La historia de Gen, Stan Sakai

LA HISTORIA DE GEN (Serie Usagi Yojimbo) de Stan Sakai

Para aquellos que se hayan quedado con los ojos como platos al ver en la portada a un conejo y a un rinoceronte en plan samurai, pido un minuto para ponerles en situación y aclararles el tema. Para eso, primero, os transcribo la sinopsis de la contraportada:

“Esta entrega de Usagi Yojimbo resulta especialmente emotiva ya que dedica tres de las siete historias que la componen a personajes clave en la trayectoria pasada y futura de Usagi.

El primero es Kitsune, una ladrona, malabarista capaz de robarte el dinero y el corazón. Obligada a desplazarse continuamente en busca de nuevas víctimas o huyendo de la justicia, será compañera de viaje de Usagi en muchas ocasiones.

El segundo personaje recurrente es Zato Ino, personal homenaje de Sakai al mítico espadachín ciego y viejo conocido de los lectores españoles.

Por último, en el relato que da nombre al libro, descubriremos el pasado personal de Gen, el cazarrecompensas. 

La actitud huraña de este rinoceronte de noble corazón tiene un origen profundo, y Sakai nos lo desvela en esta historia sincera y emotiva, repleta de momentos dramáticos y luchas cruentas.

Una obra de madurez para todos los públicos.”

El autor igual es conocido por muchos ya que es responsable, en parte, de las archiconocidas tortugas ninja que tuvieron su época de esplendor allá en los ´80, justo cuando Stan, un americano de origen japonés, harto de su condición de rotulista de comic (el que pone los diálogos y demás en bocadillos y cartelas) se pone manos a la obra con guión, dibujo, maquetación, entintado y rotulación con una serie de, digamos, relatos cortos ambientados en el Japón del S. XVIII haciéndose valer del estilo que tan bien conoce: “Funny animals” que es el empleo de animales con forma humana (antropomórfica). Fue un gran ejemplo a seguir cuando quise empezar en el mundo del cómic, camino en el que fracasé por falta de talento, material y/o ganas ya que me inspiré en él para crear unos relatos ambientados en la Vizcaya feudal.

Sakai se sirve de su personaje principal (“Conejo Guardaspaldas”), un ronin, para darnos una visión del Japón no tan lejano en el tiempo. Señores feudales, guerras, bandidos, mitología, tradición… amalgamados en trabajos de factura simple a primera vista pero que le han valido el reconocimiento de crítica y público desde hace más de veinte años y con más de una docena de tomos publicados que no suelen bajar de las doscientas páginas. Relatos que toman como eje central la Batalla de la Llanura de Adachigahara donde su señor es traicionado y Minamoto Usagi se convierte en un ronin.

 Este tomo en particular, que ojeo mientras os escribo estas líneas, no es el primero de la colección que comenzó a publicarse hace tantos años, pero sí el primero que cayó en mis manos … ¿Quién sabe cómo y por qué decidí comenzar a leerlos?

Como todos sus tomos, se divide en relatos de extensión no determinada (los hay de ocho páginas o de cien tranquilamente) y que son auto – conclusivos por lo que el lector no tiene por qué acudir al primer tomo para enterarse de las cosas. Éste en particular cuenta, tras las introducción escrita por el divertidísimo dibujante Sergio Aragonés, con ocho historias de las que la mitad son de corte sobrenatural donde conocemos fantasmas como el gaki (fantasma hambriento) por medio de un recuerdo de estudiante de Usagi con su sensei; un obakemomo (espectro) en una historia de lealtad; o un hebi (serpiente), todo ello sin renunciar a ciertas notas de humor. Donde ya no hay humor es en “Ritual interrumpido” en el que los alaridos espectrales de un oficial del ejército del señor de Usagi fue mancillado en su honor a la hora de hacerse el seppuku tras la derrota en la ya mentada batalla de Adachigahara.

De las otras cuatro historias (ya indicadas en la sinopsis), dos se centran en la introducción de un nuevo personaje que se llama Kitsune, una joven que vive de su habilidad con los trompos y para robar.

 En “La última historia de Ino” vemos a un viejo amigo de correrías de Usagi y Gen, que es un cerdo ciego llamado Zato Ino y que es un claro homenaje a Zatoichi.

 Gen es un rinoceronte que se ha quedado sin cuerno, pero es lo de menos, es el hijo del general Murakami, un samurai que solo vivía para vengar a su señor, lo que provocó la muerte prematura de su madre y el odio exacerbado contra su padre, , tanto que no oye la llamada del deber cuando se cruza con la dama Asano, su antigua señora que fue traicionada por un corrupto. Gen aprendió el oficio de la espada de su padre y lo emplea como cazarrecompensas. Es un relato largo de más de sesenta páginas sobre el honor perdido que se recuperará con sangre.

Ninguna de las ocho historias decepciona y, lo mejor de todo, invita a leer más de este universo que nos facilita una visión gráfica de la cultura japonesa que tanto me apasiona. Sakai hace el trabajo de desgranarlo. Solo hay que estirar el brazo en la estantería y coger la fruta madura que se nos ofrece. No os dejéis echar para atrás por que salgan animalitos.

Idioma: Castellano
Editorial: PLANETA DE AGOSTINI
Edición: 2004
Plaza: Barcelona
ISBN: 84-674-0575-9
Páginas: 196

6 pensamientos en “La historia de Gen, Stan Sakai

  1. Bueno Javier, veo que de nuevo estás por aquí. ¡Estupendo!

    Has reseñado una obra de un autor que no sigo (aunque creo que todo el cómic, incluido el manga es siempre bienvenido, además la obra de Sakai es para todos los públicos y él es ganador del Premio Eisner), de hecho te comentaré algo que creo que ya te lo dije, me gusta el cómic, pero soy selectivo en mis preferencias (como cualquiera), no leo cualquier cosa, solo me interesa lo histórico-bélico, y dentro del mundo del cómic en el género que menciono es lo que menos abunda, sin embargo de supehéroes como bien sabrás tenemos a porrillo… en este aspecto último, solo se escapa Batman en mis gustos.

    Por otro lado, si te gusta el dibujo (aunque ahora te dediques a otra cosa, como puede ser la abogacía), como veo que es así, y te has sincerado en tu reseña aunque digas que fracasaste, te diré: “el dibujo lo lleva uno en la sangre, lo tiene uno metido en el sentido”, además si tambiém tienes “arte”, imaginación e inventiva (como en el dibujo) para crear o desarrollar un guión, mejor que mejor. O sea que ¡ánimo!
    A un servidor le gusta el dibujo, me encanta las viñetas, el dibujo artístico, los mapas (dibujo cada vez que me apetece), sin embargo me gano la vida con el dibujo lineal hace ya varios años. Quién sabe, si nos encontramos cerca del mundillo (es dificil pero no imposible), la oportunidad puede llegar cuando menos te lo esperes, o en su defecto puedes cooperar de alguna otra forma con en Noveno Arte.

    Bueno, lo dicho, me alegra mucho verte por aquí.

  2. He vuelto hace un par de semanas JF. Lo que pasa es que soy muy sigiloso, jejejeje.

    Hombre, quieras o no, es difícil encontrar ya, con todas las reseñas que hemos hecho, algo puramente bélico. Además, es mi intención abrir nuevas puertas, ofrecer nuevas cosas para aquellos que no sean capaces de encontrarlas. No sé si me explico.

    Ya sea dibujar o hacer un guión para un cómic nunca es fácil ya que depende mucho del subjetivismo. Aún tengo medio por hacer de dibujo y entintado (no digamos ya de rotulado) la segunda parte de Go Cong… Pero el tiempo pasa y uno se dedica más a escribir, sintiéndose aterrorizado de qe dentro de pocas semanas ya hará un año que comenzó la novela, exactamente el 27 de Diciembre de 2009. Tengo más ideas bullendo en la cabeza.

    Es una invitación a cooperar contigo? Por que si es así, no veo inconveniente.

    Un saludo!

  3. De Usagi ( Stan Sakai) me fascinó SEGADORA. La parte histórica/legendaria del comic es impresionante, pero me patinó bastante más el resto. Buenos dibujos, muy adecaudos a la trama…pero no me sedujo.

  4. Veo muy interesante lo de abrir nuevas puertas para aquellos que les cueste… Hay poquito de histórico-bélico, pero algo sale como novedoso de vez en cuando, además de encontrar otros que ya tienen un tiempo. Por supuesto que es difícil hacer un guión , y una simple viñeta como vien sabrás… y el mercado y el mundillo es difícil, pero no imposible de conseguirlo. Ya te dije en tu página que era excelente lo de escribir, si te lanzaste: magnifico, pero que no decaiga a pesar de los obstaculos que se encuentren en el camino, me entiendes ¿no?. Con el dibujo creo que pasa algo igual, muchas veces el “truco” está en algo tan sencillo como emplear el tiempo… el tiempo nos come. Sí, cooperar con el Noveno Arte lo podemos hacer como lo hacemos aquí: con las reseñas, por otro lado en dibujo y guión también se nos puede dar el caso ¿por qué no…?

    Y hablando de Usagi Yojimbo, tenemos a la venta el número 21: “”, donde se recopila según he visto el vol. III # 83-89 USA (2005-07). ¿lo has visto?

    Un saludo.

  5. Hombre, Urogallo, la verdad es que la obra de Sakai es de estas que o te gustan o no. El inicio de Segadora no es muy habitual en la saga de Usagi, ya que comienza con una explicación muy extensa de mitología hasta que se encuentra con Usagi.

    Pues no, JF, hace mucho que no me meto por las estanterías, por desgracia. Lo que parece que esté en boga sea la IGM en el comic. Yo ya me estoy dando cuenta de que tengo algunos. He de traerlos aquí.

    Un saludo!!

  6. Efectivamente, la Primera Guerra Mundial a calado bien en el cómic. Te pondré unos ejemplos de los pocos que salen, pero bueno alguno cae. Fíjate por ejemplo y con autores españoles: “La canción de los gusanos”. Por otro lado estoy esperando (como tantos otros) para cuándo Norma Editorial sacará en español, el segundo tomo de “Mattéo” de Jean-Pierre Gibrat.

    Un saludo.

Responder a Javier, Comandante del Navegante MP Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *