Matadero Cinco, Kurt Vonnegut

Es este un libro muy especial, y que seguro resulta atractivo para amantes de géneros tan diferentes como la historia militar y la ciencia ficción. Yo, como aficionado a ambos, lo he disfrutado bastante, además de por aquello que dicen de “lo bueno, si breve, dos veces bueno” ya que no llega a las doscientas páginas.

Billy Pilgrim es un ciudadano normal y corriente de una ciudad normal y corriente de los Estados Unidos, es óptico y se casa con la hija fea de un millonario que regenta varias ópticas en su misma ciudad.

Participa en la Segunda Guerra Mundial, en Francia. Durante la batalla de las Ardenas queda aislado de su unidad y la imagen que se da de Pilgrim es bastante patética: es el ayudante del párroco, no tiene armas y ni siquiera botas militares, camina por la nieve con sus viejos mocasines (cojeando porque uno de ellos no tiene tacón), es un tipo totalmente apático y cobarde que se queda paralizado cuando suenan disparos. Tras varias fatigas los alemanes le capturan, para aguantar el frío le dan una cazadora que le queda ridículamente pequeña y que añade un punto más de ridiculez a su estampa; y termina en un pabellón del matadero de Dresde, donde le sorprende el famoso bombardeo. Gracias a que está en un profundo sótano, él y sus compañeros se salvan de la matanza, y los nazis les ponen a desenterrar cadáveres de entre los escombros.

Todo esto lo vamos conociendo mediante algo así como flashbacks, contado siempre en tercera persona. Pilgrim al volver de la guerra es abducido por una raza de alienígenas, los trafalmadorianos, quienes le exploran y experimentan con él. Para estos extraterrestres el tiempo no pasa de largo, sino que es como un archivo al que siempre se puede acudir; un suceso siempre está ocurriendo, tanto presente como pasado y futuro, y le dan a Pilgrim la capacidad de viajar en el tiempo (tanto adelante como atrás) aunque sin un control sobre ello, de forma que se produce un “salto” en el momento más imprevisible; y de esta forma se nos va mostrando su vida, los principales acontecimientos y etapas. Por ejemplo, está contándonos cómo les alimentaban los alemanes en el tren que les conducía a Dresde y, de repente, se queda como en trance y viaja al futuro, en el momento en que muere su mujer. En realidad se deja al criterio del lector si Billy Pilgrim es realmente abducido o si vuelve totalmente traumatizado de sus experiencias en Dresde y termina por volverse loco.

Lo que sí es verídico es que esas experiencias son realmente por las que pasó el autor, que estuvo prisionero en la ciudad y vivió el atroz  bombardeo incendiario. Esto marcó a Vonnegut de tal manera que se prometió a sí mismo escribir algo sobre ello, de hecho sobre esta idea trata el primer capítulo del libro. La obra es claramente antibelicista, muy crítica con el malgasto de vidas jóvenes en la “pasada” Segunda Guerra Mundial y en la “actual” guerra de Vietnam, especialmente descriptivo y sobrecogedor es la visión en cámara atrás de unos aviones norteamericanos bombardeando una ciudad alemana, donde describe desde cómo el agua de los bomberos vuelve a sus mangueras, cómo las bombas ascienden por el cielo hasta la panza de los bombarderos y los aviones terminan aterrizando “de culo”. A mí particularmente me fascinó este pasaje.

Editorial: Anagrama
Nº páginas: 192 pags
Lengua: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788433920317
Colección: Compactos
Nº Edición:1ª
Año de edición:1991
Plaza edición: Barcelona

5 pensamientos en “Matadero Cinco, Kurt Vonnegut

  1. Esta novela es un clásico de la cultura pop. Toda la obra de Vonnegut, como del que yo creo que es uno de sus herederos, Thomas Pynchon, bascula entre lo fantástico y lo metafórico. Por cierto que existe una peli tremensa basada en la película, que tiene como banda sonora nada menos que varias piezas de piano de Bach interpretadas por el no menos excéntrico Glenn Gould, creo que algo de las Suites inglesas, si no recuerdo mal. La ambientación del planeta Trafalmadore también es un punto.
    Una reseña muy completa.

    Saludos desde Bergamo.

  2. Muy buena reseña teiter.No soy psicólogo pero supongo que cuando vives algo así para que la mente del ser humano no esta preparada,es bueno buscar una salida aunque se trate de alienígenas.
    De todas formas cada dia tengo menos claro el término loco.

    Saludos teiter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *