Sin cobertura, Jordi Bordas y Eduardo Martín de Pozuelo

En nuestro país, el género de política-ficción al estilo Tom Clancy o Frederick Forsyth no ha sido demasiado practicado. Igual que ocurre con la novela policiaca –aunque quizás menos–, existe una especie de déficit de credibilidad a la hora de escribir thrillers políticos que ocurran en España o que estén protagonizados por españoles. Lo que creemos a pies juntillas cuando lo escribe John Le Carré no parece verosímil si lo escribe un autor que se llama Pérez o Fernández. Y me temo que esto también ocurre en otros géneros, como muchas veces se ha constatado en este foro.

Sin cobertura es una novela que narra dieciocho meses de la historia de España, entre 2003 y 2004. Es una novela de espías españoles, bastante auténtica, sostenida por una investigación exhaustiva; los autores, periodistas del equipo de investigación de La Vanguardia, afirman que hay un 35 % de ficción y el resto es verídico. Sus protagonistas son los agentes Centro Nacional de Inteligencia, especialmente aquellos que trabajan en el área de Oriente Medio. A través de dos de ellos, el jefe del área y una analista de inteligencia que capta y trata con agentes árabes, podemos seguir las maniobras contra el Iraq de Saddam, las mentiras norteamericanas sobre las armas de destrucción masiva, el alineamiento del gobierno del PP a favor de las tesis de Bush, a pesar de la oposición de la población española, la “cumbre” de las Azores –promovida por el anterior presidente del gobierno español y no por Bush, como se cree habitualmente– y, finalmente, la muerte de varios agentes del CNI en una emboscada cerca de Bagdad. Estos agentes habían sido destacados en Iraq para apoyar las operaciones de invasión norteamericanas.

La tesis de la novela es que estos agentes no fueron víctimas de un atentado, sino que murieron en una emboscada planificada por antiguos colaboradores iraquíes del CNI, para vengarse  del abandono del Gobierno español. Los colaboradores iraquíes quedaron “sin cobertura” al prescindir el propio gobierno español de los consejos del CNI y hacer caso omiso de las advertencias de que Iraq no poseía armas de destrucción masiva. La CIA suministraba al gobierno información en sentido contrario y los que gobernaban entonces prefirieron creer a Bush que a su propio servicio de inteligencia. También la novela plantea que el ejecutivo estaba más interesado en cualquier noticia sobre ETA que sobre las advertencias que la Policía y el CNI hcieron acerca del crecimiento de la actividad de extremistas islámicos en España. La novela se convierte así en un testimonio de otros errores, más trágicos, que llevaron a la masacre del 11-M. O dicho de otro modo: de aquellos polvos vienen estos lodos.

Quizás porque, según expresaron los autores, la novela levantó muchas susceptibilidades, la primera editorial que pensaba publicarla se echó para atrás y al final tuvo que ser RBA la que la sacara a la calle (La entrevista sobre la censura de la novela puede leerse en http://www.elpais.com/articulo/cultura/espias/censura/elpepucul/20101022elpepucul_16/Tes). Esto es suficiente garantía para saber que algo, si no mucho, de verdad hay en Sin cobertura.

Quizás también porque la intención de los autores era utilizar el género de espías para dar testimonio de una época crucial en nuestra historia, la novela se resiente de una excesiva literalidad en las acciones, sin una buena prosa que le de sentido estético a lo que pasa, mucho papeleo (el mundo de los espías es terriblemente monótono), muchos encuentros en hoteles, restaurantes madrileños y empresas tapaderas, y ninguna acción. Aunque la vida es así. También los personajes se resienten de una excesiva esquematización: los gallegos comen marisco, los franceses comen brioches, los americanos son todos unos hijos de mala madre y los iraquíes juran por Alá y presentan toda la panoplia de tipos desde el gordo con bigote a la Saddam hasta el europeizado colaborador que vive en Alicante y no ha roto un plato. En pocas palabras, se trata de un reporaje perdiodístico camuflado como novela. Ya se han comprado los derechos para llevarla a la pantalla. Que Dios nos asista.

Saludos y buenas lecturas.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788498677492
Nº Edición:1ª , RBA Libros
Año de edición:2010
Plaza edición: BARCELONA

11 pensamientos en “Sin cobertura, Jordi Bordas y Eduardo Martín de Pozuelo

  1. Gracias Leiva por traer después de tanto tiempo una reseña de este género. A mi es un género que me fascina, tengo casi todos los libros de la editorial DeLibrumTremens que es que yo sepa la única especialista en ficción político-militar española. La verdad es que es algo triste que nos suenen bien términos como CIA, FBI, el Sr. Presidente, La Casa Blanca,….y nos chirríe CNI, el gobierno español, agente español,….., tenemos tan metidos los productos americanos que nos suenan mejor lo extranjero que lo propio.

  2. Bueno parece un asunto novedoso en estos lares y en “presunto” formato narrativo. Los tópicos típicos que mencionas serán fruto de la inexperiencia literaria y del estilo periodístico, me imagino, leiva.

  3. Bueno Leiva, parece interesante la novela de espías que nos reseñas: habrá que leerla.
    Hablas de tesis (tesis de la novela), pero una tesis es eso, y nada más. Dices que la novela se convierte en un testimonio de otros errores, más tragicos que llevaron a la masacre del 11-M. Bueno en cuanto a esto último que apuntas, hay que decir que la oponión publica española está dividida (por lo menos algunos sectores) que no comulgan con ello o con dicha tesis, pues indican que la masacre no tuvo que ver con el Islam sino con un cambio de gobierno en España, que es otra cosa. Bien sabes en el más de un año que nos conocemos vía Novilis, que un servidor es neutral e imparcial o por lo menos lo intenta sobre todo con reseñas y comentarios (en el aspecto político soy completamente neutral no apoyo a ninguna política -tampoco en este caso-) y como tal el presente comentario. Hay que dejar claro que en este tema como en otros asuntos -hay varios pareceres, tesis, hipótesis, etc.- que unos y otros se inclinaran a un lado u otro, pero creo que la “grandeza de la libertad” está en dar cabida a varias ideas, tesis o argumentos no quedarse con lo primero que te presente.

    ¡Saludos!

  4. Efectivamente, como tú dices, una parte de la opinión pública pensaba que el atentado del 11-M fue obra de una conspiración dirigida desde España, una conspiración para cambiar al Gobierno de la derecha. Por eso hubo uno que decía que no había que ir a las montañas del Atlas a buscar a los culpables, sino que estaban muy cerca. Ese mismo dirige ahora estudios sobre el cambio climático cuando hace unos años decía que el cambio climático no existía, que era una pájara de hippies. Su compinche americano dice ahora que él nunca quiso ir a la guerra con Iraq, que era un verdadero disidente de su partido. Al final dirá que le obligaron a punta de pistola. Lo que digas estos señores y el cachondeo que se llevan es harina de otro costal y no quiero entrar aquí en valoraciones de gente que, al fin y al cabo, sirve fielmente a los intereses de multinacionales, conglomerados del armamento y demás oligopolios.
    En cuanto a las teorías conspiroparanoicas sobre el 11-M, alentadas por la prenss de derechas -que dicho sea de paso no se cree una sola palabra de lo que dice, y se extasia viendo cómo nosotros discutimos sobre banalidades- no se sotienen más que por el lado de la mala fe. Ninguna de sus aserciones ha podido ser probada, ni lo será jamás, pero eso es lo de menos, porque los infundios y las calumnias no se hacen para probarlos, sino para que se los crean los que, por una u otra razón ya están predispuestos a creérselos. Me es indiferente que esos infundios sean creídos por uno o un millón de españoles, eso no los hace menos grotescos. Yo he indicado la tesis del libro porque es este libro el que reseño y no otro, de la misma manera que si reseño un libro sobre, por poner un ejemplo, la batalla de Guadalcanal, no me dedicaré también a mencionar los pareceres o teorías de los otros doscientos mil libros sobre el tema. Si alguien quiere comentar en el foro un libro en el que se exponga una teoría que contradiga la de la novela que reseño pues es muy libre de pensar lo que quiera. Sobre que la grandeza de la libertad es dar cabida a varias ideas, tengo mis dudas. Yo sigo creyendo que los autores del atentado fueron terroristas árabes, igual que los que atentaron meses antes en Casablanca contra intereses españoles, los que mataron en Londres y los que pueden atentar en el futuro aquí o en cualquier otro lugar.

  5. Pues una cosa al menos no puede negarse: el actual gabinete y el personajillo que lo preside le deben mucho a Marruecos, no se si por el 11M, porque les cae simpático Mohamed VI o porque tiemblan ante la idea de levantarle la voz a ese país. Y basta ver como se retratan unos y otros ante la cuestión del Sahara Occidental.

    Y que en la primavera pasada, el personajillo ordenó nada más y nada menos que CNI investigara “la conspiración” de los “especuladores” contra la deuda española tampoco podrá negarlo nadie. Aunque claro, me parece que eso no da para hacer un librillo de propaganda partidista.

  6. Sres.
    Hace aproximadamente un año les escribía felicitándoles en lo que podría denominarse ” página oficial ” de Sin Cobertura. No voy a cambiar de idea por más que Udes. decidieran cerrar su espacio, a mes visto y no más, y dejarnos a todos con la palabra en la boca…
    No voy a entrar a exponer lo que muchos en su día dejaron claro y que de no haber perdido Udes. el sentido y pulso a su blog, tal vez hoy aun estaría abierto y el tema candente. Muy al contrario, de la noche a la mañana decidieron cerrar dicho espacio, por tal vez ” presiones ” de quienes les escribían, entre ellos un servidor cosa que jamás ocurrió y como prueba guardo cada una de las publicaciones a buen recaudo.
    Mi pregunta sería. Cómo personas tan curtidas en el periodismo de investigación se pudieron sentir incómodos entre los compañeros de quienes basa su novela y no otra cosa, y se victimizaron tanto, por nada… ?
    Fíjense, hasta de la editorial trataron de sacar “ viruta ” con el victimismo de que no les publicaban. Al parecer hoy salen de nuevo al aire en esa misma editorial con temas de la Mafia…
    Sin olvidar el trato bastante burlesco con el que trataron a más de uno, personas éstas, me consta porque les conozco, profesionalmente vinculadas de cuerpo y alma a tareas digamos que ” reservadas ” y que por sus “ fuentes, contactos y referencias “ deberían haber dispensado un trato más digno .
    No les escribo para polemizar, el tiempo pone a cada cual en su sitio,y Udes. ya logaron en este asunto el suyo. Ellos, nosotros, seguimos en la brecha que al perecer tanto les fascinó. O fue sólo el filón para una breve celebridad y saneada economía ?….
    Hoy que me surge de nuevo esta oportunidad de escribirles sin que me vea con el espacio cerrado de un momento para el otro, como pasó, lo hago para decirles que se pasaron tres pueblos, como coloquialmente se dice con algunos participantes. Es más, que hasta militares procedentes de la Academia General Militar y en activo, les tuvieron que poner los puntos sobre las ” ies ” e indicarles que no supieron estar a la altura de sus contertulios.
    Recuérdenlo Sres. Bordas y Martín de Pozuelo. No todo vale, ni todo es válido. Hay algo llamado ética que si uno no van con sumo cuidado es fácil saltarse, su caso concreto…
    Espero que su nueva novela con tintes de la Mafia en la Barcelona oscura sea un éxito. No hay nada personal en mi escrito créanme, pero es que me quedé en su día con las ganas de decirles todo esto y alguna cosita más que con el transcurso del tiempo ha pasado al olvido como tantas cosas de la vida.
    Espero que observen que nada tiene que ver un asunto con el otro. Igual las gentes del CNI o un sector del mismo, vio en su libro de Sin Cobertura, la redacción de unos luctuosos hechos que según la opinión generalizada deberían haber profundizado más en el intríngulis político y real y que no en la desagradable ficción de redactan hasta los últimos estertores de los agentes implicados en la emboscada. Recordándoles que en el fragor de un tiroteo real y no literario, las cosas son muy distintas.
    Recuerden que tras esos agentes, militares de la mejor calidad profesional y humana allá donde los haya, existe una familia y unos compañeros reales que jamás les olvidaran. Como quien les escribe, que tampoco lo hace. Así que de sensibilidad por su parte ninguna.
    No lo digo yo, son hechos expresados por muchos en aquel blog de Udes. y en el cual figuraban como responsables y creadores del citado espacio cibernético del cual me sonrojo al recordar que tomaran las de ” Villa Diego “, tras censurar o maltratar artículos y opiniones demostrables de algunos de los participantes, olvidando o queriendo hacerlo sobre la procedencia de algunos interlocutores. Por lo que a mi juicio merecían más crédito, mejor y más rápida respuesta, cuando la hubo.
    Como les decía, con pocas palabras bastaban para darse cuenta con quien trataban y si no recuerdo mal los hechos, alguno de ellos se les acercó personalmente a saludarles. Por ello, me sumo a aquellos que vieron otra Sin Cobertura real en su ” Sin Cobertura ” literaria…
    Lo que les digo es una evidencia, no una suposición ya que hasta la publicación El Triangle se dio perfecta cuenta de ello…

    Espero que su nueva publicación que a día de hoy se publicita en medios de comunicación, hoy de la mano de la Sras. Isabel Gemio, lo tomen más en serio y con mayor respeto que tomaron a quienes les escribían en su blog de ” Sin Cobertura” pues la Mafia, fuera en una Barcelona oscura o allá dónde la misma actúe, como al parecer es la trama de su novela actual, nada tiene que ver dentro y fuera de la Ley, con el hacer del CNI y sus gentes. Creo que hasta ahí un estudiante de la ESO llega…
    Atentamente les saludo.
    Cabeza Bote

  7. Disculpe que discrepe de Ud. Leiva…
    Evidentemente cada cual puede pensar como guste. Otra cosa muy distinta es aseverar cuestiones que tanto superficial como profundamente se desconocen. Y por lo que veo, sí hay gran desconocimiento de la materia.
    La realidad es otra, si la vemos bajo el prisma de esta novela, porque otra cosa no es, podremos observar que es ni un informe, ni un atestado, ni una diligencia judicial, policial o de ningún otro Servicio… Simplemente es eso, una novela que dista muchísimo de la realidad.
    Para empezar debería haberse realizado tras recoger información verídica, confirmada, y ratificada con nombres y apellidos de los cargos reales, lo que daría veracidad a todo lo expuesto. No es de recibo que se publiquen nombres y misiones de agentes reales sin al menos publicar quienes fueron los que les dieron esas órdenes. Pero claro, los muertos no pueden decir ni pío en todo esto. Pero sí lo puede hacer alguien que sobrevivió a tremenda experiencia. Que a nadie se le olvide.
    Lógicamente el libro ha de concluir de alguna manera y qué manera más ” brillante ” que relacionarlo con el 11-M. también podría haber acabado con un derbi Real Madrid-Atlético…
    La realidad a nivel de servicios internacionales demuestra que son cosas bien distintas y que como en el que fue blog oficial de Sin Cobertura ( RBA Ediciones ) muchos aportan hasta informes, lógicamente desclasificados en su día, no todo el mundo es Perote.
    Nada que ver la ” insurgencia iraquí ” con los Grupos Salafistas para la Predicación y el Combate, de aquellos días y parte del Al Qaeda en el norte del África Islámica.
    Nada que ver los iraquís con gentes del Magreb, Sagel y el Mashreq. Independientemente a ser Al Qaeda una franquicia. Mezclar las cosas es hacer un flaco favor a la verdad…
    Pero bueno, todo vale a la hora de hacer conjeturas y lo entiendo, la novela engancha…
    Atentamente os saludos.
    Cabeza Bote

  8. Confidencial 28/04/2010Espies del CNI escriuen comentaris anònims en el blog de dos periodistes barcelonins. De quin blog es tracta?
    sincobertura.blogspot.com. Un blog digital per als lectors de Sin cobertura (RBA), llibre escrit pels periodistes Eduardo Martín de Pozuelo i Jordi Bordas, membres de l’equip d’investigació de La Vanguardia, en el qual novel·len l’assessinat de vuit espies espanyols del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a l’Iraq, el novembre de 2003. Els autors expliquen que, d’un temps ençà, «persones que coneixen molt bé els fets que novel·lem i detalls interns del CNI i de la Seguretat de l’Estat» han establert contacte i han escrit comentaris en aquest blog digital. Fins i tot, un dels tertulians digitals apunta que sincobertura.blogspot.com s’ha convertit en «una vàlvula d’escapament d’un sector del CNI i de les Forces Armades».

    La novel·la recrea la participació espanyola en la invasió de l’Iraq i, sobretot, l’assessinat dels vuit agents del CNI, motiu pel qual és de suposar que ha aixecat l’interès del personal d’aquest centre. Un suposat agent escrivia en aquest blog, el 12 d’abril passat, «que els que en aquesta Casa (l’Empresa) o en un altre organisme paral·lel hem estat o estem, sentim el suport moral en aquesta lectura». Amb els termes ‘Casa’ o ‘l’Empresa’, els agents acostumen a designar el CNI. Un altre suposat agent descrivia, el 22 d’abril, com es la seva vida: «No pensis vestir amb traje i corbata cada dia, ni pixar, ni cagar a llocs o a hores normals…».

    Altres donen dades dels anys vuitanta que diuen ser de ficció, però que tenen versemblança de reials, com la situació de punts de vigilància del CESID al Port de Barcelona. Un altre recorda els suposats plans de l’islamisme radical per atemptar a Europa el gener de 2008, amb detalls sobre com planejaven fer esclatar els explosius en el metro de Barcelona, un fet que, segons aquest anònim comentarista, hauria servit d’excusa a l’OTAN per a justificar una intervenció militar al Pakistan…

    Si non e vero…

    Els autors reconeixen en el blog que el seu llibre ha provocat dos tipus de reaccions, antagòniques: per una banda, reben multitud de comentaris dels lectors i, per l’altra, des dels estaments oficials i polítics es guarda «un silenci una mica estrany».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *