Los años del miedo, Juan Eslava Galán

Antes de entrar  en materia querría hacer una precisión. Las obras de Juan Eslava Galán que he leído cumplen a mi modo de ver una doble función: didáctica  y divulgativa, tan necesarias en la sociedad actual. Se echa de ver que dejan   traslucir el oficio del autor que sin duda ha debido de cumplir o debe de cumplirlo más de forma vocacional que profesional. Para los que ya hemos pasado tiempo ha de  los sesenta, esta obra, es una “película” que nos trae a la memoria tiempos vividos y que en muchos casos no querríamos volver a vivir. Los lectores  de las generaciones posteriores y a pesar de que conozcan la seriedad y profesionalidad del autor,  se deben de quedar, en muchos casos, con la duda de si los hechos que se narran son ciertos  o tienen un punto de exageración.

En mi caso, repito, por ser testigo, en primera persona, de muchas de estas situaciones, esta duda no se suscita. Pues nací  en un pueblo, estuve en un internado en una capital pequeña y luego en Madrid. Por lo que conocí la forma de vivir de las familias españolas, como se refleja en el libro, en las diferentes sociedades

Destacaría la figura del “Chato Puertas” que es uno de los hilos argumentales del libro. Hubo muchos chatos puertas que se lucraron , mediante el soborno a los políticos de turno. Claro que esta figura sigue en vigor posteriormente, en tiempos mas actuales  y seguirá mientras el mundo sea mundo. Con esto no lo justifico,  sino que lo condeno de la forma mas rotunda. Pero solo estoy constatando una desgraciada realidad.  Conocía  muchas de las actuaciones de d. Juan y su veleidades, pero con la lectura del libro he ampliado mi conocimiento hacia su figura.

Esclarecedores son los momentos que  relatan la entrevista de Franco y don Juan en el Azor y los  comentarios que diversas personalidades afines a la causa monárquicas realizan. Gil Robles y  General Aranda, entre otros. Gil Robles era uno de los  miembros mas importantes  de su consejo privado. Critica en un capitulo anterior el comportamiento de d. Juan con relación a su vida familiar. Y con respecto a la entrevista Azor llega a decir: “… ha accedido a enviar a España al  príncipe dentro de unos días, no hay nada que hacer, el rey está entregado”. Otro comentario  revelador es el que se dice pronunció el General Aranda, uno de los generales monárquicos, que al enterarse de la entrevista- justo a la vuelta de su destierro por exigir a Franco que instaurara la monarquía- opina: “ la monarquía  ha sucumbido, nunca pensé que el rey iba  a ponerse de rodillas ante Franco”. Y finalmente las palabras de Indalecio Prieto que dice el respecto: “me ha puesto los cuernos”. Cortando con ello las negociaciones existentes.

La actuación de la iglesia española y del nacional catolicismo con censura incluida, también la encuentro muy bien descrita y expuesta.

Solo me queda recomendaros leáis esta extensa obra, que está, sin embargo, escrita con un estilo fácil y ameno, lo que hace que su lectura sea interesante y a su vez entretenida.  

 

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788408077053
Nº Edición:1ª
Año de edición:2008
Plaza edición: BARCELONA
  

 

 

 

3 pensamientos en “Los años del miedo, Juan Eslava Galán

  1. Parece que Juan Eslava Galán se está dedicando ultimamente al tema de la guerra civil, pero de una manera distinta. Como señala Juan en su reseña, desde una perspectiva de la divulgación, y eso en este país que aun no ha superado ciertos traumas está muy bien que no se trate la historia de una manera sesgada o manipulada. Gracias por la reseña.

  2. Efectivamente, yo el otro día en un programa de tv le oí decir que ahora se iba a dedicar a la segunda parte de Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie. Lo que no se es si se refería a este libro, igual el programa era una reposición de hace meses, como ahora en verano se dedican a repetir programas.

  3. Si hay alguien en España que puede permitirse el lujo de escribir un ensayo sobre la guerra civil, la posguerra o en general sobre la historia de España sin que moleste a nadie, ese es Eslava Galán. No tiene nada que desmostrar, ni como novelista ni como historiador. Yo particularmente echo de menos sus novelas históricas cargadas de humor, ironía, relaidad e historia. Pero entiendo que estos ensayos tal como el los plantea son necesarios; cercanos, amenos y hasta divertidos pero siempre desde el rigor. Por lo que nos cuentan en la reseña este título cumple perfectamente con ese perfil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *