14 pensamientos en “Novedades Mayo 2013

  1. Que ganas tengo de leer algo de Reynolds…

    El de la Plata pinta bien. Y Albi, como siempre, a precios de escándalo… y eso que aquí no hay excusa de traducción,

    Saludos

  2. Pues me interesa algo de cada una de las editoriales, pero el 1º que caerá fijo es el de “Arcabuces, mosquetes…”
    ¿Qué se sabe de “El gran mar” y de “La otra hª de la SGM”?

  3. Interesantes las dos novedades de Edhasa: la “ucronía” del ex-presidente Giscard sobre la “Grande Armée” y Salón Deutschland.

  4. ¿Quien puede querer gastarse 25 € en el libro de Giscard d’Estaing que habla de ucronías napoleónicas? Un político antipático hablando de un Napoleón pacifista y abdicador que sale con bien de la Campaña de Rusia. Es como si Aznar hablara de Villeneuve derrotando a Nelson en Trafalgar y Godoy como Virrey del Algarve. Sin mas comentarios.

  5. Con sinceridad, creo que me gustaría infinitamente más el libro de Giscard que el de Aznar.Los políticos franceses suelen tratar temas históricos con frecuencia.Creo recordar que hay otro libro dedicado a Napoleón de Philip de Villiers(ex candidato presidencial).Otra cosa son las “ucronías” pero para gustos colores.

    Saludos.

  6. Me imagino que hablas del libro “los cien días” que publicó Inédita hace años acerca de la vuelta de Napoleón al poder desde la isla de Elba y su última derrota en Waterloo. No es una ucronía, es un libro aceptable hecho por un diplomático culto habituado al mundo de las letras y lo hizo antes de que su carrera política cogiera vuelo. Giscard nos habla de algo que no pasó ni pasará ya y ni siquiera es un especialista reconocido en el tema ya que hasta ahora era un autor de novelitas románticas o eróticas en las que escenifica sus contactos con Lady Di que ya no puede desdecirlo.
    Respecto a lo de las ucronías es como aquello de que “si mi abuela tuviera cojones, no sería mi abuela sería mi abuelo”. Un desperdició intelectual, de tiempo y de dinero. Para mí, claro.

  7. Cierto, Viçent, confundí al ex-candidato presidencial y político populista De Villiers con el ex-ministro de asuntos exteriores De Villepin, autor del libro que comentamos. En su día le eché un vistazo en una librería y tenía muy buena pinta. Y desde luego no es una “ucronía”.

    En cuanto a las “ucronías” es lo que tienen, son fábulas de hechos que ni han sucedido ni pueden suceder (genial el simil de la abuela). Ahora bien, si el autor está bien documentado sobre la época y los personajes, pueden tener su público (yo no he leído ninguna). Desconozco el resto de la obra de Giscard aunque tampoco es que la de Aznar dé para mucho.

  8. A mi me parecen también las ucronías un desperdicio de tiempo y dindero. No las menosprecio, por supuesto, su trabajo tienen y seguro que muchas argumentan de forma coherente, pero para “cuentos chinos” prefiero la Ciencia-Ficción que las ucronías sobre pasajes históricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *