Rebelión en la granja, George Orwell

“Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros” (George Orwell)
Esta frase concentra toda la esencia de Rebelión en la Granja, una sátira/fábula/alegato valiente, brillante y muy muy mordaz contra el totalitarismo y más concretamente contra una de las figuras más poderosas de la época: Stalin.

Escrito durante la Segunda Guerra Mundial, nadie se atrevió a publicarlo, y no fue hasta 1945 cuando vio la luz, una vez terminada la guerra. Pero no fue hasta principios de los 50, cuando la obra maestra de Eric Blair (conocido por todos con el pseudónimo de George Orwell) empezó a tomar cierta relevancia ante crítica y público.

Orwell utiliza como argumento la situación social y política de la Rusia gobernada por el comunista Stalin durante la Segunda Guerra Mundial; el viejo “Cerdo Mayor” (Lenin) antes de morir arenga a todos los animales a combatir contra la opresión y esclavitud a la que los somete un hombre:el Sr.Jones(Zar de Rusia), propietario de la granja.. La rebelión triunfa dirigida por los cerdos, supuestamente el animal respetado por los demás por su inteligencia. Un cerdo se erige en el líder, Napoleón (Stalin), para convertir la granja en un estado prospero y de igualdad. Pero la prosperidad y la igualdad acaba reducida al grupo dirigente, y el animal que levanta la voz es perseguido y ejecutado como incitador de masas y revolucionario. Es el caso del cerdo Snowball, al que por contradecir las decisiones de Napoleón es perseguido por su jauría de perros, y sirve de ejemplo (y tapadera) para perseguir y ejecutar a todo el que contradiga las “buenas” acciones que lleva el líder Napoleón en “beneficio” de todos los habitantes animales de la granja.

Siete son los “mandamientos” o principios básicos que serán ley para los animalesde la granja:

1.-Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo
2.-Todo lo que camina sobre cuatro patas o tenga alas es un amigo.
3.-Ningún animal usará ropa.
4.-Ningún animal dormirá en una cama.
5.-Ningún animal matará a otro animal.
6.-Ningún animal beberá alcohol.
7.-Todos los animales son iguales.

En el transcurso de la historia, Orwell de forma magistral va desgranando lentamente, con perversidad e injusticia el no cumplimiento de las leyes por parte de quienes deben

Orwell nos ha dejado un libro imprescindible, un clásico, una obra maestra que encierra en sus pocas páginas una crítica demoledora y magistral que perdurará por los tiempos de los tiempos mientras los seres humanos sigan corrompiéndose cuando algo de poder llega a sus manos.

No lo olvidéis,”todos los animales son iguales, pero algunos…”

L.S.V.

DATOS DEL LIBRO

  • 130.0×200.0cm.
  • Nº de páginas: 176 págs.
  • Editorial: DESTINO
  • Lengua: ESPAÑOL
  • Encuadernación: Tapa dura bolsillo
  • ISBN: 9788423340880
  • Año edicón: 2012
  • Plaza de edición: BARCELONA

8 pensamientos en “Rebelión en la granja, George Orwell

  1. ¡Qué recuerdos has despertado, Xavi!

    Leí esta magnífica obra cuando tenía 16 o 17 años (ahora ya rebaso la cuarentena) y me dejó impactado y/o impresionado. Y eso que no había leído todo lo que después he leído sobre Stalin y Cía.

    Saludos

  2. Buf, yo recuerdo que lo leí con doce o trece años. En aquel momento me resultó una fábula divertida, pero releyendolo y rumiándolo con el paso del tiempo llegué a la seguramente extraña conclusión (entre otras muchas) de que aquella era la edad perfecta para leerlo, con la mente en blanco, para comprender que los que nos dirigen no siempre actúan exclusivamente para nuestro bien.
    Un saludo.

  3. Bueno Koening, por desgracia creo que hoy un chaval de 13 o 14 años
    es consciente de que los dirigentes no solo no actúan por nuestro bien,
    sino que además le cuesta buscar ejemplos de cuando actúan por nuestro
    bien sin que haya una intención oculta como beneficiosocultos o suma de
    votos.
    Orwell ha escrito un libro atemporal porque siempre habrán “animales” más
    iguales que otros…

  4. Me gustó mucho ese libro cuando lo leí en la Secundaria.
    Para mí el momento más divertido es cuando el gato de la Granja (el único que no pegaba golpe) se une a la sección de reclutamiento por unos días. Y se dedica en cuerpo y alma. Se pasa el día hablando a las palomas de los árboles, diciendo que ahora gatos y aves son hermanos. Que no deben tenerle miedo, y que pueden ponerse sobre su pata como prueba de confianza. No las convence, así que se harta y se vuelve a tomar el sol.

Responder a Tasos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *