La Galera Santa Bárbara, Luís Delgado Bañón

Luis Delgado Bañón, (Murcia, 1946), es capitán de navío. A los dieciséis años ingresó en el Cuerpo General de la Armada y desde entonces ha estado vinculado al mar, siendo capitán de navío durante más de trece años. En agosto de 1963 y tras la necesaria oposición, ingresó en la Escuela Naval como Aspirante de Marina. Posteriormente pasó por los empleos de guardiamarina, alférez de fragata, alférez de navío, teniente de navío, capitán de corbeta, capitán de fragata y, por fin, en 1996, capitán de navío, que equivale en el Ejército al empleo de coronel.

Delgado se ha propuesto el ambicioso proyecto de narrar la historia de la Armada española desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta la Guerra Civil de 1936, intentando mantener, dentro del marco de la novela de aventuras, el máximo rigor histórico y marinero posible. Es delegado del Instituto de Historia y Cultura Naval en el Mediterráneo, y actual director del Museo Naval de Cartagena.

La obra de la que hoy nos ocupamos, revisada en esta su segunda edición, es la primera de la serie Una Saga Marinera Española. Más que una historia de mar, esta narración es un viaje iniciático hacia la madurez: catorce meses en la vida de un joven, a lo largo de los cuales se convierte en un hombre, en condiciones terriblemente adversas.

Mediado el siglo XVIII español, Francisco Leñanza, un joven sano y fuerte de tierra adentro, lleno de sueños de aventuras y deseando comerse el mundo, muy natural a su edad, ansía lanzarse a la mar, que no ha visto nunca y que sólo conoce por lo que su abuelo Clemente, marino, ha contado a la familia. Y ya se sabe que cuando uno tiene dieciocho años y se le pone algo entre ceja y ceja, lo acaba por llevar adelante. Así pues, Paco Leñanza sale en busca del mar, abandona su pueblito natal castellano y comienza sus aventuras, que más hay que calificar de desventuras, porque antes de llegar al mar, le ocurren toda una serie de desgracias, dada su ingenuidad e inexperiencia del mundo, y su desconocimiento de la maldad humana. Todo ello le coloca en una grave situación, ya que es tomado por delincuente en vez de víctima, pasando por un calvario que hasta ese día no podía ni imaginar que alguien pudiera sufrir.

Finalmente llega al mar, pero ¡en qué condiciones! Lo que podría haber sido una maravillosa experiencia, ha de conocerlo en situación de presidio y forzado a galeras. Aún así, el mar, su ansiado mar será una liberación de las desgracias de tierra, y supondrá la liberación definitiva con el tiempo.

Además de una muy correcta reconstrucción histórica del mundo que rodeaba la construcción y manejo de las galeras en aquella época, así como la carne de presidio que las tripulaba, las desdichadas vidas de los galeotes, a veces delincuentes, a veces prisioneros y a veces inocentes, como el caso de nuestro héroe. Es, asimismo, la evolución física y emocional de Paco, apodado Gigante desde que entra en ese submundo debido a su gran talla y ancha hechura. De un joven feliz e inocente, sexto hijo de familia agricultora, acostumbrado a la vida sana del campo secano, en poco tiempo pasa a convertirse en un hombre hecho y derecho, pero marcado por la sospecha, la desconfianza, la humillación e indignidad, vengativo y hasta homicida. El látigo que marca sus espaldas desde el primer día también marca su odio, emoción que nunca había sentido, lo que le abruma, pero no puede evitarlo. Las circunstancias lo llevan de la mano.

Así, dos terceras partes de la narración se desarrollan en tierra, recordadas y contadas por el propio protagonista, desde su ancianidad, que hasta el momento ha guardado silencio, por avergonzarse de esos hechos y esas desgraciadas situaciones. La tercera y última parte ya se desarrolla en el mar, en la galera que da nombre al libro. Poco a poco el autor nos va mostrando cómo la ilusión del protagonista por ver el mar se va amargando por las condiciones en las que llega al líquido elemento. Y asistimos a su aprendizaje  por una supervivencia en condiciones dificilísimas y desesperantes.

Afortunadamente, Dios aprieta pero no ahoga, y Gigante tiene “la suerte” de tener a su lado algunos convictos que con su experiencia y amistad le van ayudando, informándole –al tiempo que informan a los lectores-, de una serie de datos sobre lo que les espera a los forzados y qué hacer para evitar males mayores. Así, Mechones, Aomar, Azayn, son un fuerte apoyo. Una ayuda impagable que le hace sobrellevar sus sufrimientos y sobrevivir en circunstancias que de estar solo no hubiera podido soportar. Curiosamente algunos de esos leales amigos van a ser precisamente moros, capturados por barcos españoles  y esclavizados como galeotes, y el joven aprende que muchos españoles pueden ser más odiosos a pesar de ser de su raza y religión, que otros, musulmanes y argelinos, pero honrados y leales, cuya única desdicha es haber sido hecho prisioneros en la mar. También Paco se enfrenta con verdaderos maleantes y aprende qué es el odio y la venganza. Caballo, Pestañas, Tatuajes, Matute y otros se la tienen jurada y ha de vender cara su vida.

Conocemos el durísimo mundo de los galeotes en una época en que  al parecer ya estaban en desuso, pero por razones políticas se volvieron a utilizar. Las explicaciones marineras nos las da el autor con gran contención, aclarando los términos menos conocidos a pie de página y explicándoselos al pobre Gigante, que, al ser de secano no entiende nada, como muchos lectores que necesitamos de vez en cuando una cierta ayuda. Vivimos la ansiedad del preso por su libertad, la inquietud del galeote ante la inminente batalla o la terrible tormenta en la mar, su deseo de noticias, su hambre y sed, su dolor tras los castigos, su tristeza y su pena por su situación, y cómo finalmente el cielo, o mejor, el mar, se apiada de nuestro protagonista y consigue hacerle salir de su triste situación, pero eso sí, a costa de abandonar ese ansiado mar.

Publicado en: http://www.hislibris.com/la-galera-santa-barbara-luis-delgado/

Nº páginas: 304 pags
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788474862096
Nº Edición:1ª Noray
Año de edición:2010
Plaza edición: BARCELONA

3 pensamientos en “La Galera Santa Bárbara, Luís Delgado Bañón

  1. Muy buena y entretenida reseña sobre esta primera entrega de una saga que promete interesante. Me estás dando envidia con esten tipo de aventuras que atrapan a los que le interesa el mundo de la mar. La verdad he leído muy poco sobre temas marineros pero se tendrá en cuenta porque ahora estoy liado con Arhur Gordon Pym, de Allan Poe y con los indígenas americanos de la isla de La Española. Saludos y que tengas una buena travesía, Ariodante.

  2. Bueno, bueno, Galaico. Poe y Arthur Gordon Pym son palabras mayores.
    Tengo un buen arsenal montado en casa, sí, y cuando quieras te sugiero un recorrido por autores marineros. Estamos en verano…

  3. Y es buena época para hacerse a la mar. No, si al final voy a picar, seguro, pues viendo la ría desde mi casa más fácil me lo pones. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *