La Palmera y La Esvástica, Miguel del Rey y Carlos Canales

La odisea del Afrika Korps

Cuando el 13 de mayo de 1943 se rendían las últimas tropas del mariscal de campo Giovanni Messe a los británicos, terminaba uno de los más interesantes hechos de armas de la Segunda Guerra Mundial, la participación de un ejército acorazado alemán en África del Norte.

Aunque no sería fácil precisar el momento, a muchos se nos despertó, durante la adolescencia, el interés por la historia militar -y ¿cómo no?- deslumbrados por la Segunda Gran Guerra; ¿por qué? Pues me imagino que por su extensión planetaria, por su enormidad, por la participación de tantas naciones y seres humanos cegados y fanatizados, unos, agredidos y enfurecidos, otros; por las ideologías, por las armas y su capacidad de destrucción, por la movilización e implicación de sociedades y economías enteras, por la espectacularidad de acciones y campañas, por la hiperespecialización de unidades y hombres y… por la tan vasta mortandad y desolación ocasionadas.

Sin embargo, y es mi caso particular, un escenario me atrajo sobre manera más que ningún otro: el teatro de operaciones del Norte de África, con el fulgurante y efímero Afrika Korps. Y ¿por qué motivo? Deduzco que para una imaginativa y variable mente púber resultaba exótico y chocante ese marco físico tan extremo donde máquinas y hombres lo debían dar todo, donde resonaban extraños nombres anglo-germánicos combinados con topónimos árabes e itálicos, donde avezadas unidades de combate entrechocaban sobre inmensos mares de arena y abruptos pedregales, donde escaseaba el agua, abrasaba el sol y helaba la noche. ¡Uf! Muchos contrastes para un jovenzuelo que cómodamente recostado sobre su litera leía aquellos hechos lejanos en el tiempo y el espacio. Y también me sorprendía gratamente esa tácita caballerosidad guerrera tan ausente en otros frentes.

Pues bien, todo eso y mucho más lo he rememorado cuando tuve el acierto de leer La palmera y la esvástica. No es que se muestren hechos, anécdotas o documentos sorprendentes e inéditos, no. Se trata de una obra de divulgación, pero como afirmaba en su momento, un habitual de este blog,  “que será divulgación, pero no de la mala” (Koenig dixit). La exposición es ordenada y diáfana y permite seguir los acontecimientos sin necesidad de ser un “especialista” en el tema. A lo largo del ensayo hay además extensos incisos aclaratorios que complementan estupendamente el texto, como por ejemplo: Sonderverband 288, La Legión Extranjera en África, Ingenieros, zapadores y gastadores, Egipto y la crisis del 1 de Julio, La Phalange Africane, La Operación Flax, etc. Unos mapas aceptables, fotos y algunas ilustraciones de figuras y vehículos entrecruzan la obra. Unos sencillos órdenes de batalla del 41 y una bibliografía básica cierran el libro.

Tras un Intermedio y la Introducción, siguen seis capítulos: Un aliado dudoso, Los ejércitos enfrentados, El punto de equilibrio, El Afrika Korps resurge, El Alamein y La campaña de Túnez.

Este título es la segunda entrega de la reciente serie Trazos de la Historia de la Editorial Edaf y la coautoría pertenece a dos reputados amantes y divulgadores de la Hª Militar como son Carlos Canales y Miguel del Rey, los cuales no necesitan mucha presentación más.

¡¡Heia Safari!!

DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 256 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editoral: EDAF
  • Lengua: ESPAÑOL
  • ISBN: 9788441431096


4 pensamientos en “La Palmera y La Esvástica, Miguel del Rey y Carlos Canales

  1. Pardiez, muy buena reseña, Tasos.

    Me has hecho recordar mis lecturas de adolescente con «Hazañas Bélicas». Ciertamente, comparado con el Frente del Este, el teatro bélico africano nos puede llegar a parecer la estancia en un balneario (sin duda sus protagonistas no lo debieron ver así). Seguramente también ayuda a esta apreciación la posterior mitificación de figuras como Rommel y Montgommery.

    Saludos.

  2. Hombre, pues muy amable, José Sebastián. Buah, ¡qué buenos ratos con algunos «Hazañas bélicas»!
    Sí, esas mitificaciones ayudan, por supuesto, y también el aura que se les concede al Afika Korps, al 8º Ejército, etc

    Saludos

  3. Reseña muy agradable, Tasos. Esta colección creo que tiene futuro. Tienen los objetivos claros, y creo que existe el público para estos libros. A mí el que acaban de sacar de Vietnam me interesa.

  4. Muchas gracias, Isidoro. Hasta ahora sólo he leído este ejemplar pero tengo alguno más en espera. Y estoy contigo en eso de que tienen futuro, aunque creo que con este formanto deberían superar los límites cronológicos que se han impuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *