Farenheit 451, Ray Bradbury

“Los libros sólo eran un receptáculo…la magia sólo está en lo que dicen…” (Faber, Ray Bradbury)

No leas, no pienses, no escribas ,no opines…es el futuro, las palabras, las frases, las hojas que componen los libros están prohibidas, las ideas han de ser destruidas con el fuego que proporcionan las unidades de bomberos en salvajes hogueras purificadoras sin límites ni condicionantes, porque esa es la prioridad, que ningún libro, que ninguna idea se introduzca en la mente de los seres humanos y así poder controlar dócilmente a las masas, y para ello los bomberos tienen autoridad máxima para quemar cada hoja de cada libro, cada rincón de cada casa, cada poro del ser humano poseedor de esa arma tan peligrosa: el libro.
Abro el libro de Fahrenheit 451, edición actualizada, y leo en un suspiro uno de los mejores prefacios que he leído en mi vida. Escrito por Bradbury cuarenta años después, en 1993 ,nos detalla el proceso de creación de Fharenheit 451 y sus sensaciones más profundas de como fue atrapado por una historia que surgió de su mente y que cobró vida propia, hasta el punto que Bradbury siente que “yo no escribí Fahrenheit 451, él me escribió a mi”. En este memorable prefacio su autor también reconoce que “yo soy un escritor apasionado, no intelectual, lo que quiere decir que mis personajes tienen que adelantarse a mi para vivir la historia”.

Bradbury crea dos personajes monumentales. Guy Montag, personaje principal, ese soldado/bombero que abre los ojos y empieza a preguntarse el porqué cuando una noche ve arder bajo el fuego de su unidad a una mujer que prefiere ser quemada con sus libros, sus ideas.Y, personalmente, el malo que “enamora”, el actor secundario que le roba todo el protagonismo al principal, el jefe de bomberos Beatty, ese semidiós que juega a quemar libros que antes ya ha leído, y que quemará cualquier libro que se le ponga por delante y no descansará hasta que no quede ni uno sobre la faz de la Tierra, quizás porque en su dia esos libros despertaron en él sentimientos contradictorios a todo lo que le habían enseñado, y es quizás, y solo quizás Beatty sólo tenga un único motivo para odiar en extremo los libros: miedo.

Obra maestra de Bradbury, libro que te obliga a estar atento en cada página, en cada frase, casi en cada palabra, al que hay que volver a él en posteriores relecturas para exprimirlo al máximo, y en el que su autor a través del , ya comentado, Beatty, nos sugiere un futuro mucho más espeluznante en el que no hay fuego, ni bomberos armados con mangueras incendiarias, ni prohibiciones, ni controles…un futuro en el que “no hace falta quemar libros si el mundo se llena de gente que no lee, que no aprende, que no sabe.”

  • Tapa blanda: 176 páginas
  • Editor: DEBOLSILLO; Edición: 001 (23 de diciembre de 2003)
  • Colección: Contemporanea (debolsillo)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8497930053
  • ISBN-13: 978-8497930055

L.S.V.

7 pensamientos en “Farenheit 451, Ray Bradbury

  1. Me he quedado de piedra al encontrar esta pedazo de obra aquí.

    Muy recomendable tanto la novela como la película de Truffaut, la cual es un poco más optimista.

    Sin duda, el mundo en el que escribió Bradbury no se parece en nada al nuestro. Entonces leer era peligroso por que te hacía pensar. Ahora hay más libros que nunca y la gente ni piensa ni lee.

  2. Juas cuanta razón tienes Javier, con más libros editados cada año que habitantes y como dices, la gente ni lee ni piensa, o al menos, piensa en otras cosas que no sean leer.

  3. Bradbury,al escribir esta novela, auguró un futuro tétrico, de pensamiento lineal y uniforme, donde tener opinión propia, era peligroso para el poder establecido, de ahí lo de eliminar los libros. Estaba mejor visto, ver la televisión y así adormecer las conciencias. Viendo el panorama que nos rodea, “Farenheit 451” será una novela profética….

    Merece la pena leerla, sin duda alguna.

    Saludos

  4. Como dice Javier hay más libros que nunca,quizás Bradbury se equivoco en la forma pero no en el fondo…

    Javi ha creado una nueva sección,literatura general,espero ver muchas reseñas vuestras de los clásicos que os han marcado.

    Saludos.

  5. Buena reseña,sí, señor, de una obra poco conocida o reconocida. Descaradamente parece que apunta al pensamiento único, a una única corriente político-económica, a una lengua única… sí, sería muy triste, aburrido y empobrecedor. Quizás la gente vaya espabilando con las estrecheces actuales. La esperanza es lo último que se pierde.
    Gracias, Xavi.

  6. Tengo este libro en la lista desde hace mucho tiempo; también la película, que una vez comencé a ver pero no pude acabar. Esta reseña me ha convencido definitivamente para no demorar mucho más su lectura.

    Muy de acuerdo también con los comentarios anteriores. Malos tiempos para los libros… y no porque no haya. Parece que definitivamente el libro es visto por la masa como algo aburrido, accesorio, prescindible. Así nos va.

Responder a Xavi www.lorenzosanchezvidal.com Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *