La batalla de Verdún, Georges Blond

«Verdún fue el bastión inexpugnable que se opuso a la riada alemana en el 14, inexpugnable incluso cuando los ejércitos del Kaiser se hallaban ya a muy poco de París. Desde entonces, Verdún, estático, como un perro de presa que gruñe a los rateros y los mantiene a distancia sólo con su actitud amenazadora, siguió conteniendo el empuje alemán sobre aquel semicírculo que se alzaba ante él al norte y al este. ¿Sería algún nuevo invento estratégico atacar en el punto más fuerte?. Todos los oficiales, incluso los que se reservaban su opinión, preveían pérdidas enormes, una verdadera sangría»

Esta es una simple y rápida descripición que hace el autor en un pasaje del libro sobre el concepto de Verdún. Más que un lugar geográfico era un concepto psicológico, un emblema, un bastión, para unos y para otros. Este símbolo marcó la guerra y dió lugar a una batalla sin precedentes tanto en lo material como en las pérdidas humanas.

No hará más de 2 meses o así moría el último veterano de la Primera Guerra Mundial. Moría la última persona que podía contar en primera persona su experiencia, sus vivencias en esta terrible guerra. Ahora ya solo quedan testimonios escritos, documentos, películas y descendientes, pero no queda nadie que nos pueda contar lo terrible de esta guerra de desgaste que devoró generaciones enteras en las trincheras. Yo siempre me he preguntado qué tendrá la Segunda Guerra Mundial que no tenga la Primera para tener ese magnetismo histórico, esa cantidad de aficionados y estudiosos, de novelas, ensayos, películas y todo tipo de publicaciones. Una de las causas puede ser lo tremendamente cruel y embarrada que resultó la guerra del 14, del sin sentido de dos grandes ejércitos atrincherados a la defensiva desgastándose inutilmente, «La negación de todo arte militar», como lo denominó el general von Falkenhayn en sus memorias, recogidas por el autor en esta obra. «…Ha habido un momento en la Historia en el que la potencia defensiva de las armas de fuego fue superior a su potencia ofensiva. Todo el mal proviene de esta circunstancia», afirmaba el general Alemán hablando del desastre que supuso la guerra estática y su intento de ofensiva sobre Verdún.

El libro recoge todo lo ocurrido, los antecedentes y preparativos de la batalla, el estudio geográfico de la zona y lo que representaba, el ataque y la defensa, el contraataque y el desenlace. Pero está contado de una forma que nos sirva para aprender, a parte de lo que ocurrió en Verdún, que lo podamos extrapolar a todo el conflicto. La forma en que los soldados vivían los ataques artilleros, los ataques con gases lacrimógenos, las ofensivas, las defensas. Pero todo llevado al barro, y nunca mejor dicho, llevado al soldado muerto de frío y lleno de lodo tumbado tras un parapeto hecho con restos de todo tipo y por su puesto también llevado a los cuarteles generales de donde salían las órdenes. Llevado a la forma de vivir en los campamentos, a los vagones de tren, a la camaradería.

La Primera Guerra Mundial, la batalla de Verdún, la cruenta guerra en las trincheras de barro, sufrimiento y sangre, y que no conviene olvidar. Conviene tener presente ese sufrimiento sin sentido, esas cargas absurdas contra los alambres y las ametralladoras, ahora ya no queda nadie que nos lo pueda contar en primera persona pero tenemos libros como este que nos sirve para tener presente en el recuerdo lo que no hay que olvidar para no volver a repetirlo.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788492400317
Nº Edición:1ª Inédita
Año de edición:2008
Plaza edición: BARCELONA
    

 

 

17 pensamientos en “La batalla de Verdún, Georges Blond

  1. Estupenda reseña, pone un poco la piel de gallina. No me imagino en una trinchera escuchando caer la artillería pesada, con el olor a barro y a podedrumbe. No me imagino que me ordenen salir de la trinchera y hacer una carga mientras te fríen a balazos con ametralladoras. La verdad, no me imagino y no quiero imaginarme lo que pasaron esos soldados.

    Saludos.

  2. Enhorabuen por la reseña, aunque por un lado me has convencido y voy a comprar el libro, pero por otro lado no se si debería, demasiado sufrimiento, aunque como indicas hay que estudiarlo e intentar comprender que causas y efectos tuvo esta guerra. Fue tan terrible que al final de la misma se pensaba que había sido la guerra definitiva, que jamás habría otra guerra y que los países vivirían en paz para siempre. Juas!!

  3. Ya me hice con el. Lo estoy leyendo detenidamente y la verdad es que me está sorprendiendo el estilo. Es un ensayo pero como habéis comentado es un poco novelado y me está gustando mucho, está muy bien engranado todo, incluido la insertación de notas, diarios y memorias de los protagonistas. Le da un toque más cercano y humano que una simple descipción de hechos y cifras.

  4. hoy alas 19 me comprare en barcelona EL LIBRO LA BATALLA DE VERDUN LO TENGO RESERVADO EN LIBRERIA CATALONIA HABER QUE TAL YA OS CONTARE SALUDOS

  5. Este libro lo leía cuando salió el año pasado y, al igual que me pasó con el de Bergot sobre Dien Bien Phû, cuando lo leí entendí la secuencia narrativa de los acontecimientos de la batalla mas famosa de la 1WW. Yo lo leí en un viaje que hice a Douomont y a la red de trincheras que todavía se conserva por la zona para hacerme una idea física de lo que describe este excelente libro. Este es un documento objetivo de los hechos que yo acompañaría con el reciente libro que ha salido sobre la experiencia subjetiva de guerra escrito por Gabriel Chevalier y titulado «El miedo». Y, en efecto, no debe de haber nada mas horrible como salir de una trinchera sabiendo que no vas a vivir mas de 3 minutos y que tu muerte no servirá para nada.

  6. Joolines Vicent, cada vez que nos cuentas algo de tus viajes o tus recreaciones me dejas con los dientes más largos que Belalugosi en el Drácula de 1931…….., ya mismo tendrás que hacer una reseña especial de turismo histórico. Muchas gracias por las referencias de sitios y libros.

  7. He estado unos días un poco afectado tras la lectura de este libro. Tengo que reconocer que “La batalla de Verdún” de Georges Blond me ha impactado como pocos libros lo habían hecho hasta ahora. Pues no se trata de una obra escrita desde la fría mentalidad de un historiador que se centra en los datos exactos de unidades, los movimientos de cada una de ellas, qué regimiento se enfrentaba a cual…
    No, sin desdeñar la concreción cuando el episodio lo requiere, el autor nos cuenta sobre todas las cosas la guerra tal cual es, y para eso igual da que se refiera al 34ª regimiento que al 197º.

    La maldita guerra, el autor siempre colocado en el punto más sangriento, de mayor horror del frente, en la peor batalla de la guerra, en la guerra más inhumana de la Historia. Creo que es imposible alcanzar a imaginar semejante horror, pero si hay un relato con el que podamos hacernos una idea siquiera de lo que fue aquello, creo que ese es esta obra.

    Narrado principalmente (no siempre) desde el punto de vista francés (el autor es nacido en Marsella) con mucha cercanía y complicidad con el lector, un aire muy desenfadado, pero que no le impide acercarnos de manera muy dura y cruda la vida en las trincheras, en los fuertes, en los puestos de socorro… los combates, las defensas, los contraataques; las terribles ametralladoras, la sed, los gases asfixiantes, el frío, el calor, el olor nauseabundo de los cadáveres en descomposición y de los detritos humanos, el miedo a otra ofensiva rival, el miedo a otra contraofensiva propia, los aplastantes bombardeos y sus demoledores efectos sobre los infantes…. la desesperación….

    Se apoya en algunos testimonios reales, tanto de soldados a pie de trinchera como de los generales Joffre, Petain o Mangin. En otras ocasiones simula los diálogos estimando que, de acuerdo a lo sucedido y a la forma de ser de los conversadores, debió ser bastante parecido a la realidad. Al principio del libro nos encontramos con un detalle original y simpático: una entrevista ficticia con el general alemán von Falkenhayn.

    Sólo añadir que aunque no sea un libro técnico y así lo asume el autor (y así debe asumirlo el lector), se echa de menos la existencia de al menos un plano de la zona con la ubicación de los fuertes, aldeas y el recorrido del Mosa respecto a Verdún, así como de las líneas de frente al principio y al final.

  8. Acabado este entretenido libro de Georges Blond , en mi caso he leído una edición francesa. Coincido con algún que otro comentario en donde se indica que tal vez peque en demasía de novelado, para mi gusto sí, aunque eso no le resta méritos a la obra. Creo que Blond quiso poner de manifiesto con este trabajo sobre Verdun la tremenda carnicería que se vivió en aquel escenario de la batalla, un enfrentamiento que se basó en la máxima del mariscal Joffre: “aguantar cueste lo que cueste”. Y.. ¡vaya si costó! No estamos ante un libro para puristas en la historia militar, creo que se acerca más a un cuadro intimista sobre el soldado de infantería alemán y francés, a pesar de que predomina en mayor medida la “versión francesa”. Si Georges Blond quería acercar al lector el tremendo padecimiento del combatiente de Verdun lo logró de verás. Después de leer una obra así cuando abordemos la batalla desde el punto de vista puramente militar creo que no podremos olvidar las líneas escritas por Georges Blond en este trabajo.

    Por cierto, como nota curiosa destacar que el autor, Georges Blond, fue uno de los miembros de la delegación francesa que acudió a Weimar en 1942 al II Congreso de escritores de la Nueva Europa organizado por el Ministerio de Joseph Goebbels; además, Blond ya había participado en los años 30 en movimientos favorables a una entente con la Alemania nazi a través de revistas y periódicos aupados por el grupo monárquico y de extrema derecha Acción Francesa.

    Un saludo.

  9. Pues en Librerías París-Valencia 2,95€. ¿Quién da más?. Casi todo el catálogo de Inédita está saldado en muchas librerías. Imagino que definitivamente han cerrado, una pena. La crisis no está dejando a nadie vivo.

  10. Yo me compré en la feria de libro de ocasión de Benidorm el de» destruir el Bismarck» y el de Hans Speidel sobre la campaña de Normandía por 4’95 € cada uno cuando en su época valían mas de 20 €. Si pilláis el de Bergot sobre Dien Bien Phû o este de Blond cogedlo, valen la pena.

  11. Leído el libro de un tirón. Estilo periodístico, que hoy es más habitual pero que debía ser muy novedoso en su tiempo.

    La verdad que me ha encantado, y aunque no te enteras de mucho de lo que fué la batalla, si te enteras bastante de lo que fué la experiencia vital de los combatientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *