El sitio de Baler, General Saturnino Martín Cerezo

La historia de los últimos de Filipinas relatada por su más destacado protagonista

Conocí este libro gracias a la maravillosa serie de TVE “El Ministerio del Tiempo”, en uno de cuyos episodios el protagonista, Julián, viaja en el espacio y en el tiempo a Filipinas 1898 para ayudar como sanitario. En ese momento me lo puse como objetivo y al poco tiempo lo tuve en mis manos. A continuación, y saltándose varios puestos en la pila de lectura, empecé a leerlo.

La hazaña de los últimos de Filipinas es conocida superficialmente por todo el mundo pero casi nadie la conoce con un mínimo de profundidad, y creo que el tema merece mucho más interés. Un libro escrito por uno de los protagonistas, un oficial imbuido por un gran espíritu heroico y marcial, encerrado dentro de aquella iglesia y con un punto de vista muy limitado no es la mejor forma de comprender con amplitud un enfrentamiento como este… pero sí que resulta muy entretenido y de un patriotismo bastante contagioso.

El autor es el entonces teniente Saturnino Martín Cerezo, un militar de vocación que se presentó voluntario para Filipinas y que tuvo la desgracia, o la suerte, de estar en el momento justo y en el lugar indicado, cuando el pequeño destacamento se vio rodeado y tuvo que refugiarse en la iglesia de Baler cuando resurgió la revuelta y ante la gran superioridad numérica del enemigo. Al fallecer el capitán, él quedó al mando y suya fue la responsabilidad de mantener la resistencia en sus momentos más dramáticos.

El libro cuenta cronológicamente y siempre desde el punto de vista del interior de la Iglesia, todo lo acontecido en aquel durísimo año que se alargó el sitio. El hambre, las enfermedades, la humedad, la desesperación, el desánimo,… son constantes en la narración, pero también el ingenio de hombres y oficiales para agenciarse alimento, para desbaratar los planes enemigos, para mantener la moral alta. La narración transmite muy bien la angustiosa situación del destacamento, meritorio para tratarse de un militar con escasa formación académica. El teniente, un hombre duro, inflexible, patriótico y con un gran sentido del honor, mantuvo al mínimo las deserciones gracias a su gran personalidad y dotes de mando.

Los capítulos abarcan periodos de tiempo que pueden durar pocos días a varias semanas, comenzando con una breve descripción de la situación previa política y militar de Filipinas, continuando con los primeros enfrentamientos hasta que tienen que encerrarse en la iglesia, todo lo largo del sitio, los planes de romper el cerco, la impactante noticia del fin de la guerra, la difícil marcha a través de la jungla hasta Manila… y por último la llegada de los supervivientes a Barcelona y su posterior homenaje.

Una obra entretenidísima más por lo interesante del acontecimiento relatado que por brillantez literaria, pero hay que tener en cuenta que no es muy acorde a estos tiempos en los que el espíritu patriótico (que está presente de continuo en la narración) está tan devaluado.

Autor/es: Martín Cerezo, Saturnino
Fecha publicación: 2000
ISBN: 978-84-7823-753-1
NIPO (en papel): 076-00-059-8

11 pensamientos en “El sitio de Baler, General Saturnino Martín Cerezo

  1. Yo lo conozco desde 1989 cuando entré en la Universidad, viejo soy… Esta obra junto con la recién publicada del fraile Félix Minaya(nunca editada hasta ahora)por la editorial Espuela de Plata y la nueva obra completa “Los últimos de Filipinas” de la editorial Actas de Miguel Leiva y Miguel Ángel López son las tres obras fundamentales e indispensables sobre el sitio de Baler. La última es el estudio más completo, documentado y profundo que se ha hecho hasta la fecha, muy ameno de leer y excelentemente ilustrado con mapas, fotos y detalles procedentes de las familias de los implicados. Es una historia que debe conocerse por todos los españoles e incluso los filipinos, creo yo.

  2. Te cuento Teiter sobre la película. Mi punto de vista y opinión subjetivos por supuesto. Como película sin más está bien: muy buena fotografía, escenas realistas, buenos actores en general y bien rodada pienso yo. Como película histórica no me acaba de convencer del todo. Trata de ser una película antibelicista y aprovecha de paso para meter un mensaje anti-imperio español gratuito que tira por tierra, por no hacer, no hace ni siquiera mención a ello, a cuatro siglos de culturización, evangelización, construcción y desarrollo.
    Aparece un fraile “fumeta” que a falta de porros se hace unas pipas de opio con el “coleguita” soldado (debe ser la nota humorística para meter al Karra Elejalde por medio). Hay un personaje que se supone es el “malo” (Javier Gutiérrez) y que precisamente es el más interesado en la defensa del puesto (la tarea que se supone que es la que tenían encomendada). Los que pretenden desertar o convertirse en traidores son justificados y más bien parecen los héroes del sitio. Entiendo que el mérito estuvo en los que protagonizaron la resistencia y sufrieron lo indecible, no en los que no aguantaron, fuesen cuales fuesen los motivos de unos y de otros.

  3. Como descripción de los hechos históricos puede ser pasable. Faltan cosas que no aparecen pero también ocurría en la de 1945. No se puede meter todo. Describe bien el ambiente en general por lo que se trasluce de los relatos del sitio de Martín Cerezo y de fray Félix. Lo que la pierde es una cierta manipulación ideológica que creo que sobraba. De todas las maneras te recomiendo verla. Es historia de España; y luego siempre tienes los libros para ampliar y completar y tener una visión más realista.

  4. La verdad es que no sé para qué hacen estas pelis, si sienten desprecio por todo lo que están contando. Mejor que trataran otros temas que demostraran su punto de vista sobre la guerra, el patriotismo, la idea de la colonización, etc, que son muy respetables, pero que no eran compartidas por la gente de aquella época. Un modelo de película de este tipo es “La misión”. Los soldados, qué duda cabe, estarían desesperados de servir en aquellas tierras, y a nadie le hace gracia morir, ni por España ni por Suecia. Lo que falta en el cine histórico español es el talento para mirar las cosas desde la perspectiva de la época que se está narrando, no como si todas las guerras fueran la de las protestas de Vietnam. Los británicos tienen una mirada más cuidada en ese sentido, aunque me temo, por lo que he visto, que Christopher Nolan nos va a regalar una porquería infumable con su “Dunkirk”, que se estrenará el año que viene.

  5. A mi me da la misma impresión. He visto el trailer oficial y alguna otra secuencia y me da que Dunkirk va a ser de todo menos una película histórica. De todas formas habrá que esperar y de Hollywood se puede uno esperar cualquier cosa, mientras aquí seguimos con los mismos traumas.

  6. Historicus, muchas gracias por la recomendación del libro de Leiva y López de la Asunción. La mejor compra que he realizado en años. Aparte del curro que se ve que tiene por debajo, viene acompañado de muchísima documentación gráfica, fotografías, croquis, planos, etc. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *