Némesis, Max Hastings

 

El teatro de operaciones del pacífico es de la II Guerra Mundial el gran desconocido. Quién no haya oído hablar del “día de la infamia” el 7 de Diciembre de 1941 es que no vive en el planeta tierra. Iwo Jima, Midway o Hiroshima y Nagasaki son los hechos y localizaciones más conocidas por el público general.

Sin embargo hubieron otros muchos frentes en el escenario del Pacífico que han pasado desapercibidos; China, Birmania, Okinawa, Manchuria, Filipinas y otros lugares menores donde se desarrollaron batallas y hechos que deben ser recogidos y estudiados en profundidad para conocer con todo detalle la campaña del Pacífico.

El libro que tenemos entre manos se centra en el último año de la guerra, 1944-1945 pero analizando las causas que llevaron a esa situación. Los motivos que llevaron a Japón a establecer una política expansionista, tanto en Asia como en Oceanía y que derivó a una guerra contra los Estados Unidos y en definitiva contra los Aliados.

Tras una elocuente introducción que explica con profundidad la situación geopolítica de cada nación contendiente. Los antecedentes, las primeras invasiones del Japón en China y Manchuria, los movimientos políticos y las razones establecidas por los Estados Unidos para bloquear a Japón y por fín el desenlace con el ataque nipón a Pearl Harbor. El autor resta importancia al éxito japonés del ataque del 7 de Diciembre. Afirma que solo hundieron 4 destructiores viejos y ningún portaaviones, pero que lograron una cosa, poner a los Estados Unidos en una situación de unión y fuerza como nunca había sucedido en un país aislacionista por definición para entrar en la Segunda Guerra Mundial e ir a por todas.

En este libro se descubren y relatan otras campañas, otros frentes a los acostumbrados. Estudios sobre el desastre Británico en Birmania, una gran pérdida para el imperio británico y que supuso su retirada a la india o la inesperada desaparición de la guerra de Australia desde 1943.

El libro va recorriendo los frentes más importantes y los hechos del último año de la guerra, hasta terminar con la rendición incondicional del Japón. Apoyado con testimonios y relatos de testigos de ambos bandos, con documentación, cartas y mapas el autor nos lleva de la mano por infinidad de situaciones para intentar analizar el alcance de la guerra en ese teatro de operaciones. Situaciones contadas por soldados, algunos puedieron vivir para contarlo. Otros testimonios sobre actos excepcionales han sido recogidos por sus compañeros al morir los protagonistas. Pasamos por todo tipo de situaciones que una vez más superan lo inimaginable, superan la ficción de sobra. Hechos que si vieramos en una película pensaríamos que eso es imposible; si vemos a un teniente en medio d euna acción contra un nicho de ametralladoras tirase encima de una granada para salvar la vida de sus soldados, por ejemplo. Pues eso pasó y otras muchas cosas que cuando uno las lee se da cuenta de lo que tuvieron que pasar los soldados de ambos bandos. Las descripciones de algunas situaciones en islas llenas de barro, sin agua potable, aislados, sin apoyo aéreo o artillero de unidades sitiadas y sometidas a fuego constante pone la carne de gallina. El intentar imaginar escenas que escapan a la razón. El libro está repleto de escenas y testimonios de uno y otro bando que hace sentir escalofríos, no es un estudio aséptico y frío de la guerra. No es una mera descripción de hechos, es una historia contada y relatada por sus protagonistas. Desde simples soldados en el frente de batalla de uno y otro bando a Generales, diplomáticos y políticos. Analizando en profundidad personajes como MacArthur y sus relaciones con Nimitz o con el propio presidente Roseevelt.

Hay infinidad de documentos que le hacen a uno pensar, como dice el autor, que todo lo relativo a la guerra en Europa goza de un salud histórica envidiable, que todo lo relativo al nazismo goza de un atractivo, una hasta casi obsesión enigmática, pero que la guerra en los atolones, en las islas insignificantes y áridas, en los portaaviones, submarinos y cazas está olvidada. Estos testimonios sirven para dar fe de una guerra que no fue ni mucho menos fácil, a pesar de su resultado, a pesar de la increible maquinaria bélica desarrollada por los Estados Unidos. Fue una guerra de desgaste que inflingió mucho sufrimiento.

Es un libro de estudio que recomiendo, que debe estar en toda biblioteca de estudiosos de la 2º Guerra Mundial, es un libro que está cargado de profundidad y del que se deben marcar ciertos capítulos y ciertas páginas para consultarlas varias veces, imprescindible es la palabra.

Como siempre, una edición muy cuidada de la editorial Crítica. Un libro muy bien presentado con tapa dura y voluminosos, 844 páginas.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788484329633
Nº Edición:1ª
Año de edición:2007

 

 

 

 

32 pensamientos en “Némesis, Max Hastings

  1. Gracias. Ya tenía ganas de saber algo de este libro. Estaba esperando a ver que se decía de el. El de Armagadón es muy bueno, imaginaba que este sería por el estilo pero prefería esperar a ver que se comentaba.
    Una pregunta, ¿se habla de los Kamikazes?.
    Gracias.

  2. Sí, una sección entera en el capítulo del Golfo de Leyte. Es dificil hacer un resumen que abarque todo lo que el libro cuenta, pero sí, cómo no iba a hablar de los kamikazes?. Habla de como se formó, como tras el desmantelamiento de la marina japonesa y las derrotas que se iban sucediendo se convirtió en una obsesión el poder hacer el mayor daño posible con honor, muriendo. Se recogen multitud de situaciones y testimonios. Por ejemplo cuenta como a unos artilleros les cayó literalmente la sangre de un kamikaze se estrelló entre las chimeneas del acorzadado Colorado. Cuenta las tretas niponas, como se introducian entre los aviones que volvían a los portaaviones de misiones para que no les pudieran disparar o para pasar desapercibidos por los radares con las pantallas llenas de aviones sin saber cual es cual. También es curioso como cuenta las artimañas de los japoneses, cuando iniciaban su picado fatídico iban virando y variando el rumbo constantemente y los americanos no sabían hasta el último segundo cual era el objetivo del kamikaze. Ciertamente interesante y lleno de datos y citas.

  3. Pues ala, otro título más que hay que apuntar para la pila. A este ritmo prefiero que siga haciendo reseñas Ulises de libros descatalogados, nos pone los dientes largos pero al menos nos deja tranquilos los bolsillos, no??, Ulisessss!!!

  4. Noto un leve tono sarcástico. Navegante, ¿o es un desafío?. Bueno, pasando al libro de la reseña, como lo desconozco, solo puedo hablar como un ciego disertando acerca de los colores, pero me da la impresión que el libro está escrito en un tono más bien periodístico, ¿un moderno Cornelius Ryan?. La verdad es que no me gusta mucho ese estilo y menos si es norteamericano. De partida, el nombre no me gusta, “Némesis”, venganza, ¿de que se están vengando los norteamericanos?, no me van a decir que a estas alturas del siglo XXI, ¿todavía venden el cuento de “el día de la infamia”?. El título original, “Retribution”, me gusta menos todavía.
    Bueno, ahora, y con una frescura temeraria ya que no conozco el libro, daré mi opinión no solicitada. Si el libro intenta justificar la intromisión de los EE.UU. en el área de influencia de otra potencia, no me gustaría, pero si contiene valiosos testimonios de primera mano, de gente que vivió la guerra como quien dice “metidos en el barro”, podría ser rescatable y como dice Javi, merecer un lugar en una estantería respetable.
    Respecto de la insidiosa insinuación de Navegante, yo le recomendaría (como penitencia), buscar el libro “Samurai”, del piloto japonés Saburo Sakai. Y si de libros descatalogados se trata, acerca de las Unidades Especiales de Ataque (mal llamadas kamikaze) un libro bastante completo es “La epopeya Kamikaze” de Bernard Millot.
    Saludos

  5. No Ulises, no es un desafío, era un llamada de salvación, un S.O.S. para que salves mi economía reseñando libros que no pueda comprar, que es que todos los que aparecen aquí van cayendo y no puede ser……..

  6. Bueno Ulises, en cierto modo tienes algo de razón. El autor se postula y hace juicios de valor en muchos sentidos. Como comenté quita hierro al asunto de Pearl Harbor, se postula en defensor del uso de la bomba atómica argumentando que una campaña de desgaste y bombardeo continuado con armas convencionales hubiera causado a la larga más muertes, etc..
    Lo del título del libro, en la introducción el autor lo cita, cita que la diosa Griega Némesis representa el valor de la venganza y de “la justicia retributiva”, que es el lector el que después de leer en profundidad el libro, el estudio realizado sobre todo lo ocurrido en ese frente de batalla, determinará si es Japón merecedor de lo que le sucedió. El autor se postula en sentido afirmativo a éste respecto, en esto tienes razón.
    Pero por otro lado, el libro no deja de ser una recopilación de testimonios y vivencias,  me recordó un poco a lo que comentabas sobre el libro de Clostermann, que te había gustado por que profundizaba en los sentimientos, miedos y alegrías de un soldado, en este caso un piloto, en los momentos decisivos, en la guerra. Este libro está cargado de eso.
    Saludos.

  7. Interesante. El tema de los pilotos suicidas es un tema enigmático. Morían por su emperador y su orgullo como guerreros que nunca se rinden. Es dificil de entender. Ni siquiera se puede comparar a los que hoy en día se suicidan por su fanatismo religioso. Yo he leído en algún libro que los americanos sin embargo no consideraban eso un acto noble y heróico, que un piloto diera su vida estrellándose contra un barco enemigo, los aborrecían y lo veían como un acto de cobardía.

  8. Bueno, más que un acto de cobardía, el autor asevera efectivamente que producía repugnancia entre los aliados, pero no por que lo considerasen cobardía, sino por auténtico miedo. Con la guerra ya casi ganada, las inmuerables bajas que causaban los kamikazes no se podían entender, era pavor lo que tenían los aliados a una muerte inútil, a acabar mutilado o herido por una acción sin sentido.
    Relata como desde la óptica occidental no se entendía la premeditación. Habían oficiales que entendía que en el transcurso de una batalla, en un momento dado uno pudiera hacer una acción que le costase la vida, como el que relataba del teniente que se tira encima de una granada para salvar la vida a sus compañeros. Pero eso es distinto de levantarse por la mñana, despedirte de tú familia, ir a rezar tús oraciones sabiendo que ya no volverás por que tienes una misión que es empotrarte contra un destructor.
    Además, todo esto casusó gran impacto entre las tropas aliadas, llegando al punto del auténtico asco y repugnancia por el enemigo, ya no quierían ni tomarlos prisioneros cuando hundían algún barco, o los mataban o los dejaban en el mar.

  9. Muy buena reseña. El libro lo he estado ojeando en una librería y tiene muy buena pinta. Si realmente llega al fondo de las cuestiones y sobre todo está basado en testimonios y documentos de los protagonistas suma mucho más interés aun. No hay nada como tener testimonios de primera mano, de gente que haya estado en Iwo Jima o que haya vivido de cerca el ataque de un Kamikaze por citar los ejemplos más conocidos.
    Gracias.

  10. Hola a todos. Yo tengo Armagedón y estaba esperando que saliera este libro. Por lo que os he leído está a la altura del primero, el tema del pacífico necesita de una revisión en profundidad. Es cierto que hay que tener ciertas reticencias cuando se trata de autores norteamericanos con según que temas, pero al fin y al cabo ellos son los que estuvieron metidos en el meollo del asunto.

  11. Yo siempre tengo reticencias cuando se trata de escritores norteamericanos, al igual que en las películas, series de tv, documentales, etc.., sin embargo he de reconocer que el libro me ha gustado mucho y que los argumentos de Max Hastings son de peso. De todas formas siempre hay que leerlo con algo de empatía hacia el autor, hay que ponerse en su lugar y tener presente su procedencia. Tampoco es una biblia y hay que estar deacuerdo con todo lo que dice.

  12. Bueno, ya me hice con el libro y he de reconocer que ha sido todo un acierto. A pesar de los gordo que es, se lee de forma rápida. Los testimonios, que es lo que a mí más me llama la atención y me atrae son excelentes. Con ésta forma de contar las cosas, se da una visión que cambia totalmente los típicos ensayos históricos, pudiendo imaginar de mejor manera lo que se va contando. Como ya se ha dicho en algún otro sitio, la realidad supera a la ficción en muchas ocasiones, hay testimonios que le hacen a uno temblar.
    Gracias y saludos.

  13. Yo para no ser menos lo compraré tambien esta semana que comienza. Ánimo a Ulises y le doy la bienvenida a Almonacid que sigue sus pasos para que sigan reseñando libros descatalogados para salvación de mi economía!!!, Ulisessss!!!.

  14. Perdón por reflotar esta vieja reseña.

    A leer la sinopsis de Javi y los comentarios de los restantes compañeros me decidí por adquirir este material. Precisamente hoy terminé su lectura y puedo asegurar que es un libro que no puede dejar de leer todo interesado en la guerra en el Pacífico.

    En lo personal pude ver desde otra óptica o descubrir algunas campañas casi olvidadas o desconocidas para mi, unidades (Ej. Las operaciones de los submarinos americanos) a las que nunca le he dado la importancia que se merecían.

    Desde luego que el autor efectúa algunos comentarios muy “pro americanos” pero también hay que reconocer que en muchos casos no tiene pelos en la lengua para los suyos (a MacArthur lo ha asesinado JAJA, tildándolo por un hombre totalmente egoísta y buscador de fama personal. También enumera sus numerosos errores en el comando de sus fuerzas)

    El texto se enriquece mucho con los numerosos relatos personales de los hombres y mujeres de ambos bandos.

    Este libro me ha encantado. Por lo pronto me voy a quedar leyendo sobre el Pacífico para profundizar algunas cosillas del mismo.

    Saludines

  15. Pues me alegra que te haya gustado y que la reseña te haya servido para interesarte por el tema. Por cierto, aquí no hay viejas reseñas y no se reflota nada, en cualquier momento se puede comentar sobre cualquier reseña, libro, noticia o lo que haga falta.

    Saludos Almonacid, ya me tenías preocupado, pensaba que habías huído de aquí, 🙂

  16. Javi gracias por tu palabras. Aunque no se note siempre leo todas las reseñas y desde luego no opino en muchos casos por mi insignificantes conocimientos sobre algunos temas tratados.

    Por otro lado no he huído estoy pegado a Novilis como rémora a tiburón. 🙂

    Saludines

  17. El libro no está mal ,pero me gustó mas “Armagedon”.En el anterior hay mas informacion general y novedosa.El autor parecia que se habia puesto al corriente de todo lo último escrito sobre el frente europeo.La verdad es que decia cosas novedosas y sorprendentes.Pero este parece haber sido escrito de un modo mas apresurado,dice menos cosas nuevas.Es una opinión.

  18. Bueno, creo que aquí si dice cosas novedosas, al menos es lo que me ha parecido. De todas formas sobre el frente europeo parece que siempre disponemos de más fuentes, testimonios, puntos de vista, etc… Para mí ha sido novedoso el leer un libro sobre el pacífico centrado en testimonios a pie de trinchera. Claro que sobre gustos…….

  19. Hola a tod@s, soy Couperin, y aunque es mi primer comentario leo con interes los vuestros. Respecto al libro de Nemesis de Hastings mi opinión personal es que es de enorme interés para conocer bastante ampliamente la campaña del Pacífico años 44 y 45. No llega a profundizar en ningún tema, pues no se trata de un monográfico, pero da información amplia de todo ese periodo. Interesante me ha parecido el capítulo relacionado con la invasión soviética de Manchuria. Igual que Armagedón, Hastings escribe muy bien, de manera amena, no siendo el libro arduo de leer (para eso os recomiendo Decisiones trascendentales de Kershaw). Da una bibliografía interesante (toda en inglés y super asequible en Amazon o en Alibris). El autor es americano, pero no hace apología de los EEUU , trata criticamente la campaña de Mc Arthur y a Truman. A los ingleses en general no los pone bien, pero da unas razones convincentes de porque. Respecto a los japoneses creo que no los describe injustamente, explica las causas de su comportamiento y , por supuesto, justifica el uso de las bombas atómicas, explicando otras posturas y las opciones que tenían los americanos. Creo que el libro está equilibrado y es muy muy recomendable.
    Couperin

  20. Hola Copuperin, tomo nota del libro que mencionas, Decisiones transcendentales, habrá que echarle un ojo. Saludos y esperamos verte más por aquí.

  21. Max hastings no es norteamericano, es británico. En varios posts se comentaba que el autor era yanki pero no lo es.
    Las opiniones me han resultado útiles, y como estoy bastante interesado en el tema creo que me haré con él. Un saludo.

  22. Hola a todos. Hace poco que he caído en esta página y rápidamente se ha convertido una de mis favoritas. Acabo de leer “Némesis” y puedo decir que lo he disfrutado una barbaridad, estoy de acuerdo con Couperin en que no profundiza en los temas que trata, pero es que trata tantos y tan bien que lo que te pide el cuerpo es profundizar por tu cuenta.
    Recomendable 100% .
    Un apunte:en el libro aparece un par de veces el cabo George MacDonal Fraser autor de lo estupendos libros sobre Harry Flashman , los cuales creo que tienen cabida en esta página.
    Saludos.

  23. Mikmicro, si te gusta el autor léete el que tiene sobre el último año de la Alemania hitleriana. Se títula “Armageddon” y está tambien en Crítica.

  24. Vincent gracias por el consejo , la verdad que ya lo tenía en mente y si lo encuentro hoy me lo regalo por el día de libro.
    Saludos.

  25. RETRIBUCIÓN. Un título perfecto. Para quién dude que se estraba “retribuyendo” solo tiene que leer el libro atentamente: Pilotos americanos viviseccionados, devorados, ejecutados, arrojados al fondo del mar con un peso en los píes…Prisioneros ejecutados cruelmente por faltas mínimas, torturados sin motivos, mujeres violadas…27% de prisioneros muertos innecesariamente en los campamentos…China arrasada, torturada, con ejecuciones constantes y absurdas, muestras de violencia increibles, niñas violadas hasta la extenuación, cuadrillas de prisioneros ejecutadas, hambrunas provocadas…

    Quién siembra vientos de odio, recoge tempestades de venganza.

    Pero bueno, el autor no deja de criticar lo absurdo de algunas medidas. La guerra la estaba ganando la marina de Nimitz, y el ejército solo estaba allí por que sentía una envidia insoportable. Ergo, había que librar campañas solo por motivos de prestigio. Recuerdo una serie sobre la S.G.M de hace años donde se representaba la reunión entre Rooselvelt, Nimitz y Mac Arthur, y Rooselvelt soltaba:

    “El prestigioi de los EEUU no me parece una cosa sin importancia”.

    En resumen, la marina de los EEUU se bastaba y sobraba para ganar la guerra ahorrando los horrores de la liberación de Filipinas, la campaña de Birmania y las últimas operaciones en China.

    Me falta el final, que me interesa mucho, a ver si detalla las últimas operaciones de los british después de la caiga de Rangún.

  26. Los americanos no se quedaron mancos tampoco. A los ciudadanos de origen japonés, con segundas generaciones y ya como ciudadanos americanos los arrestaron y de “forma preventiva” , (¿os suena esto?) requisaron sus pertenencias y los confinaron en campos.
    Sobre las campañas de McArthur ya alguien dijo que los familiares de los muertos en sus absurdas batallas debían estarle muy agradecido por mandarlos al matadero sin sentido.
    El libro lo leí hace ya más de un año cuando salió, me parece de lo mejor que se ha escrito sobre el pacífico y muchas veces lo consulto.

  27. La pequeña diferencia es que los ciudadanos nipo-americanos no fueron maltratados, solo aislados. Ni se les torturó, ni viviseccionó, ni mató de hambre. En “La guerra olvidada” se cita el caso de un niño de esos campos que para 1950 ya era Teniente del U.S Army,

    Por otro lado, la reclusión solo afectó a la costa oeste. En la costa este, los nipo-americanos no sufrieron las mismas restricciones.

    No quiero decir que esto estuviese justificado, solo que no es comparable con la actitud de los japoneses hacia sus prisioneros civiles occidentales.

    http://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?f=5&t=1475

  28. De nuevo Max Hastings ha cumplido con las expectativas que sobre este trabajo había depositado tras la lectura de Armagedon y La Guerra de Churchill. Me gusta el estilo de este historiador británico, nos presenta la guerra desde otra perspectiva, además en el caso de Nemesis con sus más de 800 páginas consigue abarcar todo el frente del Pacífico y acercarnos más o menos extensamente a todos los grandes acontecimientos que allí se dieron. La guerra en China, Birmania, el papel de la Marina de los EEUU, los antagonistas Nimitz y Mac Arthur, el papel de Australia, las batallas más importantes durante el último año de guerra etc..Opino, al igual que comenta Javi, que es un libro de una calidad enorme y que todo buen aficionado a la IIGM, y al frente del Pacífico propiamente dicho, debe tener en su biblioteca. La guerra en el Pacífico creo que en España tiene menos mercado lector que su pareja en Europa, pero parece que esto es debido a un deficit de publicaciones en castellano sobre el tema. Lo ocurrido en Asia no desmerece a lo sucedido en Europa. Max Hastings lo deja muy a las claras en este gran trabajo.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *