Historia naval de la Gran Guerra 1914-1918, Mateo Mille

(…) El único objetivo de la guerra naval es la destrucción de la flota del adversario para poder disfrutar tranquilamente de lo que se ha denominado “dominio del mar” y que no es, en resumen, sino su aprovechamiento, sin reacción enemiga, como vía de comunicación. Al menos eso dice la teoría y sostiene Mateo Mille, porque en la práctica, la Grand Fleet y la Hochsee Flotte casi nunca se acometieron como cabría esperar. El autor considera que sólo se dieron cuatro batallas navales en la Primera Guerra Mundial; de encuentro, Coronel y Jutlandia y, de persecución, Malvinas y Dogger Bank. Sin embargo lo que venció definitivamente a la Escuadra alemana fue la inactividad, la falta de decisión de los mandatarios germanos y, al final, el viento revolucionario que soplaba del Este.

Por aquel entonces la primera potencia mundial (industrial, colonial y naval) era el Imperio Británico; el II Reich era la segunda potencia naval pero aspiraba a más y, desde luego, no se lo iban a poner fácil ni los británicos ni sus aliados europeos de la Entente Cordial. Y se preguntarán ustedes ¿qué tiene entonces de singular este conflicto naval que no se haya dado en anteriores “guerras mundiales”? Pues fundamentalmente tres particularidades: la Revolución industrial, sobre manera, la segunda, que se encontraba casi en su cenit; los avances tecnológicos y armamentísticos que eran apremiantes y muy significativos y que aún se perfeccionarían durante la contienda; y una flota de guerra “moderna” que era carísima de crear, mantener y disponer para la lucha, pues como bien apunta el capitán de fragata Mille; Las pólvoras no han dejado capital disponible para los sueros.

La partida la ganaron los británicos, experimentado pueblo marinero y claro ejemplo de talasocracia moderna. Los alemanes no eran un pueblo marinero a pesar de la magnífica flota que llegaron a formar desde finales del siglo XIX, magnífica en calidad y tecnología pero todavía insuficiente en número. Pese a los notables planes de los jefes de la Armada con Von Tirpitz a la cabeza, el Káiser y los altos dirigentes del país consideraban a la Marina un apéndice subordinado a las necesidades del Ejército de tierra. Sufrían miopía geoestratégica, si se me permite la expresión, y entorpecían así el desarrollo de Alemania como potencia colonial.

El presente libro pinta un amplio panorama, a lo largo y ancho del Globo, sobre la guerra en el mar durante la Primera Guerra Mundial. Desde luego que los actores principales son británicos y alemanes pero también se hace un detallado recorrido por las actuaciones de franceses, rusos, italianos, austrohúngaros, turcos e incluso por las de japoneses y estadounidenses en todos los mares y océanos y mediante todos los medios flotantes, militares o civiles, de superficie o submarinos. Además toda la exposición va aderezada con una cuidada prosa con gratas pinceladas literarias que embellecen el texto en alto grado.

El volumen consta de 548 páginas, con otras 40 con fotos y panorámicas, y 22 más con mapas insertados al final. Se inicia con un digestivo Prólogo del autor en el que entre otras cosas se relacionan de manera muy didáctica todos los tipos de naves que operaron durante la Gran Guerra. El hilo expositivo presenta una estructura tripartita:

> 1ª) Se centra en La guerra al tráfico con cuatro capítulos;  el marino español nos muestra la guerra de corso durante la PGM. y nos explica que no sirve para ganar conflictos bélicos sino que es sólo una ayuda más o menos significativa al esfuerzo de las marinas de guerra –incluso a pesar de numerosas proezas como las de los teutones-. Sobre todo se vale de ella la flota más débil, la de Alemania en este caso.

> 2ª) Prosigue con La lucha por el dominio del mar con doce capítulos; comprende el grueso de la obra y trata desde las acciones mayores, Dardanelos y Jutlandia, hasta los frentes más olvidados como el del canal de Suez y Mesopotamia.

> 3ª) El derrumbamiento, con dos subapartados, aclara como la inactividad y el germen revolucionario arruinan las Marinas rusa, alemana y austrohúngara y narra luego el doloroso pero incruento fin de la Hochsee Flotte, prisionera, en Scapa Flow.

Inédita Editores más “la bitácora” Novilis tuvieron la feliz idea de recuperar del año 1935 esta elaborada y estupenda obra, en rústica, que ahora disfrutamos en 2010 y que cualquier interesado en el periodo o en la guerra en la mar debería poseer porque se trataba de una auténtico “tesoro hundido” y ahora recuperado. Y todo ello a pesar de que Se quiere negar que la guerra es un arte que requiere un minucioso estudio, más complicado cada día por ser necesario aunar todas las fuerzas de una nación polarizándola hacia ella. Y añade Mille que Es curioso el desdén que los paisanos muestran hacia el estudio de la guerra. Nunca puede un militar inmiscuirse en aquello que no le es privativo, pero un civil puede, en cualquier momento, opinar sobre cuestiones, complejas generalmente, que la víspera ignoraba de manera supina.

Ahí va eso ¿qué les parece?

Saludos y buenas lecturas.

Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788492400607
Nº Edición:1ª, Colección Novilis /Inédita Editores
Año de edición:2010
Plaza edición: BARCELONA

17 pensamientos en “Historia naval de la Gran Guerra 1914-1918, Mateo Mille

  1. Sin duda, una gran obra que merecía la pena ser recuperada. Me dejó especialmente marcado la forma de entregar los alemanes su orgullosa flota a los vencedores en Scapa Flow, ¡qué momento más duro debió ser para ellos!. Al Sr. Mille se le nota demasiado su predilección por los alemanes frente a los aliados.

  2. A lo mejor no está bonito que lo diga yo, cómplice del rescate de la obra, pero realmente merece la pena y es una obra de referencia, aun con los años transcurridos desde que se editó por primera vez en 1935.

  3. Excelente. Toda alabanza es poca. No obstante, conviene recordar a posibles lectores que la obra no se centra en Jutlandia, al contrario que el caso de su discípulo Luis de la Sierra, que dedicaba casi la mitad de su obra «El mar en la gran guerra» a ese enfrentamiento.

    Mille se explaya mucho más en los otros frentes marineros, detalladando especialmente la expedición a los Dardanelos y otros operativos en Oriente Medio, el teatro de operaciones del Adriatico, las colonias en Africa, los corsarios de 1914, la interpretación de la corrosión revolucionaria en las bases alemanas en 1918,etc.

  4. > Gracias Navegante y amigo Davout por vuestra atención -ya sabes, Davout, que hay que acabar «los deberes» 😉

    > Sí,Ricardo, Mille se escora un tanto hacia los alemanes pero no evita elogios para ingleses y algo para los franceses y se muestra muy crítico con la quietud y pasividad forzosa de la escuadra alemana, aunque la posición geográfica de Alemania no favore una gran actividad naval, es cierto.

    > Javi, gracias por la recuperación, desde luego Mille se lo curró un montón, me gustaría saber ¿qué predicamento tiene la obra de Mille entre autores de los países beligerantes? Porque esta obra, muy elaborada y documnentada, tiene el mérito de estar escrita por un autor de un país, al fin y al cabo, neutral.

    > Efectivamente, Von Scheer, a Jutlandia le dedica 28 páginas, este estudio abarca toda la guerra en todos los frentes.
    Saludos y gracias a todos.

  5. Muchas gracias Tasos por la reseña.

    Un autor español (Mille) escribiendo una obra sobre un tema histórico que me interesa mucho (hay poquísimos autores españoles que hayan escrito sobre la PGM).
    Es todo un lujo, y más saber que se escribió hace ya unos cuantos añitos (años 30 del siglo XX).
    También hay que dar las gracias a Inédita-Novilis por reeditar una obra que se encontraba en el Olvido.

    Personalmente me ha gustado toda la obra, pero particularmente y por orden el capítulo IV con: «El cementerio de los acorazados (Los Dardanelos)», y el capítulo III con: «La aventura del Goeben y del Breslau». Por otro lado las ochenta fotografías e ilustraciones son todo un testimonio visual; y bueno, los mapas me han encantado, particularmente el que se encuentra dividido en tres «secuencias», me refiero a: «Los Dardanelos: Ataque del 18 de marzo de 1915». En los dibujos se aprecia lo que llamo cariñosamente «Añejo-militar», un dibujo a mano donde impera el croquis, cómo no podía ser menos en el ámbito militar y magníficamente elaborados.

    Si me permites, también quisiera comentar o mostrar un pequeño matiz con respecto a la pregunta que haces y respondes en la reseña:

    En el caso particular de Gran Bretaña (en gran parte de su Historia y sobre todo en su aspecto Naval) se aliaba con los enemigos de la nación que amenazaba con convertirse en demasiado fuerte para ella (Alemaniaera más fuerte en la IGM). De esa forma aplicaba un -total ‘doble dominio’-. Estaba en juego (también) su hegemonía mundial (después se la quitó EE.UU), sobre todo en el plano económico y el aspecto naval era la clave. Alemania hubiese vencido a Gran Bretaña [me refiero a ambas naciones, la tecnología alemana y la fuerza militar (salvo algunos aspectos) era mas desarrollada que la inglesa] en la Primera Guerra Mundial de no haber tenido ayuda, y Alemania bien podría haber llegado a la primera potencia naval, si se hubiese seguido otras políticas, sobre todo en el plano económico.

    ¡Saludos!

  6. Un frente secundario que siempre me ha llamado la atención es el del Adriático, entre austríacos y aliados. ¿Se cuenta algo de ello en el libro?
    Otro aspecto que no debe olvidarse es que, sin la presencia de cruceros alemanes en el Mediterráneo, Turquía seguramente no hubiera entrado en guerra.

  7. Hombre Napoleón, pues para ser familiar tuyo deberías tener claro y saber distinguir entre un ensayo histórico y una novela, por que vamos, decir que la obra de Mille es una novela tiene delito!!.

  8. > JF, muy amable por tu parte. a mé me encanto la obra en su conjunto; la guerra de corso, También «El cementerio de los acorazados»; de la indecisa batalla de Jutlandia siempre ínterpreté que había sido una victoria inglesa… y nada de eso. Coincido básicamente en tus interpretaciones. La flota del III Reich no era ni la sombra de la del Káiser.

    > Me alegro del dato, Eur. napoleónica.

    > ROGER; el capítulo V «El Adriático, mar de amargura» refiere ese frente por el que te interesas; habla de la buena organización austrohúngara, de la excelente flota italiana pero censura el pasmoso estatismo de ambas, aunque hubo acciones espectaculares de lanchas torpederas y hombres-rana italianos, misteriosos sabotajes a buques itálicos…
    Efectivamente, dos buques alemanes mantuvieron en jaque a franceses primero y a rusos después e insuflaron ánimo y potencial a la flota turca.
    Saludos.

  9. NAVEGANTE: Efectivamente puede considerarse un ensayo puesto que esgrime la opinión de Mateo Mille sobre la Batalla de Jutlandia (31 de Mayo 1916), que a mi juicio, cae demasiado del bando alemán.

    No obstante, no es ensayística 100% dado que en gran parte del libro se observa el «aura romántica» característica de la novela histórica; no son datos escritos uno detrás de otro, por eso decía -y digo- que puede ser considerada novela, pues el objetivo de Mateo Mille como se dice, fue crear «una historia cargada de epopeya», característica alejada del ensayo y más acorde con el género de la novela histórica.

  10. Esta obra se presenta como un texto expositivo-descriptivo
    -con algún fragmento argumentativo que otro- y en el mejor de los casos se podría hablar de narración no literaria, puesto que muestra acontecimientos históricos, reales; por lo tanto estamos ante un ensayo humanístico y según el tema de índole claramente histórica.

    Mille embellece el texto recurriendo a numerosas figuras literarias -algo muy habitual en los ensayos de humanidades-y lo hace con destreza y en consecuencia podemos disfrutar de esa prosa que posee una estética propia de una novela, pero no es novela, no es narración ficticia con personajes y narrador.

    Bueno, espero haber aclarado algo y no haber aburrido mucho.

  11. ¡ FLOTAR, FLOTAR, FLOTAR !

    ¡ Por fin lo tengo !

    Solo he empezado a leerlo, pero creo que hay que volver a destacar lo fundamental: Mille vivió esa época. Mille contempló esos buques, conoció a sus oficiales, y pensó en las mismas coordenadas que ellos. De ahí su obsesión con las corazas, con la necesidad de buques bien protegidos, de acuerdo con la guerra naval de su tiempo…

    Que libro tan fantástico…ñam,ñam…deja un gusto a carbonilla y todo.

  12. Indudablemente es el mejor libro escrito en castellano sobre la guerra naval en la I Guerra Mundial. Se puede considarar como un «incunable» sobre el tema, imprescindible para los estudiosos del tema y de la historia naval.
    Desgraciadamente su autor, el Capitán de Corbeta D. Mateo Mille disfrutó poco del exito de su libro, al ser asesinado en Paracuellos del Jarama en 1936.

  13. Yo hace tiempo que lo quiero, pero me fastidia el dineral que vale. Leñe, que es una obra con el copy caduco, no sujeta a traducción, y encima en pasta blanda!

    Y sin olvidar el espinoso affaire de inédita y las librerías de saldos, cualquiera se arriesga a comprarlo para verlo dos días después a 3,95…

    Saludos

Responder a Davout Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *