La batalla por Valencia, Edelmir Galdón Casanoves

Una victoria defensiva

Como bien dice el propio autor en el Epílogo, los enfrentamientos (algunos ni siquiera le ponen el cartel de “batalla”) acaecidos entre abril y julio de 1938 en el frente de Levante tienden a quedar de lado en la bibliografía sobre la Guerra Civil española. Por un lado, pese a que los sublevados avanzaron las líneas bastantes kilómetros y tomaron algunas ciudades importantes, realmente no consiguieron su objetivo último, por lo tanto se trata de una batalla que no ha merecido consideración para los autores afectos al régimen de Franco. Por el otro lado, el hecho de que no participaron activamente los grandes protagonistas del conflicto, Franco, Yagüe, y en el bando leal los carismáticos Rojo, Líster, Modesto, parece que le restara importancia al choque. Muchos historiadores consideran la batalla por Valencia una mera serie de enfrentamientos menores como transición entre las dos grandes batallas de Teruel y el Ebro; pensamiento con el que no puedo estar más en desacuerdo, si hubo una batalla del Ebro fue precisamente porque hubo una batalla por Valencia que ganó el bando republicano. Yendo un poco más allá, la del Ebro fue una maniobra de distracción para que los franquistas retiraran fuerzas de Levante y cesaran la ofensiva.

En este sentido, considero que este libro le confiere cierto reconocimiento hacia los miles de hombres de ambos bandos que lucharon y murieron en el Levante español durante la primavera-verano del 38, así como a los miles de valencianos que se lanzaron a las sierras que rodean su provincia por el norte para construir el sistema defensivo conocido como la línea XYZ.

Pero ahora voy a entrar en materia y hablar del libro como tal. Lo primero que llama la atención es el precio, 35 euros son muchos euros para 280 páginas. Aún así me decidí a comprarlo, pudieron más mis ganas de conocer sobre este tema que mi bolsillo. Está editado en formato enciclopédico, todas las páginas son satinadas con multitud de fotografías, algunas de la época y otras muchas actuales tomadas por el propio autor para que los lectores veamos realmente dónde se producían los combates y no haya que recurrir tanto a la imaginación. También hay bastantes mapas, tanto reales obtenidos de los archivos de las divisiones y cuerpos de ejército franquistas, como otros realizados por el autor. En total son 332 fotografías y 60 mapas y croquis. La combinación de ambos es una muy buena forma de comprender las direcciones de las ofensivas, las marchas de los batallones, las contraofensivas, retiradas, etc… Vista la calidad del papel y la cantidad de material gráfico así como la laboriosidad que debió llevar la maquetación, puedo “entender” un poco lo elevado del precio.

El cuerpo de la obra consta de 12 capítulos que comienzan con la ofensiva que desatan las fuerzas franquistas desde Teruel con el objetivo puesto en el Mediterráneo, hasta terminar con las últimas rectificaciones del frente de la línea XYZ a principios de 1939. Esta última parte es el último capítulo, en el que a diferencia de los otros, que comprenden apenas unos días cada uno, una semana o dos como mucho, en este se agrupan las pequeñas ofensivas y contras desde el estancamiento del frente en agosto de 1938 (coincidiendo con la batalla del Ebro), hasta el final de la guerra. Entre medias asistimos a la conquista de Vinaroz y a las más relevantes de Castellón y Villareal. Hay un capítulo dedicado a los planeamientos defensivos republicanos que dieron origen a la creación de la línea XYZ, una serie de fortificaciones en profundidad con fortines para nidos de ametralladora, blocaos, trincheras con alambradas, etc… ubicados principalmente en la sierra del Espadán y con la carretera Teruel-Sagunto a la espalda como línea de suministros y de movimientos rápidos de las tropas de reserva. Queda también espacio donde se nos narra el llamamiento de las distintas administraciones a la población civil y a los sindicatos y trabajadores no esenciales para la guerra, para que colaboren temporalmente en la construcción de las defensas.

En algunos capítulos podemos encontrar pequeños monográficos como por ejemplo uno dedicado a los trenes blindados (aprovechando el papel que jugó uno de ellos que actuaba en la línea férrea de la costa), otro sobre las defensas de Nules, o algunos de aire más épico como el de la defensa de Víver, donde se estrelló el Cuerpo de Tropas Voluntarias italianas fracasando con ello la que se suponía iba a ser la definitiva ofensiva franquista para romper las líneas y alcanzar Valencia.

Tal vez el libro no entusiasme a los puristas de la historia militar, dado que no es un libro demasiado técnico, tiene un estilo periodístico aunque bastante aséptico donde el autor se abstiene de demostrar sus preferencias por uno u otro bando, consiguiendo un tono generalmente imparcial para la obra. Por supuesto se pueden encontrar pequeñas excepciones pero a mí no me han parecido significativas. La narración está salpicada de diversos testimonios de testigos de primera mano, algunos comandantes, y fragmentos de libros de otros historiadores (de cuyas fuentes ha bebido el autor); o partes oficiales de algunas unidades intervinientes. Las notas al pie de página son abundantes y extensísimas, importantes para el que quiera ahondar en materia.

Por último comentar que en la solapa trasera se adjunta un interesantísimo mapa desplegable copia de los mapas de la línea de frente en la XYZ usados por el estado mayor del ejército sublevado.

Editorial: Publicacions de la Universitat de Valencia
Año: 2010
ISBN: 978-84-370-7955-4
Páginas: 285
Formato: rústica con solapas, 270×165
Precio: 35,00 €

17 pensamientos en “La batalla por Valencia, Edelmir Galdón Casanoves

  1. Pues me parece un planteamiento muy interesante para un frente “secundario”, teiter, y que además se sale del “sota, caballo y rey” al que nos tienen habiatuados.
    Sospecho que en la editora de la U. de Valencia no publica el primero que llega…
    Gracias.

  2. Muchas gracias teiter, una esclarecedora reseña de un libro del que no conocía su existencia. Como apunta Tasos, algo que se sale de lo habitual en nuestra guerra. Por cierto, estás hecho todo un experto en la Guerra Civil por lo que veo, tienes ya unas cuantas reseñas de libros muy interesantes que no son los habituales.

  3. Basta ver un mapa topográfico para darse cuenta que el terreno podía ser defendido con cierta facilidad a poco que se intentase, puesto que todas las sierras ( no de mucha altitud, pero bastante abruptas ) y rios se disponen transversalmente para un ejército en ruta norte-sur, que era la trayectoria seguida por los ejércitos “nacionales” desde el Maestrazgo. Pero parece cierto que los “republicanos” lo aprovecharon con eficacia, retrasando ese avance durante tres meses a costa de pocas pérdidas propias. Pero sin ofensiva en el Ebro, Valencia ciudad hubiera caido en julio o agosto de 1938, y la posición republicana en Valencia y Murcia se hubiera desmoronado.

  4. Buen apunte Von Scheer. Los “nacionales” superaron alguna otra sierra en su camino hacia el sur, entre otras la de Irta, también bastante abrupta. Da la impresión de que, si no llegan a tener que retirar efectivos para frenar la ofensiva republicana en el Ebro, hubieran terminado por superar también la barrera del Espadá. No estoy de acuerdo en las fechas que das, de hecho la ofensiva del Ebro comienza el 23 de julio, y entonces la línea XYZ resistía bien, en mi opinión sin dicha ofensiva Valencia habría tardado en caer unos dos meses, osea para septiembre-octubre.
    Gracias Rodrigo pero de experto nada de nada, simplemente intento conocer el desarrollo de las batallas, las principales y las “secundarias”, y para eso tal vez hay que rebuscar y salirse un poco de los libros típicos o más comerciales. Seguiré buscando y seguiré reseñando aquí en Novilis, por supuesto.
    Tasos, ahora mismo no tengo el libro aquí, se lo he dejado a una amiga, pero por lo que recuerdo de la solapa donde pone “otras publicaciones”, la PUV tiene una colección entera de libros dedicada a la época de la II República y la Guerra Civil en Valencia, y este que he reseñado es uno de ellos, pero es el único que he leído así que no puedo hablar de la calidad de los otros. Aunque supongo que no deben ser descuidados.
    Saludos.

  5. En el último capítulo del libro que reseño se habla de esa batalla de Javalambre, acaecida en septiembre cuando ya se habían enfriado los enfrentamientos en la XYZ. Puede resultar interesante hacerse con ese libro, estaré pendiente, gracias.

  6. Para muchos generales del bando franquista, Franco cometió un error al intentar tomar Valencia desde Teruel ya que era una batalla áspera y difíoil. Según alguno de estos generales, Yagüe p.e., Franco debía haber tomado Cataluña después de la campaña relámpago de Lérida para haber cortado la retaguardia (frontera francesa) a las tropas republicanas. Pero Franco prefirió la ardua toma de Valencia que seguir la campaña del Pirineo por no provocar a los franceses.

  7. Interesante reseña sobre una batalla y un frente no muy conocido o, mejor dicho, no muy difundido. Sobre la Batalla de Valencia tengo el clásico de Martínez Bande, aunque no lo he leído todavía. Es una obra que en principio me interesa, aunque el precio me parece algo excesivo visto el número de páginas, si embargo parece que la presentación merece la pena. Habrá que seguirle la pista.

    Un saludo.

  8. Muy buena reseña, Teiter. Ojeé el libro en la Feria del libro de Valencia, pero el precio y la “poca” importancia del frente me echaron atrás, aunque como bien dices, la edición es bastante cuidada.

  9. Gracias, supongo que para un valenciano el libro debe tener un valor añadido.
    David L, ¿qué libros tienes de Martínez Bande y cuales recomiendas? me interesan algunos pero son caros. Gracias.

  10. Me resulta difícil poder recomendarte alguno en especial de esta magnífica colección de monografías de la GCE escritas por Martínez Bande, para mí son una joya de la Historia Militar y, de momento, todas las que leído me han encantado. Tal vez el dedicado a la batalla de Teruel sea mi preferido, aunque el referido a la marcha sobre Madrid y a la campaña de Andalucía también están muy bien. No sé, se me hace muy complicado recomendarte alguno más en especial. Todavía me falta conseguir alguno para acabar la colección, son difíciles de encontrar y a veces tienen precios muy elevados. Si necesitas más información sobre alguno en especial y lo tengo no dudes en consultarme.

    Un saludo.

  11. La historia fue la que fue, y lo que pudo ser pudo o no pudo ser. Lo que quiero decir es que Franco quería tomar Valencia para el 25 de Julio de 1938, y a esa fecha estaba a bastantes km. de la ciudad y detenido por la fortaleza de la defensa planteada por el ejercito republicano. Por lo tanto fue una derrota del ejército nacional porque no consiguió los objetivos propuestos. Lo que hubiera pasado transcurridos unos meses, en septiembre u octubre son meras hipótesis de trabajo que se quedan en eso, en futuribles.

  12. me gustaria comprar el libro la Batalla por Valencia, me lo podriais mandar por correo, a la direccion:
    Juan Ramon Querol Centelles
    calle Nicasio Benlloch 12400 Caudiel (Castellon).

  13. Después de la línea defensiva xzy, lo que quedaba, no era un paseo en barca, tenían que pasar una segunda línea defensiva, el fortificado río Palancia por la zona de Sagunto y la sierra Calderona por el centro. Quiero decir, que tres o cuatro meses, podría ser fácilmente cerca del medio año y a un muy caro coste. Esta es mi humilde opinión

  14. Pingback: DOSSIER. Guerra Civil: XYZ, l’última línia defensiva de València (1938) | HISTORIATA

Responder a Caesar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *