La Guerra Secreta; la batalla de las Ardenas, Charles Whiting

 

Las operacones militares normalmente constan de varias etapas. No es solamente el desarrollo de la acción bélica con lo que hay que contar a la hora de planificar una ofensiva. Hay que desarrollar unas etapas previas logísticas, de reclutamiento, formación de unidades y de inteligencia. Ésta es una de las claves del éxito, la inteligencia. Los aliados tuvieron éxito en muchos engaños y campañas de despiste hacia las fuerzas alemanas en operaciones tan importantes como el desembarco en Sicila o el de Normandía, pero sin embargo, cometiron auténticos fallos de inteligencia y fueron sobrepasados por los servicios del Reich en la ofensiva que ahora nos acontece, la Batalla de las Ardenas.

Los aliados pensaban que en la Navidad de 1944 se comerían el turrón en Berlín. El frente se estaba estancando pero los informes de inteligencia dejaban a las claras que los alemanes se estaban retirando tras la línea Sigfrido y reagrupando para defender sus fronteras en el Rin. Nadie, ni el más de los excépticos generales aliados podía pensar que delante de sus barbas, delante del frente mismo, a unos escasos 200 metros se estaban aglomerando 600.000 hombres y varias divisiones Panzer al completo.

El libro tiene un enfoque distinto a otros dando mucha importancia a todo el preparativo de la operación y sobre todo en lo referente a la inteligencia utilizada por los alemanes. Los aliados estaban adormecidos, confiados de su inevitable éxito, descuidados al dar por muerto a un enemigo que se suponía en una retirada forzada y casi en desbandada. El momento era propicio para dar un golpe, lanzar a tres ejércitos contra los despistados aliados y forzar una paz por separado con los angloamericanos. El sitio, el Frente Fantasma. Así era conocido un frente donde lo único que se escuchaba era por las noches los cantares de uno y otro bando, donde ya no había problema ni para encender hogueras nocturnas por que no pasaba nada. Desde septiembre no pasaba nada en ese frente cubierto de árboles, nieve y bruma, por eso era el Frente Fantasma.

Alemania puso en juego todo lo que pudo, consiguió despistar al enemigo al ocultar incluso un ejército entero, el 6º ejército Panzer al que los aliados habían perdido la pista y no tenían ni idea de donde se encontraba. Pero el juego de la inteligencia llegó al extremo de mandar y mantener expediciones metereológicas en el Ártico para suministrar la información necesaria para buscar el momento propicio para la ofensiva. En Europa todo un juego de espionaje y contraespionaje fue montado, usando civiles e incluso prisioneros de guerra para mantener despistados a los servicio aliados.

Como no!, Otto Skorzeny fue el escogido para formar un grupo de saboteadores vestidos con uniformes americanos y que serían enviados tras las líneas enemigas para crear toda la confusión y engaño posible. En una entrevista con el propio Fuhrer, Skozerny no tuvo más remedio que aceptar la misión que se le estaban encomendando.

El libro analiza la situación de los aliados desde el alto mando. Los generales a cargo de los ejércitos acantonados en la zona del Frente Fantasma y sus enlaces hasta París, donde se encontraba el cuartel general de Eisenhower.

Finálmente, a las 5.30h de la mañana del 16 de diciembre de 1944 hasta el último rincón del Frente Fantasma estalló en llamas. Se lanzó todo el peso de la artillería de los 3 ejércitos atacantes y los aliados no daban crédito a lo que les estaba cayendo. Una hora más tarde, cuando las bombas callaron y tras unos minutos de humeante silencio, comenzaron a chirriar las cadenas y la ofensiva tomaba cuerpo y vida propia moviéndose y arrasando la fina capa que defendía las posiciones aliadas.

Sobre el resto de la operación el libro es bastante completo. Apoyado en mapas que situan las divisiones y los avances nos metemos de lleno en la acción. Todo el desarrollo de la ofensiva va saltando apoyado por testimonios y relatos de supervivientes; me ha gustado mucho por que cuenta un mismo hecho desde el lado alemán y a continuación pasa la narración al protagonista aliado de esa misma acción. Lleno de detalles, no solo datos y fechas, nos adentramos en toda la operación con los grandes movimientos pero también en las escaramuzas y batallas locales, con la infantería, los carros en plena acción o los saboteadores alemanes vestidos de americanos y usando sus propios jeeps. Desde el primer empujón alemán, las primeras victorias y conquistas para ir pasando poco a poco a la reacción aliada y el paulatino apagón alemán hasta la victoria final. Hay que decir, que aunque relamente era muy difícil que los alemanes hubieran conseguido sus objetivos, si es cierto que hubo momentos en que los aliados estuvieron totalmente arrinconados y desbaratados, incluso hubo una gran ofensiva de la Luftwaffe que, una vez más, cogió por sorpresa a los aliados y arrasaron todos los campos de aviación del frente destruyendo más de 120 aviones aliados logrando parar la Fuerza Aérea Táctica durante más de 1 semana.

Un libro muy completo que hace un estudio muy elaborado de La batalla de las Ardenas. 

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788474238709
Nº Edición:1ª , Crítica
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA

 

3 pensamientos en “La Guerra Secreta; la batalla de las Ardenas, Charles Whiting

  1. La pregunta es si no hubiera sido mejor usar esas últimas reservas en sus propias fronteras, haciendo agónico el avance aliado en Alemania. Los objetivos marcados por esta operación me parecen demasiado irreales, los aliados angloamericanos nunca hubieran firmado una paz por separado, además sabían que todas las bajas que causaran a los alemanes eran ya irremplazables mientras que las pérdias aliadas si lo eran. El libro parece interesante.

  2. yo tengo “La batalla de las Ardenas” de Michel Herubel de inédita. También tiene mapas y fotos, parece un libro más inclinado al desarrollo de toda la batalla, aunque los primeros capítulos trata de los preparativos no se centra tanto como éste en el aspecto de la inteligencia y todo el juego de espionaje que se trajeron los alemanes. Las fotos, impresionan las del fusilamiento por parte americana de los miembros del 150º brigada Panzer en Hemri-Chapelle.

  3. Estoy totalmente deacuerdo contigo Javi, el libro cumple con creces las expectativas. Muy bien planteado y planificado. He leído otros ensayos sobre el Bulge y este tiene otro enfoque, más profundo pero sin excesos y sobre el desarrollo de la batalla muy documentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *