Furia en la Sangre, Sthephen Leather

 

“Ah, y dile que sacrificaré un cerdo y que lo empaparé con su sangre antes de enterrarlo en el desierto con el cadáver del bicho encima.Por lo que tengo entendido, eso supone que nunca entrará en el cielo” (Richard Yokely)

Irak en la Actualidad.

Geordie Mitchell, antiguo miembre del SAS,y que se gana la vida como mercenario a sueldo vigilando un oleoducto en Irak, es secuestrado por los Santos Mártires del Islam, un nueva rama de Al-Qaeda que tiene como modus operandi amenazar a los gobiernos en decapitar al secuestrado si en 14 días no han retirado sus tropas de territorio iraqui.

Los amigos y antiguos compañeros de Mitchell en el SAS no se van a quedar de brazos cruzados, y van a preparar un rescate, al margen de la ley, que contará como principal “actor” con Dan “Spider” Shepherd, el protagonista de la novela, un exmiembro del SAS, y que trabaja en la actualidad como polícia infiltrado en la ACGCO.

La sensación que te deja Furia en la Sangre, es la misma que cuando una noche de viernes, cansado de la dura semana de trabajo, decides desconectar de todo con una pelicula de acción, que te haga pensar lo justo pero que te entretenga al máximo.

Pero Furia en la Sangre, tiene varias cosas que la sitúan algo por encima de la novela comercial. Que el protagonista, Dan “Spider” Shepherd, sea un superpoli infiltrado, antiguo miembro del SAS, padre viudo ejemplar, con una moral inquebrantable, se compensa con un par de secundarios mucho más interesantes que el propio protagonista. En el bando norteamericano un auténtica “arma de destrucción masiva”, Richard Yokely, un hombre que solo responde ante el presidente, y de él  se sabe el haber pertenecido a grupos ultrasecretos como el SOB, Special Operation Brigade o más conocidos como Son Of a Bitch (los hijos de puta), o el Zorro Gris, un escuadrón dedicado a asesinar presidentes. Para este auténtico “dinosaurio”, moral y ley son palabras que desterró  de su mente hace años. Por el bando iraqui nos encontramos con un cazador (de personas) de nombre Qannaas, El Francotirador, un exsoldado de la Guardia Republicana de Hussein, un buen musulmán que cumple con sus rezos cinco veces al día, y que tiene como principal actividad asesinar a diario a alguno de los infieles que han invadido su país. Para ello cuenta con un Dragunov SVD Sniper de 7,62 milímetros.

El Dragunov me lleva a comentaros el otro punto fuerte de la novela. Leather hace gala de un conocimiento exhaustivo de las armas de fuego. Por la novela desfilan pistolas Glock, ametralladoras Ingram, Franchi PA3, MAC-10, Ak-47, M16…que Leather las “presenta” con todo lujo de detalles.

Una muy buena novela al estilo de las de Tom Clancy, que tiene además el acierto de cerrar con un final magistral.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788489367777
Nº Edición:1ª, Umbriel
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA

7 pensamientos en “Furia en la Sangre, Sthephen Leather

  1. Buena reseña Xavi. Esta lectura viene un poco al hilo de la que reseñé la semana pasada, lectura un poco “veraniega” para romper un poco con lo habitual. No tenía conociemiento de esta novela, de hecho es que ni me suena la editorial Umbriel.

  2. No hay mucha bibliografía sobre las actuales guerras en castellano, sin embargo, si se navega un poco por las editoriales del sector en otros idiomas veremos que existen bastantes libros sobre Irak y Afganistán, tanto novelas como ensayos de veteranos, al estilo “Soldados a caballo”.

  3. De Sthephen Leather os puedo comentar que ha escrito varias novelas del mismo tipo y con el mismo protagonista, Dan “Spider” Sheperd. El Terrorista y EL Infiltrado hay muy buenos comentarios en la red, la dejan mucho mejor de la que aqui os reseño. Bueno Soldados a Caballo esta en otro nivel. Soldados a Caballo estas leyendo acciones militares increíbles que sucedieron realmente. Furia en la Sangre es puro divertimento con unos secundarios de lujo.

    Gracias por los comentarios chicos!!!

  4. Estas novelas son las que no sabemos escribir en España. O sea, si escribimos novelillas de entretenimiento, pero sin pretenderlo. Todos los autores se copian unos a otros buscándo un reconocimiento que no llega y creyéndo que están escribiéndo una obra maestra.

    Y mientras tanto los anglos se forran escribiéndo novelas que se pueden leer para entretenerse, sin pretensiones, pero sin pedanterias.

  5. Eso parece, yo tengo la misma percepción que Urogallo, puede que esté equivocado pero eso es lo que parece. Yo tampoco conocía este libro, ni la editorial.

  6. Y esa es la gran diferencia Uro, Sthephen Leather no denota más pretensiones que el de entretener con sus novelas,en ningun momento “tira” de poesía, ni de erudición para demostrar que es el mejor, simplemente entretiene. Como tu bien dices, en este país o eres el próximo Pérez-Reverte o no eres nadie. Creo que hay una excepción , para mi agradable, que es la apuesta de Delibrum Tremens (no soy familiar, ni cobro comisión), autores como Pertejo-Barrena, Roa, Pintada…escriben novelas muy muy entretenidas, con rigor, pero sin prepotencia de querer ser los futuros Nobeles de Literatura.

  7. También hay que tener en cuenta que el tema del precio nos impide tener literatura de “leer y tirar”. Yo siempre alucino con los yankees y los british, que sacan las novedades editoriales en lujo y en bolsillo, para que todo el mundo se la pueda comprar.

    Aparte de que, increiblemente, allí resulta que los libros son más baratos…a pesar de que su nivel de vida es muy superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *