La guerra naval en el Pacífico, Luís de la Sierra

“Desde que en diciembre de 1941 la escuadra y la aviación japonesas atacaran a una gran concentración de buques norteamericanos en Pearl Harbor, se inició una de las batallas aeronavales más largas y cruentas de la Historia de la que no encontraremos ningún precedente.

El océano Pacífico tiene una extensión superior a todos los demás océanos y mares juntos. Hay en él grandes fosas y miles de islas. Los volcanes en erupción y los maremotos son elementos característicos de un inmenso océano en el que las distancias son sobrecogedoras. Y fue en este extraordinario marco donde se libraron tantas y tan destructivas batallas de las que un experto tan documentado y sagaz como Luís de la Sierra nos da puntual y detallada información. El enfrentamiento entre americanos y japoneses tenía un dilatado frente naval, puesto que entre ambos países no había fronteras para que se enfrentaran los ejércitos. El potencial norteamericano era muy alto: más de cien portaaviones y unos cien mil aviones de combate, aparte la superioridad tecnológica, como los equipos de radar. Sin embargo, la resistencia, las ofensivas y los contraataques japoneses fueron constantes y en ellos demostraron su moral de victoria y su bravura, a veces suicida, como en el caso de los kamikaze.

La guerra naval en el Pacífico es el mejor estudio publicado en España sobre este capítulo trascendental de la historia de la segunda guerra mundial. En él, Luís de la Sierra demuestra una vez más su exhaustivo conocimiento del tema y su amenidad y concisión como cronista.” (Contraportada).

Con lo que se ha mencionado en los párrafos anteriores, y que acompaña a la cubierta del propio libro que tengo a mi izquierda mientras os escribo estas líneas, poco más hay que añadir ya que estoy al cien por cien de acuerdo.

Es el último libro que terminé de leer para el proceso de investigación sobre la Guerra del Pacífico que llevé a cabo, a pesar de ser continuamente recomendado por expertos en la materia que siempre nombraban a su autor. A decir verdad, no solo me recomendaron este volumen, sino todos los que componen la extensa y detallada (para nada aburrida, al contrario amena) obra de Luís de la Sierra y publicada dentro de la biblioteca que se ha venido a denominar como “libros amarillos” de la Editorial Juventud (y, ciertamente, para algunos de los que recomendaron su lectura, eran los libros de su juventud).

Sí, el último libro y del que más he disfrutado por la simple razón de que ya era un iniciado en la materia cuando comencé con la primera página. Mi conocimiento se fue desarrollando y ampliando a medida que devoraba (cuando podía) los capítulos, a la par que mi mirada se desviaba hacia manuales y otras obras, permitiéndome comprender toda la vorágine que se desataba en el Infierno Azul. Todo a medida que quemaba millas. Llegué al punto de saber, sin necesidad de ayuda alguna, en qué archipiélago me encontraba y de señalarlo en un mapa sin problema, conocía los perfiles de los buques, los aviones, también el rostro de los almirantes… Estaba dentro.

Luís de la Sierra, con un trabajo de recopilación excepcional, crea una obra viva y atractiva. No es un compendio frío de datos. Se llega a acompañar de narrativa y diálogos (en escasas ocasiones), de diarios personales de combatientes y de curiosidades que nos transporta a los mares del Sur por algunas de nuestras, antaño, posesiones. Instruye con agrado, analiza la situación de ambos bandos en cada momento, destaca aciertos y errores, alaba el arrojo y valor de todos.

La obra comienza con un preludio bélico donde las necesidades básicas del Japón, además de un imperialismo colonial que quiere “defender” a los habitantes de los territorios europeos en Asia y el acercamiento al fascismo, lo abocan a una guerra que tuvo que haber sido rápida.

El autor menciona el error de no alcanzar la paz cuando Japón no estaba preparado para un conflicto de varios años. También por qué América llegó al punto de lanzar las Bombas cuando el enemigo estaba herido de muerte, colapsado, hambriento.

Con maestría nos acerca a los despachos y reuniones para preparar el ataque a Pearl Harbor, a la carlinga de los aviones japoneses el 7 de Diciembre de 1941 que se guiaron por las ondas de las radios locales hawaianas, pero también a Washington o a las cubiertas de portaaviones, acorazados, destructores, patrulleras, submarinos… Desde el calor sofocante y húmedo del Ecuador hasta los hielos de la Aleutianas. Lucharemos en cruentas batallas donde veremos el color intenso de las llamaradas, escucharemos el grito de las trazadoras y los lamentos de los náufragos.

Acompañaremos en el puente a Yamamoto, a Halsey o a Spruance. Nos acercaremos a la terrible presión y responsabilidad, línea a línea.

La única nota negativa es que, debido a su exhaustividad a lo largo de la obra, el último capítulo es un repaso de carrera de los últimos acontecimientos, sobre todo de la muerte del Yamato.

La Historia está ahí, seguro que muchos hasta os sabéis de memoria las fechas de las batallas navales más gigantescas de la II Guerra Mundial, pero, al igual que aquellos otros, recomiendo fervientemente la lectura de este volumen a tod@s l@s que hayáis llegado hasta el siguiente punto final.

Lengua: CASTELLANO
ISBN: 84-261-1590-X
Nº Edición: Tercera
Año de edición: 1998
Editorial: Editorial JUVENTUD
Plaza edición: Barcelona
Páginas: 619

19 pensamientos en “La guerra naval en el Pacífico, Luís de la Sierra

  1. Un clásico dentro de los temas navales escritos originalmente en español. Que cantidad de recuerdos personales me trae este título y el resto de las obras de Luís de la Sierra. Mi padre adquría sus libros y algunos como el de la II GM en el Mediterraneo o en el Atlantico empece a manejarlos con 10 o 11 años. Tiempo más tarde fui yo el que le regalo el Mar en la Gran Guerra. Aunque pillo que es uno, tambien estaba pensando en aprovechar el obsequio para leerlo yo más tarde…

  2. Gracias Comandante por la reseña, ya hacía tiempo que no reseñábamos a Luís de la Sierra. Con este libro se puede obtener una idea de la magnitud del frente del Pacífico, además de estar contado de una forma amena y estructurada para la cantidad de datos que maneja. Imprescindible, aun para los que no son asíduos al frente del Pacífico.

  3. Gran autor Luis de la Sierra, aunque hay que tener cuidado con este libro había ciertas limitaciones sobre algunos conocimientos cuando los escribió o algunas visiones sobre determinados hechos de la guerra del Pacífico han sido replanteados.

  4. Esplendida y entusiasta reseña, Javier. La verdad es que apetece leerlo aunque para mis adentros me había planteado la advertencia que hace APV, ¿no le faltará revisión
    -imposible, por otra parte- y actualización?

  5. Este libro es antiguo y con muchas erratas., sobre todo en lo relativo a características de los buques nipones, planes operativos, y desarrollo de algunos combates. Por otra parte se omite decir en el mismo que los aliados conocían perfectamente los códigos de la Armada japonesa desde comienzos de los años 30, y se achaca parte de la victoria de Midway al gabinete de Rochefort.
    Repido ¡Cuidado con este libro! Como lectura inicial está bien, pero no es una obra de consulta ni mucho menos, tanto histórica como técnica.

  6. El libro es espléndido, como todos los de Luis de la Sierra.Y en cuanto a los errores puntuales que pueda tener, no conozco de ninguna obra histórica sobre la 2ª Guerra Mundial que no los tenga. Pero dudo que a los que leemos a D. Luis nos importe mucho si la eslora de un buque japonés tiene un metro más o menos o si el comandante del Yorktown fumaba en pipa. Lo que nos seduce es su puesta en escena y la absoluta verosimilitud de su narración. Los libros de D. Luis no son fotografías, son una película viva de la Historia.

  7. Lo he terminado. ¡Otra vez! Que maravilla. Sobre todo por la importancia que concede a las batallas libradas entre cruceros y destructores en las islas de Savo y Salomón, y no solo a las grandes operaciones de portaaviones.

  8. Disfruté mucho leyendo sus libros sobre la guerra en el mar referidos a la SGM, todo un referente para muchos de nosotros en nuestros inicios como aficionados a la historia militar.Sin duda, un gran divulgador y escritor. Descanse en paz.

  9. Desde luego, todo un privilegio haber tenido y disfrutado de un autor como Luís de la Sierra, desde Novilis le mandamos allá donde nuestro reconocimiento, como ya habéis comentado, siempre nos quedará su gran obra y para que lo tengamos presente durante esta semana vamos a rescatar las reseñas de sus libros comentados en Novilis.

  10. Acabo de descubrir este, blog, muy bueno! Gran artículo para grandioso libro. No sabía que hace poco que reeditaron algunas obras de este gran e infravalorado autor. En mi blog que acabo de empezar hablo de él. Un saludo y adelante con el blog!

  11. Acabado recientemente; una maravilla narrativa e historiográfica. Solo lamento no haberlo leído antes.

    He disfrutado de la edición de 1979 y el autor dice claramente que EE.UU conocía ya antes de la guerra los códigos secretos nipones, los cuales no se cambiarían hasta la interceptación y muerte de Yamamoto en abril del 43.

    D. Luis analiza muy objetivamente causas de la derrota nipona y de las diversas ventajas estadounidenses.
    Todavía muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *