Rincones de Historia Española, León Arsenal y Fernando Prado

Recuerden siempre que olvidamos; podría señalarse la expresión anterior como el lema o un posible subtítulo para el libro que nos ocupa hoy. La desmemoria sería el eje transversal que recorre toda la obra. Pero no se piense que los autores se refieren únicamente a una desatención hacia las gestas heroicas, que sí, que se contemplan, sino que también recuperan hechos merecedores de ese descuido por haber sido ignominiosos o deleznables, o incluso aluden a sucesos que han pasado casi totalmente inadvertidos por circunstancias varias y que serían dignos de las mayores alabanzas o vituperios. Por otra parte, se dan paradojas históricas en cuanto a que aquello que fue glorioso en una época determinada, con el transcurrir de los años y de las mentalidades, se ha convertido en algo despreciable y vil.

Este libro no es un mero anecdotario o una relación de falsedades o un alarde de patrioterismos. Simplemente representa la sana intención de recuperar acaecimientos que “por h o por b” han quedado relegados a las esquinas más recónditas de nuestra memoria colectiva.

Tanto en el prólogo como en las introducciones que aparecen en cada una de las tres partes de que consta la estructura de este ensayo se justifican las diferentes caras del olvido. Después cada parte viene ilustrada con varios capítulos a modo de ejemplo:

> Así en Olvidos y olvidados se habla del Tercio de Castelnuovo; del agresivo imperialismo estadounidense, ya desde la independencia, y su obsesión con Cuba; del papel de España como “madrastra” a mediados del s. XIX con respecto a algunas jóvenes repúblicas hispanoamericanas, etc.

> De héroes menores y surtidos villanos refiere el caso del infame Conde de España; la mala suerte de Pánfilo de Narváez; ciertas “fábulas marruecas”; la providencial presencia de un diplomático franquista en un pueblito francés en 1944, etc.

> De quimeras, espejismos y empresas harto arduas nos relata, por ejemplo, las complejas operaciones llevadas a cabo por el inmerecidamente relegado Maestre de Campo Juan del Águila; la negligente pérdida de La Habana; la hazaña del navío de línea Glorioso que cumplió su misión y se enfrentó a once buques británicos; las andanzas del explorador Ibarreta, etc.

Y todo ello se lo tenemos que agradecer a León Arsenal, también novelista, y a Fernando Prado -ya llevan dos ediciones-. En fin, 286 páginas que se merecen estar en nuestras bibliotecas y que además sirven como recurrente fórmula nemotécnica para evitar olvidos injustificables.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788441420502
Nº Edición:1ª, EDAF
Año de edición:2008
Plaza edición: MADRID

7 pensamientos en “Rincones de Historia Española, León Arsenal y Fernando Prado

  1. Que casualidad. Lo acabo de comprar, pero con la otra portada, con la pintura que representa el asedio a Castelnuovo. Un dibujo precioso.

  2. ¡Gracias! por traernos esta publicación donde se nos muestra y recuerda aspectos y detalles que igual algunos desconocia o a lo mejor no; de todos modos, el que piense en patrioterismos o en un listado de falsedades (como dices) se equivoca de plano o es un mal pensado.

    Un saludo.

  3. Buen día a todos; espero que los RRMM. hayan sido esplendidos, al menos en lecturas; a mí me han caído dos libros y hay otros cuatro en camino.

    Este libro, Luismi, se lee a buen ritmo y está bien escrito. Es de los que crea afición porque te da pie a iniciarte en determinados temas que luego puedes ir ampliando.

    A mí, dra, quizá me gusta más esta portada de la 1ª edición. Ya verás, hay tres capítulos relacionados con Juan del Águila, que bien merecía un GyB o un Sátrapa.

    Tú lo has dicho, JF,es un libro equilibrado sin apasionaminetos.

  4. Eso,Tasos, seria fenomenal. Si tuviera que pedir un numero de GyB seria uno dedicado a Juan del Aguila. La verdad que esta editorial tiene libros con temas muy interesantes, como las Reglas del Viento tambien.

  5. Magnífica reseña amigo Tasos. Casualmente ahora mismo estoy con el libro y lo estoy disfrutando. Episodios desconocidos de nuestra historia que no deben ser olvidados. También lo recomiendo a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *