Desperta Ferro Contemporánea Nº32: Jutlandia

Entre los días 31 de mayo y 1 de junio de 1916 se libró la última gran batalla naval librada por navíos de superficie artillados. Era el primer gran encuentro naval de la Primera Guerra Mundial, y también fue el último. La guerra llevaba ya rugiendo casi dos años y Alemania comenzaba a sentir el impacto del bloqueo marítimo impuesto por la Marina Real británica. Por su parte, en Gran Bretaña había cierta urgencia por neutralizar una fuerza naval como la alemana, que si bien seguía siendo inferior a la Marina Real, suponía una amenaza constante para el Mar del Norte.

Los británicos tenían apostada su Grand Fleet al norte de las islas, en Scapa Flow, al mando del almirante Jellicoe, y desplegaban la Flota de Cruceros de Batalla, su unidad de exploración, compuesto por cruceros de batalla y cuatro acorazados, un poco más al sur, en Edimburgo, al mando del vicealmirante Beatty. Los alemanes, por su parte, habían hecho una división similar con la Marina Imperial. El grueso de las unidades estaba integrada en la Hochseeflotte o Flota de Alta Mar, al mando del vicealmirante Scheer, mientras que un contingente de cruceros de batalla con funciones de reconocimiento había sido puesto al mando del vicealmirante Hipper. A ello había que añadir por ambas partes decenas de destructores y navíos más pequeños de escolta, y submarinos. Sigue leyendo

De la derrota a la victoria, C. J. Dick

Arte operacional en el Frente del Este, verano de 1944.
Bagration, L’vov-Sandomir y Yassi-Kishinev

Hay libros que se hacen esperar. Faltaba ya un libro que tratase como es debido las grandes ofensivas del verano de 1944 en el Frente del Este. Todos tenemos en mente Bagration como la gran ofensiva que terminó con el Grupo de Ejércitos Centro y, en consecuencia, prácticamente con la guerra pues el rodillo ruso era ya imparable. Pero para comprender bien la evolución del arte operacional soviético en el año 44, el cómo el Ejército Rojo transitó de las grandes derrotas infligidas por la Wehrmacht en 1941-42 durante la invasión de la URSS hasta ser una apisonadora imparable sin rival que pudiera frenarla no basta con estudiar solo una operación concreta y sus movimientos tácticos.

Aunque Bagration puede considerarse como una gran y exitosa ofensiva, hay que comprender primero que para llegar a ese éxito hay una larga fase previa de derrotas sistemáticas, sufrimiento y aprendizaje para poder llegar a finales de 1942 en que el Ejército Rojo tomó la iniciativa estratégica, consiguiendo cambiar las tornas durante 1943 para luego ser imparable estrategicamente ya en 1944. Todos estos cambios lógicamente no se hacen de la noche a la mañana, hay toda una escuela de guerra, teorías y manuales de campaña que el autor analiza con profusión buceando en abundantes fuentes soviéticas. La evolución de la doctrina soviética de preguerra y las teorías avanzadas que aparecían ya en los manuales de campaña de los años 30 son por ejemplo punto de partida de las fuentes usadas por el autor. Sigue leyendo

Desperta Ferro Antigua y Medieval Nº43, PIRRO (I) UN REY CONTRA ROMA

Muy lejos de la imagen actual que tiene Pirro asociada al “quiero y no puedo”, lo cierto es que fue un gran general que tuvo la mala suerte de vivir en un mundo greco-macedónico decadente frente a una joven y lozana Roma. Nació en 318 a.C, poco después de la muerte de Alejandro. Llegó a conquistar Macedonia, y amplió los territorios de su reino de Épiro. La juventud de Pirro y sus vicisitudes hasta la llegada al poder son tratados específicamente en uno de los artículos del número.

Su aventura italiana viene a cuento de la llamada de auxilio de la principal ciudad griega en la península italiana: Tarento. En los inicios del siglo III las ciudades griegas de la bota itálica estaban muy venidas a menos por las luchas intestinas que venían librando desde hacía décadas y por la amenaza de las nuevas intrigas de los senadores romanos. Cada año que pasaba se ponían más ciudades bajo la protección de los romanos, las últimas Locros, Regio y Crotona. La situación causaba una honda preocupación en Tarento. El encontronazo con Roma no tardó en llegar y Tarento solicitó ayuda al rey Pirro, que andaba tratando de volver a conquistar Macedonia. Aceptó de buen gusto el encargo y tras iniciar los preparativos del salto a la península italiana con su ejército de corte helenístico, ya se veía estableciendo un imperio en Italia, conquistando Sicilia, y quién sabe si Cartago. Sigue leyendo

Panzer Battles, Major-General F.W. von Mellenthin

Ninguna preparación artillera, no importa lo intensa que sea, podrá eliminar una cabeza de puente rusa si los soviéticos han tenido toda una noche para establecerse. El único recurso será un ataque bien planificado. El principio ruso de “cabezas de puente en todas partes” constituye un peligro de la mayor seriedad y no puede ser subestimado. Solo hay un remedio seguro, que debe convertirse en un axioma: Si se está formando una cabeza de puente o los rusos están estableciendo una posición avanzada, hay que atacar, atacar inmediatamente, atacar enérgicamente. La vacilación será siempre fatal. Un retraso de una hora podría frustrar su destrucción, un retraso de varias horas frustrará su destrucción, un retraso de un día puede llevar a una catástrofe de grandes proporciones. Incluso aunque no haya disponible más que un pelotón de infantería y un simple carro de combate, ¡ataca! Ataca cuando los rusos estén todavía sobre el terreno, donde pueden ser detectados y atacados; cuando todavía no les haya dado tiempo a organizar su defensa; cuando no dispongan de armamento pesado. Pasadas unas horas será demasiado tarde. Retraso significa desastre: resolución enérgica y acción inmediata son sinónimos de éxito. Sigue leyendo

Las Independencias en América, Manuel Chust Calero e Ivana Frasquet

LAS  INDEPENDENCIAS  EN  AMÉRICA

El tema de la Emancipación Americana ha producido desde hace dos siglos cientos y cientos de textos que en numerosas ocasiones han superado los límites de lo estrictamente historiográfico para derivarse hacia cuestiones socio-políticas, ideológicas, emocionales o meramente étnicas.

Y a pesar de ello todavía hay algunos necios y bastantes desinformados que piensan que las emancipaciones triunfaron a causa de oscuras maniobras “masónicas” y del pronunciamiento del General liberal Rafael del Riego. Pues no; el asunto es mucho más intrincado.

Nos adelantan los autores en la Introducción que a mediados del siglo XX existía una simplista visión maniquea de aquellos conflictos en los cuales se enfrentaban, según el prisma, “buenos y malos, americanos y gachupines”. Durante los años sesenta  el proceso de descolonización, la Revolución Cubana y las corrientes marxistas historiográficas plantearon una interpretación que oscilaba entre los términos “continuidad y revolución” para explicar aquellos hechos decimonónicos. Pero a partir de los años setenta la cuestión se enriqueció con nuevos enfoques como la historia regional y la sociología histórica, la “inevitabilidad” de la independencia, las estructuras económicas del XVIII y del XIX, etc. Sigue leyendo

V de Vendetta, Alan Moore y David Lloyd

“Yo soy el Rey del siglo XX.El hombre del saco.El villano. La oveja negra de la familia(V, Alan Moore y David Lloyd)

“Recuerda, recuerda el 5 de noviembre, el complot de la pólvora y la confabulación. No existe motivo para olvidarlo…”

…y V recoge el testigo de la verdad, la antorcha de la venganza de Guy Fawkes, que un lejano 5 de noviembre de 1605 pretendía volar por los aires el Parlamento, y acabar así con el rey Jacobo I y las injustícias sociales y religiosas que sufría el pueblo inglés. Sigue leyendo

Desperta Ferro Moderna, Nº31, Rusia 1812 (III). La retirada de Napoleón

Tercera entrega de la magnífica serie de la cabecera de Desperta Ferro Moderna dedicada a la Campaña de Rusia de Napoleón en 1812. Tras el anterior número de la serie, dedicado a la batalla de Borodinó, una de las batallas más sangrientas e indecisivas de toda la era napoleónica, la Grande Armée llega a las puertas de la capital del Imperio Ruso. Cuando llega el momento de entrar, las tropas están de un ánimo magnífico y las bandas de música entonan sus mejores piezas. Pero al pasar los puentes del río Moscova se encuentran con grandes avenidas de palacios y grandes edificios al más fino y delicado estilo europeo totalmente desiertos. No hay multitud, nade se asoma a las ventanas. Solo se oyen algunos tiros en la zona del Kremlin y se ven por aquí y por allá extrañas figuras fantasmagóricas ataviadas con un poncho de piel de carnero y barba y caballera larga gris hasta la cintura. Era 15 de septiembre de 1812. Sigue leyendo