La Batalla Olvidada, VVAA

Claves de la Batalla de Levante

Juan Francisco Fuentes y Carlos Mallench

La llamada Batalla de Levante es el episodio menos tratado en la historiografía de la Guerra Civil, una batalla menor, una “anécdota” periférica que –de manera deliberada en unos casos o inconscientemente en otros- ha sido siempre relegada. (Extracto de la contraportada)

Y no les falta un ápice de razón a los autores o ¿es que desde el 15 de abril del 1938 –la llegada al mar a la altura de Vinaroz (Castellón) y partición del territorio republicano en dos- hasta el 25 de julio del mismo año –comienzo de la archiconocida Batalla del Ebro– no ocurrió nada en el frente levantino al sur del río Ebro?

Pues para no haber ocurrido nada allí se llegaron a concentrar desde Cuenca hasta el Mediterráneo castellonense nueve Cuerpos de Ejército (C.E.) y veintiséis Divisiones, asentadas en numerosas y sólidas líneas defensivas, por parte republicana y, por parte nacionalista, cinco potentes C.E. y veintiún Divisiones, con un millar de piezas de artillería y casi otros tantos aviones con el firme propósito de conquistar Valencia.

Allí participaron comandantes de renombre como Hernández Saravia, Leopoldo Menéndez, Matallana, Durán, Güemes, Romero, Errandonea… por parte gubernamental y, entre los sublevados prestigiosos nombres como Dávila, Jefe del arrollador Ejército del Norte, Aranda, Varela, García-Valiño, Solchaga, Berti…

Además si la Ofensiva de Aragón se puede considerar un precedente de la blitzkrieg alemana, la Batalla del Levante se define como un ejemplo meridiano de defensa dinámica sustentada en las tres dimensiones de anchura, altura y profundidad; por ejemplo, la famosa Línea XYZ presentaba una longitud de unos 90 km., laberínticas alturas de hasta 1400 m. y una profundidad de numerosos y concatenados puntos fuertes y posiciones escalonadas que aprovechaban sierras, picos, poblaciones, viejos castillos, ríos, acequias, huertos, naranjales, marjales…

Reconocidos autores no mencionan esta campaña o lo hacen de soslayo, denominándola ofensiva o batalla… como minusvalorándola. Y en honor a la verdad, esa actitud es profundamente injusta aunque solo sea por respeto a los hechos, padecimientos y estragos allí acontecidos, que no fueron pocos.

Lo que allí se produjo fue toda una compleja y agotadora campaña de unas trece semanas con numerosas e intensas batallas, choques, operaciones, ataques, contraataques, destrucción, víctimas civiles y militares, muchas víctimas…

¿Y por qué esa desmemoria? Apuntan Fuertes y Mallench que entre los gubernamentales los protagonistas eran de claro credo republicano pero que no estaban comprometidos con alguna de las opciones políticas más significadas, esto es, comunismo, anarquismo o socialismo, incluso hasta eran críticos con las intromisiones soviéticas. Se trataba de militares republicanos profesionales, mayoritariamente, y autónomos.

Y por el bando “nacional”, bastante han tenido con disimular el garrafal error estratégico y el empecinamiento de su Caudillo. Las maquinarias propagandísticas de franquistas y comunistas hicieron bien su trabajo y lograron relegar la campaña levantina a un tercer plano o a la nimiedad.

Este revelador libro que nos ocupa consta de tres partes y veinticuatro capítulos; en la 1ª se nos ubica con ANTECEDENTES Y ESCENARIO; aquí se alude a la batalla de Teruel y a la debacle de Aragón, en el marco interno, y a la situación internacional.

La 2ª parte es el grueso y se centra con doce capítulos en LA BATALLA DE LOS CIEN DÍAS, es decir, en la propia Campaña del Levante.

La 3ª parte, SUPERVIVENCIA, expone las acciones limitadas que se dieron durante los nueve meses posteriores por ambas partes, en especial, se destaca la operación republicana sobre Nules y la conquista franquista del castillo de Uxó.

El prólogo y cuatro textos integrados enriquecen el tema central; El Cuerno de Vinaroz, Los trenes blindados en la Campaña del Levante, Los moros y El General olvidado (sobre el eficaz coronel/general Leopoldo Menéndez López).

Una muy adecuada sección gráfica y la bibliografía completan este necesario libro. Eso sí; la cartografía podría ser más amplia.

En fin, estamos ante una lectura amena y rigurosa, aderezada con jugosos testimonios, que no satura con datos y que desentierra una victoria defensiva estratégica de la República, la última.

Juan Francisco Fuertes Palasí y Carlos Mallench Sanz son dos versados y apasionados historiadores con amplio conocimiento y dedicación al estudio del Frente del Levante.

Mi versión del libro es de la 1ª agotada edición del 2013 pero, por suerte, en noviembre de 2020 la editorial ha reeditado una 2ª edición con el acertado subtítulo de “Claves de la Batalla de Levante”.

Divalentis Editorial.

Autor Juan Fco Fuertes Palasí y Carlos Mallench Sanz
Dimensiones 17 x 23, 5 cm
Número de páginas 254
Idioma Español/Castellano

8 pensamientos en “La Batalla Olvidada, VVAA

  1. Muy buena reseña. Muchas gracias amigo Tasos. Es cierto que es una campaña casi olvidada. Tengo media idea de haber leído algo en un Desperta Ferro pero no se si era sobre los movimientos previos, no sobre la campaña en sí.

  2. Sí en el Desperta Ferro Contemporánea nº 27 LA OFENSIVA SOBRE VALENCIA 1938. Habrá que echarle un vistazo. Te doy la razón que en su día como no es una de las campañas más conocidas no lo leí en profundidad.

  3. Haría falta una historiografía ordenada de la GCE. Hay multitud de publicaciones de multitud de editoriales o autores. Es como un rompecabezas. Gracias por el aporte.

    • Gracias a ti, Ignacio P.
      Yo de la Guerra Civil sabía poco; empecé por obras generales para hacerme una idea global y ahora voy afinando por frentes o sectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *