La aventura antártica del Endurance, F.A. Worsley

Hay situaciones increíbles, situaciones límites en que el ser humano es capaz de adaptarse y sobrevivir con lo mínimo contra los elementos en las condiciones más extremas y ante las adversidades. Muchas veces hemos hablado de estas situaciones en épocas de guerra, en medio de una trinchera, en la carlinga de un caza o en un claustofóbico submarino pero para verse en estas situaciones extremas de vidas heróicas no hace falta estar en una guerra; hay otro tipo de hombres, hechos de otra madera que están dispuestos a todo por un sueño, son las almas inquietas de los grandes exploradores y aventureros.

Uno de estos hombre fue sin duda Sir Ernest Shackleton quien hasta el último suspiro de su vida intentó a toda costa llegar al Polo Sur y ser el primer expedicionario en cruzar y explorar a pie la Antártida. Su primer sueño, ser el primer hombre en pisar el Polo Sur no pudo ser, tras dos expediciones fracasadas el noruego Admusen le ganó la partida y fue el descubridor oficial del Polo Sur. Pero esto no calmó las ansias de aventura de Sir Ernest y arriesgando todo su patrimonio promocionó otra expedición camino de la Antártida en 1914 con el objetivo ya comentado de explorarla a pie. Para esta expedición se usó un anuncio en el periódico para reclutar a los voluntarios, cosa muy curiosa.

Tras siete meses de preparativos, el Endurance parte hacia el Sur, con 28 hombres y unos 40 perros canadienses. Tras la última escala habitada en Gerogia del Sur, una isla inóspita usada como base para los balleneros, el Endurance finálmente parte para el continente helado para intentar aprovechar el verano austral. Las condiciones climatológicas son tan extremas, que hablar de verano es casi una broma en esta parte del globo. Una vez adentrados en el Mar de Weddell comienzan los problemas, las placas de hielo comienzan a cerrar el paso al Endurance que finalmente acaba atrapado por el hielo sin posibilidad de flotar en agua límpia. Quizás muchos pensaréis que esto es el fin de la historia, nada más lejos de la realidad, aquí, justo en este momento es donde comienza la gran aventura, la gran epopeya que consiguió Shackleton después de inmuerables contratiempos y 20 meses de absoluta soledad y lucha contra los elementos; devolver a este increíble grupo de 28 hombres de vuelta a casa, sin ni una sola baja.

Es fácil decir ahora que me hubiera encantado pertenecer a dicha expedición, ahora ya es algo imposible, pero si pudiera, si pudiese por un momento retroceder en el tiempo daría todo lo que tuviese por haber acudido al anuncio de ese periódico e intentar enrolarme en esta gran aventura polar.

Una vez perdido el barco por la presión del hielo comienza la lucha por la supervivencia. Seis meses a la deriva en un gran bloque de hielo, una deriva que acabó miles de millas más al norte del mar de Weddell de la posición en la que recalaron el día que se quedaron atrapados. En unas condiciones increíbles, una media de -50ºC, etérnamente mojados, encharcados, húmedos, azotados por las ventiscas, durmiendo en tiendas de lino sin impermeabilizar y todo lo que nos podamos imaginar. El siguiente paso es coger todos los pertrechos, trineos, perros y los tres botes del Endurance y arriesgarse en un mar impredecible a llegar a La Isla Elefante. La única posiblidad de pisar algo de tierra firme, igual de inóspita que un tímpano de hielo pero al menos tierra firme. Esta aventura, no exenta de situaciones límite es llevada a cabo con éxito y toda la expedición consigue arrivar a tierra. Una tierra estéril, pero frecuentada por morsas y pinguinos que da alimento a los hombres.

Finalmente, la expedición se divide y un grupo al mando de Shackleton intenta un desesperado plan de salvación en uno de los botes. Se lanzaron a mar abierto, muy cerca del Cabo de Hornos, con lo que eso significa, y después de varios días de una travesía que hay que leer para creerla consiguieron llegar a Georgia del Sur y contactar finálmente con los balleneros para organizar un plan de rescate del resto de la expedición.

Esto es la aventura, de forma muy resumida y que a lo mejor muchos de vosotros ya conocéis por películas, documentales u otros libros ya editados sobre esta famosa aventura. Pero quiero ahora hablar del libro, un libro escrito por el compañero y mejor amigo de Ernest Shackleton, el Capitán del Endurance, Worsley, la persona que quizás mejor lo conociese, quizás también la menos objetiva para hablar de el, pero creo que la más justa para dejar escritas sus acciones, sus preocupaciones y al fin y al cabo su hazaña; conseguir devolver a los 28 hombres de vuelta a casa sanos, bueno, casi sanos y salvos.

Por otro lado quiero agradecer al Capitán Worsley el haber dejado escrito este testimonio. No ya por la expedición en sí, sino por el paseo que nos damos por esas latitudes. Nos va contando con todo detalle todas las vivencias, los ambientes, las sensaciones y las criaturas que moran en el frío intenso, incluso llega a parecer que hasta los grandes bloques de hielo se comportan de forma racional y son capaces de tomar vida propia. La vida en esas circunstancias requería de varios factores para la supervivencia; por un lado el trabajo en equipo, la inventiva y la adaptabilidad y por otro la creatividad y la moral. Las situaciones que nos describre el Capitán Worsley nos da una idea del ingenio humano ante un panorama nada alagueño, en cualquiera de las diferentes fases por las que pasaron, en ninguna se podían bajar la guardia y pensar que el esfuerzo había sido en vano, que salían de un gran trozo de hielo para después de duras jornadas de luchar contra los elementos tirando de trineos como perros acababan en otro trozo de tierra igual de inóspita y de estéril. Nadie en ningún momento rompió la armonía, el liderazgo ciego a Shackleton y la moral, eso es en el fondo lo que les dió la vida. Yo creo que con la vida que llevamos, cualquiera de nosotros no conseguiría pasar de las 48h en estas condiciones.

Termino ya, podría seguir hablando del libro, de la expedición y de lo que me ha parecido su lectura. Simplemente aconsejo a los que tengáis un corazón aventurero, aunque sea en un cómodo sillón haciendo exploración de literatura, que no dejéis escapar este libro que seguro os hará primero vivir una gran aventura y segundo interesaros por el tema de la conquista de los Polos, las cuales fueron aventuras inigualables.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788435039857
Colección: Tierra incógnita
Nº Edición:1ª,Edhasa
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA

18 pensamientos en “La aventura antártica del Endurance, F.A. Worsley

  1. Vaya Navegante, se nota que has disfrutado con esta lectura, al menos así nos lo haces saber. ¿El libro trae mapas o fotos?, el tema es apasionante.

  2. Pues la verdad, casi que tengo que pediros disculpas. Con tanta emoción, he querido contar tantas cosas que al final me he dejado muchos detalles en el tintero. Por supuesto, el libro está acompañado de varias fotografías realizadas por el fotógrafo de la expedición, Hurley. Al comienzo del libro hay un mapa detallado de la Antártidda y señalada la ruta del Endurance, desde donde se quedó encallado en el hielo hasta donde finálmente se hundió, el recorrido increíble de la deriva. Por otro lado, un fallo imperdonable es que se me ha olvidado comentar que en realidad esta edición se compone de dos libros. El ya comentado y otro más corto con el diario del Capitán Worlsey con la travesía a bote desde la Isla Elefante a Georgia del Sur. Es un complemento a lo ya leído, quizás tenga más valor histórico ya que no aporta nada nuevo a la lectura del libro principal, pero es muy interesante tener recogido este documento en el mismo volumen.

  3. Muy buena Navegante. No hay nada como una avenutra en el círculo polar antártico para quitarse estos calores de encima. Yo recomiendo junto a esta lectura la película documental “Atrapados en el hielo”, comentada directamente por los descendientes, hijos y nietos, de los protagonistas.

  4. PEDAZO DE RESEÑA!!!!, Navegante yo me apunto contigo a la expedición al Polo Sur.La pasión que desprendes hace que los que nunca nos hubiesemos planteado comprar el libro, nos crees un gasto más, y otro libro más a la pila, y eso es la máxima que uno espera de su reseña. Felicidades Navegante, has bordado la reseña.

  5. Desde luego Navegante, estoy con Xavi, has conseguido convencerme, aunque a mi el tema me atrae y pensaba hacerme con el libro, ahora lo tengo clarísimo. Por otro lado la película documental que menciona Antonio es buenísima, muy recomendable para acompañar la lectura.

  6. He estado unos días fuera, pero ya vuelvo a estar operativo de nuevo. Excelente reseña Navegante, desde luego este libro no se escapa. Yo recuerdo hace años haber visto una serie de tv sobre la vida de Shakelton.

  7. Y yo que no tenía previsto comprarme ningún libro proximamente. Desde luego Navegante, voy a terminar por odiarte… Enhorabuena por la reseña.

  8. Una reseña muy completa Navegante.
    No cabe duda de que éstos son los verdaderos héroes, y no los que se esconden tras cañones y llevan sables al cinto.
    Agradecido quedo por leer algo escrito con tanta pasión, y me apunto a la lectura.
    Con su permiso.

  9. Gracias por vuestros comentarios. El libro me ha apasionado y la historia de estos hombre es épica y una suerte que absolutamente todos salvasen la vida. El tema de la Antártida y la conquista de los polos es un tema que siempre me ha encantado.
    Hombre Capitán, me alegro saludarlo, siempre es bueno saludar a un lobo de mar y compartir un trago de mal grog. Estos héroes son distintos a los otros que se baten en mil batallas, cada parte de la historia tiene sus hazañas y sus protagonistas, pero éstos sin duda, fueron unos héroes.

  10. He terminado de leer el libro y he de decir y reconocer que la reseña del amigo Navegante desprende realmente el espíritu épico de esta aventura. Es un episodio único, increible, una vez más la realidad supera a la ficción. Totalmente recomendable. Como complemento he conseguido una serie de Tv británica sobre esta aventura y está muy bien hecha, os la aconsejo por que es muy fiel a lo acontecido en el libro.

  11. Tornado, por lo que observo en tu comentario has disfrutado, me alegro, pues conozco la obra.
    Ya que nos recomiendas o aconsejas una serie, aprovecho para recomendarte la novela gráfica (cómic) de Endurace (resistencia) del autor madrileño Luis Bustos, la obra nos muestra la odisea de la expedición comandada por el británico Sir Ernest Shackleton. La novela gráfica consta de 171 páginas y lo importante es como digo que ha sido adaptada al cómic. Creo que disfrutarás de sus viñetas y lectura .
    Saludos.

  12. Este verano he estado en el National Maritime Museum de Greenwich y había una réplica de la embarcación usada por Shackleton y los suyos en su peripecia. Hay una serie que protagoniza Kenneth Branagh en el papel de Shackelton.

  13. Te refieres al Endurance o al bote con el que llegaron a Georgia del Sur, cuyo nombre ahora no recuerdo?.
    Si, la serie de Kenneth Branagh supongo que será la que se refiere Tornado, que yo conozca es la única que hay es es buenísima. Refleja muy fielmente todo lo ocurrido.

  14. Me refería al bote. El museo no está mal, pero para ser el museo naval de una potencia marítima de primer orden, tampoco era nada especial. Las zonas interactivas no valían demasiado y algunas zonas estaban muy mal iluminadas. Esto no tiene nada que ver con la reseña, pero aprovecho para decirlo como simple curiosidad. Aún así, es más bonita Somerset House, que es la mansión al lado del Museo Marítimo, donde se firmó la famosa paz entre España e Inglaterra y que está inmortalizada en un cuadro de Pantoja de la Cruz qe hay allí, con las dos delegaciones presentes. Algunos cuadros de la Segunda Guerra Mundial, como el ataque a los convoyes de Malta durante la Operación Pedestal, o el bombardeo de Salerno por el Ramillies, son bien curiosos, porque son “marinas” pero de la década de 1940.

    Saludos

  15. Ha pasado tiempo de esta reseña, me regalaron el libro en mi último cumpleaños y lo he terminado hoy. Me ha dejado impresionado. Pego aquí mi comentario en mi página de Anobii:

    Una historia impresionante de resistencia y supervivencia del ser humano.
    Son dos libros en uno, en el primero comienza con el hundimiento del Endurance y la posterior travesía desde la banquisa antártica hasta Isla Elefante, el viaje en el James Caird hasta Georgia del Sur, y la terrible marcha a pie atravesando la isla hasta las estaciones balleneras del oeste. Además de esto, hace una breve narración del viaje del Endurance hasta que queda atrapado en el hielo, de ciertos acontecimientos posteriores a esta aventura vividos por el capitán Worsley (su experiencia en el ejército y como comandante de una goleta en Islandia), hasta la expedición que termina con el fallecimiento de Shackelton en la propia Georgia del Sur.
    El segundo libro cuenta de manera bastante más detallada la travesía desde la banquisa antártica hasta Isla Elefante, el viaje en el James Caird hasta Georgia del Sur, y la marcha a pie a través de esta isla. Esta parte además tiene un estilo más cuidado y literario.

    Realmente toda la obra es un muestrario impresionante de penurias y calamidades, frío, sueño, sed y agotamiento; y de cómo un buen líder puede sacar adelante a un grupo de 28 personas en las condiciones más extremas y sin perder ni un sólo hombre.

    Por ponerle un pero a la obra, resulta en ocasiones demasiado empalagosa la gran admiración que Worsley profesa por Shackelton, a veces se diría que parece que hay algo más que amistad y admiración….. un poco lo que pasa entre Watson y Holmes.

  16. Termino ahora Atrapado en el hielo de Caroline Alexander,estoy extasiado con la aventura del Endurance,no puedo parar de pensar en todos los detalles de la gran gesta de supervivencia,de compañerismo,de ingenio,de resistencia…

    Ahora que se celebra el centenario de la Gran Guerra,podríamos celebrar de verdad la odisea de Shackleton y su tripulación,porque esto si que es un verdadero canto a la vida.

    Navegante,¿has leído Atrapado en el hielo?

    Saludos.

  17. También es de destacar que, tras superar esa hazaña, muchos de los supervivientes cayeron en el alcoholismo, debido supongo al estrés post-traumático.
    Es sin duda una hazaña superar esa terrible situación. Pero uno se pregunta si meterse en semejante desastre es un indicio de que la expedición estuviera muy bien planeada o guiada. Una cosa es el liderazgo o el coraje que demostrara Shackleton, otra cosa sus conocimientos.
    Henry Stanley también buscaba voluntarios para sus expediciones a través de anuncios en el periódico. ¿Porqué? Para no tener otros exploradores que le hicieran sombra en SU expedición, para ser él líder absoluto. ¿Resultado? Que la mayoría morían.

Responder a Roger Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *