La tabla esmeralda, Carla Montero

Sinopsis:

Madrid, en la actualidad. Hasta que El Astrólogo se cruzó en su camino, Ana, una joven historiadora del arte del Museo del Prado, llevaba una vida tranquila junto a Konrad, un rico empresario y coleccionista de arte alemán. Pero una carta escrita durante la Segunda Guerra Mundial los pone sobre la pista del misterioso cuadro atribuido a Giorgione, el enigmático pintor del Renacimiento. Alentado por el enorme valor de El Astrólogo, Konrad convence a Ana para embarcarse en su búsqueda. La joven, consciente de todas las dificultades que se le presentan, pedirá ayuda al doctor Alain Arnoux de la Universidad de la Sorbona, especialista en localizar obras de arte expoliadas por los nazis. Pero esta decisión sólo parece complicarle las cosas.

París, durante la ocupación alemana. El comandante de las SS, Georg von Bergheim, militar de élite y héroe de guerra, acaba de recibir una orden: debe encontrar el paradero de un cuadro de Giorgione, conocido como El Astrólogo. Hitler está convencido de que la obra esconde un gran enigma, una revelación que ha pasado de mano en mano durante siglos. La búsqueda conduce al comandante hasta Sarah Bauer, iniciándose entre ellos una persecución trepidante que tendrá consecuencias inesperadas para ambos.

Opinión Personal:

La tabla esmeralda comienza con un prólogo que nos traslada al siglo XV, donde nos encontramos a Lorenzo de Médicis, El Magnífico, mecenas de Florencia, en su Villa Careggi, y al maestro Bellini, a cuyas órdenes trabajaban, entre otros, Boticelli o Michelángelo.

Hasta allí es enviado el joven Giorgione para entregarle al mecenas un pergamino que contiene algo muy valioso. Cuatro siglos después, en agosto de 1941, Hitler tiene sobre su mesa un archivo que contiene una carta fechada en Florencia el 15 de noviembre de 1942. Pero no quería empezar a comentar la novela sin mencionar una cita que la autora extrae del diario de Anne Frank, que encontramos nada más empezar la lectura de la misma:

“A  pesar de todo, sigo pensando que las personas tienen buen corazón”

Anne Frank

Carla Montero nos va llevando perfectamente de la época actual al París ocupado por los nazis. Los capítulos están bien engarzados pues saltamos de una línea de tiempo a otra  cuando, en la investigación que se lleva a cabo para localizar la tan codiciada obra de arte, se descubre algún hecho, documento o persona que tenga relación con esta valiosa antigüedad. Realizó una buena labor de documentación tanto en el tema histórico como en las referencias que utiliza en los diagnósticos médicos o las posibles consecuencias que puedan tener la aplicación de drogas en determinados pacientes que, sobre todo, pone en boca del doctor Vartan, médico del Hospital Rothschild de París, a donde eran llevados los enfermos judíos antes de ser deportados a los campos de concentración.

Ana García-Brest,  una joven investigadora de Historia del Arte del Museo del Prado,  nos relata la historia en primera persona.

Para realizar sus investigaciones, la protagonista deberá trasladarse a París, pese a su inicial oposición pero ante la insistencia de Konrad no le queda más remedio que claudicar. Allí se encontrará con la ayuda del doctor Alain Arnaux, un profesor de la Universidad de La Sorbona y especialista en localizar obras de arte expoliadas por los nazis. Ambos comienzan la labor de investigación que, según la documentación que irán encontrando les hará realizar una serie de viajes, buscando pistas que les acerquen al cuadro de Giorgione. Ana se encontrará con más personajes en su historia. Teo, un gay que vive en pareja con Toni, y que son vecinos de la protagonista. Este le da un punto de humor a la trama con sus comentarios que nos hacen sonreír cada vez que entra en escena. Camille, poseedora de una galería de arte y que gustaba relacionarse con la alta sociedad; la familia del doctor Arnoux , la  viuda Debousse y una organización, de la que poco se conoce: PosenGeist.

Los hechos que correspondientes a la ocupación de París por los nazis comienzan en abril de 1942. El comandante de las SS Georghe von Bergheim es enviado por el reichfürher Himmler para localizar y llevarle el tan deseado cuadro de El Astrólogo. Cada capítulo de esta segunda línea temporal comienza con una nota en la que se nos pone en conocimiento los sucesos que se van sucediendo en el conflicto bélico. El narrador de los hechos es conocedor de lo que pasa en esa época. Es la Francia ocupada por los nazis. La esvástica ondea por todo París. Conoceremos a Sara Bauer, la otra protagonista de esta novela. Sarah Bauer perdió a toda su familia. Se llevaron primero a su padre y después a su madre y hermanos. Sus padres la escondieron para que no dieran con ella y el legado que llevaba consigo. Las investigaciones que realiza el comandante de las SS le llevan a la única superviviente de los Bauer. Entra en escena la Resistencia Alsaciana, de la que formaban parte, entre otros, Jacob y Marion. Marion comparte habitación con Sarah en una pensión. El comandante Von Bergheim la vigila y está atento a todos sus movimientos. Para apresarla no dudará en hacer todo lo que sea necesario. Sus órdenes eran claras: llevarle a Himler El Astrólogo como fuera.

Hay un cierto paralelismo entre la investigadora Ana García y Sarah Bauer. Son dos mujeres indecisas que necesitan de alguien que les proteja pues no saben actuar por ellas mismas. Pero a lo largo de la novela vemos cómo su personalidad cambia, madura. El trabajo que va realizando y los acontecimientos que se suceden influyen en su personalidad. Las investigaciones le confirman que algo importante hay realmente detrás del cuadro y se da cuenta de que debe de seguir hasta el final. Ya no es aquella mujer indecisa. Quiere hacerle ver a Konrad que sabe valerse por sí misma pese a los obstáculos que se encontrará en el camino. El doctor Arnoux también encierra su misterio. Se ofrece a trabajar con Ana en la búsqueda del cuadro pero por otros motivos distintos. Ana duda de su lealtad. Pero Alain le relata su historia. Konrad Köller, es un acaudalado empresario, coleccionista de obras de arte. Todo lo que le guste tiene que conseguirlo a cualquier precio. Su poder económico le hace sentirse superior ante los demás. Es un personaje al que por su forma de ser y actuar se llega a sentir aversión.

Sarah Bauer se encuentra sola y necesita protección. La encuentra en Jacob y en su amiga Marion. Un hecho en el que se embarca la Resistencia Alsaciana será el que le haga ver que puede valerse por sí misma. Se ofrece para realizar una operación difícil contra los nazis. Su valentía en esta operación le hará ganar seguridad. El comandante George von Bergheim es un personaje secundario bien perfilado. Se va dando cuenta de que está en el bando equivocado. Siente el amor a su patria pero no es partidario de las atrocidades que cometen los suyos. Está asqueado por la forma en que actúan todos los que le rodean y desea volver al frente pero le ordenan cumplir el mandato encargado, sea como sea.

Nos encontramos con dos historias de amor distintas en el tiempo. Dos historias que tienen un mismo fin como es el encontrar El Astrólogo. Un cuadro que hará que ambas historias terminen convergiendo.

Amor, odio, venganza, amenazas, intereses ocultos y giros inesperados son ingredientes que hacen de La tabla esmeralda una novela recomendable para su lectura. Una historia, sin duda, adictiva que consigue atraparnos hasta el final de la misma.

La autora:

Carla Montero (Madrid, 1973) es licenciada en Derecho y Diplomada en Administración de Empresas. Su primera novela publicada fue Una Dama en juego, con la que ganó el premio Círculo de Lectores de Novela.  Esta novela comienza en las navidades de 1913, cuando Isabel de Alsasúa es acogida por su tía en el castillo de Brunstriech. Se encuentra en medio de una intriga política tras la que se esconde una secta que quiere sembrar la destrucción.

Título: La tabla esmeralda
Autora: Carla Montero Manglano
Editorial: Random House Mondadori, S. A
Plaza & Janés
ISBN: 9788401353109
Nº páginas: 740.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *