Las grandes batallas de la Historia, VV. AA.

Qadesh
Maratón
Termópilas
Gaugamela


Cannas
Alesia
1ª Cruzada
Navas de Tolosa
Azincourt
Otumba
Lepanto
Blenheim
Trafalgar
Austerlitz
Bailén
Waterloo
Gettysburg
Little Big Horn
Verdun
Ebro
Batalla de Inglaterra
Stalingrado
Día D, Omaha Beach
Midway
Ardenas
Inchon
Guerra de los 6 Días
Ofensiva del Tet
Guerra de las Malvinas
Tormenta del Desierto

Estas son las batallas que encontramos en este libro. Personalmente introduciría algún cambio, por ejemplo, me parece que las Ardenas sobra, teniendo en cuenta que ya se incluyen otras cuatro batallas de la Segunda Guerra Mundial. Añadiría a esa lista Pavía, quitando Otumba tal vez. Me sobra Bailén y me falta Jutlandia. La Guerra de las Malvinas también podría ser cuestionable… y me hubiera gustado ver por ahí la Batalla de Francia de la Segunda Guerra Mundial, o Barbarossa, para tener algún ejemplo de “blitzkrieg”.

En fin, podríamos estar aquí hasta mañana, esto es como la lista de Del Bosque para el Mundial, somos 45 millones de españoles y hay 45 millones de listas, pero al final lo que cuenta es lo que decide el seleccionador. En este caso los señores del Canal Historia han hecho esta selección, y por mi parte me parece mejorable, dejémoslo ahí.

La extensión de cada una de las batallas viene a oscilar entre las 20 y las 30 páginas, con algunas excepciones. La estructura de los capítulos en todas es más o menos la misma:

– Antecedentes
– Narración de la batalla
– Consecuencias

En las primeras batallas, como la información de la batalla en sí es bastante escasa, necesita rellenar de alguna forma, por lo tanto se extiende en los antecedentes y además incluye una pequeña biografía de los protagonistas, que termina ocupando más páginas que la narración de la batalla como tal.

La verdad es que 20 páginas no dan para mucho, pero como primera toma de contacto de muchas de las batallas está bastante bien. Pero para esas en las que ya hemos leído un libro específico de 300-400 páginas lo cierto es que no aporta nada nuevo. Le veo un buen valor como libro de consulta rápida, no como algo profundo pero sí para echar un vistazo rápido y refrescar la memoria de una batalla a nivel general. No recomiendo su lectura “de un tirón”. 30 batallas una detrás de otra llegan a cansar y saturar. Yo lo he leído intercalándolo con otros libros, es decir, me terminaba un libro, luego cogía este y me leía 3 ó 4 batallas, y luego lo dejaba y cogía otro libro, y así…

Lo negativo del libro, desprende cierta anglofilia. Que no aparezca la batalla de Isandlwana, pues bueno, se puede entender, que no aparezca la expedición de Vernon a Cartagena de Indias, vale, pero que el capítulo dedicado a Trafalgar lo conviertan en un monográfico exclusivo de exaltación a la figura de Nelson… canta bastante. Y luego, la batalla de Inglaterra, más de lo mismo hacia los pilotos de caza británicos. El caso es que no sé quienes son los redactores del Canal Historia, pero si no son británicos, lo parecen.

Lengua: castellano
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 669
ISBN: 9788401389764
Editorial: Canal Historia
Colección: –
Nº Edición:1ª
Año de edición:2009
Plaza edición: Barcelona

19 pensamientos en “Las grandes batallas de la Historia, VV. AA.

  1. Siento entrar en lo recurrente del tema, ya hace tiempo que se lleva tratando aquí y hasta ahora no he querido añadir más debate pero es que con el canal historia no puedo, NO PUEDORRR!!!. Ya hace tiempo que dejé de verlo por que era infumable, sobre todo después de un especial sobre los piratas, bufff, ese si que era antispanish total, pero en plan exagerado, ya ni te cuento comprar un libro editado por ellos, ni de broma.

  2. A mi estos libros me suenan a tirón comercial y no me convencen en absoluto. Ya no entro en lo de la anglofília/fobia simplemente me parece más un libro para regalar con una revista que un libro de biblioteca.

  3. Estoy de acuerdo Rodrigo, es el tipo de libro de tirón comercial, como los que salieron sobre Hitler como churros hace pocos años. En mi defensa (XD), he de decir que es un libro que me regalaron por mi cumpleaños y que en condiciones normales nunca me hubiera comprado, pero vamos, que tampoco me arrepiento de haberlo leído…

  4. Hola teiter. Efectivamente, es una obra que muestra lo “anglosajón” si lugar a dudas, y sus autores lo demuestran claramente al querer enseñar historia bajo el punto de vista e interes anglosajón, Trafalgar como apuntas es un claro ejemplo. Otro ejemplo de cómo quieren enseñar “su historia” olvidándose de que la historia ya existía antes de ellos lo encontramos en la batalla de Little Big Horn, veamos algo de su página 376:
    ” En el viejo Oeste norteamericano, la violencia estalló cuando los colonos invadieron las tierras indias […] cuando ocurrió la batalla de Little Big Horn el enfrentamiento de blancos y ‘pieles rojas’ tenía un par de siglos…”
    Bien, que nos enseña esto, pues que no están diciendo la verdad, o en todo caso parte de ella la omiten. Los primeros blancos que colonizaron zonas de los actuales EE.UU., fueron los españoles, los cuales mucho antes (sobre unos 100 años) que los ingleses y otras naciones ya habían contactado, colonizado, guerreado, etc., con los amerindios de Norteamérica.
    Lo mismo que digo éso, también digo que me ha sorprendido como bosqueja la batalla de Las Navas de Tolosa, los autores de Canal de Historia en esta batalla, observo que se basan bastante en el autor Juan Eslava Galán, pues lo citan, además mencionan extractos de su obra como son: “Los castillos de Jaen”, “El paraíso disputado. La ruta de castillos y batallas”; en fin, qué me ha gustado, además hay que decir que otras obras o autores no menciona a batallas como Las Navas de Tolosa en una obra generalista.
    Lo que prima aquí son las ventas (creo que va por la 6º edición y encima con un precio competitivo), aparte del nombre “Canal de Historia”, que ya de por si tiene mucho empuje, aunque muchos documentales te enseñen historia a la imagen y semejanza anglosajona, pero eso también es otra historia. Bien, pues como digo, si quieren verder en éste mercado tienen que meter también batallas que tengan que ver con España e Hispanoamérica, como son: Las Navas de Tolosa (la que he apuntado antes), Lepanto, Trafalgar, Bailén, Batalla del Ebro y por último Guerra de las Malvinas. La obra es como dices, una obra para iniciarse o tener unos conceptos o ideas de algunas batallas importantes y nada más; pero creo que no hay que subestimar a éstas publicaciones, pues un gran publico (muchas veces profano en el tema) empieza con ellos, por lo que hay que discernir, comparar y no dejarse embaucar con historia enseñada con ‘intereses anglosajones’ (sobre todo, para aquellos que se inician en la historia… si se compra estos libros…¡ojito!, compararlos con otros…

    Un saludo.

  5. No me convence para nada.
    Típico libro generalista con el único fin de mostrar unas pinceladas de grandes batallas de la Historia que requieren un estudio completo, dentro de mi especialidad, Waterloo se lleva la palma.
    Conclusión: ni regalado.

    Cordiales saludos,
    Europa Napoleónica

  6. Concuerdo con ustedes, libros como este aportan poco, y lo que aportan tienden más bien a entregar una visión muy incompleta y sesgada de la historia.
    ¿Grandes batallas de la historia?, está claro que depende de que historia se trate. Viendo el listado de las batallas estoy de acuerdo con que si a cada uno de nosotros nos dan papel y lapiz haremos cada uno nuestra propia lista, en la que concordaremos en algunas y diferiremos en otras, pero creo sinceramente que lo haríamos mejor…
    Las batallas no están seleccionadas por su peso relativo, la importancia y la trascendencia de la batalla de Verdún no admite a su lado la de Little Big Horn, que no tuvo más trascendencia que convertirse en una leyenda, puesto que no le causó gran daño a los EE.UU. ni le significó beneficio alguno a los sioux y los cheyennes (sin ahondar más en el hecho que con el brillo de los cabellos de Custer se oculta que la batalla fue el ataque a mansalva a un campamento lleno de “civiles” en el sentido estricto).
    Es dificil satisfacer los gustos de todos, pero puesto a dar una opinión, a veces se gasta mucho y buen papel en libros que no valen la pena…

  7. Canal Historia es la división española de History Channel, perteneciente a AETN, una productora y difusora de multimedia norteamericana (es decir: global). En pocas palabras, es una multinacional de medios de comunicación y, por tanto, aspira a vender y entretener a cuantas más personas mejor. Si hay que vender divulgación, pues venderá divulgación, y si se ponen de moda las memorias de Robespierre, pues allá que van con Robespierre (La vida íntima de Robespierre, ¿Era sexy Robespierre?, Robespierre y Stalin, El pequeño Robespierre, ¿Era Robespierre extraterrestre?…). El libro, que por supuesto no he leído (y ahora que caigo, tampoco he visto) es un trabajo de redacción, no es un proyecto exhaustivo de un historiador. De todas formas, la traidición anglosajona está llena de libros de “Las batallas decisivas”, etcétera, al estilo de JC Fuller. Aquí suena más extraño, pero después de todo en Novilis no hace mucho se organizó una votación sobre el mejor general de la Historia, de manera que nosotros también participamos en una cierta experiencia lúdica. Como dice Teiter, son libros para leer desmigajados, un poco hoy, un poco mañana, libros de iniciación, pero nada más.
    En cuanto a la parcialidad sobre las batallas, pues también es natural en el mundo hollywoodiense de contenidos espectaculares, en que cualquier análisis serio se consideraría poco impactante. Baste decir que buena parte de nuestra imagen sobre la Segunda Guerra Mundial ya no depende ni siquiera de las pelis de propaganda de los años 40 y 50, fabricadas por los grandes estudios, sino de las series estilo The Pacific, de los Spielberg and company, que a mí me parecen mil veces más tendenciosas que las anteriores, más sibilinas y recalcitrantemente propagandistas, y nada realistas por cierto. Sin ir más lejos, The Pacific me parece una copia mala de La delgada línea roja, pero sin el talento narrativo de Terence Malick y la presencia de Nick Nolte y su vena roja en el cuello. Desde este punto de vista, no es extraño que vendan a Nelson, a Custer y a los pilotos de la RAF, porque son “televisivos”: Custer es Errol Flyn, recordemos, y Nelson tiene un par o tres de retratos muy chupis, y además está sobre un pedestal en Trafalgar Square. Son libros que pueden ser descuartizados a gusto del consumidor: si a uno le gustan las batallas de romanos, pues se lee sólo estas y deja las demás para otro día; si te has visto Salvad al soldado Ryan, Hermanos de Sangre y no se qué más de una sentada, pues te lees el capítulo de Omaha y santas pascuas. Y luego a hacer la siesta, costumbre española de toda la vida que, siempre que voy al extranjero, mis conocidos me recuerdan que es una pena que estemos perdiendo aquí. Conclusión: mejor dormir treinta minutos después de comer que leer semejantes refritos.

  8. Se debe tener en cuenta que, posiblemente, este tipo de libros no estén dedicados a los expertos en historia, o a sus aficionados, sino a un gran público que no quiere leerse un tocho de 500 páginas sobre Agincourt, sino una aproximación y narración general de importantes batallas de la historia. No creo que les importe que este Little Big Horn y no Cartagena de Indias, por ejemplo. A nosotros puede ser que no nos aporta nada, pero sí a los no expertos en la materia que quieran iniciarse. Tengo amigos a los que la historia les gusta, pero nunca la han estudiado ni se han dedicado a leer sesudos ensayos… Creo que este tipo de libros está dedicado a un público general, no a uno específico. Para profundizar, los más exigentes, ya tenemos otros mejores y más especializados. No creo, ni mucho menos, que se gaste papel innecesariamente en estos libros. A mucha gente le gustarán.

  9. Te concedo razón, Casio, a veces nos olvidamos que existe gente para quien son útiles y entretenidos los libros de divulgación, si meterse en las profundidades que nos metemos nosotros. Al parecer me apresuré un poco.
    La verdad que es un poco difícil decidir cuales batallas son más importantes que otras, ¿importantes desde qué punto de vista?
    ¿Cuantos nortemericanos murieron durante la ofensiva del Tet?, ¿y cuantos murieron en Gettysburg?, sin embargo la la diferencia entre la poblacíon de los EE.UU en 1863 hace que las pèrdidas ocurridas en Gettysburg sean mucho más relevantes desde el punto de vista del número de habitantes (aparte estarían los resultados, no creo que hubiese cambiado demasiado el mundo si el Viet Nam fuese ahora “colonia” norteamericana, pero la existencia de una C.S.A. tendría que haber afectado grandemente la historia mundial.
    También habría que considerar el aspecto romántico de ciertas batallas, como la de Little Big Horn, romàntico claro desde el punto de vista de los EE.UU. pero no desde el de los Cheyennes… Hay otras que tienen connotaciones de otro tipo, como Hasting, por ejemplo, o Bannockburn. Veo que figuran tres batallas libradas en España, el 10%, no está mal…
    En realidad, como tema de conversación está bastante bien…

  10. Sin entrar en el debate sobre las bondades del libro reseñado en concreto , me permito recomendaros todo un clásico sobre las grandes batalllas de la Hstoria. Es el libro “Batallas decisivas” de J. F.C Fuller, uno de los mayores historiadores militares todos los tiempos. Hay una relacion de batallas desde la antigüedad a la II Guerra Mundical, que describe y explica con amenidad y gran rigor. Recientemente lo ha publicado RBA en su colección de “Grandes Obras de la Cultura” y se puede pedir en su página web de coleccionalbes a un precio módico. Saludos. J. Ignacio

  11. Antes había escrito un comentario larguísimo, pero me he equivocado al enviarlo y se ha perdido. No tenéis idea de lo que os habéis ahorrado. Para no repetir el error, seré breve. El libro que reseña Teiter es un producto comercial, no hay que darle más vueltas. El género “las grandes batallas, las batallas mñas famosas” puede ser atractivo, dependiendo de la calidad del autor (hace muchos muchos años, en una galaxia muy lejana, JC Fuller escribió un bonito libro sobre las batallas decisivas de la historia de Occidente, que no dejaba de ser, después de todo, parcial como puede verse en el título y que es incluso discutible al incluir a Grecia o Roma como “Occidente”). En todo caso, el de History Channel es un producto que va a rebufo de la popularidad de la historia militar que crece en España y así hay que mirarlo. Hay mucha gente que compra revistas de Historia y no se atreve con historiadores serios.

    El cupo de batallas españolas no está nada mal; por cierto son seis batallas no cuatro. Ahora bien, de estas seis batallas, creo que sólo las Navas de Tolosa fue una batalla realmente decisiva politicamente; no creo que exista otro baremo para medir el alcance de un combate. La batalla certificó la derrota de la España musulmana y el avance de los reinos cristianos del Norte. Bailén también fue un combate realmente importante, pero no decidió nada a nivel global: el poderio napoléonico no se resintió seriamente. De Trafalgar se puede decir otro tanto, aunque es probable que la Armada española quedara seriamente debilitada para intervenir en Hispanoamérica en la década de 1820 y Napoleón tuviera que abandonar su invasion de Inglaterra (pero batió a sus enemigos en Austerlitz). De Lepanto ya discutimos largo y tendido hace unos días. La República ya había perdido la guerra civil antes de la batalla del Ebro. Si estos libros contribuyen a analizar, aunque sea esquemáticamente, los combates dentro de una perspectiva global, pues ya podemos darnos por pagados. Ahora, si lo que cuentan de cada batalla es del género “la guardia del califa enterrada hasta la cintura salmodiando el Corán”, o lo majo que era Nelson y lo bien que maniobraba a bordo del Victory, o lo guais que eran los pilotos de la RAF, pues apaga y vámonos.

  12. Buena reseña teiter. Yo creo que estos libros se han de entender como un complemento y no creo que pretendan ser la biblia en verso, ni estudios intesivos sobre una u otra guerra. El tufo inglés es casi seguro que se debe a que esta escrito por gente de las islas británicas. Creo que Blas de Lezo, como lo diría, es su grano en el culo ( por no decir una almorrana). Soy el menos indicado para hablar de la 1ª Guerra Mundial, pero creo que no he visto ninguna batalla que haga referencia a la gran guerra, Somne o Gallipoli???

  13. He recuperado tú comentario inicial leiva, estaba por ahí por las tripas de Novilis y ya se puede leer.

    Está claro, coincido con leiva, es un producto meramente comercial que aprovecha el nombre famoso de Canal Historia y aprovechó el momento cuando salió al mercado, Navidad. Está claro que tienen que haber, y haberlos haylos, libros generalistas y preparados didácticamente para neófitos e interesados en introducirse en la Historia Militar, pero de editoriales serias, profesionales y escritos por historiadores y no presentado por un canal comercial de televisión. Arrepentise de haberlo leído nunca teiter, para poder reseñar un libro hay que leerlo y aunque sea una castaña al final siempre se puede sacar algo positivo.

  14. Gracias por incluir el comentario. Por cierto que después de acabar de redactar el segundo, me he dado cuenta de que J. Ignacio ya había hablado en el suyo de J.C. Fuller.

  15. Me parece muy acertada la intervención de Casio Querea.
    Javi, recordarás que precisamente ayer comentábamos que el mercado de la historia militar es muy reducido, que somos siempre los mismos cuatro gatos los que compramos los libros y asistimos a foros y presentaciones.
    Pues bien, si queremos que el círculo se amplíe necesitamos libros que sirvan de gancho, no esperemos que nadie se enganche a este mundillo leyendo de sopetón algún tocho de Guderian. No, hay que empezar más light (y este libro que hoy nos ocupa podría ser uno de ellos) para luego ir profundizando. En este sentido creo que este tipo de libros puede tener un valor interesante…

    p.d. Xavi: está Verdun.

  16. Las quince Batallas Decisivas del Mundo: de Maratón a Waterloo de Sir Edward Shepherd Creasy fue publicada en 1851. De acuerdo con el autor tuvieron un impacto significativo en la historia mundial:

    Maratón, Siracusa, Gaugamela, Metauro, Teutoburgo, Chalons, Tours, Hasting, Orleans, Invencible Armada, Blenheim, Pultowa, Saratoga, Valmy y Waterloo.

    El libro fue escrito en la época Victoriana, su punto de vista es europeocéntrico y bastante anglocéntrico, pero es muy interesante de leer.

    J. F. C. Fuller coincide con él en sus Batallas Decisivas del Mundo Occidental con:

    Teutoburgo, Tours, Saratoga, Valmy, Invencible Armada, Pultowa, Blenheim, Siracusa, Gaugamela, Metauro, Chalons, Hasting, Orleans y Waterloo (puede que me haya saltado alguna…)

  17. Buenas a todos:
    comparto que las obras divulgativas son necesarias si se quiere ampliar el número de aficionados; pero hay divulgación y divulgación…
    La selección desde luego parece anglocéntrica y con cierta adaptación al público hispánico, y desde luego modificable.
    Para iniciarse existen otras obras divulgativas que no están hechas por canales televisivos y que parecen un poquitín más profesionales, como las mencionadas y alguna más reciente que ahotra no tengo delante para ser preciso.
    Saludos.

  18. a mi tambien me lo regalaron, y solo digo que no me gusto pero para nada. tambien coincido que el canal historia es bastante antiespañol.
    un ejemplo
    de acuerdo que en lepanto la mayoria de las galeras eran venecianas, cosas que destacan casi todos los documentales.
    pero poco de ellos dicen que la mayoria de infanteria (LA CUAL A MI ENTENDER LLEVO EL PESO Y LA RESOLUCION DE LA BATALLA, EL ABORDAJE AUN DOMINABA AL COMBATE SOLO A CAÑON) que embarcaban la flota cristiana eran tercios españoles……….

Responder a juan Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *