HistoCast Nº56, El desastre de Annual

Esto es HistoCast. No es Esparta pero casi. Relatamos con el terrible desastre de Annual enmarcado en la Guerra del Rif. Espeluznantes hechos donde se vio lo peor y lo mejor de la especie humana. Atri ncherados Jose Carlos, @HugoACanete y @goyix_salduero. Os recordamos que nos podéis seguir a través de nuestra cuenta de twitter @histocast y en facebook.

Secciones Historia:

– Situación y entorno – 07:22
– Monte Abarrán – 1:38:10
– Igueriben – 1:48:55
– Annual – 2:06:05
– Izumar, Ben Tieb, Dar Drius, Batel – 2:25:07
– Regimiento de Alcántara – 2:44:04
– Monte Arruit – 2:57:15
– Melilla y alrededores – 3:11:18
– Repercusión y consecuencias – 3:17:04

Soundtrack (CC):
Ruin roads – On the edge
Butterfly tea – Cavern of time
Alchemorph soundtracks – 3.3.07 Sat ambience
Freestylemix – Hisboyelroy – Revolve
Syenta – My darkness
I am not lefthanded – The place that won’t take me back
Butterfly tea – Return to heaven
Petite viking – Le chevalier noir
Alchemorph soundtracks – Reload
Alchemorph soundtracks – Triumphant valour
Butterfly tea – Asian dream
Petite viking – The tower
Zapac – They’re coming…
Ruin roads – Diamond white

Con permiso del autor:
Paul Houseman – Buckling the swash
Paul Houseman – Sail to the battle 2

Soundtrack:
Where have all the flowers gone – Marlene Dietrich

2 pensamientos en “HistoCast Nº56, El desastre de Annual

  1. Mágnifico histocast, han sido 3 horas largas, pero incluso me ha sabido a poco. Solo he echado en falta alguna referencia, al oficial que, en mi opinión, tuvo el comportamiento más cobarde y reprobable de todo el desaste: el coronel Silverio Araujo (pactó un pagó para que los rifeños respetaran su vida y las de sus oficiales y dejó que pasaran a cuchillo a sus más de 900 soldados)

  2. Hola Palencia, gracias por tus palabras. En realidad, aunque de soslayo, sí que aludimos al coronel sin dar su nombre cuando hablamos del comportamiento heróico del capitán Amador y su compañía que guardaban la aguada en Dar Qebdani y hizo caso omiso de las peticiones de rendición que les hacía un coronel prisionero. Entre tanto acontecimiento se nos escapó el nombre. Gracias por traerlo.

    saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *