Jartum. La última aventura imperial, Michael Asher

 

Este libro esta dedicado a narrar los sucesos que llevaron al movimiento mahdista del Sudán a derrocar el gobierno del Jedive egipcio (apoyado por los británicos, verdaderos amos del país) en 1883-85, a tomar la capital Jartum y a dominar el pais hasta 1898, cuando los británicos aplastaron al ejercito del califa Abdallahi en Omdurman.

Dividido en siete partes, las cinco primeras se dedican a explicar la revolución mahdista y la toma de Jartum, por lo que el texto está ampliamente decantado a narrar estos dos años, desde la aniquilación del ejército de Hicks a la muerte de Gordon. Los dos últimos capítulos están dedicados de forma practicamente exclusiva a la reconquista del Sudán por parte del ejército anglo-egipcio comandado por Kitchener.

No es una obra histórica de tipo académico. No hay análisis sobre el imperialismo británico, sus causas o consecuencias. Básicamente es una obra narrativa, que se lee practicamente como un reportaje periodístico o una novela. No obstante, la documentación es abundante, basada en testimonios de la época, muy bien insertados en el texto. Los paisajes están descritos de forma magnífica, no en vano el autor vivió en el Sudán diez años. De la misma manera, los relatos de los combates, aunque siempre vistos desde el punto de vista británico, son extraordinariamente vívidos y ágiles.

De todas maneras, la información sobre el punto de vista “sudanés”, también está presente, aunque la abundancia de las fuentes anglosajonas, enfrente de las propias del pais, hace que estas sean mas esquemáticas y, en el caso de las memorias, totalmente del lado británico (para conocer el mahdista, los testimonios mas importantes resultan ser de prisioneros occidentales). Aún así, el autor nos da abundante información sobre las tribus sudanesas y sus diferentes motivaciones para adherirse (o no) al movimiento mahdista, mucho mas que un simple fundamentalismo islámico, como a menudo se ha descrito. De hecho, para muchos grupos y tribus, el islam no era ni tan siquiera una motivación.

El ejército británico está muy bien descrito a lo largo de toda la obra, y Michael Asher en todo momento muestra un notable respeto por las virtudes de los soldados. En cambio, se muestra mucho mas reticente sobre los oficiales, a menudo considerados como poco “profesionales”, excesivamente amateurs, aunque nunca pone en duda su valor. Intenta explicar los combates desde el punto de vista de la tropa, y los describe siempre como animosos, serenos y combativos. De la misma manera, considera a egipcios y sudaneses como hombres valerosos una vez bien mandados y tratados (punto de vista igual al de Churchill, por ejemplo).

Destacaría además, la galería de magníficos retratos de personajes. De forma un tanto curiosa, quedan algo desdibujados tanto el Mahdi como Gordon (aunque me parece muy interesante la definición de que el primero era un soldado vestido de místico, mientras que el segundo era un místico vestido de soldado). El autor se muestra admirativo de Osman Digna, el jefe tribal de los bejas, respetuoso con el sucesor de el Mahdi, el califa Abdallahi, reticente con Garnet Wolseley (el jefe de la expedición de rescate de Gordon) y claramente positivo al referirse a Kitchener, el vencedor de Omdurman. Al final de libro hay una breve pero interesante referencia a las carreras posteriores de algunos personajes mencionados en el libro.

Destacable tambien la atención que presta el autor a los temas logísticos, fundamentales en todo conflicto bélico, pero especialmente en un territorio desértico como el Sudán. En muchos libros de historia militar se suele obviar este tema, o tratarlo de forma sucinta, quizás porque está alejado de la intensidad de las narraciones de combates, de liderazgo, de victorias o derrotas, pero en este caso está muy bien insertado en la narración y es de una gran utilidad para darse cuenta de las dificultades de ambos ejércitos.

En definitiva, una obra util y agradable, que viene a rellenar un hueco en los conocimientos históricos de una época fundamental a la hora de plantear las relaciones entre el llamado primer mundo y el tercero. Quizás no es una obra historiográfica fundamental, puesto que mas bien, como ya he dicho, es una narración de hechos sin profundizar en las causas y las consecuencias, pero hará pasar al lector unos buenos ratos y aportará una serie de informaciones que hasta ahora han sido difíciles de encontrar en castellano.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788496364653
Nº Edición:1ª, Inédita
Año de edición:2008
Plaza edición: BARCELONA
 

 

22 pensamientos en “Jartum. La última aventura imperial, Michael Asher

  1. Me alegro que te haya gustado. Es una magnífica lectura para dias como los navideños… para pasar unos ratos entretenidos, pero al mismo tiempo útiles, por toda la información contenida a la que hasta ahora no hemos podido acceder en castellano.
    Un saludo

  2. Opino lo mismo, estupenda reseña Jordimon. Y es que estos británicos estuvieron esquilmando medio mundo, no me extraña que de el tema para tanta bibliografía. Yo lo empezaré mañana o pasado.

  3. Gracias Jordimon por tú reseña y bienvenido al club de los reseñadores de Novilis. Yo lo tengo pendiente y no puedo aportar mucho, solo que el libro tiene una pinta estupenda y era de los más esperados lanzamientos de Inédita en los últimos meses, parece que cumple con las expectativas.

  4. Hola Iván y bienvenido. No se si Jordimon es crítico profesional, su reseña desde luego es muy completa. Lo que si te puntualizo es que aquí puede opinar y reseñar libros todo el que quiera, sea lo que sea, que en nuestro caso y hasta donde yo se somos simples aficionados a la lectura.

  5. por cierto, que opinais de Panzer Commander? A mi me decepcionó el indigno, tan caballerosos los alemanes y tan brutales los rusos. El revisionismo pone los pelos de punta.

  6. Acabo de leer el libro “Jartum” y, antes que nada, tengo que felicitar a Jordimon por su exacta y contenida recensión del libro. Yo, hasta ahora, solo conocía esta época por las películas tipo “Jartum” con Laurence Olivier haciendo de El Mahdi o “Las cuatro plumas” (mucho mejor la versión en blanco y negro). También había leído un libro publicado por Turner y escrito por el inefable Churchill que luchó en Omdurman. Este libro nos abre a lo que pasó en realidad con las batallas de Tamaii, er Teb o Abu Klea que fueron durísimas y los ingleses las pasaron canutas ante Osman Digna o los derviches del Mahdi. Es cierto que el libro abunda en las consideraciones etnográficas de Sudán o Egipto que nos hacen ver las variadas motivaciones de los seguidores del Mahdi o las buenas cualidades militares de los egipcios o los sudaneses en la parte de la reconquista final de Sudán. Otro motivo de interés es el conocimiento del terreno que ostenta el autor y las descripciones sicológicas de los principales líderes militares de la campaña. Es un buen libro para leer sin interrupción y que nos hace conocer la historia militar mas allá de la II Guerra Mundial.
    En el debe del libro yo diría que tiene erratas de imprenta que hubiera corregido una última lectura y una bibliografía exclusiva en inglés que no incorpora nada en español (Turner tiene ediciones de las memorias del joven Churchill como “La guerra del Nilo” y hay bastantes libros generalistas que describen el imperialismo inglés o el ejército inglés como el “Casacas rojas” de Holmes editado por Edhasa).
    Mi enhorabuena para el editor y para Jordimon.

  7. bueno. En Panzer Com. Veo que es imposible coincidir. Me pareció malísimo e insultantemente inocuo. Como si los nazis no hubieran hecho nada.
    Pd: os recomiendo el del atolón de Wake al hilo de la campana del pacífico. Y, por supuesto, las obras maestras de James Jones y Mailer. Pero eso es literatura y aquí comentamos libros de guerra.

  8. Amigo Vicent, siento parecerer impertinente, pero ¿a que versión de LAS 4 PLUMAS te refieres como “la mejor”? La única versión de las cinco (5), existentes, rodada en blanco y negro, pertenece al cine mudo, si te refieres a la versión del 39, coincido contigo en que es la mejor, siendo muy digna la tercera versión, llamada TEMPESTAD SOBRE EL NILO, que por cierto vuelve a utilizar muchas de las tomás de la versión del 39.
    En 1977 (y rodada en Inglaterra y Almería) tenemos otra versión, con el título original, y que a pesar de la escasez de presupuesto sale bastante airosa (otra vez escenas de la versión del 39, aunque parezca dificil)
    La última versión, la que protagoniza el difunto Heath Ledger es una gran producción, aunque le falta épica, algo a lo que creo contribuye el origen indú del director, obsesionado por no parecer que hace loas al imperialismo británico, signos de los tiempos.
    Saludos

  9. Bourne, a la que yo me refiero como la mejor es la producida por Aleksander Korda en 1939. “Tempestad sobre el Nilo” no la he visto y la versión de 1977 es la que no me gustó tanto como aquella; respecto a la de Heath Ledger tengo que reconocer que no me acordaba de ella y me pareció mejor que la de 1977 sin llegar a la altura de aquella de 1939 que protagonizaban Ralph Richardson y Charles Aubrey Smith con la música de Miklos Rosza y que todos habremos visto en TVE en aquellas sobremesas del sábado de hace tanto tiempo.

  10. Gracias a todos por haber sido tan amables con mi recensión. Y en respuesta a una de las preguntas formuladas, no soy profesional de la crítica, pero me harté de hacer recensiones cuando estudié historia en la facultad, ya hace algunos años. Supongo que siempre queda algo, aunque no se si es como subir en bicicleta… espero que la próxima que estoy escribiendo os parezca, al menos, digna.
    Un saludo a todos.

  11. me gusta la última version de Las cuatro plumas, que ahonda en el concepto de la amistad y la valentía contra la sin razón de la guerra. Esta muy extendida la idea que se termina combatiendo por tu companero de trinchera antes que por una bandera. Así debe ser

  12. Vicent, de acuerdo con tus apreciaciones, y si no la viste recientemente es natural pensar, que por el año de producción debía ser en color, en cuanto a la del 77 mi indulgencia hacia ella viene dada porque aunque aquí llegó a ser vista en salas de cine, doy fé de ello, esta claro que es un producto para television, con un presupuesto limitado, pero con actores dignos y lo que cuenta está bien desarrollado para mi punto de vista.
    Por otro lado peli de Jartum, con Charlton Heston, es de mi favoritas, y una de sus mejores interpretaciones.
    Saludos

  13. La película Jartum es un buen punto de partida para leer el libro pero el libro abarca un arco temporal que comienza con la masacre de Hicks en 1883 y acaba con la batalla de Omdurman en 1898 y tiene unas referencias muy útiles acerca de la cultura y la geografía física del Sudán. Lo único que no me gustó nunca de la película fue a Laurence Olivier haciendo del Mahdi, podían haber elegido a Omar Shariff; yo he vuelto a ver la película después de haber visto la película y me ha parecido maniquea.

  14. Feliz año a todos
    En mi anterior post debería poner”…NO debia ser en color”, por otro lado y sobre la actuación de Olivier, se le criticó que se le había ido la mano con el tinte, quizá porque en esa época interpretó a Otello en teatro, a destacar, como imagino sabrás, Vicent, que los encuentros personales entre el Mahdi y Gordon nunca tuvieron lugar, pero se construyeron sus diálogos a partir de las misivas que se intercambiaron durante el asedio.
    En cuanto a lo de Omar Shariff, no sé si siendo egipcio, hubiera aceptado interpretar a alguien tan anti-egipcio, por decirlo así, aunque nunca se sabe.

  15. Yo creo que si abunda en el tema de las causas, puesto que no para de hacer referencia al desastre económico que el dominio egipcio suponía para el Sudan, y lo fácil que era inflamar a las tribus contra el dominio opresivo de los “turcos”.

    Se hace referencia en multiples ocasiones no solo al odio contra los “turcos”, si no a la falta de compromiso religioso de muchas tribus, que lo compensaban con la lista de agravios sufridos, sobre todo la abolición de la esclavitud propagada por Gordon.

    Por lo demás, retratas perfectamente el libro, que es una maravilla.

  16. Hola a todos. Respecto a las versiones cinematográficas me quedo con la de Korda, verdadero mito del cine colonial británico. La de Jartum coincido en que hubiese mejorado quitando al histriónico Lawrence Olivier en el papel del Mahdi (con lo bien que estaba de Nelson en Lady Hamilton…). Por cierto que las otras grandes películas, en mi modesta opinión, sobre el tema colonial serían las de “Zulú”, “La carga de la brigada ligera” y, un poco inferior pero muy interesante “Amanecer Zulú”.

  17. Personalmente el libro me encantó. Es un alarde de documentación perfectamente insertada en su narración, pues coincido en el hecho de que “Jartum” es más un relato histórico que una obra de ensayo.
    Conviene destacar que, aunque los rangos de la oficialidad en el Ejército británico se adquirían, todos sus mandos, pese a ser pocos profesionales algunos de ellos por tales circunstancias, dieron muestras de un valor y una sangre fría en el combate extraordinarios; así se construye un imperio..
    Ha sido una lástima que este libro no haya gozado de más presencia en las librerías.
    Un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *