Reportajes de historia; Operación Ira de Dios (2ªparte), Xavier Sánchez

2ªparte

Finales de Septiembre de 1972,Israel.

Golda Meir,primera ministra israelí, crea el “Comite X” para decidir como proceder después de los atentados de Munich. Dos son las personas clave para crear y llevar a cabo la operación de venganza,conocida como Operación Ira de Dios:el director del Mossad,  Zvi Zamir, y el general y consejero de Meir en materia antiterrostista, Aharon Yariv.

Pero es Mike Harari, exsoldado de las fuerzas especiales israelís y miembro del Kidon, el verdadero director de operaciones.

La caza a los miembros de Septiembre Negro ha empezado. Cinco escuadrones,”Aleph”, son los encargados de ejecutar la venganza. A mediados de octubre cae en Roma el primero de los objetivos marcados. Abdel Wael Zwaiter es tiroteado por dos agentes en la puerta del ascensor de su casa. La posterior autopsia rebelará que en su cuerpo se encontraron una docena de heridas de bala.

Europa es un tablero de ajedrez, Francia el siguiente escenario. En el apartamento parisino de Mahmoud Hamshari una entrevista con un falso periodista sirve para poder colocar un explosivo en su telefono. Una llamada telefonica para que el Mossad se anote su segunda víctima.

Enero de 1973,en el Hotel Olímpico de Nicosa,Chipre, Hussein Al-Bashir llega a la habitación después de una dura jornada. Una ducha previa,para luego acostarse en una cama en la que yace instalada una bomba. El estado en que quedó la habitación da una ligeria idea de la potencia de la bomba instalada bajo su cama.

La Operación Ira de Dios llega a un punto clave, el Líbano es el escenario y se prepara un gran operativo que va a dar nombre a la sub-operación Primavera de Juventud.El Mossad junto con las fuerzas de élite del ejército de Israel,Sayeret Matkal, dirigen el operativo en el que caen altos cargos de Septiembre Negro y de la OLP.

Operación Ira de Dios no se detiene,y siguen cayendo los objetivos marcados.Pero el operativo de venganza y justícia montado por Israel no esta exento de errores,de muertes inocentes,y de una brutalidad sin límites. Se dice que antes de acabar con los objetivos, el Mossad publicaba un día antes la esquela del objetivo en el diario, y se le enviaban flores a su familia. Toda esta espiral de violencia llega a su cúlmen cuando por error es asesinado Ahmed Bouchiki, un camarero marroquí al que se confundió con uno de los objetivos principales: Ali Hassan Salameh,”el príncipe rojo”. El malestar y la indignación de muchos países es tan grande que Golda Meir se ve obligada a suspender la operación.

Aunque el Mossad nunca se detendrá…

3 de julio de 2010,Siria.

Mohammed Udeh,”Abu Daud”, el verdadero cerebro del ataque contra los atletas israelis en Munich,ideólogo y responsable máximo de Septiembre Negro muere a los 73 años a causa de un fallo renal.

Perseguido y tiroteado en innumerables ocasiones,se cuenta que en Varsovia allá por el 1981 le llegaron a disparar  más de una docena de veces.

Pero el destino es inexorable,Mohammed Udeh no debía morir a manos de los hombres. Ahora 3 de julio de 2010 se apaga su llama y se enciende la de aquellos a los que dedico mi reportaje:

Las víctimas colaterales de toda esta espiral de violencia:

Ahmed Bouchiki,camarero marroquí tiroteado por agentes del Mossad en Lillehammer.

Una niña pequeña,nieta de uno de los responsables palestinos del ataque en Munich,que murió cuando el coche en el que acompañaba a su abuelo estalló en mil pedazos.

Cuatro seres humanos a los que mató la onda expansiva causada por la detonación en 1979, del coche que acabó con la vida de Salameh,”el príncipe rojo”. De estas cuatro víctimas sólo conozco que una era un estudiante inglés y la otra una monja de la Alemania Occidental.

4 pensamientos en “Reportajes de historia; Operación Ira de Dios (2ªparte), Xavier Sánchez

  1. No deja de ser curioso que en la peli de Spielberg ni se mencione las bajas colatorales, que yo recuerde. HAsta se pretende hacer creer que se cambian operaciones para evitarlas.

    Es triste también que la política de asesinatos selectivos es aún día norma del gobierno israelí. Aunque sea tan inútil para acabar con la violencia tanto en los 70 como ahora.

  2. Gracias a ti teiter por leerlo.

    Roger estoy totalmente de acuerdo en que los asesinatos selectivos no sirven para nada.Y si encima provocan víctimas colaterales es para llevarlos a La Haya al Mossad,Cia,KGB y todos estos asesinos que se escudan en sus países y en que son el bando bueno.
    Que se lo digan a las victimas inocentes.

    ¿Alguien se cree que con la muerte de Osama Bin Laden se ha acabado con Al-Qaeda?.

    Saludos

  3. Bien , Xavi, al fin puedo leer la 2ª parte.
    Desde luego fue una venganza en toda regla, pertinaz y perdurable aunque nada selectiva. También yo creo que no es la fórmula adecuada sobre todo cuando se ve que no dan resultados, esto es, la paz en Oriente Próximo en lo relativo a la “cuestión” palestina. Gracias, Xavi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *