La guerra de Churchill, Max Hastings

La historia ignorada de la Segunda Guerra Mundial

Max Hastings es ya sinónimo de calidad entre los aficionados a la Historia de la Segunda Guerra Mundial. Sus dos obras precedentes le avalan, Némesis y Armagedón. En esta ocasión, el historiador no nos habla de una campaña o etapa de la guerra desde una amplia perspectiva, esta vez ha centrado su trabajo en una de las figuras más importantes de los Aliados. Winston Churchill. Ciertamente hay que ser atrevido para enrolarse con un personaje del que tanto se ha escrito y sobre el que tanto se ha dicho. Sin embargo, una vez más, Hastings acierta con el enfoque y con el contenido del libro. El enfoque es el histórico y lo más objetivo posible y el contenido es la figura política, el dirigente que estuvo a cargo del gobierno británico a lo largo de todo el conflicto, desde 1939 a 1945.

Lo primero que hay que decir que es que esto NO es una biografía. Es un estudio histórico de un personaje y de su actuación al como gobernante durante los años que duró la Segunda Guerra Mundial. Cuando comento que el enfoque ha sido lo más objetivo posible es por que el autor ha basado sus conclusiones consultando muchísimas fuentes primarias. Fuentes importantísimas como los diarios de los más directos colaboradores del Premier, su médico, su asistente personal, su jefe de Estado Mayor o archivos del British National Archive o US National Archive por ejemplo. Con esta cantidad de información directa sobre la personalidad de Churchill junto con sus propias memorias, las cuales obviamente hay que coger con mucho cuidado por que ya sabemos todos lo infladas que están, Hastings también lo sabe,  se puede tejer un perfil del personaje más parecido a la realidad. Un perfil fuera de toda publicidad, de todo bombo, tanto a favor como en contra.

La dirección de una guerra como fue la Segunda Guerra Mundial requirió de muchas situaciones comprometidas, de muchas decisiones difíciles que con el tiempo se van distorsionando y aplicando infinidad de teorías de los motivos por lo que fueron tomadas. Hastings pretende con este libro elaborar un seguimiento a la figura política, no tanto a la figura humana de la sangre , el sudor y las lágrimas, sino al pragmatismo del poder al frente de una nación en guerra, en muchos momentos aislada y acorralada.

Son muy interesantes las aportaciones por ejemplo del médico personal de Churchill, Wilson Moran. Nos acerca al personaje cuando habla de lo difícil que era tratarle como paciente, de lo mal enfermo que era y de los achaques que sufría. Son otro toque que hasta ahora no se han tenido en cuenta para poder estudiar un personaje de estas características.

Si os preguntáis si el libro aporta algo nuevo, algo que hasta ahora no se haya descubierto sobre Churchill a nivel histórico, la respuesta es no. Si os preguntáis si el libro aporta una visión distinta sobre todo lo que se ha escrito sobre Churchill hasta ahora, la respuesta es totalmente afirmativa.

Nº páginas: 624 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788498921410
Nº Edición:1ª , Crítica
Año de edición:2010

7 pensamientos en “La guerra de Churchill, Max Hastings

  1. Yo lo tengo en la interminable pila de pendientes por leer. Me parece muy interesante el enfoque del libro y me llamó mucho la atención del subtítulo en si día: “La historia ignorada dela Segunda Guerra Mundial”, aunque compruebo por otro lado que no se aporta ninguna novedad que estuviese oculta hasta hoy.

  2. Churchill sin duda tenía un gran coraje moral y una personalidad única y arrolladora, pero estratégicamente tomó decisiones pésimas.

    Parece un libro interesante, aunque sólo lo ojeé un día, ya me llamó la atención por un comentario que hallé: que los británicos tenían tantos hombres de voluntarios en los “ejércitos privados” de operaciones especiales que les faltaba buena infantería. Eso me cuadra con criticas que había leido contra la actuación de esta fuerza.

  3. La reputación de Churchill resulta bastante tocada en el libro de Laurence Rees “A puerta cerrada. Historia Oculta de la Segunda Guerra Mundial”. Si vergonzosa fue la “venta” de Polonia a Stalin dejando tirados al gobierno polaco en el exilio y a todos los combatientes polacos que lucharon y murieron junto a los británicos en Oriente Medio e Italia, más aún lo fueron las deportaciones, finalizada la guerra, de cosacos y croatas – junto a sus familias – que habían luchado junto a los nazis y que se habían rendido a las tropas británicas. Su destino era más que sabido: el paredón de Stalin o Tito.

  4. Un excelente libro que he tenido la oportunidad de leer hace bien poco. A mí, particularmente, me gusta ese tono ácido que Hastings imprime a su prosa, creo que es un historiador que se “moja” a la hora de dar su opinión y además lo hace de una manera inteligente. No busca solamente la descripción detallada de los hechos, sino también incitar al lector apasionado al tema a plantearse cuestiones que tal vez hayan pasado desapercibidas en otros estudios similares. Como bien ha descrito Rodrigo, no estamos ante una biografía al uso de Churchill, sino un análisis de la dirección del Premier británico desde su nombramiento en mayo de 1940 hasta el final de la contienda. El plato fuerte del mismo es la exposición que Hastings realiza de la primera mitad del conflicto, son estos momentos donde Churchill brilla con luz propia ante tanto fracaso. Cuando el viento sopla en contra es cuando de verdad se descubre a los verdaderos líderes y Churchill consiguió mantenerse firme ante semejante torbellino de desgracias.

    Un saludo.

  5. Si, aquí ya lo hemos comentado en las reseñas de los libros de Lukacs. Yo la diferencia principal que veo es que Lukacs plantea una figura de Churchill desde la pasión por el personaje, por la fuerza del discurso, de estar al frente de la lucha, de lo que se “vendía” públicamente. Esta visión de Hastings es algo más interior, más humana, fuera del bombo y platillo publicitario que se necesitaba entonar en aquella época. Sobre el libro de Rees creo recordar que reciben cera todos y cada uno de los líderes.

  6. Churchill, que duda cabe, es un gran político con un gran coraje moral y una gran valentía física que resistió el Blitz de 1940 y aguantó el tipo hasta que los alemanes y los japoneses metieron la pata provocando que los soviéticos y los norteamericanos entraran en guerra como sus aliados. Pero como estratega militar era casi tan torpe como Hitler: Gallípolis y la Campaña de Italia lo demuestran (léanse los libros de Rick Atkinson sobre las campañas del norte de Africa y de Italia). Desde luego, si tuviera que leer un libro sobre el personaje leería el de Hastings que es bastante autocrítico para ser inglés. Los mejores momentos y libros de Churchill los ha editado Turner y son sus crónicas periodísticas de las guerras del Sudán (participó en la carga de Omdurman) y de Sudáfrica.

Responder a Luismi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *