La Batalla de Cartagena de Indias, Fco. Javier Membrillo Becerra

Todo problema logístico es, al principio, un problema económico y, al final, un problema de transporte” (Nota 23 – Membrillo Becerra)

(…), lo que de verdad precedió y sucedió en la bella ciudad colombiana y que debido, en principio, a una autocensura británica y, posteriormente, a achacar a la fiebre amarilla la exclusividad de lo acontecido, tesis que el autor desmonta en la obra, ha permanecido arrinconado en la Historia de España, Inglaterra, EEUU. y Francia, y que solo Colombia y la Armada Española han sabido conservar.” (Contraportada)

Durante estos últimos años he leído varias obras que aludían, directa o indirectamente, a un conflicto que, una vez más, enfrentaba a Inglaterra y España: la Guerra del Asiento (1739- 1748) –conocida en la historiografía anglosajona y generalista con el ridículo nombre de Guerra de la Oreja de Jenkins-, y la verdad, pocas me han satisfecho tanto como la que tenemos entre manos.

Pues, efectivamente, en mi profana opinión, me he topado con una obra muy trabajada, ordenada y coherente; llena de rigor científico e historiográfico y sin dejar, por ello, de ser amena, accesible y divulgativa.

El que se asome al índice de la obra podrá ver que está constituida por trece capítulos, por una escueta pero sólida bibliografía y por cuatro valiosos anexos; en total 320 páginas.

En el Capítulo I se narran, de una parte, las causas de la guerra, esto es, las cicatrices mal cerradas de la Guerra de Sucesión Española y del Tratado de Utrech, a lo que hay que añadir la perenne rivalidad colonial; y, de la otra parte, se cuentan los objetivos británicos de la misma, es decir, la partición en dos del Imperio Español en América atacando “simultáneamente” en dos zonas de operaciones: la atlántica y la pacífica. Además se buscaba la consecución de sus ricos yacimientos auríferos y argentíferos y el control del comercio con todo el Nuevo Mundo.

En el siguiente, La generación de fuerzas (desde Europa), se nos presenta de raíz la mala gestión logística por parte de ambas potencias en lo que a insuficiencia de personal y de transportes se refiere, así como todo lo relativo a una inadecuada alimentación y el almacenaje de la misma. (Parece increíble la importancia de elementos, tan obvios como ignorados por el incauto lector, como son el agua y la leña). A la larga, todos estos condicionantes dispondrán de antemano, sobre todo para los británicos, el futuro de la operación, a lo que además habrá que sumar para estos las constantes injerencias políticas y financieras.

En el tercer capítulo se nos expone la enorme dificultad que hubo a la hora de proyectar todas esas fuerzas al continente americano. Las variables atmosféricas (frío intenso, galernas, El Niño) la travesía y el periodo de aclimatación de los europeos al clima caribeño, con sus enfermedades e insectos, eran circunstancias muy a tener en cuenta. Ello implicaba el viaje por fases (ocho expediciones en total), numerosas bajas durante el mismo (por ejemplo, el fallecimiento en Jamaica por enfermedad del comandante en jefe británico, general Cathcart) y, una vez llegados a destino, el tiempo de recuperación de los enfermos por aclimatación.

En los Capítulos IV y V vemos, ya en el Caribe, los primeros tanteos y tentativas del nuevo comandante en jefe, Vernon, por un lado, y, por el otro, la confluencia de escuadras inglesas, españolas y francesas.

En el Capítulo VI se demora la acción principal, en lo que podríamos llamar un paréntesis necesario, para describirnos “Cartagena de Indias y su entorno” en el espacio y en el tiempo. A continuación en el siguiente capítulo, el VII, se nos relatan los ataques de Drake y Pointis como tristes antecedentes de lo que se podría avecinar. Y se cierra el paréntesis.

La planificación se ofrece en el capítulo que sigue. Se estudia ahora cómo y por qué Vernon escoge el ataque indirecto, y más prolongado, por la bahía interior. Por la parte hispana se explica la defensa trilineal que impuso el Virrey Eslava, que también era militar; pese a las deficiencias señaladas por Lezo, que conocía bastante bien las artimañas del inglés, el plan de Eslava presentaba cierto carácter innovador con respecto a la común norma defensiva dieciochesca: ya no era una defensa estática a ultranza. No obstante D. Blas de Lezo iba más allá y proponía “una reserva móvil”, dada la incertidumbre del ataque británico.

En el noveno Capítulo se describen con detalle los medios terrestres, navales y logísticos con los que cuentan en realidad los contendientes.

A partir de la página 187 se comienza a desgranar con bastante detalle la lucha mediante tres sucesivos capítulos con los siguientes epígrafes: Contra Bocachica, La Cruz Grande-Manzanillo y San Felipe de Barajas. Entre otras cuestiones percibiremos que las discrepancias y las desavenencias entre los mandos se dan en ambos bandos. El autor, el señor Membrillo, con acertado equilibrio, ni sataniza a Eslava ni a Desnaux ni endiosa a Lezo, sino que analiza con argumentos los méritos y los deméritos de cada uno. Trae también a colación la actuación del cuarto “en discordia”,  Pedro Navarrete, gobernador militar de Cartagena. En cuanto a los británicos se nos relata como la soberbia y las ambiciones de Vernon enturbian el buen hacer de las operaciones.

Y la guinda la encontramos finalmente en el enjundioso Capítulo XIII, El epílogo, donde se nos habla de “las bajas, las causas de la derrota inglesa y el postconflicto”.

Entre los cuatro Anexos destaco sobremanera, por su rigor y utilidad, el B y el D. En el primero hay hasta trece tablas que complementan y refuerzan el texto con enunciados como el de la Tabla 5. “Efectivos comparados valorando equipamiento, entrenamiento, experiencia en combate y voluntad de vencer”,  o el de la Tabla 9.Distribución de la artillería cartagenera en 1739.”; en el Anexo D se cuentan dieciocho estupendos gráficos cartográficos que ilustran el devenir de las operaciones.

El coronel en la reserva, Francisco J. Membrillo Becerra, tuvo, entre otras, la responsabilidad  de las unidades de Logística del Ejército español en la antigua Yugoslavia durante el periodo de la guerra de Kosovo. Esto lo encaminó a investigar, en general, sobre cómo “se pudo pertrechar, transportar y sostener, desde la Península, a las fuerzas militares españolas que marcharon a América durante el periodo del descubrimiento, conquista y colonización de aquel continente” y, en particular, sobre lo que ocurrió en Cartagena de Indias entre 1739 y 1740. La obra es una autoedición de gran calidad y muy asequible –la puede facilitar el propio autor- y para poder comprobarlo se puede curiosear en este vínculo:

http://www.labatalladecartagenadeindias.com/index.html.

Una lectura esclarecedora y de provecho, desde luego.

18 pensamientos en “La Batalla de Cartagena de Indias, Fco. Javier Membrillo Becerra

  1. Buena reseña. Decir que tengo el libro en mí casa y, por una cosa o por otra, todavía no he empezado con él y «le tengo ganas». Me sorprendió, gratamente, que el libro en menos de dos días estuviera en mí casa.

  2. Estimado sr. Tasio:
    Acabo de desayunarme con su crítica sobre mi libro y me ha dejado anonadado con la misma porque, aunque sí había percibido la opinión favorable de algunos de los lectores que me habían hecho llegar su aprobación, no tenía ninguna opinión profesional sobre el mismo y yo, que no soy escritor ni historiador, no sabía cómo había salido el “producto”.
    Su crítica, además de abrumarme, es como se dice que debe ser un escrito militar “breve, claro, preciso y completo“ y es muy benevolente al ocultar los fallos que tiene que ud, seguro , habrá observado, pues a mi impericia escritora se ha unido el tener que afrontar, en solitario, todo el proceso de la edición del libro.
    Espero que con ella haya aportado un granito de arena a esa idea que la que tanto se habla en estos tiempos de ”difundir la marca España” .
    Nuevamente mi agradecimiento y quedo plenamente a su disposición

    Fco. Javier Membrillo Becerra

    fjmbll@hotmail.com

  3. Muchas gracias, Shy. Aunque sea reiterativo, a mí la obra me encantó; está muy bien escrita y contada. Y lo que comentas, Shy, el libro lo tienes en casa en un suspiro y a muy buen precio.

  4. Discúlpeme Sr. Membrillo, se me despistó su participación.
    Y en segundo lugar, bienvenido a esta bitácora.

    Pues le agradezco mucho su participación y que además le haya gustado la reseña. Le aseguro que he sido de lo más sincero y que obras como esta son necesarias ya que traen luz sobre temas olvidados, menospreciados e incluso a veces controvertidos.
    Por otra parte tiene mucho mérito meterse en solitario a una «aventura» como es la edición de un libro de calidad, y más de un tema minoritario como es la Hª militar. Enhorabuena una vez más.

    Gracias a usted.

  5. Sr. Membrillo; como lector de historia militar española, editor e impresor, le deseo la mejor de las suertes en su singladura empresarial mas allá de la SGM y de las novelas históricas de tema romano. Espero que la suerte y la fortuna editorial no le desanimen en ningún caso y encuentre su público lector que valore su esfuerzo y su calidad. Mis mejores deseos.

  6. Muchas gracias Sr Viçent por sus buenos deseos que yo, igualmente, quisiera que le acompañe también a su empresa. El objetivo de mi publicación, que vio la luz en 2011 antes de la explosión de libros aparecidos recientemente-novelados- que existen hoy día sobre el tema, refleja una parte de un estudio mas global sobre la “Logística del Descubrimiento y Colonización de América” que incluye un dossier de mas de 600 páginas de datos que he podido acumular sobre dicho asunto al que no he podido dar forma de momento , a pesar de haberlo intentando. Elegí la fórmula de autopublicacion para que el precio fuese asequible, a no tener capital inmovilizado ya que al imprimirse “bajo demanda” no hay stock de libros y, como los sirvo yo, ello me permite dedicárselo individualmente a cada lector que desee adquirir la edición en papel. En cuanto a sus deseos de fortuna, no creo que me haga millonario, los comentarios de los lectores y de importantes autoridades colombianas , la posibilidad de llevarlo a las pantallas (una productora está en ello aunque aún no hay decisión todavía) y que en los libros del Bachillerato colombiano se incluyan alguno de sus gráficos, ya han colmado, de sobra , mis objetivos.
    Un afectuoso saludo

  7. Hola a todos!

    Lo primero felicitar a los autores, de la reseña y del libro, y lo segundo preguntarle a este en cuanto salen los gastos de envio. Estoy por comprarle pero no se si de donde es el autor y en cuanto se pondrían los gastos de envio.

    Saludos

  8. Para Eriol:
    Gracias por su interés y felicitación y le informo que los envíos se realizan desde Sevilla y los gastos de envío por correo normal, que es el mas económico y después de cientos de envíos no se ha perdido ninguno, es de 4,9€ para todo el territorio español.
    PD.-Si se desea que sea por paquete azul o contra-reembolso, los gasto de envío son de 5,9 o 9,9.

  9. En mi humilde opinión éste es un libro fabuloso y diría que uno de los tres mejores trabajos existentes sobre los combates por Cartagena de Indias. Y el hecho de que el autor sea un profesional de la materia, demuestra que está escrito con pasión y seriedad, lejos de las «exigencias» comerciales de otros proyectos. Mi más sinceras felicitaciones al Sr. Membrillo Becerra.

  10. Pues, escritos en castellano y de fácil adquisición y cómoda lectura, quizás estos dos, aunque el de Membrillo es inigualable.

    «El día que España derrotó a Inglaterra», Ed. Áltera, de
    Pablo Eduardo Victoria,
    y
    «La guerra del Asiento», de Almena, colección Guerreros y Batallas, autor Rubén Saez Abad.

  11. El de Victoria me abrió los ojos; el de Abad me contextualizó el tema y el de Membrillo me amplió y mejoró con creces el asunto.

    Tampoco debe olvidarse el libro de Canales y Del Rey.

  12. Yo sólo tengo y he leído el de Victoria, veré a ver si me pillo los otros recomendados, especialmente el de Membrillo, Gracias amigos!

    Saludos

  13. Gracias a todos por estos últimos comentarios y comunicaros que me han encargado de una de las ponencias, dentro de una Congreso sobre Blas de Lezo y la guerra contra los ingleses, que tiene previsto celebrar en Octubre la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Cuando estén cerradas las fechas os lo comunicare por si a alguno le interesa y puede asistir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *