La Historia secreta de la CÍA, Joseph J. Trento

“Kennedy había decidido abandonar el espionaje encubierto a favor de la inteligencia electrónica, la única que había proporcionado verdaderos resultados”

La CIA no ganó la guerra fría. De hecho hizo muchísimo porque Occidente la perdiese. Ese es el juicio devastador del autor. Y es un juicio apoyado en una investigación basada en las entrevistas a diversos miembros de la CIA, destacando por encima de todos  James Jesus Angleton, Mother, el brujo negro del contraespionaje americano.

La CIA, la anglófila CIA, fue ante todo un deseo de Allen Dulles, un mujeriego fantasioso. Igual que su célebre hermano, la vida de abogado en Nueva York le resultaba insoportablemente aburrida. Quería aventura, quería mujeres y quería poder. Y una agencia estatal de espionaje se la podía proporcionar. Que no tuviese la más mínima capacidad para dirigirla, o la más simple idea de cómo reclutar personal que pudiese hacer el trabajo que se esperaba de ellos, no le importaba. Mujeres, viajes y misterio. Eso es lo único que quería Allen Dulles. Para organizar su nuevo reino no dudó en recurrir a un profesional en la materia: Kim Philby.

Dulles creó una dinastía de “espias” semejante a él. Personajes solo interesados en la buena vida, en la fácil existencia en países baratos donde era sencillo conseguir amantes jóvenes y alcohol a precio de saldo. Para justificar su estilo de vida se “producía” información por el simple método de comprársela a cualquiera que estuviese dispuesto a venderla…Normalmente agentes del KGB.

Durante toda la guerra fría el KGB manipuló e infiltró a la CIA siempre que le vino en gana, y la CIA mantuvo virtualmente ciegos a los presidentes de EEUU siempre que se la necesitó. Una y otra vez la CIA se equivocaba, pero sus contactos de alto nivel, y la nube de mentiras que difundía sobre su importancia le permitían salvarse. Y eso a pesar de que los medios electrónicos de espionaje, como el programa VENONA, producían un material de alta calidad que la CIA no podía ni soñar con conseguir.

El libro es audaz y atrevido. Acusa incluso a la cúpula soviética de haber ordenado el asesinato de JFK, que fue una operación entre miembros del politburó opuestos a Kruschev y los servicios de inteligencia cubanos, con la que se privaba al líder comunista de su principal aliado y se enviaba un mensaje a Castro de total apoyo a su régimen.

Se trata, no hay que olvidarlo, de la versión de la historia oficial por parte de exagentes de la CIA, que fueron expulsados normalmente en situaciones poco claras. Aún así los juicios del autor están bien asentados en datos, y muchos son de una dolorosa evidencia: Como que la CIA apoyó activamente a los grandes traficantes del triangulo de oro y que fue incapaz de proporcionar a las tropas en Vietnam  informaciones de interés. Su incompetencia alcanzó el límite más desastroso durante la ofensiva Tet, que la CIA no se había cansado de afirmar que era imposible, y que incluso en el caso de producirse, jamás podría afectar a Saigón.

Solo la KGB sale bien parada en este libro. Una organización profesional, eficiente y despiadada, cuyos miembros solo actuaban con un objetivo: El éxito.

No deja de resultar curioso que la imagen que las novelas de espías occidentales suelen dar de los agentes soviéticos sea en realidad la de los agentes de la CIA: Individuos solo preocupados por la comodidad material, sin auténticos ideales, que engañan y sobornan a otros , y que camuflan su incompetencia, incluso bordeando la traición, para poder seguir disfrutando de sus privilegios.

Teniendo en cuenta los recientes “éxitos” de la CIA en la lucha contra el terror, me temo que tenga que darle un voto de confianza al autor.

Nº páginas: 706 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788483075463
Colección: ATALAYA
Nº Edición:1ª ED. , PENÍNSULA
Año de edición:2003
Plaza edición: BARCELON

24 pensamientos en “La Historia secreta de la CÍA, Joseph J. Trento

  1. Madre nunca superó el engaño perpetrado por el gran Kim Philby,a pesar de que en cierto momento empezó a sospechar seriamente de él.
    A mi lo que me sigue fascinando a día de hoy es la propuesta de James Jesus a Philby,una vez descubierto este,de convertirse en agente triple.
    ¿Como se hace para ser inglés captado por la KGB para convertirse en topo del MI-6 y la CIA,para luego ser captado por la CIA y convertirse en topo de la CIA haciendose pasar por agente del KGB pero en realidad es un trabajo como agente del MI-6 o la Cia,para luego…?

    ¡ESTE HOMBRE ERA UN P*** GENIO!

  2. Poco podría trabajar. En eso el libro se equivoca: Philby nunca ocupó ningún puesto de importancia en el KGB tras desertar a Moscú, ni se le dió ese famoso rango de oficial. ( El autor le nombra alegremente coronel, lo que no pasaría de ser una de las paranoias de Angleton, que incluso acusó al autor de ser agente comunista)

    En el libro se comenta que el MOSSAD llevaba tiempo advirtiéndo a Mother del pastel, pero que este prefería mirar para otro lado, ya que Philby era un gran amigo suyo, padrino de bautismo de sus dos hijas.

  3. JFK,Bahía Cochinos,Crisis de los Misiles,Vietnam,Panamá,Mogadiscio,11-S…como siempre los malos los rangers o la fuerza delta del ejército de Estados Unidos,las víctimas la población civil de los diferentes países,y a los que nunca se ha juzgado y se han librado de todo los “fenómenos” de la CIA.

    Lo de Mogadiscio fue especialmente sangrante,por la población civil muerta y por la ratonera en que metieron a rangers y deltas los “informados” de la CIA y dirigentes norteamericanos.Es curisoso que se hable más del affaire de la Lebinksy que de la gran cagada de Somalia 1993 con más de 1000 civiles muertos,y más de 20 bajas americanas.

  4. En su momento, para enfatizar que la zona estaba “pacíficada” se retiraron los cañoneros Hercules, que podrían haber “limpiado” Mogadiscio.

    En el libro hay un momento culminante, que es la crisis de los misiles, donde la CIA no puede decir absolutamente nada sobre los movimientos soviéticos…

  5. Resulta en cierto modo inquietante el tema que nos acercas hoy, Uro. No obstante habría que mirar esta obra con reservas, pues se está hablando de una “institución” todavía viva y activa. El autor ¿se ve resentido o decepcionado? Aunque menudos “paquetes” que fueron y son…
    Gracias, Urogallo.

  6. Una cosa trae a otra,y un libro abandonado desde año y medio por casa,una ganga de Casa del Libro (5,95euros, se ha convertido en mi lectura actual.Si el libro sigue el mismo nivel que las primeras 20 páginas,estoy ante una de mis mayores gangas en cuanto a libros se refiere.
    Su título: El Agente Zigzag de Macintyre.

    Mi próxima reseña!

  7. Buena puntualización Tasos: Como comentaba, el autor es un simple periodista, pero un periodista cuyas fuentes de información fueron el propio Angleton y muchos de sus compañeros, que tuvieron que salir por la puerta de atrás de la CIA. El propio autor reconoce el carácter paranoico de Mother, por lo que cualquier informaciòn que no podamos contrastar debe ser cogida con pinzas.

    Pero si comparamos este libro con otros sobre la materia, por ejemplo el de Gordon Thomas sobre el MI-6, aparecen muchos datos coincidentes.

  8. El mundo de los servicios secretos es fascinante y Angleton lo llevó hasta sus últimas consecuencias y de paranoia. “La desinformación -dijo- es un estado de la mente y la mente del Estado”. En una época en que el espionaje depende cada vez más de SIGINT -espionaje electrónico-, el HUMINT, el espionaje clásico, con seres humanos, es cada vez más visto como una rareza. Estou ahora leyendo La estrategia de Felipe II, de Geoffrey Parker, que dedica mucho espacio a hablar del espionaje español en la época de Felipe II, y hay que decir que al lado de señores como Idiáquez, Walshingham o Bernardino de Mendoza, y teniendo en cuenta sus medios, Angleton era bastante inferior en ingenio y también en empecinamiento. Imaginad por ejemplo a un agente doble inglés que pasaba informaciones a los españoles durante la campaña de la Armada: el embajador inglés en París, ni más ni menos.

    Sin embargo, el libro tiene buena pinta. Sobre la época y con un personaje que recuerda a Angleton, hay una novela magnífica llamada El fantasma de Harlot, de Norman Mailer. Supongo que ya conocéis La Compañía (a mí no me gustó demasiado) y The Good Sheperd, la peli en que Angleton es interpretado por Matt Damon.

    Saludos

  9. Si pensamos en lo importante que es la inteligencia militar no hay mas que ir a la SGM con el descifrador enigma que supo los movimientos alemanes al mismo tiempo que ellos. Por ello es curioso que la gran superpotencia militar que son los EE.UU no tenga una inteligencia militar que previera el asesinato de Kennedy, el fracaso de Bahía Cochinos o los atentados del 11-S. O que financiara al mismo Bin Laden en la guerra de Afganistán contra los rusos. Con todo, no creo que sean tan inútiles o tan poco patriotas como se dice en este libro y creo que cuando algo es inexplicable u oscuro se le carga en el debe a la CIA que funciona en medio de la zona gris de la información pública.

  10. Por cierto, la película que no le gustó demasiado a Leiva, La Compañía, a mi me llamó mucho la atención y me sorprendió favorablemente (Damon, aparte).

  11. Creo que Leiva se refiere al papel de James Jesus Angleton protagonizado por Matt Damon en El Buen Pastor.
    The Company es una película fantástica,que creo que salió directamente a DVD,y que tenéis la reseña que hice en su día sobre el libro The Company de Robert Little.

    Como comentas lo de Bin Landen es de los casos más sangrantes,financiado por la Agencia para después liar el pollo que lió.

  12. Hola, me he explicado mal. Lo que no me gustó fue la novela La Compañía. La encontré demasiado relamida, especialmente el primer y tercer capítulo. Pero, claro, tenía que escribir el libro para que luego HBO la filmara, ¿no? La dejé cuando llevaba unas 150 páginas. La serie sí que me gustó bastante, con Michael Keaton haciendo de Angleton y Alfred Molina, que es un actor que me gusta mucho, haciendo de aquel agente de campo, y el actor que hace de Ministro de Desarrollo en In the loop, interpretando a Philby. The Good Sheperd me pareció una buena película sobre la corrupción de un hombre en un “estado de seguridad nacional” como era /y es) la América imperialista. De todas formas, como dice Vicent, todo se lo carga la CIA, cuando algo no puede explicarse.
    Los EEUU sí tienen un servicio de inteligencia militar, la DIA, la NRA y la NIA. La NSA también emplea a militares. Lo que ocurre es que no es tan fácil luchar contra las células de terroristas, porque no son idiotas. La mayor parte de asesinatos cometidos por la CIA en los últimos tiempos contra terroristas árabes han sido hechos con aviones teledrigidos Predator.
    Pero en todo caso, creo que la mayor parte del trabajo de los servicios de inteligencia es burocrático, aburrrido, lento y poco “sexy” y actúa contra países industrializados, es decir, practicando el espionaje comercial contra China, Canadá, la UE, etc. Y los otros hacen exactamente lo mismo. En los 1980 se decía en Latinoamérica que CIA significaba Casey Invierte en América. Casey, director de inteligencia en la época del Iran-Contra, había sido broker en la Bolsa.
    Profetizo: algún día nos enteraremos de que Mubarak ya había sido derribado por Estados Unidos y otros mucho antes de que se produjera la primera manifestación “popular”. Ocurrió más o menos lo mismo en Ucrania, con la famosa “revolución naranja”, y en Serbia. Tiempo al tiempo. Esos son también campos en los que la CIA interviene, pero no hacen falta más de uno o dos hombres que conozcan a gente en el gobierno del país. No hay que trepar o matar con cuchillo para eso.

    Saludos

  13. Ostras, ostras, con lo del primer y tercer capítulo me refiero a la serie La Compañía. Perdón, es domingo y aún no me he despertado completamente.

  14. Por cierto que EL Buen Pastor la tengo pendiente de ver,¿que tal está, vicent?.

    El otro día echaron por la tele Spy Games,la parte de Redford en Langley no está mal,la de el señorito Pitt es penosa.

  15. Leiva actualmente tienen tantas agencias entre inteligencia y seguridad, públicas y privadas que la coordinación es díficil.

    Por cierto también sobre la CIA salió hace un tiempo: LEgado de Cenizas. ¿Qué tal es comparado con éste libro?

  16. No se si te parece una buena referencia, Xavi, pero el director de la película es Robert de Niro. El peso de la película lo lleva Matt Damon que interpreta a James Wilson (trasunto de James Jesús Angleton) a lo largo de mas de 30 años en los que se cuenta su entrada como cerebrito en la CIA en 1939 y su escalada en la organización a través de la SGM y la Guerra Fría. El film es frío y poco emotivo; está narrado desde el punto de vista de un Wilson que acaba rompiendo con su familia y sintiéndose cercano a su mas íntimo enemigo: el superespía ruso Ulysses. El mismo De Niro sale en la película así como William Hurt, John Turturro, Michel Gambon, Joe Pesci y la inefable Angeline Jolie. Es una película larga, 3 horas, lenta, fría pero la historia que cuenta es sumamente interesante.

  17. Mira que yo, en su día, no pude con ella. Me pareció tan desangelada…Supongo que tendré que volver a revisarla ( El Buen Pastor)

    De Spy Game yo también me esperaba mucho más. A ver, no es una mala película…pero tiene muchos huecos y muchos fallos. Yo la pondría en la barrera, y tiene el encanto de hacernos ver de nuevo la guerra fría, y a la CIA como una agencia eficaz que perdió el norte a finales de los 70 por culpa de Carter ( La teoría auto-exculpatoria que prefieren en la Agencia)

    Yo os recomendaría la triste y amarga CONFESIONES DE UNA MENTE PELIGROSA, la primera película dirigida por George Clooney, y que creo que trata maravillosamente el mundo que estamos comentando.

    Respecto a la valoración del trabajo de la CIA yo soy muy crítico. Sin la sombra del KGB amenazándo al fondo, y con casi todos los países “civilizados” como potenciales aliados, podríamos esperar muchísimo más de la Agencia. Lo de la investigación en temas industriales e internos…¿Qué tiene la industria China que le interese a América?.

    Vincent, das en el clavo con la cuestión enigma. La inteligencia sobre el enemigo JAMÁS se podrá valorar lo suficiente. De hecho JFK puso en cuestión la eficacia de la CIA, no sus objetivos. Por ejemplo, los proyectos VENONA, U-2 y los satélites de reconocimiento proporcionaban un material de inteligencia excepcional. ¿Que podía aportar la CIA con sus enormes gastos?. Nada.

    A sensu contrario, el K.G.B proporcionaba, aparte de la información militar y política, un beneficio superior a su coste anual solo en secretos tecnológicos e industriales occidentales.

  18. Gore Vidal escribió una vez que la Constitución americana dejó de aplicarse desde la fundación de la CIA. Por la razón de que la magna carta obliga a todas las administraciones del gobierno a declarar sus cuentas al Congreso, y la CIA no lo hace.

    En su día oí muchas teorías conspirativas sobre el 11-S y porque un plan tan tremendo y cinematográfico pudo prosperar. Nadie me mencionó la sencilla y llana incompetencia…

    Cabe decir que la CIA también tuvo algunas operaciones con éxito, como la caída de Jacobo Arbenz en Guatemala. Aunque tal vez el mérito le corresponda a la UNited Fruit.

    Pero creo que a nivel internacional, lo de ayudar a un dictador por ser “el mal menor” frente al islamismo/comunismo/ismo de moda tiene resultados nefastos a largo plazo. Mírese sinó Irak o Libia.

  19. A mí lo de que la CIA derroque a este o a aquel gobierno no me parece ninguna muestra de capacidad. ¿En que se basa todo?. En darle suficiente dinero al opositor más fuerte y en prometerle luego reconocimiento internacional.

    Como bien comentas Roger, si encima cuentas con la estructura informal de apoyos de los grandes Trust norteamericanos…la cosa es sencilla.

    http://www.revistavanityfair.es/articulos/tejero-connection-el-23-f-y-el-papel-de-eeuu/11323/page/2

  20. China es un competidor económico en materia de productos de bajo coste. Ningún mercado (y la CIA sirve al mercado norteamericano) puede pasarlo por alto. Si a esto se suma que los chinos parecen no haber conocido las leyes de copyright, el interés está claro. Recomiendo leer MacMafia.
    La SIGINT es una fuente muy buena de información, pero cualquier foto o imagen debe ser analizada y contrastada, finalmente, con una fuente HUMINT. Un U-2 puede hacer fotos hasta llenar habitaciones enteras, pero hay que saber si Castro cuenta con el apoyo de Kruschev y eso hay que averiguarlo con alguien metido en el Poliburó. Al fin y al cabo, el espionaje no es más que diplomacia, abrir los sobres con vapor.
    Pondré un ejemplo cercano: ¿y si el CNI controlara agencias de viajes mediante empresas tapadera que organizan viajes a Oriente Medio para poder comprobar con qué regularidad y en qué fechas se viaja del Líbano a Irán, de Iraq a Siria? La información es mucho más efectiva a la larga que las fotos. Por otra parte, creo que el CNI utiliza un satélite, junto con la DGSE francesa… un satélite iraní.

    Saludos

  21. En realidad de eso habla el libro. Kennedy tenía un montón de fotos de misiles pero ninguna fuente en el Politburó. La frase es descorazonadora: “Durante la crisis de los misiles la CIA estaba completamente ciega y sorda en Moscú”.

    Llegó luego “Sombrero de copa”, el mejor espia que tuvo jamás la CIA en Moscú. Pero es que no había hecho absolutamente NADA por captarlo, y habría tenido acceso a esa información con CIA o sin ella.

    Por otra parte, la CIA permitió toda la serie de infiltraciones en su seguridad que permitieron a la KGB obtener la información de un modo más rápido y organizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *