HAGAKURE, Yamamoto Tsunetomo

El Camino del Samurái

“El Samurái valiente no piensa en términos de victoria o derrota; combate fanáticamente hasta la muerte”. ( Yamamoto Tsunetomo)

Hagakure (“a la sombra de las hojas”) es el código, el Bushido (“camino del guerrero”) que el samurái Yamamoto Tsunetomo dictó a uno de sus aprendices en su retiro en las montañas entre 1710-1717. Pero no es hasta principios del siglo XX que se da a conocer el Bushido redactado por Tsunetomo, ya que durante 200 años fue custiodada por el clan Nabeshina sin permitir que este viese la luz.

Tsunemoto nos habla de costumbres,de formas, de maneras de vivir y sobretodo morir de una época y de una vida, la suya,que está tocando su fin. La pulcritud del samurái ante la batalla como respeto a su oponente y a uno mismo. La consagración y aceptación de toda una vida para prepararse a morir en cualquier momento del dia. Pero la verdadera condición del Samurái se resume en “primer lugar en devoción en cuerpo y alma a su amo,y en segundo lugar a cultivar la inteligencia, la compasión y la valentía.”

Otra de las premisas de un Samurái es “la hora es ahora”, estar constantemente preparado para cualquier suceso…incluido la muerte. De igual importancia es el respeto a los seres fallecidos y el fin y determinación de honrarlos y actuar de manera que se sientan orgullosos dónde quiera que estén.

Personalmente veo ciertos paralelismos entre el Bushido y la Agogé. Los samuráis y los guerreros espartanos, gente consagrada al arte de hacer la guerra,pulcritud ante la batalla, Leónidas y sus espartanos acicalándose antes de la batalla de las Termópilas, la consagración a la muerte en el caso de los samuráis y la aceptación de la muerte en el caso de los espartanos. La muerte para unos como forma servidumbre y honorabilidad, y para otros como forma de alcanzar la eternidad (siempre en el campo de batalla).

Cientos de años resumidos en poco más de 100 páginas, un código impactante, una manera de vivir radical, con determinación, sin miedo, para mí admirable en su conjunto, por desgracia pocas de las premisas las encontramos hoy en nuestra vida diaria.

Os dejo con la sentencia más brutal que he leído nunca acerca del significado de la valentía:

“Cuando el sable esta roto hay que atacar con las manos. Cuando las manos están amputadas, hay que servirse de los hombros .Cuando los hombros están cortados, hay que morder el cuello de diez o hasta de quince enemigos. Eso es realmente valentía.”(Yamamoto Tsunemoto)

L.S.V.

DATOS DEL LIBRO

  • 15.0×21.0cm.
  • Nº de páginas: 218 págs.
  • Editorial: ARKANO BOOKS
  • Lengua: ESPAÑOL
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788489897755
  • Año edicón: 2005
  • Plaza de edición: MADRID

7 pensamientos en “HAGAKURE, Yamamoto Tsunetomo

  1. Enhorabuena, Xavi, por una reseña tan especial.

    Me has transportado al verano del 2008 cuando tuve el privilegio de visitar el santuario Toshogu en Nikko (famoso por la escultura en madera policromada de los tres monos sabios -mudo, ciego y sordo -) y donde se alza el mauseleo del Shogun Ieyasu Tokugawa. ¡¡¡¡Realmente espectacular!!!!. Es de esos lugares de los que emana una fuerza mágica invisible.

    Saludos.

  2. Muchísimas gracias José. Que envidia,como tu bien dices son de esos lugares místicos.
    Yo por el momento,con niños pequeños,descarto viajes tan largos y no paso de los 250km-300km de viaje en coche.Por suerte este verano nos vamos a hacer un viaje corto por la distancia (300km) pero muy largo en el tiempo(14000 años):las cuevas prehistoricas y el parque tematico de Niaux y Tarascon (Ariege,Francia)
    ¡Ojalá algún dia pueda estar en el santuario de Toshogu!.

    Saludos,

    Xavi

  3. Apreciado, Xavi. Como bien comentas esos viajes tan largos los haciamos cuando aún no teníamos al peque (cumplirá 3 años este septiembre). Este verano, como bien indicas, cerquita: Menorca, la isla de la calma.

    Estoy seguro que una persona con tus inquietudes acabará visitando Japón y el santuario de Toshogu. Otros lugar “místicos” son la Isla de Miyajima – en la costa de Hiroshima – con su gran Tori rojo flotante (recuerdo un cómic del Capitán Trueno donde viajaba al Japón feudal y aparecía);y el templo Oku No In – dedicado al fundador del budismo japonés -, cerca de Nara, al que llegas después de recorrer miles de tumbas – algunas de samurais – entre un bosque inmenso de cipreses.

    Saludos y que disfruteis de Tarascon.

    Jose

  4. Interesante y exótico, Xavi, aunque cuesta asimilar ese concepto de “valentía” y no confundirlo con el de fanatismo, al menos para un occidental del s. XXI.
    Gracias y saludos.

  5. Que valentia y fidelidad de estos Samurais, aparte de su disciplina y dedicacion. El respeto por sus muertos y honrarlos siempre. Lo unico es el de suicidarse obligados o voluntariamente.Desde luego en su formacion les enseñan a seR valientes y no tener miedo a la muerte, estan PSICOLOGICAMENTE para la MUERTE, que pierden el valor de sus vidas y pierden el hecho de RESPETAR SUS VIDAS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *