La rebelión de Espartaco, Carlos Javier Pacheco López

Texto: Carlos J. Pacheco López e Ilustraciones: Franklin Sandoval

Hay leyendas que con el tiempo alcanzan el status de mito y llega un momento en que la realidad de los acontecimientos llega a ser tan superada por el mito y la leyenda que se termina por perder la historia real en que se basa ese mito. El caso de Espartaco puede ser uno de estos casos, un mito llevado al extremo. La literatura, la fantasía o más modernamente el cine son los resquicios por lo que una historia se va trasformando y relegando en favor del mito, de la figura histórica. ¿Qué hay de realidad y qué de mito en la figura de Espartaco?, ¿hasta qué punto puso en jaque a Roma y cuales fueron sus consecuencias?.

Las respuestas las podemos encontrar en este volumen de la editorial Sátrapa. Un volumen del mismo estilo que el ya reseñado «La Batalla de Berlín 1945».

Un estilo serio y documentado, muy documentado y acompañado por ilustraciones, ftografías, esquemas y mapas. Muchos mapas que muestran los estados diversos por los que pasó la campaña de Espartaco contra Roma y que ayudan en todo momento a seguir la lectura.

Se nota mucho la labor de documentación, una documentación basada prácticamente en las fuentes antiguas, las fotos aportan los datos arqueológicos de donde salen y los mapas son a todo color. Un detalle que me ha gustado mucho es que en el libro existe un mapa duplicado y para corregirlo han insertado una hoja suelta a modo de fe de erratas con el mapa correcto.

Otro tema que me ha gustado mucho es que aunque el libro trate de Espartaco y su rebelión, no se han dejado de lado temas paralelos acaecidos durante esos años y con consecuencias sobre el tema central del libro, temas como el estudio del auge de la piratería en el siglo I a.C. y que aporta un plus de información extraordinario.

En definitiva, un pequeño gran libro.

Colección: Antiguedad
ISBN: 978-84-613-6949-2
Dimensiones: 18×24
Nº de páginas: 78, a todo color
Año edición: Sátrapa Ediciones , 2010

 

 

21 pensamientos en “La rebelión de Espartaco, Carlos Javier Pacheco López

  1. Estoy de acuerdo contigo,Luismi, en que se trata de un pequeño gran libro. A muchos nos parece que ya lo sabemos todo sobre Espartaco, y a grandes rasgos quizá sea así; pero es en los detalles donde está la diferencia. El autor, bebiendo de las fuentes clásicas, presenta una historia verosímil limando las contradicciones y usando la lógica hasta donde lo permite la razón sin caer en especulaciones. El aporte cartográfico es muy bueno; y la información suplementaria sobre los otros conflictos coetáneos de Roma, la piratería y Licinio Craso es muy significativa y viene muy apropósito.
    Las láminas son pasables.

  2. Sigue la misma tendencia del libro Berlín, eso es muy buena señal por que quiere decir que no baja la calidad del material según si el tema tiene más o menos difusión. Este no lo tengo, personalmente no es un tema que me atraiga, estoy pendiente de si salen los que tienen anunciados que si que me atraen mucho más y seguro que tendrán tanta o más calidad que los ya reseñados a tenor de los resultados.

  3. La página de Satrapa sobre Hiistora militar antigua y medieval es una autentica maravilla que todo aficionado al tema sin duda ha visitado y disfrutado. Entiendo que ello es una garantía sobre la calidad del libro que no dudo que estará a la altura de los mejores Osprey, incluido el que esa editorial ha editado recientemte sobre Spartaco.
    La figura del gladiador esclavo rebelde se ha hecho mitica y es sumamente interesante. El problema es que las fuentes que hablan del mismo son fragmentarias y en ciertos aspectos contradictorias. Creo que lo autores clásicos magnificaron la rebelión y que es posible que en realidad los rebeldes actuaran como bandas de foragidos que aplicaron tácticas de guerrilla y que fueron derrotados en una batalla final por las legiones de Craso. Lo que si que esta claro es que el Espartado real dista muccho del Spartado de la – magnifica – pelicula de Kubrick y la – no menos magnifica – novela de Howart Fast, y que la finalidad de su rebelión nunca fue en poner fin al régimen esclavisa ni en liberar a todos los esclavos de Italia.
    La única pega que pongo es que es un libro con escasa distribucioin, que no ha llegado a las librerias de provincias, por lo cual habrá que pedirlo por inernet. En todo caso espero que tenga éxito y que los de Satrapa editen nuevos libros sobre temas novedosos de Historia militar.

  4. Una novela clásica sobre Espartaco que recomiendo es la de Arthur Koestler. Junto con Los negocios del señor Julio César, de Bertoldt Brecht, son dos narraciones en las que el tema de la Roma antigua es aprovechado para echar una mirada sobre la sociedad moderna.

  5. Hola, J.Ignacio; en los hechos de Espartaco donde las fuentes son confusas o simplemente no existen, Pacheco no se moja en absoluto, como mucho sugiere una posibilidad fundada en la lógica y repito, y eso si puede.
    De acuerdo con lo de Sátrapa1 y Sátrapa ediciones.
    Yo he adquirido los dos por correo por 2 € de envío y en sólo 7 días.
    Están empezando y lo de la distribución no es fácil. Creo que esta editorial nos deparará interesantes títulos. Han empezado bien.

  6. De Espartaco no podemos saber mucho, ya que lo que tenemos es principalmente de Plutarco y Apiano, que escribieron cien años después de los acontecimientos, más aun, escribieron acerca de Craso, considerando la rebelión de los esclavos (que no fue la única) como una piedrita en el camino de la historia de Roma.
    Pero como dice la reseña, la historia es una cosa y los mitos y leyendas creadas a partir de ella es otra y podemos tomarlos como nos parezca mejor, Espartaco puede ser un rebelde contra la autoridad que merecía castigo o un héroe defensor de la libertad. Pero al fin y al cabo no todo tiene que ser tan científico, y si un mito nos gusta y nos hace sentirnos identificados de alguna manera con él, ¿por qué no disfrutar de una buena lectura, bien narrada, bien ilustrada, que nos haga pasar buenos momentos?.

  7. No sé si le estoy pisando el terreno a Luismi, y si es así que me lo diga y me disculpe. Pacheco no considera a Espartaco en ningún momento un abolicionista de la esclavitud ni un luchador por los derechos del Hombre. Simplemente se trata de un hombre cabal que quiso ser libre y acepto a los que se le unieron.
    Sin embargo el gran problema fue la multietnicidad de su revuelta. Cada etnia tenía sus líderes y aceptaban al tracio a regañadientes; esto provocaba desunión. Y luego esa vida de saqueo, robo, botín, violación, muerte y destrucción de sus amos romanos era muy atractiva y satisfactoria. Y era posiblemente la principal motivación de muchos camaradas del gladiador. Quizá Espartaco buscaba solamente la libertad pero las circunstancias lo superaron.

  8. ¿Pisando el terreno?, todo lo contrario amigo Tasos, cuantos más aportes y opiniones mejor para complementar la reseña de la que seguro me he dejado cosas por comentar.
    Yo comparto tú opinión. Se nota que el perfil que se ha querido reflejar en la obra sin duda es esa, la de un hombre que simplemente quiso ser libre y al que las circunstancias llevaron por un camino. No hay más que leer el final, su final, para darse cuenta que fue todo lo contrario a un mito.

  9. Por desgracia, nuestro Espartaco son los hoyuelos de Kirk Douglas, el guión del comunista Dalton Trumbo y la magnífica escena del «Yo soy Espartaco» con Tony Curtiss a la cabeza. Habría que leer a Apiano y a Plutarco en Gredos para hacernos una idea cercana a lo que fue aquella realidad tan mitificada en nuestro tiempo de ligas espartakistas y peplums con ideología maniquea.

  10. Bueno, y la construcción de ese Marco Licinio Craso, prodigio de capitalista, homosexual y corruptor ( Frente a ese Espartaco, ferreamente heterosexual).

    Cuando veía la película de crío me quedaba flipado. ¿Y ese Craso, cuando fué dictador de Roma?.

  11. Uy,uy,uy. ¿Vuelve «la caza de brujas»? 😉
    Pacheco López no cae en ningún tópico típico como se indica en las entradas 8 y 9. Y la película de Kirk Douglas, con sus méritos y deméritos está en la memoria de todos.
    El espartaquismo tergiversó, a conveniencia, la figura de Espartaco, no cabe duda. Saludos.

  12. A mí la película me parece la gran película de la época, aunque solo sea porque se le trata de dar ese «poso» contemporaneo, que «carga» mucho a los personajes. Pero bueno, es evidente, que se apropia de ellos…»a su manera».

  13. Estimados señores:

    Escribo para darles las gracias por haber leído mi trabajo y por haberse animado a dar sus opiniones sobre el mismo. Decirles que me resulta muy gratificante el hecho de que le haya gustado a gran parte de los lectores y a los que no, darles igualmente las gracias por haberlo leído.

    Reciban todos un cordial saludo.

    Carlos Pacheco.

  14. Encantados de que nos acompañes en este blog o bitácora, Carlos Pacheco. Dan gusto los obras equilibradas.
    Me gustaría saber si tienes algún trabajo entre manos, si no es indiscreción. Saludos cordiales.

  15. Hola Tasos:

    Gracias a ti por tus comentarios. Ahora mismo estoy escribiendo para una publicación que aún no ha salido al mercado y por tanto no puedo adelantarte nada. En su momento se sabrá.

    Saludos.

  16. Si me lo permiten los administradores y contestando a la pregunta de Tasos (ahora sí puedo hacerlo) próximamente va a salir a la venta la revista «Desperta Ferro» dedicada a la Historia Militar.

    En uno de los próximos números habrá un artículo mío sobre la Batalla de Telamón, aunque no será ni de lejos el más interesante dado el extraordinario nivel de los colaboradores que el equipo editorial ha conseguido reunir para el proyecto.

    El primer número se puede descargar gratuítamente por internet. Les facilito el enlace a quienes puedan estar interesados:

    http://www.despertaferro-ediciones.com/

  17. Pues es una excelente noticia, un notición diría yo. Desde este modesto sitio os deseamos el mayor de los éxitos e intentaremos darle la mayor difusión posible, en lo que os podamos ayudar por favor no dudéis en decirlo.

  18. Pues muchas gracias por el notición, Carlos. Le he estado echando un vistazo a la página, al nº 0 y al plan editorial y la verdad la cosa va muy en serio. Menudos «fichajes» hay. ¡¡Mis más cordial enhorabuena!!

    Y ya veo que hay cierto entroncamiento con Sátrapa Ed. y Sátrapa1, entre otros.

  19. La verdad es que no es importante históricamente. No cambió en nada el sistema esclavista romano, que era algo espantoso. Simplemente es una figura que narrativa y estéticamente funciona y por eso es muy aprovechada por la literatura y el cine y las series. Pero no cambió gran cosa, una lástima, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *