No Stalingrad on the Dnieper, Douglas E. Nash

Portada

The Korsun-Shevchenkovsky Operation. January to February 1944

“No Stalingrad on the Dnieper” fue el trabajo realizado por Nash para la obtención del grado de Master of Military Art and Science en la Faculty of the U.S. Army Command and General Staff College, presentado en 1995, y se ocupa de la operación de cerco de Korsun-Shevchenkovsky o bolsa de Cherkassy, como la llamaron los alemanes. Probablemente este trabajo fue el germen del celebérrimo Hell’s Gate, publicado en 2002 por RZM, y que pronto se convirtió en un clásico sobre la bolsa de Korsun. En unas 160 paginas a doble espacio, Nash cuenta desde una aproximación muy academicista los prolegómenos, desarrollo y consecuencias de la batalla.

El título del trabajo es un guiño que el autor dedica a una afirmación que en su día hizo el gran historiador John Erickson, en la que sostenía que la bolsa de Korsun fue un Stalingrado en el Dnieper. Nash dedica las primeras 50 páginas a hablar de la doctrina de los contendientes, analizando distintos apartados teóricos, verbigracia, el liderazgo, la estructura de fuerzas de los oponentes, incluso armas usadas, y terminando con las respectivas doctrinas de cerco. Las 40 páginas siguientes las dedica a poner la batalla en contexto: los planes del Stavka, la situación alemana, el tiempo o los planes de engaño. Y las 50 páginas restantes las dedica a contar la batalla y sus consecuencias.

Uno de los objetivos del autor es demostrar cómo una serie de errores soviéticos afectaron decisivamente al desarrollo de la operación, dejando escapar del cerco a 36.262 alemanes y HiWis (es la cifra que da en la página 132). Principalmente tres: subestimación soviética de la capacidad alemana, una ejecución imperfecta de la operación ( aspecto algo etéreo) y fallos en las operaciones de engaño soviéticas. En la página 57 Nash localiza los orígenes de la planificación soviética en los quebraderos de cabeza que las contraofensivas de Manstein en Zhitomir-Berdichev y en Kirovograd le habían causado al 1º y 2º Frentes Ucranianos, respectivamente. Se me antoja como demasiado sofisticada esta teoría, y no es que no esté de acuerdo. Lo que yo pienso es que el saliente era tan flagrante, tan claro y tan pronunciado que, les hubiese dado o no quebraderos de cabeza, iban a tratar de segarlo. Y eso el Departamento de inteligencia militar alemana para el frente ruso, el Fremde Heere Ost, lo predijo. El autor se para también a analizar uno de los aspectos más interesantes de la operación: ¿Por qué los soviéticos segaron la bolsa en la misma base y no un poco más atrás, más al oeste? Y, si cortaron donde cortaron, en la misma base, con centro en Zvenigorodka, ¿Por qué no avanzaron hacia el oeste una vez completado el cerco, donde los alemanes no tenían nada para contraponer ante su avance? Nash propone varios motivos, muy sólidos, en mi opinión. En primer lugar, las operaciones en profundidad no se les habían dado muy bien a los soviéticos, y ya habían tenido muy malas experiencias. Esto les hizo ser prudentes. En segundo lugar, los soviéticos pensaban que dentro de la bolsa había muchas más tropas de las que en realidad había y, bajo esta premisa, tenían que estar preparados para hacer frente a un número muy alto de tropas cercadas. Y, en tercer lugar, los dos frentes que formaron sendas tenazas, el 1º y 2º Ucranianos, habían sufrido mucho en las operaciones previas ( Zhitomir-Berdichev y en Kirovograd, respectivamente).

La parte de la batalla en sí es bastante corta y escasa en fuentes, aunque debe tener en cuenta el lector de esta reseña que este es un trabajo presentado en 1995, y que 7 años después el autor presentó la que hasta el momento es considerada la obra estándar en inglés sobre la batalla, junto a la de Zetterling. No seguramente, sino que puedo afirmar que esta parquedad a la hora de contar la batalla está más que solucionada en Hell’s Gate, porque Nash amplió sus investigaciones hasta llenar un bello tomo en gran formato con hasta 400 páginas salpicadas con fotos y mapas, publicado por RZM.

Dos aspectos importantes a tener en cuenta sobre el docuento que reseño:
1) esta obra está disponible en la red para descargarla en pdf.:
2) Un amigo y compañero de afición, Francisco Medina, hace ya varios años que la tradujo desinteresadamente al español. También creo que se puede encontrar fácilmente por la red.

3 pensamientos en “No Stalingrad on the Dnieper, Douglas E. Nash

  1. ¡Gracias!

    Este comentario que hice: “En la página 57 Nash localiza los orígenes de la planificación soviética en los quebraderos de cabeza que las contraofensivas de Manstein en Zhitomir-Berdichev y en Kirovograd le habían causado al 1º y 2º Frentes Ucranianos, respectivamente. Se me antoja como demasiado sofisticada esta teoría, y no es que no esté de acuerdo. Lo que yo pienso es que el saliente era tan flagrante, tan claro y tan pronunciado que, les hubiese dado o no quebraderos de cabeza, iban a tratar de segarlo.”

    , tan sólo es fruto de mi ignorancia. Después de haber estudiado más detenidamente la ofensiva soviética de Zhitomir-Berdichev, me queda completamente clara al conexión que en su día Nash concretó y que yo, por ignorancia, pasé por alto.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *