La noche de Tarento, Ángel Márquez Delgado

El ataque que cambió la Historia de la Guerra Aeronaval.

Hace unos meses tuve la suerte de disfrutar de una lectura épica, “A la guerra en biplano” de Charles Lamb. Uno de esos relatos increibles que te hace sentir admiración por unos pilotos que en sus biplanos y con la cabina descubierta realizaron operaciones de muy distinta índole, desde el frío Atlántico Norte hasta el Mediterráneo embarcados en los portaaviones de la Royal Navy. Una de las acciones, sino la mayor, fue la acción que tuvieron la oportunidad de realizar los Swordfish británicos en el ataque a la base naval de Tarento, la guarida de la flota Italiana.

Y el libro que tenemos entre manos, La noche de Tarento, es un extraordinario trabajo sobre ésta operación. Un trabajo muy bien expuesto y que para llegar al objetivo del mismo, la descripción pormenorizada del ataque, nos pone en antecedentes sobre varias cuestiones.
Para empezar se analiza el uso del arma aeronaval y el desarrollo que sufrió hasta convertirse en lo que luego fue, un arma vital que acabó decidiendo campañas y guerras. Por otro lado se realiza un análisis de la situación en que se encontraban las distintas Armadas en liza durante el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Se analiza un poco más en detalle tanto la Royal Navy y la creación de la Fuerza H para el Mediterráneo una vez que Gran Bretaña se queda sola, e incluso tiene que ir a destruir a la flota francesa situada en el Norte de África, según ellos para que no cayese en manos alemanas al firmarse el armisticio. Igualemente se analiza de una forma más exahustiva el estado de la flota italiana y también su arma aérea.

Con una visión de conjunto, todo explicado de forma muy expeditiva, clara y meridiana nos vamos a la preparación, desarrollo y ejecución del ataque a Tarento. Con todo detalle y apoyado por dos grandes mapas a doble página tenemos todo el desarrollo del ataque. Dos oleadas de Swordfish fueron lanzados sobre la base italiana. Todos los detalles; orden de ataque, tripulaciones de cada aparato, torpedos lanzados por cada uno, el blanco, los daños, las bajas,…., todo está anotado en el libro.

Quizás el resultado no fue tan expectacular como su inevitable comparativa con Pearl Harbor. No hubieron miles de muertos, los ingleses perdieron 2 hombres y otros 2 fueron capturados y no hubo ningún hundimiento expectacular. El daño mayor fue el moral, si a los Italianos ya les costaba sacar a su flota, desde lo de Tarento digamos que practicamente dejó de existir. La paradoja es que para los británicos, este hecho que en teoría iba a suponer su total supremacía sobre el Mediterráneo en poco tiempo se convirtió en todo lo contrario. Los alemanes destacaron el Fliegerkorps X en el sur de Italia y los Stuka limpiaron durante los siguientes 6 meses el Mare Nostrum de los barcos de Su Majestad dejando los convoyes de suministros para el Afrika Korps libres de peligros y haciendo huir a los ingleses a sus bases de Gibraltar y Alejandría.

El libro no llega a 150 páginas y se lee muy rápido, utiliza una justa medida de los datos técnicos y narrativos y es muy ameno. Acompañado como comentaba de los mapas de la operación, también incluye numerosas fotografías de los navíos, aviones y protagonistas mencionados, así como fotografías de reconocimiento de la base de Tarento antes y después del ataque por ejemplo. Creo que el libro merece mucho la pena.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788493650230
Colección: Divum & Mare
Nº Edición:1ª, Áglaya 
Año de edición:2009
Plaza edición: CARTAGENA

8 pensamientos en “La noche de Tarento, Ángel Márquez Delgado

  1. Perfecto, este tampoco se escapa. La conjugación del aire y el mar ha dado como resultado la combinación perfecta, los portaaviones relegaron a los grandes acorazados al desguace y eso ha quedado vigente ya para los restos.
    Por otro lado me alegro que exitan editoriales valientes que saquen estos libros sobre hechos que no son tan conocidos, que no son las típicas batallas machacadas una y otra vez.

  2. El libro trata en algún momento la comparación con Pearl Harbor, parece ser que los agregados japoneses en Italia tomaron buena nota de lo ocurrido en Tarento.

  3. Si, las últimas consideraciones son para aclarar este aspecto. Bajo el punto de vista del autor no son hechos comparables ni consecuentes. Según los documentos y las fuentes disponibles los japoneses ya tenían proyectos de ataques a las bases americanas en el pacífico desde los años 30. Este entre otros factores al juicio del escritor hace que sean dos hechos aislados. Efectivamente, hubieron agregados nipones en Italia y seguramente pasaron informes de lo ocurrido en Tarento, pero de ahí a que según algunas versiones británicas el ataque a Tarento fuera el precursor de Pearl Harbor hay un mundo. Varios factores como que en Europa ya se estaba en guerra y el ataque japonés fue para provocar una guerra, el número de bajas, el impacto de la misión, los medios empleados, las consecuencias,…., todo indica que no son comparables. Este de Tarento diríamos que fue un plan más audaz que otra cosa.

  4. Yo recuerdo con mucho cariño el relato de Luis de la Sierra hacer de la operación en uno de sus libros. La verdad, lo conseguía retratar con una magia y una belleza que parecen ajenos a este tipo de literatura…pero al menos a mí conseguía transmitirme esa sensación.

    Que casi todos los participantes regresasen a salvo al portaaviones, y que los italianos sufrisesen sobre todo perdidas materiales y no humanas, le añade encanto a una operación romantica…Romanticismo. Algo de lo que no anduvo sobrada la S.G.M.

  5. Si es que los libros de Luís de la Sierra son simplemente distintos, magníficos. Tengo todos sus libros y se me han quedado cortos. Creo recordar que este episodio lo relata en su obra “La Guerra Naval en el Mediterráneo”. Otro libro que recoge multitud de actos audaces como este es el libro “Buques suicidas”, no tiene desperdicio.
    Cordiales saludos.

  6. Ciertamente los ingleses tuvieron que retirarse hacia Gibraltar y Alejandría tras la contraofensiva del Eje en el Mediterráneo. En 1941-1942 el Eje parecía invatible en este escenario y en el norte de África, pero los ingleses se dejaron atrás una islita que como la aldea de Asterix resistió y resistió, sin que alemanes e italianos se decidieran nunca a tomarla…era Malta, y para 1942-1943 se iba a convertir en un puñal en las costillas de las líneas de abastecimiento del Afrika Corps de Rommel ya en retirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *