Gibraltar 1704-2004, Luis M. Delgado Bañón

300 años de desidia, humillación y vergüenza


“Todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas”.

Párrafo 6 de la Resolución 1514 (XV) de la ONU.

Carta Magna de la Descolonización

(pp. 15).

Durante tres siglos Gran Bretaña ha engañado a España de forma sistematica y humillante, hasta conseguir que la factura de su colonia la pague por entero el pueblo español, y con generosos intereses […] Para mantener la colonia gibraltareña nido de contrabandistas, narcotraficantes, blanqueadores de siniestros capitales y defraudadores del fisco español. El Reino Unido alega un tratado con tres siglos de antigüedad, Utrecht, cuyos apartados no sólo incumple, sino que exige permanentemente el derecho a no cumplir”

Contraportada del libro.

“Como dicen de forma jocosa y tristemente acertada los británicos, Gibraltar es una piedra incrustada en el zapato español. El único camino que se le presenta a España para resolver este desgraciado y humillante problema que alcanza los tres siglos de duración es, precisamente, pasar la mencionada piedra al zapato inglés”

Luis Delgado. 2004
(pp. 371).

El autor es poco optimista (un servidor también) sobre el futuro de la colonia británica en suelo español. Luis Delgado “tira de la Historia” sobre unos hechos que duran ya tres siglos. El autor demuestra el despropósito, anacronismo, hipocresía, etc., del Reino Unido y, -critica en toda regla y con conocimiento de causa la existencia y mantenimiento de la colonia del Peñón de Gibraltar- efectuando un desapasionado análisis.

Comentarios como el siguiente, no dejan margen de duda de las intenciones y política del Gran Bretaña a través de los años:

“A nosotros y a nuestros súbditos gibraltareños, lo que de verdad nos interesa es permanecer en Gibraltar en las misma condiciones que disfrutamos en la actualidad. Y si esa forma humilla al pueblo español, ése es su problema que no el nuestro.

Gibraltar es británico y haremos allí lo que nos venga en gana.”
Margaret Thatcher. 1979
(pp.47).

¡Patético! ¿Cómo que nos venga en gana…? Y la democracia de la que te jactas Gran Bretaña la ignoras… Hay que criticar como mínimo la política británica. “Su Peñón” verdaderamente es un lastre para su querida democracia…

El Tratado de Utrecht posiblemente es el más nombrado, duradero, popular y violado de nuestra Historia. Hay que recordarles, “son muy olvidadizos…” a los británicos de entrada y sin más preámbulos, que gracias al Articulo X de los Tratados de Utrecht la plaza pasó a denominarse:

The town and garrison of Gibraltar in the Kingdom of Spain. -Ciudad y Guarnición de Gibraltar en el Reino de España-.

Gran Bretaña no solo se quedaría con dicha ciudad (Gibraltar), con el tiempo tomó todo el peñón y una parte del istmo procedente del “campo neutral” el cual  venia del Real Decreto de 28 de junio de 1728, pero -con soberanía de España en dicho territorio- (el Reino Unido “se apropió” de unos 850 m). Más tarde hubo otros atropellos: la construcción de un aeropuerto situado en terreno de indiscutible soberanía española, además se cimentaba  una parte sobre el mar, siendo aguas jurisdiccionales de España; pero para “finalizar la faena” se estaba violando el espacio aéreo y lo más grave: -se militarizaba dicho espacio-. Sí, el aspecto territorial lo violó y trató al Tratado de Utrecht como papel mojado, pero es que en ese “papel mojado”, lo  hizo también con el trafico ilegal de mercaderías (entre otras cosas que llegan hasta nuestros días).

Sencillamente, “para ellos nada sencillo”, el cumplir el tratado sería lo mínimo que se esperaría o tendrían que hacer.

Pero lo que verdaderamente Gran Bretaña debería de haber hecho o tendría que hacer para solucionar  el problema, es lo que la ONU dice:

Gibraltar debe ser devuelto a España”

(pp.273)

Con respecto al tema de la ONU, los británicos fueron los que desde un principio querían meter a su colonia en el grupo de Territorios No Autónomos (una magistral jugada, pensaba ellos…), pero el tiro le salió por la culata como se dice coloquialmente, pues la ONU para sorpresa suya, no apoyó dicha iniciativa británica.

Bien, pero para que ello sea posible, para que Gibraltar sea devuelto a España, lo que deberían hacer es  lo siguiente:

“No se encontrará jamás una resolución definitiva al problema gibraltareño, un espinoso problema europeo, hasta que el Gobierno de Londres, en sus negociaciones con el de Madrid, utilice la franqueza y verdadero deseo de colaboración que hasta la fecha nunca ha demostrado.”

Le Monde.1992
(pp.67).

Bueno, no estamos en 1992 ni tampoco en 2004 (año de la publicación que os reseño), nos encontramos en 2011, y,  el problema persiste…

El autor de la obra es Luis Delgado Bañón, capitán de navío, historiador naval y novelista. Con la presente publicación nos quiere ilustrar, poniéndonos en antecedentes, haciendo un análisis y demostrando con hechos que el Peñón de Gibraltar como él dice, es un caso de: “desidia, humillación y vergüenza” después de trescientos años. Todo ello lo hará o demostrará en su libro con rigor y hechos históricos, pero también empleará o utilizará con mucho acierto y maestría un “toque” literario y aspecto novelado enlazando y engranando magníficamente los diálogos y referencias históricas; por otro lado en su obra también mete o utiliza los comentarios, frases, etc., de personalidades, políticos, etc., lo cual hace que sea más cercana y atractiva la obra. La publicación tiene 372 páginas que se dividen en: un prólogo, un epílogo y 24 capítulos que nos llevan en un recorrido histórico de “un problema” que dura algo más de trescientos años (momento de la reseña).

Os apuntaré los títulos de sus capítulos para “abriros el apetito…”. Aun servidor se lo abrió en su momento.

  1. Gibraltar. 5 de agosto de 1704
  2. Primer intento de recuperación. Noviembre de 1704
  3. El Tratado de Utrecht. Don José Patiño
  4. Segundo intento para recuperar la Plaza. Febrero de 1727
  5. España entra en guerra con la Gran Bretaña. Junio 1779
  6. El Gran Sitio de Gibraltar. Combate del cabo Santa María 1779-1780
  7. El Gran Sitio. Las cañoneras de Barceló. 1780-1781
  8. El Gran Sitio. Las baterías flotantes. 1782
  9. Combate de cabo Espartel. Fin del Gran Sitio. 1783
  10. Guerra y alianza con Inglaterra. 1810
  11. Avance hacia el Norte. 1813-1854
  12. Las aguas necesarias. 1826-1841
  13. La Verja de Gibraltar. 1908
  14. La Guerra Civil española
  15. Segunda Guerra Mundial. La Operación “Félix”. 1940- 41
  16. Pasos británicos hacia la falsa descolonización de Gibraltar. 1946- 50
  17. La puerta del general Cuesta. 1954
  18. El problema de Gibraltar en las Naciones Unidas. 1963- 69
  19. Gibraltar aislado. Su entorno marítimo
  20. España en democracia. Declaraciones de Lisboa y Bruselas
  21. Despedida del siglo XX en la colonia
  22. Gibraltar en el siglo XXI. El submarino Tireless
  23. La última jugada británica
  24. Triste resultado

Concluyendo. Una obra magnifica, distinta…, que no deja títere con cabeza y, fe de ello: sus propios capítulos y comentarios donde el autor intenta que no se le escape ningún detalle…, y hablando de lo último que apunto, bueno, echo en falta un apartado bibliográfico y por otro lado algunos mapas, creo que con ello sería o haría  más completa la obra. Personalmente, me hubiera gustado que el autor se “hubiese mojado” un poco  (no mostrar alguna picelada) sobre la época de la Primera Guerra Mundial en Gibraltar, una colonia británica, dentro de un país neutral como España.

Concluiré con los siguientes apuntes y comentarios:

“El día 5 de agosto de 2004 se cumplen tres siglos de presencia británica en suelo español, en la antigua plaza de Gibraltar. Y no debe parecer al lector esta afirmación como patriotera o españolista rancia, como la consideran muchos británicos y gibraltareños, indocumentados en interés propio, así como algún nacional de elevada presunción doctrinal y superior desconocimiento histórico. […] en este nuevo siglo que se anuncia pleno de modernidad, democracia, humanismo y sensatez, en nuestra vieja y sabia Europa un país, Gran Bretaña, mantiene una colonia en el terreno de otro al que, sin embargo, considera leal amigo, así como aliado militar y económico. No es más que un contrasentido esperpéntico e inimaginable en cualquier escenario civilizado, que sólo una nación como el Reino Unido, con su secular y torticera política exterior puede defender y que, por desgracia, España parece aceptar con resignada y vergonzosa humillación.[…]”

Luis M. Delgado Bañón.
Cartagena, 17 de febrero de 2004
Prólogo.
(pp. 11,14).

“Es indudable que el Reino Unido, con su esperpéntica presencia en Gibraltar, humilla de la forma más denigrante a España, un país con el que mantiene una estrecha alianza militar y económica. Pero no debemos olvidar que la Unión Europea colabora en esa humillación cada día, al no presentar, por iniciativa, una solución a un problema considerado como excepcional en Europa y el mundo”

Joao Cabral. 1991
(pp. 97).

Sí, y  me pregunto entre otras cosas…

  • ¿Qué estás haciendo Gran Bretaña?

Tú, qué te jactas de tu sistema democrático… “El problema del Peñón de Gibraltar” (más de 300 años) hace que tu política y democracia que has importado como la “panacea” a otros países durante muchísimos años este a la “altura del betún” hablando coloquialmente. Tu  “Peñón” verdaderamente es “una piedra”, y no como te gusta decir de modo sarcástico hacia España: “A stone in Spain’s shoe”, sino “una piedra”, un lastre en tu democracia y política propia, en Europa y en el mundo.

  • ¿Qué haces Unión Europea?

Miras a otro lado, ¡eh!
Tu política de una Unión de los países europeos…, brilla por su ausencia. “El Peñón” entre otras cosas lo demuestra.

“El asunto de la colonia británica en suelo español es tan anacrónico y vergonzoso, no sólo para España sino para esa Europa moderna que pretendemos construir, que es un tema que, por simple pudor, se evita en cualquier reunión de la Comunidad Europea.”

Francois Mitterand. 1992
(pp. 253).
  • ¿Qué haces ONU?

Tú, que indicaste o dejaste claro que el Peñón de Gibraltar -debía de ser devuelto a España-.

¡Matas el tiempo en la inoperancia! ¿Para qué existes? ¿Te está pasado con el “problema Gibraltar” y, otros en el mundo (que no vienen al caso ahora) como a tu antecesora (salvando las distancias) Sociedad de Naciones? ¿A lo mejor te tendrían que cerrar…?

Los británicos al proclamar una  Constitución para Gibraltar o intentarlo…, directamente hacen caso omiso de la Organización de Naciones Unidas, simplemente por que no les da la razón; pero claro, la ONU si no enmienda su sistema de funcionamiento, lleva los mismos pasos que la Sociedad de Naciones. Un organismo que acoge en su seno a todos los países del mundo, está llamado al fracasar si no defiende (la dejadez y el mirar para otro lado: -es peligrosa-) los derechos de los más débiles, cuando estos se enfrenta a los más fuertes.

  • ¿Qué haces España?

¡Nada!

Por culpa de tus políticas a lo largo de los tres últimos siglos sigue existiendo: “el problema Gibraltar”.

Bueno, no puedo finalizar la reseña de otra forma:

Anacrónico, vergonzoso y humillante. ¡Qué patético!

¡Os deseo qué disfrutéis de la lectura!

Idioma: Español.
ISBN: 84-95669-40-4
Edición: Primera.
Año: 2004
Plaza: Cartagena.
Editorial: Editorial Áglaya.
Autor: Luis M. Delgado Bañón

29 pensamientos en “Gibraltar 1704-2004, Luis M. Delgado Bañón

  1. ¡ Gibraltar !

    Impresiona el sitio, desde luego, impresiona y mucho. Impresiona sobre todo ir por la carretera que pasa por San Roque, y ver, con enormes letras plateadas:

    CIUDAD DE SAN ROQUE. DONDE RESIDE LA DE GIBRALTAR.

    Y que lugar Gibraltar, totalmente abierto a España, ya que las fortificaciones modernas solo buscan protegerlo del lado marítimo…De España hace mucho que, con razón, Gibraltar no teme nada.

    Por actualizar la cuestión, desde 1967 el Reino Unido marea la cuestion en base a un referendum donde la población colonial votó a favor de la autodeterminación. En base a ese Referendum, Inglaterra considera a Gibraltar un “Estado” susceptible de obtener la independencia. Y está completamente anclado en esa cuestión.

    Merece la pena señalar que la ONU no reconoce los “referendums” protagonizados por poblaciones “Implantadas por la potencia colonial” y que el famoso Tratado de Utrecht, establece claramente que el peñón solo puede ser ocupado por Gran Bretaña o devuelto a España.

    Cuando yo era crío, los libros de la EGB incluían una foto del peñón con la leyenda: “La última colonia que existe en Europa”.

    Y todo parece que vaya a seguir siéndolo muchos años.

  2. Pues, Urogallo, al ritmo que lleva “el tema” será:
    “La última colonia del mundo”. jejeje

    Sí, si solo puede ser ocupado por los británicos y no se devuelve a España -que se cumpla verdaderamente el Tratado de Utrecht-.

    *Sin aeropuerto.
    *Sin istmo.
    *Sin frontera.
    *Sin barcos basura.
    *Sin contrabando.
    * ¿…?

    -Unicamente como al principio en 1704, como nos dice el Tratado de Utrecht.-

    Paro, pues no quiero polémizar… El problema es patético…

    Un saludo.

  3. Sempre me ha hecho gracia que se hable tanto de Gibraltar y nadie se acuerde del Rosellón, que se entregó a Francia tras la Guerra de los Treinta Años.

  4. No creo que Gibraltar vuelva a ser española, al menos a medio plazo. Aparte de que Reino Unido no tiene el más mínimo interés en abandonarlo, los propios gibraltareños no se sienten españoles. Bueno, tampoco británicos, ellos se sienten “llanitos”.
    Si quisieran mayoritariamente ser españoles podrían presionar a su gobierno, y junto a presiones de España, UE y ONU, tal vez, sólo tal vez, Reino Unido se replanteara la cuestión. Pero sin la base, sin el sentimiento de la población, el tema va a seguir estancado muchos años.

  5. El problema de los gibraltareños es que tienen mucho aprecio al dinero que ingresan y a la situación privilegiada que disfrutan, estoy seguro que (aunque solo sea por proximidad geográfica) se sienten mas identificados con los españoles que con los guiris… Si un gobierno español actuara con inteligencia (ya se, ya se, una utopia) prometiendo respetar sus privilegios y ofreciendo ventajas por reintegrarse en España estoy seguro que le darian la espalda a los británicos, a la Commonwealth y a su Graciosa Majestad. Pero para eso es necesario una verdadera voluntad de hacer política con mayusculas asi que… podemos esperar sentados.

    Un saludo.

  6. El tema irremediablemente, como apunta Alejandro, al margen de las intenciones de GB pasa por lo que los políticos españoles puedan hacer, plantear y sugerir, y con el nivel que gastamos últimamente me parece a mi que mejor no hacer nada.

  7. Por mucho que los llanitos se opongan, si algún día el Reino Unido decide poner fin a su presencia en el Peñón, lo que les espera es entenderse con España, de una manera u otra. Es el precio que pagarán por ser una colonia. Y si no, que les pregunten a los residentes en Hong Kong, cuando en 1997, volvió a manos chinas. Eso sí, los británicos no tienen prisa por irse y no parece que le conflicto se solucione a medio plazo.

  8. Muy buena comparación Roger, pero la cuestión es que Francia integró el Rosellón y la Cerdaña como parte de su territorio. A todos los efectos es territorio francés, totalmente asimilado.

    Gibraltar es una colonia. Sus habitantes no son ciudadanos británicos, son solo un territorio de ultramar con status colonial y sometido.

    Los llanitos tienen un odio tan profundo por España como sería difícil describir. Por supuesto que todo viene de la cuestión económica, y no están ciegos: España no podría mantener la economía pirata de Gibraltar más que durante un tiempo. Primero y fundamentalmente porque mantenerla supondría un desvió monstruoso de capital hacía allí, y segundo porque nosotros si respetamos las directrices de la UE contra el blanqueo de capital.

    Por poner un ejemplo. Una vez el amigo de un amigo, policia, le preguntó a un Bobby gibraltareño cuando cobraba. El Bobby le dijo que vendría a cobrar casi 3.000 euros al mes. Un policia español cobraba entonces más o menos la mitad. Y en Gibraltar siempre sobra trabajo.

    Con esto está todo dicho respecto a la actitud que tienen y tendrán los llanitos. Otra cosa es que su cultura ( La de la mayoría)sea esencialmente española y andaluza, pero vamos, que no por eso van a aceptar de pasar del pleno empleo bien pagado al paro permanente.

  9. Ya sé que este es un tema delicado, igual que debe ser para los marroquíes (o para algunos, por lo menos) el tema de Ceuta y Melilla, que también ellos ven como colonias. A España le resulta inconcebible que Ceuta o Melilla no sean españolas. Sin embargo, Ceuta fue portuguesa durante un siglo, hasta que Portugal fue anexionada por Felipe II. Cuando volvió a ser independiente, Ceuta quedó en manos españolas. Una idea semejante deben tener los habitantes de Gibraltar. No creo que la identidad del pueblo de un lugar dependa exclusivamente de las prebendas económicas, porque en Gibraltar debe haber ricos y pobres como en todos lados, y si sólo hay que tomar en cuenta las ventajas o desventajas económicas, cualquier identidad nacional queda reducida al absurdo del librecambismo y no tiene en cuenta los sentimientos, las tradiciones, etcétera. Eso sí, determinada economía gibraltareña tiene agujeros negros, muy negros, de los que sacan partido unos cuantos y no solo en el peñón.
    Sin embargo, ¿qué mal hay en que Gibraltar siga así? Yo lo encuentro muy éxótico, muy Ancient Regime. Supongamos que la devuelven a España, ¿qué cambiaría en nuestra existencia? Nada.
    Por cierto, hay muchos habitantes de Gibraltar cuya cultura no es andaluza, sino que son malteses, portugueses o hindúes.No sé qué diferencia hay entre ciudadano británico y gibraltareño: John Galliano, diseñador británico, es gibraltareño (su madre era española), y no creo que nadie se lo tome en cuenta ni en Londres ni en París. Pero repito, posesiones “fuera de lugar” hay en todos los países y es normal que despierte nostalgias y reivindicaciones, ante las que los diplomáticos avezados tiemblan y que muchas veces se han utilizado para armar jaranas que luego no han tenido el más mínimo sentido. Seguro que los portugueses podrían encontrar alguna franja de terreno que les “pertenece” en Extremadura, o nosotros podríamos pedirle a Marruecos una parte de qué sé yo. Todo eso es mejor dejarlo como está. Son los pueblos lo que importa y no las fronteras. Yo vivo en Catalunya y me siento como en casa en el Roselló, pero no quiero que dejen de ser franceses, o esos franceses especiales. Un autor catalán del Roselló moderno, Daniel Besonzoff (ignoro si está publicado en castellano), trata estos temas.
    Otra cosa: Gibraltar ocupa un lugar estratégico para los nuevos cañones de la guerra moderna, las antenas de escucha del GCHQ británico, la NSA norteamericana y el CNI español. Desde allí se escucha a los “enemigos” de la OTAN.

    Saludos

  10. La cuestión es sobre todo de status dentro del propio país. La ONU intenta no entrar en cuestiones de límites, que siempre son muy complicadas ( Niza ) y se atiene a como considera un país sus territorios: Inglaterra tiene catalogada Gibraltar como “Overseas territory”, es decir, una dependencia directa de la corona cuyos habitantes son subditos, y no ciudadanos británicos. Respecto a lo de Jhon Galliano, los pasaportes gibraltareños están respaldados por el gobierno británico, pero incluyen, en letras bien gordas en la portada: OVERSEAS TERRITORY. Es muy importante este calificativo, ya que tienen derecho a protección consular y diplomática británica, pero con algunos matices que el Foreign Office puede determinar en cada caso.

    Respecto a la población gibraltareña, hay que decir que la comundiad hindú es minúscula, y que se reduce constantemente. La comunidad israelí, mucho mayor, es la única que tiene sus propias tradiciones, y la comunidad maltesa hace mucho tiempo que se convirtió en “llanita”.

    Lo que casi no hay es ingleses, apenas unos cuantos funcionarios y encagardos de negocios.

    La identidad “llanita”, en un territorio tan minúsculo, se ha forjado a lo largo del tiempo con una mímesis con lo gaditano. No hay que olvidar que los ingleses jamás han olvidado su status de colonizadores, y tienen una actitud bastante negativa hacía todo lo “local”.

  11. Urogallo, en realidad el título de dependencia de la corona lo tienen otros territorios: islas anglonormandas y Man.
    España no es el único país de la UE con una colonia dentro, vease el caso de Chipre.

    Leiva, te refieres a Olivenza. Sería lo mismo que el Rosellón.

  12. Por el mismo caso que Estambul no es una colonia turca, que Niza no es una colonia francesa y que Alsacia y Lorena no son clonias francesas, porque la propia Inglaterra y su gobierno califican a Gibraltar como un territorio colonial, donde el mandato británico debe terminar en el futuro. ( Eso sí, en su opinión ese “fin” debe incluir la autodeterminación de los gibraltareños y el establecimiento de una nación soberana)

    Ceuta y Melilla no tienen un “Gobernador” por ejemplo.

    El status colonial de Gibraltar está establecido por Gran Bretaña. Sus habitantes no son ciudadanos británicos. En Ceuta y Melilla, sus habitantes si son ciudadanos españoles, eligen diputados al congreso, y tienen igualdad de derechos con el resto de la ciudadanía.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Governor_of_Gibraltar

  13. No, quizás no me he explicado bien. No me refiero al “estatuto” de un lugar o de las personas que habitan en él. Tal cosa debe ser definida a priori y por tanto, ya está ahí cuando la aceptamos o la rechazamos. El estatuto colonial de Gibraltar funciona perfectamente para Gran Bretaña y mal para España. Por tanto el estatuto no es una verdad tajante, está expuesta a interpretaciones, las cuales no se apoyan en nada más que el deseo de retener o recuperar el lugar. En política las palabras no valen nada, tan solo la voluntad que pueda movilizarse en torno a ellas (y esto, que Hegel me perdone, suena fascista, pero es la verdad). Las entidades políticas son inventos que los habitantes de esta entidad política se creen. Yo no soy español, yo creo que soy español. Igual vale para Marruecos o Beluchistán. Esto se complementa con la tradición, la enseñanza, el cariño que se le pueda tener a una tierra, etcétera. Son cuestiones culturales. Tampoco me refiero al estatuto que tengas los que viven en Gibraltar o en Ceuta. Un estatuto es también un invento político. Pongamos por ejemplo el Estatut de Catalunya y su polémica. Hay personas que consideran que los derechos que se derivan del Estatut que se reformó ya son suficientes. Con el mismo documento en la mano, los hay que quieren más derechos. Por tanto, la verdad que unos y otros encuentran está fuera del documento (lo que de paso dice mucho sobre la supuesta verdad encerrada en un documento). Resumiendo: si el rey de Marruecos se encuentra alguna vez en problemas y moviliza a su población para exigirle a España que devuelva Ceuta y Melilla no leerá la constitución española, sino la historia de Marruecos, en la que hay suficientes argumentos (es decir, construcciones ideológicas) para reclamar Ceuta y Melilla. Y finalmente si, por una desgraciada confluencia de acontecimientos, España tuviera que luchar por conservar esos dos territorios, nuestro aparato de propaganda no hablaría de la Constitución, sino de vaya usted a saber si el Cid, don Pelayo o lo que sea, porque la Constitución como argumento bélico-patriótico no da para mucho. Por eso digo que es mejor dejarlo todo como está, a riesgo de hacer el ridículo o algo peor.

    Saludos

  14. El estatuto colonial de Gibraltar lo determinó Gran Bretaña. No estamos discutiéndo si es bueno o malo, o la actitud de España ( Muy tibia). Estamos exponiéndo que la propia Inglaterra JAMÁS ha puesto en duda ante la ONU el status colonial de Gibraltar. Lo que discute es que sea España la nación colonizada. En opinión de los ingleses la nación colonizada es la propia Gibraltar, algo que va en contra de todas las leyes y del sentido común, ya que esa entidad política ha sido creada por Inglaterra sobre el territorio español. En resumen: No se puede colonizar algo que no existe. Lo que existía era España.

    En la historía de Marruecos no existe ningún fundamento para sostener la posesión de Ceuta y Melilla, puesto que el reino de Marruecos es una construcción colonial que ni sus propios integrantes reconocen ( Los rifeños optaron en su día, tras la independencia, por la República del Rif).

    Pero en realidad el argumento que aportas no es un argumento legal, es un argumento fáctico. Por lo mismo podrías decir que mañána Marruecos podría ocupar todo el sur de España, o Portugal ocupar España, e Italia Francia.

    Lo factico no es lo legal. La tradición diplomatica que representa la ONU es la que es. Si consideras ridícula a la ONU o la resolución pacífica de los conflictos en base a unas normas internacionalmente aceptadas ( Creadas por la propia Gran Bretaña que ahora las incumple, ya que España solo pudo aceptar en bloque el ordenamiento de la ONU cuando ingresó)

    Gibraltar no es un caso distinto del Tibet o del Sahara español: Una potencia invasora ocupa un territorio, e impone una población foránea que se convierte en mayoría, y entonces apela a un referendum donde la mayoría de sus subditos le asegurará el triunfo.

    La fuerza no es razón, ni derecho.

    No hay nada ridículo en la ley y en la defensa de lo que es legitimamente propio.

    Pero si quieres conocer la opinión de Gran Bretaña sobre esto, y reconocer que sí, que Inglaterra solo respeta la fuerza y el interés propio, le cedo la palabra al ministro de exteriores británico que firmó la cesión de Hong-Kong a China:

    “Sr Ministro. Si ya hemos cedido Hong-Kong a una dictadura como China, abandonando a sus habitantes; ¿Cederá también Gibraltar a España, que es una democracia y que respetará los derechos de sus habitantes?”

    “Le devolveremos Gibraltar a España cuando España sea como China”.

    Poco más que discutir.

  15. Y tanto que hay cosas que discutir…

    En primer lugar, no sé de dónde sacas que me río del derecho o de la razón o de la ley. Quizás el tono un poco irónico te ha inducido a ello, pues lo lamento. Ya me gustaría a mí que las leyes o las resoluciones tuvieran un efecto en lo que hacen las personas, pero no es así. A eso se reducía mi anterior intervención, de hecho, a intentar explicar algo que es evidente: que las leyes y las ideas se hacen para darle una pátina de legalidad a los intereses de un colectivo. Que muchas de esas ideas o leyes sean buenas no quita que su origen esté ahí. Las leyes son humanas, no divinas.

    El ejemplo de Iraq es ilustrativo. ¿Por qué se invadió Iraq? Porque los iraquíes compraron barritas de aluminio en Nigeria. Eso fue lo que dijeron antes de pasar al ataque los así llamados Aliados (entre los cuales, por cierto, estaban dos de los países que se disputan Gibraltar, si no recuerdo mal). Todo el mundo sabía que no había armas de destrucción masiva en Iraq. De lo contrario no hubieran atacado jamás a Saddam. También hay que recordar que fueron las resoluciones de la ONU las que sirvieron para reducir mediante un severo bloqueo a Iraq antes de la invasión. No soy yo quien me río de la ONU, sino la ONU misma.

    En segundo lugar, como bien indicas, los argumentos que aporto son todos de carácter fáctico. Pero quizás sería mejor decir que yo no aporto ningún argumento, porque no estoy ni a favor ni en contra de que Gibraltar sea española, inglesa, colonia, protectorado o lo que sea. E igual con Ceuta, Olivenza o Hong-Kong.
    No hay que olvidar, sin embargo, que los argumentos normativos (los que son opuestos a fácticos) son sólo otro tipo de convención, puesto que, como ya dije antes, las leyes son humanas, no divinas; pueden cambiarse, modificarse, eliminarse y alterarse según el provecho de una sociedad. Los británicos retuercen la ley para no entregar Gibraltar a España, mientras que España reclama Gibraltar, a eso se reduce todo. Cuando Inglaterra arrebató el peñón a España la ley internacional era otra muy distinta a la actual, en todo caso conquistaron el peñón con cañones, no con leyes, y cuando España intentó reconquistarla, Cadalso no dice que les lanzáramos el tratado de Utrecht, sino balas de cañón. Nosotros decimos. Gibraltar es de España. Los ingleses dicen, Gibraltar es colonia, etcétera.
    Dices que la actitud del gobierno español ha sido siempre tibia. ¿Qué medidas propones para obligar a los británicos a que nos entreguen Gibraltar?

    Saludos

  16. Leiva yo no he pretendido decir eso. Solo he dicho que si asumimos los planteamientos fácticos excluimos directamente las cuestiones legales y abrimos el campo al “todo está permitido”. Si todo está permitido, y lo único que importa en esta situacion es si España puede o no puede declararle la guerra a Inglaterra, no tiene sentido el debate ni la ONU, que con todos los errores que tenga es lo que existe en el mundo en que vivimos, y si tiene su espacio y su margen de maniobra.

    Mis disculpas si te he inducido a creer otra cosa.

    En cuanto al planteamiento objetivo de la cuestión tienes que reconocer que las cosas ya han superado muy, mucho, como comenta JF en la reseña lo que afecta a la relación entre dos naciones. La UE se queja de vez en cuando de los problemas que plantea Gibraltar ( Sobre todo de su economia pirata de blanqueo de capitales y de evasión fiscal) y no se hace nada.Absolutamente nada. Gibraltar vive en un limbo donde se declara parte de la UE pero no aplica ninguna directiva de la misma…Ingresó en la UE como “Territorio Europeo de cuyas relaciones exteriores el Reino Unido es responsable” es decir, ingresó como nada: Ni como nación ni como parte de otra. Una anomalía permitida por la capacidad del Reino Unido de imponer sus opiniones en la UE en aquel momento histórico ( 1973). El ingreso ha sido, hasta la fecha, teórico: La UE, sabiéndo que Gibraltar va a desoirlos, no hace nada por tratar de que cumpla sus mandatos.

    Las anomalías que esto crea, son brutales. Los gibraltareños votan a un parlamento europeo ( pero como parte de un distrito de Inglaterra) cuyas disposiciones no cumplen. Por lo mismo, desde 1982 Inglaterra ha declarado que todos los gibraltareños tienen la condición de ciudadanos de la UE ( pero no todos la tienen de ciudadanos de Inglaterra), declaración que la UE ni ha confirmado ni desmentido.

    Aquí no se trata de “recuperar” Gibraltar, sino de plantear una serie de medidas legales y de derecho internacional, actual, que rige hoy en día, y que no tiene nada que ver con cañones ni con conquistas:

    1- El Aeropuerto. Que España permite que funcione contra la normativa internacional y que está edificado sobre un territorio que no se contemplaba en el tratado original y que no tiene amparo legal más allá de la usurpación británica.

    2- El contrabando. El otro día salía el dueño de un kiosko en Gibraltar que reconocía que cada día vendía 10 cajas de tabaco…Que se van directamente a España en perjuicio de nuestra economía.

    3- Las empresas fantasma. Gibraltar tiene radicadas en su territorio 50.000 empresas que emplean esa ubicación para evadir impuestos. Esto es una cuestion en la que España y la UE están actuando como convidados de piedra.

    Ninguna de estas medidas va contra la soberania británica sobre Gibraltar ni afecta en lo más mínimo a su territorio, y no obstante no se toman por temor a las represalias británicas.

    Resulta evidente que si España no se atreve a reclamar su soberania sobre su propio territorio es absurdo que emprenda medida alguna para reclamarla sobre un territorio ocupado por una potencia extranjera.

    La actuacion de la UE va por el mismo lado: Esconder la cabeza y actuar como si esta situación no existiese.

  17. Ni siquiera conquistarón el Peñón (mole, promontorio y todo lo demás que fue añadiendose con el tiempo hasta llegar al aeropuerto, aunque ahora quieren más…) lo que tomaron, que por la Paz de Utrecht (1713), y que Felipe V se vio obligado a ceder a Inglaterra fue: “La ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortaleza”. Pero que no se olvide: “La propiedad se cede sin jurisdicción alguna territorial y sin comunicación alguna abierta”, además, que tampoco se olvide: se prohibía “la introducción fraudulenta de mercancías” o sea contrabando puro u duro. Bueno, lo que se tomó de acuerdo al Tratado y lo que llegó a ser y ha llegado a ser la colonia a consta de incumplir, pisotera, machacar, piratear y demás al Tratado los hijos de la Gran Bretaña es otra cosa bién distinta.
    Se ha comentado o apuntado sobre la población del Peñón, bien en cuanto a ello tengo que decir que la población es una mezcla de: malteses, chipriotas, balcánicos, portugueses, genoveses, paquistaníes, indios, marroquies, ingleses, españoles y judios de la Barbería.
    Para esta gente el Reino Unido es “su madre patria” y España es “su enemiga”. O sea: “British we are, British we stay. Siempre con la Gran Bretaña, nunca con España ¿para que cambiar si se encuentran a gusto?: puerto franco, paraíso fiscal, sistema educativo envidiable, alto nivel de vida en la Metrópoli, etc.; pero todo ello a costa de quién: España. ¡Ah! eso es otra cosa ¡ehh!

    Permitirme una pequeña licencia:
    “España paga la obra, OBRÓN… la UE tocando el violón, la ONU el Trombón, GB dirigiendo el orquestón y EE.UU. aplaudiendo el OBRÓN de su prima la del PEÑÓN” (rima) jejeje.
    El humor que no falte después de todo.

    Así, como comentaba a Urogallo, llegará a ser: La última colonia del mundo.

    Saludos.

  18. Los habitantes de Hong Kong seguro que preferían ser británicos a chinos, y los de Macao portugueses a chinos, y así sucesivamente, si Gibraltar no es devuelta a España es porque no somos una potencia como China. Realpolitik y nada más.

  19. La verdad, el asunto gibraltareño es vergonzoso: de acuerdo que su devolución hoy mismo no supondría un giro copernicano en nuestras vidas, pero se trata de un abuso y de una injusticia histórica; además el hipócrita eufemismo “paraíso fiscal” podría sustituirse por el disfemismo “cueva de ladrones” que es una de las razones de ser de esa colonia, si dejamos a un lado las cuestiones estratégicas y geopolíticas que se comentan.
    Gracias, JF por traernos un ensayo de este brillante novelista naval.

  20. Una cuestión muy fastidiada la de Macao…Pero más todavía la de Hong-Kong donde la hipocresía británica brilló con todo su esplendor. No se trató solo de ceder Hong-Kong a una dictadura, es que Inglaterra se escudó en un argumento falso, como era aquello del arrendamiento por 99 años. Lo que había que ceder tras 99 años eran los nuevos territorios, el corazón de Hong-Kong se había cedido como territorio británico a perpetuidad…Algo que la Tatcher y Gran Bretaña prefirieron olvidar y vender la moto al mundo de que se iban porque no les renovaban el alquiler…

  21. Lo de Macao estaba cantado desde que en los 60 reconocieran la soberanía China, sólo había que China decidiera aplicarla. En ese sentido dependía de de lo que pasara con Hong-Kong.

  22. Más bien creo que dependía de la ocupación por Nehru de la India Portuguesa. Después de eso solo podían esperar una transición elegante.

  23. Si no fueramos mas papistas que el Papa, otro gallo nos cantaria.
    Me refiero a que España, es una tierra codiciada por todo el mundo historicamente y a la que la historia le ha demostrado que cualquier equivocación o paso en falso le ha costado parte de su integridad territorial. Sus ciudadanos, somos tan buenos chicos y tan dicharacheros que queremos dar lecciones de urbanidad, ecologismo, pacifismo, tolerancia etc etc al resto de paises de nuestro entorno.
    No mal interpreteis mis palabras, no quiero decir que ten gamos qbelicos, agresores ambientales, e intolerantes, solo quiero decir que no lo seamos en la medida que nuestros intereses nacionales y de ciudadanos nos lo permitan.
    España es un territorio rodeado de potencias nucleares, ello conlleva que si en cualquier de los paises con arma nuclear estalla un conflicto de ese tipo o hay un accidente casual, recibiremos tanta o mas contaminacion que ellos. Por lo quees un absurdo renunciar por nuestra parte unilateralmente a ese tipo de arma defensiva y disuasoria.
    Creeis de verdad que UK hubiera devuelto la colonia de Hon kon a los chinos si la fuerza militar de los mismos no hubiera sido abrumadora y con poderio nuclear? la respuesta es NO. Esa pequeña diferencia hace que Malvinas continue en manos inglesas igual que Gibraltar.
    Quisiera explicarme bien, no hablo de guerrear ni tan solo de amenazar a UK con arma nuclear, pero al ciento por ciento es segurisimo que si nuestro pais estuviera dotado de ese tipo de armamento DISAUSORIO, como pudieran ser tan solo pequeñas ojivas tacticas, de guerra quirurjica, por supuesto que tanto Francia, UK y los mismos EEUU nos mirarian con otros ojos. Por que como os digo, el hecho de firmar un tratado de no prliferacion y respetarlo nos lleva donde nos lleva, cuando ni Francia ni UK ni Israel, ni FR, ni China,ni Pakistan, ni India, ni Corea del Norte y en breve Iran respetan nada que no sea su seguridad nacional e intereses nacionales. Ademas, eñ hecho de ser tan buenos ecologistas ( que risa me da) y renunciar a las nucleares ( las armas de defensa) no nos exime de que cualquiera de los mencionados nos arrasen y contaminen de por vida.
    Es una reflexion, por que la historia da muchas lecciones, pero siempre prevalee la fuerza que se tiene para imponerse a algo, eso es irrefutable, asi que mientras no podamos tutear militarmente a UK, por muy aliados que seamos, no hay nada que hacer con la humillacion a la que nos somenten como si nos gustase que nos sodomizaran deliberadamente. Seguro que muchos pensareis que soy un belicista y nada mas lejos de la realidad, os lo prometo, pero si hablamos de honor, humillacion, vejacion, y falta de respeto de una nacion a otra, LO QUE OS HE DICHO ES LO QUE HAY DE VERDAD.
    Salu2

  24. Ahora (según las noticias actuales) estos hijos de la Gran Bretaña de nuevo con su retahila de despropositos e incumplimientos del Tratado de Utrecht: quieren las AGUAS para ellos… pobrecitos ellos, pues llevan más de trescientos años si ser dueños de los mares de Gibraltar, a pesar de que fueron dueños de los mares del mundo por unos 150 años hasta que el II Reich alemán le enseñó una lección en la Gran Guerra, sobre todo con el arma submarina y más tarde los EE.UU. (sus primos) les dieron la patada arrebatándoles el poder en el mar. ¡Que injusticia! tantos años y no tienen el mar del Peñón… Si no fuera por lo patético del tema habría que hacer algo por estos chicos anglosajones que quieren de nuevo el Mar…

    Saludos.

  25. Hola soy Javier Monteagudo Soriano y me ha gustado mucho tu reseña. Me gustaría leerlo, me lo podrías dejar o decirme un lugar donde lo pueda descargar para e-book o si está a la venta para comprarlo. Un saludo.

  26. Muchas gracias por el comentario. Para descargarlo en e-book creo que va ha ser imposible… Si fuera posible bienvenido sea. Igual tienes suerte y lo encuentras de segunda mano o incluso nuevo. Ponte en contacto con la Editorial Âglaya de Cartagena igual tienes suerte… En Internet tienes opciones de encontrar y hacerte con el libro.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *