La Invencible y su Leyenda Negra, Antono L. Gómez

Otro libro sobre la Gran Armada de Felipe II, pensaréis. Pues sí y no. Evidentemente es un libro sobre la Gran Armada, pero no es otro más. Básicamente porque no es un simple ensayo, sino que se trata de una tesis en la que demuestra se con datos, documentos, estudios físicos y matemáticos, lo que otros sólo han aventurado, y los historiadores ingleses directamente ignorado.

El autor es un ingeniero técnico industrial apasionado de la historia y, más concretamente, de la naval. Esta obra ha supuesto años de estudio de documentos, elaboración de esquemas y planos, realización de cálculos de balística, probabilísticos, de navegación, etc., con un fin ambicioso: convertirse en el libro definitivo que aclare qué pasó realmente en aquellas costas inhóspitas el año 1588.

Para ello se divide en cinco partes bien diferenciadas:

La primera es la narración de la historia a modo de ensayo, y sería similar a otros libros ya escritos sobre la materia si no fuera por la enorme cantidad de datos que aporta en forma de tablas con la cronología de la formación del plan de invasión, gráficos y tablas con la edad y procedencia de los barcos alistados, esquemas de maniobras y tácticas marineras de la época, mapas  y esquemas a distintas escalas de los diferentes enfrentamientos de las armadas, y finalmente un diario de la Armada desde que zarpa de La Coruña hasta que se rompe contacto con la flota inglesa.

La segunda parte es la que da título al libro, sobre las leyendas que rodean el acontecimiento, y por lo tanto es la más jugosa. Se divide en varios subcapítulos, cada uno una leyenda.

El primero es sobre la composición de la Armada, ¿era una armada de guerra o una flota de transporte con cierto número de barcos de escolta?, con tablas comparativas del tonelaje y artillado de los buques de ambas flotas.

El segundo es sobre el enfrentamiento del 8 de agosto en Gravelinas, para mí el más interesante de todos, con análisis de las técnicas de combate de ambos contendientes, sus pérdidas y consecuencias; y en el que incluye un profundísimo estudio técnico de la artillería de la época: material de las balas, rendimientos, encabalgamiento de los cañones, doctrinas de empleo, distancia de disparo, etc… y en el que desmonta con gráficos y cálculos la supuesta superioridad artillera inglesa a la que tanto bombo ha dado la historiografía sajona, especialmente en lo que se refiere a las cureñas y a la “táctica” de disparar desde más lejos. El otro estudio incluido en este subcapítulo es sobre el orden de combate en las naves y la dotación de gente de guerra en las mismas.

La tercera leyenda es sobre la superioridad tecnológica de las naves inglesas, una parte de la obra densa y compleja para los que no estamos familiarizados con el mundo marinero, incluye numerosos cálculos matemáticos, fotos y esquemas y tablas comparativas.

En el cuarto subcapítulo trata sobre las tácticas y formaciones de combate de los contendientes, no olvidemos que algunos estudiosos han llegado a afirmar que el almirante Howard inventó aquí la formación el línea de combate. También queda claro aquí cuál es la formación española, acompañado con esquemas muy gráficos y grabados de la época con anotaciones explicativas. Se incluye además un curioso análisis matemático del enfrentamiento de Gravelinas, en el que, mediante una serie de fórmulas matemáticas desarrolladas en 1914 para el estudio de batallas, se “demuestra” que la táctica inglesa era mucho menos efectiva que la española.

El quinto es sobre el alcance de la derrota hispana tras el combate de Gravelinas, y el porqué no hubo persecución.

La sexta leyenda es sobre las pérdidas navales en toda la empresa. Análisis completo de las naves hundidas por temporales, accidentes y combate, incluyendo tablas y cronología de los temporales desde Gravelinas hasta que el último barco llegó a puerto. Además, un apartado de en qué medida afectaron estas pérdidas al poder naval español.

Esto en cuanto a la segunda parte, las leyendas. La tercera parte trata sobre las consecuencias del fracaso de la Armada, incluyendo la situación de la marina española, los planes ingleses inmediatos, breve narración de la contraarmada de 1589 y una cronología de los sucesos posteriores hasta el final de la guerra, además de un análisis del Tratado de Londres. Termina esta parte con un capítulo dedicado a estudiar si España perdió la hegemonía naval o no.

La cuarta parte de la obra es muy densa y técnica, se ocupa de las cuestiones técnicas de artillería y navegación de la época. En cuanto al estudio de artillería, está profusamente enriquecido con tablas comparativas, gráficos y fotografías, estudios de balística y poder de fuego, probabilidades de acierto en función de la distancia de disparo, etc… El estudio de la navegación es más farragoso, complejo, muchos conceptos abstractos parecidos, y personalmente la parte que menos me gustó de libro.

La quinta parte considero que es prácticamente de interés exclusivo para estudiosos del tema, ya que consta en su totalidad de tablas con datos de alistamiento de las naves para la formación de la Armada, el destino de las naves (qué fue de cada una), otro listado con las naves inglesas; y por último un capítulo de curiosidades. Aunque no sea de tanto interés como las anteriores partes, nos da una idea del enorme trabajo de investigación que ha necesitado esta obra.

Finalmente, una cronología (que abarca desde 1585 con las ofensas más descaradas inglesas contra el imperio español, hasta septiembre de 1588 cuando regresan las naves de la empresa) y la obligatoria bibliografía, extensísima.

Concluyendo, una obra enciclopédica buenísima para conocer a fondo todo lo relativo a la Gran Armada y las circunstancias que la rodearon, y que al mismo tiempo desmonta la versión de la historia que ha venido predominando hasta ahora.

Editorial:               ARIN 2013 EDICIONES
Formato:               A4. Tapa dura
Páginas:                704
34 mapas de batallas y escenarios
65 planos y esquemas
192 tablas
21 fotografías

14 pensamientos en “La Invencible y su Leyenda Negra, Antono L. Gómez

  1. Buena reseña. Solo una cosa: ¿el libro definitivo? será cuestión de echarle un vistazo. El libro que más me ha gustado sobre el tema, sin lugar a dudas y ya un clásico, es el de G. Parker “La gran Armada” (la última edición).

  2. Pues tenía yo curiosidad, Teiter, por esta obra y me has aclarado más las cosas; hay apartados, por lo que comentas, que son técnicos y complejos e intimidan un poco pero por otra parte el precio parece razonable.
    Aunque eso de “la Invencible” en el título es una denominación un tanto desafortunada que hay que ir desterrando, creo yo.
    Gracias.

  3. Interesante reseña, Teiter, gracias por traernos un tema así. Bueno, comentar que hay otros autores españoles que no solo se han aventurado (la obra que reseñó un servidor aquí, en Novilis, me refiero a la de la “Contraarmada” es un ejemplo, otro puede ser el libro “El imperio y la Leyenda Negra”. Posiblemente la obra de la que reseñas se explaya más y mejor en esa leyenda negra de la propia Armada… Esta claro que la cultura anglosajona en estos menesteres ha hecho y sigue haciendo mucho daño a lo español… bueno, hay algún autor angloamericano honrado que escribe con todo lujo de detalles y al mismo tiempo desmonta patrañas inglesas, holandesas, etc. en un aspecto general de lo que es la Leyenda Negra contra lo español, me estoy refiriendo a Philip W. Powell con su obra “La Leyenda Negra. Un invento contra España” (próxima reseña de un servidor si no hay ningún contratiempo).
    Sí Tasos, es así, lo de “Invencible” es patético, pero ya se sabe: repite una mentira mil veces y se convertirá en verdad…

    Saludos.

  4. Quizá, la inclusión del término “invencible” sea más un recurso literario que incide en el montaje de la leyenda negra, que una aceptación de su significación sensu estricto. Digo yo.

  5. Shy, el de Parker está muy bien, pero son libros distintos. El de Parker sigue en muchis aspectos bajo la influencia de la historiografía inglesa del XIX que tanto hizo por afianzar la leyenda negra, mientras que este evidentemente se desmarca de esto. El de Parker es un ensayo al uso, más para todos los públicos, mientras que este es una tesis más adecuada para quien quiera profundizar en el tema.

    En cuanto a lo de Invencible, mi opinión es que aparte de un recurso, se trata un poco de devolverles el sarcasmo a los ingleses, que le pusieron el sobrenombre de Invencible de manera sarcástica pues se jactaban de que la habían vencido, y sin embargo según esta obra la Armada no fue vencida, es decir que permaneció in-vencida, o invencible.

  6. Esto es hablar por hablar y en absoluto quiero desmerecer esta documentada obra, pero lo del título, ya sea sarcasmo o reclamo se solucionaba con unas simples comillas o con cursiva.
    Teiter, ¿se sabe qué eco está teniendo la obra entre los especialistas?

  7. En mi otra reseña, aquí también, de la obra “La Empresa Inglaterra” entre otras cosas se deja claro el apelativo de marras de los hijos de la Gran Bretaña…

    Un saludo.

  8. En mí opinión es difícil, no imposible, superar el de Parker y Colin Martin. De todas formas, habrá que echarle un vistazo. Bienvenido sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *