La Infantería al ataque, Erwin Rommel

«…. De nuevo me encontraba muy por delante de mi propia línea con mi sección».

No, no me estoy refiriendo con esta frase del Mariscal a algún pasaje suyo durante la Segunda Guerra Mundial. Ya vimos en la lectura que hicimos aquí en Novilis de las memorias de Rommel, sobre todo en la campaña de Francia, su arrojo e ímpetu, siempre por delante de las líneas, rozando en alguna ocasión la irresponsabilidad en su avance.

Más de veinte años atrás, en 1914, en las primeras semanas de guerra ya daba síntomas de su arrojo y valentía. Ya iba por delante de los demás en sus ataques y avances.

Pensaba al encararme al libro que me iba a encontrar una especie de compendio teórico militar, al estilo de Achtung Panzer de Guderian o De la guerra de Clausewitz. Ya desde la primera página me dí cuenta que estaba equivocado.

Tenemos nuevamente un testimonio, no voy a decir único, pero si excepcional del desarrollo de la Primera Guerra Mundial en primera línea, desde los primeros días hasta casi el final. Es muy interesante ver como en los primeros meses de la guerra, al leer los pasajes que tan amenamente están descritos por Rommel, podríamos pensar que estamos metidos de lleno en la Segunda Guerra Mundial. La toma de poblaciones, escaramuzas, batallas en campo abierto, batallas urbanas, avances, retrocesos, etc…, y nada de alambras ni trincheras.

No solo se centra en las operaciones, sino en todo lo que acontece alrededor. Por ejemplo nos cuenta el comienzo de la guerra, la euforia colectiva con que se marchaba al frente, la reacción casi festiva de las poblaciones por donde se pasaba en Alemania y luego no tan festiva ya en territorio francés.

Rommel tiene un peculiar estilo narrativo. Es muy ameno y te engancha, es llano, directo y al mismo tiempo es muy frío y seco. Igual te está contando si está nublado o si está comiendo y acto seguido te cuenta que se ha encontrado al doblar una esquina cara a cara con un francés al que acaba de abatir de un tiro, tranquilamente, no se le nota alteración alguna en su estilo.

No se si será por la diseccionada lectura que hicimos en su día sobre sus memorias durante la Segunda Guerra Mundial, pero me he econtrado familiarizado con la forma de actuar de Rommel y su forma de contarlo.

Ya tras un par de meses de guerra en marcha se va viendo como se forman las posiciones. Se pasa de la guerra móvil a la toma de posicionnes, las trincheras y alambradas empiezan a asomar. Al principio son meros hoyos de medio metro de profundidad que se van enlazando y al final acaban por ser sitios permanentes con puestos de socorro, de mando, de estancia y en definitiva, las trincheras que todos tenemos en mente.

No conozco un personaje histórico que haya escapado de la muerte tantas veces. Si contamos las veces que le ha estallado un obús al lado, ha sobrevivido a un accidente o le ha rozado una bala o metralla por ejemplo entre las dos Guerras Mundiales, dudo mucho que exista alguien que haya sobrevivido a la mitad de ese número que saldría. Es increíble, increíble como se va plagando todo de caídos, de heridos, de desaparecidos, escapando siempre de la muerte por poco, por milímetros, ciertamente increíble. Por que si algo tenía este hombre es que siempre estaba en primera línea.

Lo que más me ha gustado es su forma de compartir con los demás sus reflexiones. Primero narra todo lo acontecido; el asalto a una posición, la toma de un pueblo, un carga, una retirada, el asalto a una trinchera, etc… y luego, posteriormente a lo ocurrido escribe en lo que llama «Notas», su reflexión sobre lo ocurrido, cómo mejorar, cómo ha de ser, que equipo sería el ideal, cuantos hombres deberían ser, etc…, esta es la parte teórica de sus experiencias en combate.

Un gran libro, totalmente complementario a «sus papeles» sobre la SGM. Para los que ya lo conocemos, es Rommel en estado puro.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788492567171
Nº Edición:1ªTempus
Año de edición:2009
Plaza edición: MADRID

13 pensamientos en “La Infantería al ataque, Erwin Rommel

  1. Pues precisamente Tornado, y cambiando radicalmente de época, el que estuvo cara a cara de la muerte en mil ocasiones fue el general romano Flavio Belisario (esto es un poco de publicidad para mi próxima reseña, no te enfades Tornado). ¿El formato del libro es tipo diario? Como bien comentas en la reseña prefiero algo ameno, a que me «agobien» con mucha teoria sobre estrategias…
    Por cierto muy buena reseña Tornado.

    Saludos.

  2. Se me olvidó comentar, gran olvido, que el libro está salpicado constantemente de dibujos y croquis sobre los movimientos descritos por Rommel. Entiendo que son dibujos suyos, o encargados a alguien, se nota que son dibujos a mano alzada, pero muy ilustrativos y que clarifican en gran medida las acciones a las que toma referencia.

    Xavi, efectivamente, el libro es una especie de diario, de libro de bitácora donde va describiendo todo lo que vive. Despues de narras sus vivencias aporta en sus «notas» sus reflexiones sobre lo acontecido a modo de lección.

  3. Me molesta enórmemente que en la portada hayan puesto una foto de Rommel con el uniforme de la SGM, de verdad que es que………, no habrán fotos de Rommel durante la PGM que es en lo que está centrado el libro, no.

  4. Ya le tenía ganas. En este fin de semana largo he podido leer algo del libro y ciertamente la primera parte bien podría tratarse de una guerra moderna. Me ha pasado un poco lo que a Tornado, estaba alucinando con las acciones descritas. Luego ya se ve que todo va tornando a lo que todos conocemos sobre la Gran Guerra. No lo tengo terminado pero es como dice Tornado, Rommel en estado puro.

  5. No entiendo mucho lo que han hecho con la portada. Esta clase de libros, el 99% de compradores son aficionados de la historia militar y eso debería saberlo una editorial que solo saca libros de historia militar como Tempus. A estos aficionados no hace falta convencerlos del libro por la portada, no hace falta sacar una foto de Rommel como reclamo cuando ya era Mariscal con el uniforme de la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial. Eso lo único que hace para mi es perder seriedad esta editorial.

  6. Bueeeenooo, es que sobre las portadas habría para un intenso debate. Aún recuerdo un libro que había por ahí sobre el antiguo Sumer, que trataba sobre un escriba que hacía sus textos en tablillas de arcilla con cuñas y la portada era un pergamino medieval, toma del frasco!!!.

  7. Yo tengo leídas las 2/3 partes del libro y para mi es muy interesante y ameno, narra como en un diaro las operaciones de su compañía con gran detalle y gracias a los croquis no te pierdes nunca.
    Y además como ya he reseñado en otro foro un aspecto muy importante a tener en cuenta es que no tiene ni un solo error de traducción.
    Para mi gusto totalmente recomendable.

  8. No iba a comprar este libro pensando que era otro libro de la SGM y de un protagonista justificándose al estilo de Eisenhower o von Manstein pero el que sea de la PGM y escrito en plan diario de batalla me lo hace muy interesante. En el tema de las portadas como editor entiendo a la editorial ya que la portada es la imagen que mas vende a la hora de vender un libro puesto junto a otros en una estantería y la cara del conocido Rommel de la SGM es un icono muy reconocible; a mí me ha llevado a la confusión de pensar que es un libro de la SGM. Por todo ello, gracias Novilis y gracias Tornado por tu reseña. Lo leeré.

  9. No sabemos lo importantes que son páginas como Novilis para acercarnos a la decisión o no a la hora de decantarnos por una lectura. En este caso, el libro de Rommel, yo también era de los que pensaba que esta obra sería una especia de compendio o manual de Historia Militar basado en tecnicismos que se alejarían de mi comprensión. Pues bien, nada más alejado de la realidad. Rommel nos deleita con una narrativa ágil, amena y con un ritmo endiablado sus peripecias durante su etapa como teniente alemán durante la PGM. Coincido con lo que ha comentado anteriormente Tornado, al conocer al Rommel de la SGM podemos entender perfectamente al personaje y su proceder durante la PGM. Siempre avanzando, siempre adelante y siempre jugando con el factor sorpresa como base de su credo militar.

    Sin duda un libro para disfrutar pleno de acción.

    Un saludo.

  10. La semana pasada lo leí, la edición de bolsillo.
    Se me ha hecho un pelín pesado, y no sé si será impresión mía pero me gustó más el estilo de escritura que tenían sus memorias de la Segunda Guerra Mundial, como si hubiera ganado con los años.
    Lo mejor del libro es que es acción pura, nada de cuadraditos avanzando en un mapa. Te lleva a la primera línea de la guerra, balazos recibidos incluídos; pero me ha terminado cansando un poco. Lo bueno es que va cambiando de escenario: Francia, Rumanía e Italia.
    También sirve para comprobar que Rommel ya era igual de lanzado de joven y sin tanques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *