Reportaje de Historia: Oradour Sur-Glane

Los desembarcos de Normandía, sin lugar a dudas, fueron uno de los acontecimientos clave que se dieron durante la SGM en el Teatro Europeo de Operaciones. Su caprichosa coincidencia en el tiempo con otros, han provocado que estos se hayan quedado a la sombra de Overlord, como por ejemplo la Operación Bragation, la caída de Roma el 5 de Junio, o el hecho que en esta ocasión os traigo, la masacre de Oradour-sur-Glane. En este pequeño pueblo de la región francesa de Lemosín, cuatro días después de que los aliados desembarcasen en el norte, aconteció a manos de unidades de la SS, una de las mayores matanzas perpetradas durante la guerra en ese frente por estas tropas alemanas, solo comparables con algunas otras como la masacre de Lídice, en Polonia, o la de Marzabotto, en Italia. Ese 10 de Junio de 1944 fueron asesinados, a sangre fría 642 habitantes, entre los que se contabilizaron 190 hombres, 245 mujeres y 207 niños.

Oradour-sur-Glane, un pueblo sin relevancia alguna en el plano militar, estaba situado en la región de Lemosín, que distaba 25 kilómetros al sureste de la más grande e importante, ciudad de Limoges, y a unos 100 kilómetros al sur de la pequeña ciudad de Tulle, que jugó un papel fundamental en el destino de esta pequeña comuna francesa. Oradour era un pueblo con fama de apacible y acogedor, condición que se hizo aún más patente cuando tras la firma del armisticio con Alemania de 1940, se convirtió en destino de muchos refugiados de las clases acomodadas de ciudades colindantes que se habían quedado circunscritas a la zona ocupada por los alemanes, mientras que Oradour, pasó a depender directamente del Régimen de Vichy. Así, hacía 1944, contaba entre sus vecinos a refugiados republicanos españoles exiliados tras la Guerra Civil, gentes procedentes de la Provenza, de las siempre problemáticas regiones de Alsacia y de Lorena, y de una pequeña comunidad e judíos franceses entre otros muchos. Hay que señalar que Oradour era un importante enclave de aprovisionamiento, gracias a su agricultura y fecundo sector ganadero, que servía distintas materias y productos alimentarios a otras comunas de la zona, así como a la gran capital de la región, Limoges, si bien, esta condición no influenció para nada en la decisión tomada por los alemanes de arrasar y aniquilar Oradour.

Las tropas encargadas de llevar a cabo la operación de castigo pertenecían a la 3 compañía del 1er Bon de la curtida 2ª División de las SS “Das Reich”, que se estaba reorganizando en el suroeste de Francia, en Toulouse,  tras un acusado desgaste en el Frente del Este durante los duros años allí de 1943-1944.

A partir de Mayo del 44, y muy marcado ya por la proximidad de los desembarcos en Normandía, la actividad de la Resistencia se hace cada vez más intensa y problemática para los alemanes, siendo la zona ubicada alrededor del Macizo Central francés una de las más activas en este aspecto gracias a que muchos resistentes encontraban refugio en aquellas montañas. De este modo, la represión de la Resistencia se convirtió en una cuestión de vital importancia para la Wehrmacht en Francia ya que ésta dificultaba sobremanera las comunicaciones y las líneas de suministro, vitales para el buen funcionamiento de los ejércitos alemanes en el Oeste. Uno de los defensores más acérrimos de la mano dura contra la Resistencia fue el General al mando de la 2. Div SS. Das Reich, Heinz Lammerding, el cual se granjeó no pocas enemistades entre la jerarquía militar debido a los métodos utilizados en la represión de la misma. Algunas comunas próximas al estacionamiento de la Das Reich en el suroeste francés fueron las primeras en experimentar la crudeza y violencia injustificada de Lammerding y sus hombres, como por ejemplo las ciudades de Montperzat-de-Querzy, Bagnac, Caradillac, Saint Cére o Figeac, donde se cometieron numerosos abusos y actos de violencia contra la población civil.

Según pasaban los días el clima se hacía más hostil y para primeros de Junio el asunto de la Resistencia estaba muy caliente y servido sobre la mesa del Alto Mando del 58º Cuerpo al cual estaba adscrita la Das Reich. El General Lammerding, envió un informe exigiendo la toma de medidas inmediatas y rotundas contra la Resistencia, en el cual, instaba al Alto Mando a impulsar una campaña para criminalizarla y culpabilizarla de cara a la población civil de la represión que ésta sufría. Pero sin duda alguna la chispa que encendió la mecha para que se llevara a cabo la masacre en Oradour, fue el ataque del 7 de Junio a la guarnición alemana de Tulle, perteneciente al 95 Regimiento de seguridad, que dejó un saldo de 139 muertos en las filas alemanas tras los combates que se libraron con la Resistencia, la cual llegó incluso a tomar la ciudad.

Este hecho, junto a la noticia de los desembarcos que se habían producido al norte un día antes, provocaron la furia de Lammerding, que bajo orden del Alto Mando, llevó a cabo una operación junto a la 189 División de Infantería, cuyo objetivo era asestar un golpe de autoridad en los sectores de Tulle-Limoges. Así, en la tarde del 8 de Junio, un Batallón de reconocimiento del Regimiento Der Fürher, al mando del Mayor Heinrich Wulf,  penetran en Tulle, recobrando el control sobre la ciudad, y ejerciendo una brutal represión sobre la población y los combatientes. Tras los combates, miembros de la Das Reich, descubren los cadáveres de los algo más de 130 alemanes caídos el día anterior. La venganza estaba servida y una de las mayores masacres de la guerra en el Oeste estaba a punto de llevarse a cabo.

Ya el 9 de Junio, aparecieron ahorcados o fusilados en lugares públicos de Tulle o en la comunas cercanas, los cadáveres de decenas de lugareños como respuesta a los muertos alemanes que encontraron el día anterior. Pero la acción más sangrienta estaba aún por llegar cuando se reunieron en las proximidades de Limoges mandos de las SS con otros de la milicia francesa, que acordaron llevar a cabo una acción de represalia contra la población. En esta reunión se convino que sería la 2 División SS. Das Reich, en desplazamiento hacía Normandía desde su lugar de reorganización, quien llevase a cabo la acción en Oradour, pueblo perteneciente como ya comenté anteriormente a la región de Lemosin que mantenía una actividad del maquis particularmente intensa, y que “cogía de paso” a la división del General Lammerding en su desplazamiento hacía el norte.

Hay que decir que los testimonios que se han conservado sobre la acción llevada a cabo sobre Oradour son bastante escasos debido a que la mayor parte de las personas que estaban presentes en el pequeño pueblo aquel 10 de Junio fueron asesinadas, o bien murieron en el trascurso de la guerra. En cualquier caso, se han logrado conservar alguno de éstos que nos servirán para ilustrar la terrible desgracia que allí se vivió.

Eran las 14:15 horas de la tarde cuando apareció por la carretera que conducía a Limoges, una columna alemana capitaneada por el Mayor Adolf Dickmann, compuesta por 150 hombres y varios vehículos blindados que rapidamente se desplegaron por todo el pueblo. Seguidamente, Dickmann convocó al “tambour du ville”, una especie de pregonero, para que convocara a toda la población, niños incluidos,  en la plaza del pueblo. Una vez reunida toda la gente, Dickmann habló a los allí reunidos, y les acusó injustamente de que Oradour-sur-Glane servía como deposito de armas para la Resistencia. En un alarde de valentía, el alcalde de Oradour respondió al Mayor que esas acusaciones eran rotundamente falsas, pero desgraciadamente su intervención sirvió de muy poco. Dickmann ordenó al alcalde seleccionar 30 rehenes para ser ejecutados, exigencia a la que éste evidentemente se negó. Dickmann, muy crispado ya, ordenó separar a los hombres de las mujeres y los niños, de modo que estos últimos fueron encerrados en la iglesia y los hombre conducidos a las afueras del pueblo. Una vez separados en dos grupos, la atención de los alemanes se centró primeramente en el grupo que estaba en la iglesia. Los SS arrojaron varias granadas de humo dentro de la misma y tras la lógica reacción de pánico de mujeres y niños, que intentaron por todos los medios salir de esa ratonera, los hombres de Dickmann los ametralladaron indiscriminadamente, matando a todos los allí presentes, excepto una superviviente, Madame Rouffanche, que milagrosamente logró saltar por un ventanal y escapar para poder dar testimonio de una de las mayores masacres de la guerra. Al parecer, la explosión de las granadas de humo tenía que servir como señal para que los alemanes que custodiaban a todos los hombres a las afueras del pueblo apretaran el gatillo de sus ametralladoras para ejecutarlos. En esta ocasión, no sobrevivió nadie.  En los días posteriores se fueron agrupando los cadáveres y tras cubrirlos con cal viva, se les prendió fuego mientras que de manera sistemática, se procedió al incendio de cada uno de los edificios del pueblo. Destacar que entre las víctimas se encontraban dieciocho exiliados republicanos españoles.

El saldo final de esta brutal matanza ascendió a 642 personas inocentes.

A pesar de lo aquí expuesto, muchos historiadores siguen investigando las razones de esta masacre perpetrada por los alemanes. Una de las teorías, que ya fue publicada apenas un par de semanas después de la misma, en la conocida Revista TIME, afirma que los alemanes que llegaron a Oradour acusando a su población de servir y encubrir un depósito de armas se equivocaron de nombre y lugar, siendo su objetivo real el pueblo de Oradour-sur-Vayres a unos 30 Km. de Oradour sur-Glane, en el cual si existía un depósito de armas para el maquis. En cualquier caso este hecho solo hubiera influido en que se masacrara a otra población, y desgraciadamente en nada hubiera cambiado la historia.

Diez años después, se abrió un controvertido proceso judicial contra algunos de los autores de la masacre. En concreto se pudo juzgar a 65 miembros de las SS que participaron en los hechos ya que todos los restantes perecieron en el transcurso de la guerra. De los 65 acusados, la mayoría de ellos fueron condenados a diversas penas de prisión y trabajos forzados. Solo uno de los responsables y ejecutores de la masacre, el Obersturmfürher, Heinz Barth, uno de los oficiales con más rango de los que estaban presentes en Oradour, fue condenado en 1983 a cadena perpetua (se trató de una condena acumulada ya que Heinz Bath ya había participado con anterioridad en otras matanzas como la de Lídice en el 42) pero como suele ocurrir en muchos casos, Barth quedó en libertad antes de tiempo, en 1997, debido a problemas de salud.

Adolf Dickmann nunca pudo ser juzgado ya que murió en combate semanas después de la masacre en Normandía.

El General al mando de la División Das Reich, Heinz Lammerding, nunca fue juzgado por estos hechos, y falleció de muerte natural en su Alemania natal en 1971 tras haber llevado una exitosa carrera empresarial.

En Marzo de 1945, antes incluso de que la guerra finalizará en Europa, De Gaulle acudió a visitar las ruinas de Oradour, en las cuales pronunció unas palabras que siguen muy presentes en la historia de esta pequeña población francesa:
Oradour-sur-Glane est le symbole des malheurs de la patrie. Il convient d’en conserver le souvenir, car il ne faut plus jamais qu’un pareil malheur ne se reproduise.”
(Oradour-sur-Glane es el símbolo de las desgracias de la patria. Conviene preservar su recuerdo, pues hace falta que nunca más semejante desgracia se reproduzca)

Al final de la guerra, las ruinas de la población fueron mantenidas en su estado por orden del gobierno francés de Charles de Gaulle, como recuerdo de este crimen y símbolo de los sufrimientos causados por la ocupación nazi.

29 pensamientos en “Reportaje de Historia: Oradour Sur-Glane

  1. No estoy de acuerdo con la afirmación de “caprichosa coincidencia” respecto a las operaciones de Normandia con las otras grandes ofensivas del veano de 1944. La batalla de Bielorrusia y el avance sobre Roma eran parte de una estrategia deliberada de los angloamericanos y rusos por dividir el potencial alemán en un momento clave.

    Respecto al espinoso asunto de las represalias de los ejércitos regulares contra civiles acusados ( justa o injustamente ) de apoyar a guerrilleros no está de más recordar que uno de los artículos de la orden del mado militar fránces en Madrid el 2-3 de mayo de 1808: ” Toda villa ( española ) donde sea asesinado un soldado fránces será INCENDIADA “.

    En parte, esa hostilidad de las fuerzas regulares contra los milicianos-guerrilleros-partisanos viene de que estos suelen ser poco cuidadosos con las normas bélicas y que es frecuente que asesinen a los prisioneros, aunque estos vayan de uniforme. En Tulle parece que ocurrió algo parecido, y al descubrir los alemanes cuerpos de sus hombres que tenían aspecto de haber sido muertos despues de rendirse, desencadenaron una ordalía de represalias. Tal vez el que la Waffen SS Das Reich tuviera experiencias similares en sus actuaciones en Rusia explica ( que no justifica, porque una atrocidad siempre es una atrocidad, la cometa quien la cometa ) la virulencia de los sucesos de Oradour.

  2. Yo también digo ¡Excelente Félix!. Creo recordar que uno de los DVDs de la famosa serie “El mundo en guerra” comienza en las ruinas de este pueblo, que la verdad impresionan bastante.

  3. El tema de las represalias es peliagudo. Todos los ejércitos cometen salvajadas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es poco probable que los niños, los ancianos y los judíos de Oradour hubieran matado a nadie, con o sin uniforme. 692 muertos no induce a pensar que algún SS se puso nervioso y mató a unos cuantas personas, sino que se trata de una matanza planificada, al estilo de las de los Einsatzgruppe en el frente del Este. Gente que hace cosas así no tiene honor ni vergüenza y no merece que luego se les trate como prisioneros ni como nada. La Resistencia hacía bien en ejecutarles; siento ser tan tajante, pero es lo que creo. Parece ser que la Das Reich estaba agrupada en la zona de Toulouse cuando comenzó el desembarco y las pasaro canutas para llegar al frente, ya que entre los bombardeos y los sabotajes no había forma de cumplir con el calendario. Es normal que estuvieran irritados y hasta podría justificarse que tomaran alguna medida contra miembros de la Resistencia (esto es, que les metieran un balazo, es mejor no utilizar eufemismos), pero quemar a sangre fría a toda esa gente no tiene perdón. La verdad es que, lamentablemente, para muchos aficionados a la historia de la segunda guerra mundial, los SS siguen siendo admirados por su valor en combate, pero hay que tener en cuenta que las animaladas que cometieron durante toda la guerra y en su mayor parte sobre civiles indefensos, les convierte en el grupo de soldados más cobarde de cuantos participaron en la contienda.

  4. Hola a todos, y gracias por los comentarios. Me alegro que el reportaje os haya entretenido.

    Von Scheer; tal vez no sea el mejor termino el que he utiilzado pero en mi opinión, en Roma no había nada que defender ni tampoco tropas que distraer ya en junio del 44. Los aliados entraron sin dar un solo tiro. Así que de distraer los efectivos no veo nada la verdad.

    En el frente del Este, Bragation supuso el golpe de gracia para los ejercitos alemanes. Dudo que Alemania hubiera podido hacer frente a la embestida soviética en Bielorrusia aunque no se hubiera abierto un tercer frente en Francia.
    Más que una coicidencia de tipo táctico como afirmas, lo veo más como una coincidencia simbólica, ya que como sabrás, Bragation comenzó exactamente 3 años después que Barbarroja.

    Y respecto al tema de las represalias, pues no tengo mucho que decir. Me parece condenable cualquier acción llevada a cabo por un ejercito regular contra la población civil, sea el ejercito español, el alemán o el del mismo Napoleón. No contemplo otra prespectiva al respecto.

    Un saludo a todos y muchas gracias por los comentarios.

    Saludos, y muchas gracias a todos.

  5. Bagration no ha sido muy considerada por los historiadores y aficionados, siempre ha estado eclipsada por Normandía y también por que en cierta forma ya se daba por hecho que en el verano de 1944 la suerte ya estaba echada y el frente del Este desde finales de 1943 como que deja de tener atractivo.

  6. Buen artículo, Félix. Conviene recordar estas injustificables barbaridades de vez en cuando.
    Pienso igual, Bragation ha estado siempre eclipsada por Normandía, como lo ha estado Waterloo con respecto a Leizig, en 1813, verdadera debacle de Napoleón.
    Saludos.

  7. Je, je je. Lo siento, el ejemplo napoleónico hay que invertirlo – “como lo ha estado Leizig… con respecto a Waterloo. Necesito unas vacaciones… 😉

  8. Trnaquilo Tasos, ya queda menos, al menos a mí, 15 días y a la playita!!. Me uno a las felicitaciones, muy buen reportaje Félix, sobre todo teniendo en cuenta la temática de la que trata, siempre tan controvertida.

  9. Excelente reportaje Félix, me uno a las felicitaciones de los compañeros. Hace tiempo que ando detrás de un libro que creo que acabaré comprando. Se titula: La División Das Reich y la Resistencia., 8 de junio-20 de junio 1944. De Max Hastings. De momento lo leeré en francés ya que creo que no ha salido editado en español. Si alguien lo ha podido hacer en la versión inglesa o francesa me gustaría que comentara su opinión.

    En cuanto a la Oeperación Bragation, la toma de Roma, etc..hay que tener en cuenta que Hollywood también ha contribuido a que Overlord destaqué por encima de las mencionadas.

    Un saludo.

  10. Hola, David L, el libro de Hastings es bastante bueno. Como se puede deducirse del título, es la narración de la “odisea” de la división desde el sur hasta la línea de combate en Normandía y de sus enfrentamientos contra la Resistencia.

  11. Y aparte de “Armagedon”, su obra “Nemesis”, es otra imprescindible en cualquier biblioteca de la SGM en mi opinión. Una lástima que no haya más libros de este autor traducidas al castellano.

    Saludos.

  12. Félix, magnífico reportaje histórico sobre un aspecto tan penoso como fue la masacre de Oradour. Me sabe mal el hecho porque admiro la capacidad y el valor de las Waffen SS en general y estos hechos comentados son moralmente impresentables aunque el estado de guerra imponga la crueldad y la frialdad moral como normas para poder seguir luchando. Solo una corrección, Félix: Lídice está en Checoslovaquia (no se si en Eslovaquia o en Chequia) no en Polonia y ésta masacre tuvo lugar en Lídice como represalia por el asesinato del Reichsprotektor de Bohemia-Moravia, Reinhard Heynrich, por parte de comandos checos en la misma Praga.

  13. Hola Vicent.

    Muchas gracias por la correción. Se trata de una errata. De hecho en un reciente viaje a la República estuve a punto de visitar Lídice, que está a uno 20 km de Praga, para visitar el Memorial que hay ahí dedicado a las víctimas de la represión alemana tras el asesinato de Heydrich. Fallo mío 😉

    Respecto a lo que comenta sobre la SS; opino lo mismo que tú. Es una lástima que un historial de combate como el de las SS, unidades que se distinguían por su bravura, competencia y disciplína en combate se vea empañada por esas dosís de fanatísmo que les llevó a realizar auténticas barbaridades.

    Un saludo.

  14. Hola de nuevo…

    Acabo de ver, releyendo el post, que más que una confusión mía sobre la ubicación, ha sido un malentendido. No me refería a que Lídice estaba Polonia, sino que hago referencia como otro de los lugares donde se llevaron a cabo matanzas indiscriminadas.

    Ya me parecía a mi extraño que me hubiera equivocado en la ubicación de Lídice. Aún así; también fallo mío, ya que no me expresado adecuadamente y he dado lugar a un fallo en la interpretación de los datos.

    Un saludo!

  15. Es Reinhard Heydrich.

    Y en cuanto al valor combativo de las SS es relativo, dependiendo de las divisiones. La Das Reich, la misma que perpetró la matanza de Oradour y otras muchas más fue incapaz de desalojar en Mortain a un regimiento bisoño norteamericano de una colina. Finalmente tuvieron que salir corriendo cuando llegaron los Jabos. En Arnhem, dos brigadas reforzadas de las SS de la Frundsberg y la Hohenstaufen fueron incapaces de acabar con los paras britanicos, que les resistieron durante cerca de nueve días. La mayor parte de las tropas, especialmente las extranjeras, eran de calidad pésima, y la gente de la brigada Kaminski o de Dirlewanger, pura basura.

  16. Yo también pienso que estas divisiones están “sobervaloradas”. No niego que en los primeros años en el frente del este se batieran con valor y eficacia pero, habría que tener en cuenta varios aspectos. Por un lado que todavía Alemania era capaz de dotar a estas divisiones de material decente, y otro dato es el componente ideológico que marca la guerra en Rusia.
    En los dos últimos años de la guerra, esas divisiones eran más leyenda que realidad, sobre su valor y entrega en el campo de batalla.

  17. Hola.

    Como se suele decir, “hay de todo en la viña del señor”. Efectivamente había divisiones SS que eran más competentes que otras, pero la calidad en general era bastante aceptable, sobre todo en los primeros años de la guerra. La LSSAH, la 5 SS Wiking, la 12 Hitlerjugend, o la Nordland, fueron entre otras, divisones de primer orden. Personalmente creo que hay más luces que sombras a nivel de combate.

    En los últimos años de guerra, estas divisiones se encontraban bastante mermadas en efectivos y medios a causa precisamente, de eso, de que fueron unas unidades muy activas que siempre se vieron en primera línea de combate, expuestas a los ataques del enemigo. Aún así, en los últimos años de guerra (1943-1945) supieron transformar su filosofía y mentalidad de tropas de ataque, para reconvertirse en tropas de defensa, contención y desestabilización de las líneas enemigas, los conocidos Kampfgruppen. Otra muestra de la versatilidad y combatividad de éstas tropas.

    Saludos.

  18. Hola!

    Excelente artículo.

    Estoy realizando un estudio a fondo para el colegio sobre este tema y buscando información he llegado a parar aquí.
    La verdad me está costando encontrar recopilar información ya que la mayoría de páginas las encuentro en inglés o en francés.

    ¿Sabeis donde puedo comprar libros sobre Oradour?
    Esque he estado mirando títulos como: Le drame heure par heure, de Robert Hebras pero no sé donde puedo adquirirlos, aparte de en el Centro de la Memoria en el pueblo, al que no podré ir hasta más adelante.

    Gracias y Saludos.

  19. Efectivamente la gran parte de la bibliografía sobre Oradour está bien en francés, bien en ingles.

    Te recomiendo que veas algo en la página de http://www.bookdepository.com/, donde tienen un amplísimo fondo de libros de cualquier temática, y con gastos de envío gratuítos a España. Una auténtica joya. Funciona mejor que Amazon y tiene el mismo catalogo además de mejores precios.

    Introduce la palabra Oradour en el buscador y verás que te aparecen 24 ejemplares referentes a Oradour.

    Echarle un vistazo.

    Suerte con tu estudio.

    Un saludo.

  20. Hola.

    Quería agradeceros la ayuda que me habeis proporcionado ya que ahora ya estoy pidiendo los libros para poder hacer el trabajo.
    También me han recomendado varios documentales, algunos ya los he visto, y supongo que con todo haré un buen trabajo.

    Una vez más, Gracias.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *