Meer, o flota alemana en el Mar Negro. Es una cuenta de la campaña muy valiosa.

No sólo hay una guerra en los campos de batalla. Hayward es hábil contando los esfuerzos, ilusiones y desgracias de los mandos, en especial de Richthoffen y Manstein,( ¿un duo de oro?). Como siempre, es infinitamente interesante aprender qué se cocía entre bastidores.

Hayward tiene especial interés en destapar ( si no lo estaba) el genio operacional, organizativo y el duro, frío , iracundo y resolutivo carácter de Wolfram von Richthoffen. Sin duda alguna es todo un personaje. El libro está continuamente salpicado de entradas de su diario personal. Ciertamente abre el apetito por la lectura de su biografía hace poco publicada por James Corum.

¿Por qué despejar Crimea? Hayward argumenta con razón: Proteger los pozos petrolíferos de Ploesti, contar con una plataforma de lanzamiento al Cáucaso y de ataque a sus pozos petrolíferos, y también como protección del Grupo de Ejército Sur, de su flanco Sur. No hay sin embargo ninguna crítica al coste de realizar la “limpieza” de la península. Despejar Sevastapol no fue cosa liviana en cuanto a consumo de recursos se refiere. Quiero decir que hubiera sido interesante quitar un poco de mérito a Manstein en Sevastapol ( nunca antes se juntaron tantos bombarderos en picado concentrados en un solo punto) y analizar si con menos se podría haber hecho algo con resultados parecidos.

Después de Crimea comienza con la descripción de Azul, la campaña del verano del 42.En esta parte Hayward deja un poco de lado la historia de la Luftwaffe y centra en el Heer. Por supuesto que la cuenta de Hayward no puede competir, seguramente, con lo que recientemente ha publicado Glantz al respecto en su trilogía sobre Stalingrado. Pero hay una diferencia de 11 años y un mar de fuentes soviéticas a disposición de Glantz. Tampoco es el objetivo de Hayward destripar la campaña de verano del 42 alemana.

Y más tarde llega el desastre, el cerco y posterior rendición de Stalingrado. La cuenta de la historia del puente aéreo ( problemas, organización, datos estadísticos, fricciones entre jefes…) está contada con maestría, y sólo por eso ya merece la pena el libro. Hayward apunta directamente a Hitler como culpable principal, como no podía ser menos, de no romper el cerco a primeras de cambio, a la vista de Urano. Hay un post en ForoSegundaGuerra, que aporta muchas cosas nuevas sobre este respecto, introduciendo un “nuevo personaje” entre los culpables directos, Manstein.

El autor desde el principio ya deja claro que la campaña del Cáucaso está condenada al fracaso desde que se comienza por dividir las fuerzas de Azul. Los mandos de la Luftwaffe no cuentan absolutamente con medios ni cercanos a lo mínimo indispensable para poder apoyar a las tropas en tierra. Otra vez consigue Hayward crear un cuadro claro y bien documentado (creo yo) de lo que fue la lucha esta vez en este escenario.
Para terminar Hayward ha escrito un capítulo como conclusión donde realiza un somero resumen de los temas que ha tocado a lo largo del libro y donde además hace una pequeña reflexión acerca de lo catastrofistas que eran las previsiones de los organismos organizativos de la Wehrmacht sobre el suministro de petróleo allá por 1941 o 1942. ¿Cómo aguantaron entonces hasta 1945? –argumenta el autor.

Índice de nombres, operaciones, lugares y unidades: esto es algo que no todos los trabajos hoy en día ofrecen ( aunque debieran hacerlo, incluso ¡por ley!) Edición de Kansas University Press, casi al uso; y digo casi porque el tamaño de letra para mi gusto es demasiado pequeño (este fallo no está en trabajos posteriores publicados por Kansas UP). Otro punto negro, negrísimo: la falta de mapas, y los que hay son pequeños

Muchas cuentas de la guerra en el Ostfront adolecen de falta de atención a la Luftwaffe, Hayward realiza un sobresaliente análisis que merece la pena ser leído.

Paperback: 412 pages
Publisher: University Press of Kansas (September 2001)
Language: English
ISBN-10: 0700611460
ISBN-13: 978-0700611461
Product Dimensions: 8.9 x 6 x 0.9 inches

Reseña cedida para Novilis del blog de Isidoro.

Libro disponible en Amazon

9 pensamientos en “Stopped at Stalingrad, Joel S.A. Hayward

  1. Después de la resaca del Emden y de leer con reposo la exposición de Isidoro, me ha parecido un tema de lo más interesante. Recuerdo cuando hicimos la lectura simultánea de Piloto de Stukas, de Rudel, como disfrutábamos al ver la evolución de la guerra subido en su carlinga. De la Luftwaffe se habla mucho pero se hacen pocos estudios como este, en profundidad y fuera de los frentes y grandes batallas habituales.

  2. Bufff, qué bien me lo pasé con esa lectura, con el JU-87 haciendo de las suyas. Aunque creo recordar que Rudel no estuvo en ninguno de los frentes que menciona este libro.
    Me ha gustado mucho la reseña y el tema tratado, gracias Isidoro.

  3. Pingback: 70º Aniversario de la Operación Barbarroja

  4. ¡Qué lástima que no se traduzca al castellano! Si Citino lo cataloga como uno de los top ten del Frente del Este…Y, además, con el aval de Leiva.

    Gran reseña Isidoro.

  5. Quizá nuestros amigos de Platea, en un futuro se planteen publicarlo en castellano. Muchos de nosotros se lo agradeceríamos en el alma.

    Saludos

Responder a Javi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *